junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en el Día de la Bandera, en Rosario (2007)

DISCURSO EN EL DIA DE LA BANDERA, EN LA CIUDAD DE ROSARIO
Néstor Kirchner
[20 de Junio de 2007]

Señor gobernador de esta querida y amada provincia de Santa Fe; señores gobernadores presentes; señor Vicepresidente; señor intendente de Rosario, querida ciudad que siempre nos recibió con los brazos abiertos, aún en los momentos más difíciles y aún sin conocerme.
Nunca voy a olvidar cuando en el año 2002 vine a esta querida ciudad de Rosario, se me acercaban vecinos y vecinas que apenas me conocían y me decían: luche por la Argentina, pelee por la Argentina, crea en los argentinos. Les puedo asegurar que era una fuerza espiritual en un momento muy difícil de la patria que resulta imborrable. Por eso mi profundo agradecimiento a Santa Fe, señor Gobernador, y mi profundo agradecimiento a todo el pueblo de Rosario por el afecto, el cariño, la lealtad y el acompañamiento permanente que hemos tenido.
Hemos trabajado codo a codo con el señor Gobernador de la provincia, amigo de toda la vida, y también codo a codo con quien tuve el honor de conocer en la función, su señor Intendente, no pensando en parcelas partidarias sino pensando en la patria, en Rosario y en la provincia de Santa Fe.
Creo que hemos dado un ejemplo de responsabilidad democrática y también de no egoísmo. No aplicamos ni el clientelismo ni el a ver quien se lleva esta voluntad para acá o para allá, el objetivo en el caso de Rosario era recuperar nuevamente la potencialidad de Rosario, una de las mejores y más potentes ciudades de la Argentina, que gracias a Dios poco a poco se va recuperando y uno con alegría lo va viendo con la satisfacción del esfuerzo de los rosarinos.
Por eso quería estar hoy compartiendo con ustedes los anuncios que venimos haciendo y las obras que venimos realizando, las obras tan importantes como la Circunvalar, que ya ha llegado el préstamo para llevar adelante su licitación y estamos en los últimos tramos. Quería estar aquí para también avanzar en la negociación definitiva de la hidrovía que va a permitir potenciar todos los puertos de la provincia de Santa Fe de una punta a la otra, dándole el lugar que corresponde y abriendo las puertas a todos los puertos en el marco internacional en la región como los puertos más importantes, generadores de trabajo y crecimiento económico.
También decirles que con fuerza seguiremos haciendo todas las inversiones que corresponden, en viviendas, en infraestructura, trabajando siempre con el pensamiento que tiene el pueblo de Santa Fe, el pueblo de Rosario y por supuesto su gobernador y su intendente, que es nuestra tarea desde el Gobierno Nacional acompañar.
Hacer un llamado al amor y al sentimiento de patria. Les puedo asegurar que en esta dura lucha de la recuperación de la Argentina hay que poner toda la grandeza, toda la fuerza y toda la solidaridad, hay que abrazarse a la bandera de la patria, hay que evitar caer en provocaciones, y lo fundamental es mejorar la calidad de vida de los argentinos, devolverles a los argentinos la confianza y la fuerza de que cada día podemos ser un país mejor; lo fundamental es seguir recuperando la autoestima, es entender que la Argentina tiene muchísimas posibilidades de seguir creciendo.
El cambio recién comienza, recién estamos entrando a salir del infierno, recién entramos a visualizar la construcción de una Argentina estratégica como soñara ese gran estratega, el fundador de la bandera, ese gran héroe nacional, ese gran ejemplo que se llamó don Manuel Belgrano y que es un verdadero inspirador junto a San Martín y Mariano Moreno de todas las acciones que nosotros llevamos adelante. Una Argentina integrada a Latinoamérica, una Argentina respetada en el mundo, que no claudique, que no se subordine, que tenga fuerza en sus propias fuerzas es la Argentina que todos nosotros deseamos.
Por eso, a los rosarinos de todas las ideas, a las organizaciones sociales, a los combatientes y hermanos de Malvinas, a todos los que se encuentran aquí presentes y a los que no están presentes y forman parte de esta gran provincia de Santa Fe y de esta gran ciudad de Rosario, mi lealtad permanente, mi entrega permanente hacia esta provincia, el trabajar junto a ustedes siempre y con muchísima fuerza y mi profundo agradecimiento, que nunca me voy a olvidar del cariño, del afecto, de las manos tendidas y ese decir ¡adelante y coraje y que la patria puede ser! Estoy seguro que la patria va a ser y que Rosario y Santa Fe cada día van a ser más grandes.
Muchísimas gracias santafesinos, muchísimas gracias rosarinos. ¡Viva la patria, viva Rosario, viva la provincia de Santa Fe y viva nuestra gloriosa bandera argentina!
Muchísimas gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada