junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en el lanzamiento de la candidatura a Gobernador de Santa Cruz, de Daniel Román Peralta (2007)

DISCURSO EN EL ACTO DE LANZAMIENTO DE LA CANDIDATURA A GOBERNADOR DE SANTA CRUZ, DE DANIEL ROMÁN PERALTA POR EL FRENTE PARA LA VICTORIA, EN EL ATLÉTICO BOXING CLUB, DE SANTA CRUZ
Néstor Kirchner
[12 de Septiembre de 2007]

Queridos hermanos y hermanas de esta querida, mi querido provincia de Santa Cruz: estoy aquí como siempre dando la cara y jugándome permanentemente por esta querida provincia, que tanto amo. Vengo con la fuerza de la palabra, con la fuerza de la razón, vengo aquí a acompañar esta fórmula, que va a gobernar Santa Cruz y va a profundizar el cambio: que es la de Daniel Peralta y “Nano” Martínez Crespo.
Vengo a traer la adhesión, también, absoluta e incondicional de Cristina, que está llegando desde el exterior, pero que está con el corazón puesto en el Gimnasio del Boxing Club junto a ustedes.
Es mucho lo que hemos hecho, desde hace 20 años, aquel 6 de septiembre del año 1987, cuando ganábamos la Intendencia de Río Gallegos y empezábamos este largo camino de la transformación, primero de Gallegos, después de la provincia y ahora de la Patria toda.
Siempre predicamos la unidad y la solidaridad, yo vengo con el corazón y vengo con la pasión y vengo con los brazos abiertos, aún para aquellos que cobardemente agredieron a Alicia o a la “vieja”, que como los mayores de los cobardes que se puede conocer para agredir a una mujer, a una compañera que puso tanto por Santa Cruz. Nosotros no trabajamos para el Santa Cruz de las patotas, trabajamos para el Santa Cruz del trabajo, de las ideas, de las manos callosas, de la honestidad, ese es el Santa Cruz, que nosotros hemos construido.
Yo les pido que nosotros sigamos soportando cristianamente la agresión de aquellos que no tienen ideas, y que ustedes verán que cuando vaya a contar los votos, el 28 de octubre, como siempre, tiene tres votos porque no los acompaña nadie.
Cada riogalleguense, cada santacruceño tiene que vivir en paz y en libertad, viva la pluralidad, viva la diversidad, viva el pensar diferente. Pero el pensar diferente significa convivir, significa saber debatir ideas distintas. No vivimos tiempos de autoritarismos ni de imposición, de si no pensas como pienso yo te agrado. Esa no es la democracia, eso es el fascismo, eso es el estalinismo, esa no es la convivencia democrática que nosotros pretendemos.
Por eso, escuchen bien, cuando hablan de lo que hay que hacer por Santa Cruz, nosotros lo escuchamos atentamente y nos hacen acordar a la Santa Cruz pequeña, estos quieren el cambio, pero el cambio para atrás, el cambio para unas pocas familias y nosotros queremos el Santa Cruz de todos los santacruceños, esa es la tarea central.
Ya nos enfrentamos otras veces en las urnas, y aquel proyecto que rondaba en que Santa Cruz tenía que ser la provincia de unos pocos, hoy vuelve a rondar en las cabezas de algunos. Y nosotros queremos seguir teniendo ese Santa Cruz donde todos tienen posibilidades, donde no hay desigualdades, donde tratamos de jugar fuertemente a la inclusión social.
Escúchenme esta provincia, que ustedes y nosotros tanto luchamos, que como la patagonia sur fue la periferia de la Patria, nunca en la historia ha recibido los aportes y las ayudas y el empujarla hacia adelante que está recibiendo en este tiempo de la historia, como nunca Santa Cruz está siendo reconocida.
Ustedes miren las miles de viviendas, las rutas, las obras, las inversiones en la Mina del Turbio, en Puerto Santa Cruz con la represa del Río Santa Cruz; las obras del Río de los Monos; la Cementera del Río Santa Cruz; obras de turismo; puertos; obras de todo tipo donde se ha invertido, y que la Patria le ha entrado a devolver a Santa Cruz. Ahí estamos construyendo la autonomía, construyendo riquezas se construye autonomía, no aislándose como en un secta porque esta provincia necesita de la nación, necesita que la nación devuelva muchas de las riquezas que durante años se llevó y eso es lo que estoy tratando de hacer yo y lo va a seguir haciendo Cristina permanentemente.
Esta provincia necesita administrarla con responsabilidad, esta provincia que sufrió muchas veces el aislamiento, necesita del reconocimiento nacional por largo tiempo. Por eso yo les cuento a ustedes, que muchos que hablan que critican toda la tarea, que hemos llevado adelante en el orden nacional y en las inversiones provinciales cuando hay que votar el presupuesto, y hay algunos que se quejan porque vienen muchos fondos para Santa Cruz, votan para Santa Cruz y hacen otro discurso acá. Que se saquen la careta, ¿están con la provincia o están con un partido chiquitito, con una voluntad chiquitita.
Acá hay que tener muy buena memoria, porque es fundamental para acertar en los tiempos que vienen. Yo les puedo asegurar que en el tiempo que me queda de Presidente, y después el que viene de Cristina, nosotros a aquellos que apuestan al crecimiento de Santa Cruz, a aquellos que apuestan al amor, a los que apuestan a la convivencia los vamos a ayudar o los va a ayudar el Gobierno Nacional, que viene con todas nuestras fuerzas. Pero a los que apuestan al amor, a la convivencia, a los que apuestan a la profundización del tema de Santa Cruz, a los que apuestan a la construcción del “Primero Santa Cruz”, a los que apuestan a Santa Cruz de una punta a otra de la provincia, a los que apuestan a que Santa Cruz sea una provincia fuerte, una provincia digna y una provincia grande y de convivencia; no a aquellos que dicen querer gobernar Santa Cruz y se quieren pelear con todos, a aquellos que quieren gobernar Santa Cruz, que no lo van a poder lograr porque la voluntad popular nos acompaña y nos va a acompañar, no tengan ninguna duda. Peleándose con todos lo único que lograrían es quedarse solos y perjudicar a todos los santacruceños, a los que están adentro y a los que están afuera. Si a nosotros nos preocupan los hermanos y las hermanas santacruceñas lo que tenemos que hacer es trabajar para ellos. Ellos deben ser nuestro primer objetivo y no otras actitudes secundarias, que a veces priorizan. “Primero Santa Cruz” tiene que ser una bandera permanente porque “Primero Santa Cruz” tiene que ser contenido por ese “Primero Argentina”, que va construyendo la Patria que necesitamos.
Yo les puedo asegurar que gracias a Dios este pueblo tiene muy buena memoria y en todas las encuestas, que están circulando, ya estamos más de 15 puntos arriba y el 28 de octubre volveremos a ganar la provincia.  Quince puntos arriba para la gobernación, para la Nación muchísimos puntos más, ni los quiero decir. Pero gracias santacruceños por seguir confiando en que ahora Cristina pueda gobernar la Nación, porque basta ver en las encuestas el apoyo masivo que tiene del pueblo santacruceño.
Y de las 14 Intendencias, que están en disputa, estamos ganando casi todas, y si trabajamos un poco en Río Gallegos vamos a ganar todas, no tengan ninguna duda.
Decía Daniel recién que es mucho más fácil destruir que construir, y claro que es más fácil destruir, porque algunos se dedican a destruir porque ahora salen en los diarios, pero no salen porque ellos sean buenos, sino porque hay un Presidente santacruceño, sino nadie se acordaría de ellos, salen porque estamos notros gobernando en el país. Nada más que por eso salen de vez en cuando en los diarios.  Con toda humildad a Santa Cruz la pusimos nosotros en el mapa, a la Patagonia sur también, como la estamos poniendo al a patria en el centro de las naciones de América del Sur y del mundo en la construcción latinoamericana.
Por eso yo les digo, les pido y les ruego, no respondan a ninguna agresión, construyamos con amor, con fe en Dios, con caridad cristiana, con solidaridad. Nosotros queremos una provincia donde el cariño fraterno sea el camino que tengamos todos los hermanos que vivimos en esta tierra, donde todos los días podamos estar un poco mejor, donde todos los días tengamos nuevos sueños y nuevas ilusiones, donde todos los días podamos estar un poco mejor, donde todos los días sepamos que la patria se acuerda de esta tierra, donde todos los días veamos que se están levantando nuevas fuentes de trabajo, donde todos los días hay nuevos pibes que puedan estudiar, donde todos los días nuestros jubilados pueden cobrar, donde todos los días van creciendo las posibilidades de nuestra educación, donde todos los días crecen las ilusiones, donde todos los días se consolida el amor en las familias, donde todos los días aprenden a querer y amar a esta tierra, donde todos los días nos tomamos de la mano y caminamos en la calle abrazados, donde todos los días, por más que pensemos diferente, nos saludamos y nos abrazamos con aquel que puede pensar ideológica o políticamente diferente pero quiere a esta tierra.
Un gran saludo a todas las familias radicales, un gran saludo a todas las familias socialistas, un gran saludo a todos los paritos políticos de la provincia, con absoluta grandeza. Nosotros creemos en la democracia, nosotros creemos en el voto del pueblo, nosotros creemos en la convivencia, nosotros creemos que hay que abrir los brazos. No vamos a levantar tribunas de odio, vamos a levantar tribunas de amor, no vamos a levantar tribunas para trabar las cosas, vamos a levantar tribunas de trabajo; no vamos a levantar tribunas de enfrentamiento, sino tribunas de convivencia.
Por los pioneros, por nuestros abuelos, por nuestros pibes, viva la patria, viva Santa Cruz, viva la convivencia de todos, con la fe de siempre, con las convicciones de siempre.
Desde acá, para terminar, para que me escuche el país: cuando me tocó asumir como presidente, dijo Daniel, hubo un presidente que se escapó en helicóptero y nos dejó el país en llamas. Este diez de diciembre se va a ir un presidente que entró caminando a la Casa Rosada, por la puerta que corresponde, y se va a ir con las mismas convicciones que entró, caminando, por esta puerta, en medio del pueblo y de la gente, ya no como presidente sino como un pingüino que vuelve a su tierra, con sus hermanos y sus hermanas.
Juro ante ustedes y ante todos los santacruceños de todas las ideas, que con acierto y errores traté de hacer las cosas lo mejor posible, y creo que he honrado con dignidad a los santacruceños, para que vean que los santacruceños éramos poquitos pero podíamos cambiar el país. Creo que lo demostramos levantando a la Argentina de sus propias llamas.
Con esas mismas ganas, con la misma fuerza, Daniel, la casa de gobierno de la calle Alcorta te espera, y nosotros te vamos a acompañar, a vos “Nano” también.
Muchas gracias santacruceños, los abrazo fuertemente, los amo, discúlpeme si me emociono, pero siempre amor, para y convivencia ¡Viva nuestra tierra, viva Santa Cruz, viva la Argentina! Muchísimas gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada