junio 20, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en el Partido de Merlo, Provincia de Buenos Aires (2004)

DISCURSO AL TÉRMINO DEL ACTO DE FIRMA DE CONVENIOS EN EL PARTIDO DE MERLO
Néstor Kirchner
[23 de Noviembre de 2004]

Señora vicegobernadora de la provincia de Buenos Aires; señor intendente municipal del partido de Merlo; señores intendentes de las distintas localidades cercanas; amigos todos; señora del Intendente; amigos y amigas: me siento profundamente contento de poder estar aquí en Merlo, de poder venir a cumplir mi tarea de gobernar permanentemente al lado y con todos los argentinos.
Hoy gracias a las gestiones de la Intendencia y del gobierno de la Provincia de Buenos Aires venimos a hacer una inversión que llega a los 100 millones de pesos para el pueblo de Merlo, que es parte activa de la República Argentina. 
Obras que hacen a la construcción de escuelas, pavimentos, plantas elevadoras de líquidos cloacales, accesos a las escuelas, todo tipo de inversión que los argentinos necesitan y hacemos todo nuestro esfuerzo para que lleguen al conjunto del pueblo argentino.
Estamos dando una gran batalla por la recuperación nacional; trabajamos día y noche, sin bajar los brazos nunca, con las banderas de recuperar la Argentina, con las banderas de recuperar la Patria, con las banderas de recuperar la dignidad, la justicia, la inclusión social y hacer una Argentina para todos los argentinos; tratando de que la Argentina crezca, pero que a medida que crezca también el pueblo pueda notar que esta Argentina crece.  No como en el pasado, que cuando la Argentina crecía eran muy pocos los que se veían favorecidos, los que más tenían, la concentración económica. Nosotros estamos trabajando con todas nuestras fuerzas para vencer la indigencia, la pobreza, el desempleo y lograr otra distribución del ingreso en nuestro país. 
Los datos nos van acompañando: ha bajado la indigencia, ha bajado la pobreza y en el próximo índice de desempleo van a ver ustedes una baja importantísima también en toda la República Argentina incluyendo la provincia de Buenos Aires. Empezamos a ganar la batalla al desaliento para lograr una Argentina que nos vaya conteniendo a todos. 
Así como fuimos subiendo la jubilación mínima, así como les subimos el haber a los jubilados en general, así como subimos el sueldo mínimo, así como les subimos el sueldo a los empleados privados, siguiendo con el esfuerzo cotidiano en el día de hoy decidimos en primer lugar subir las asignaciones familiares en un 50 por ciento para los estatales, para los empleados privados y para las asignaciones de los jubilados argentinos, que también tienen asignaciones familiares en un número de 140 mil.
Asimismo hemos decidido pagar un aporte solidario para fin de año, conjuntamente cuando se pague el haber de los planes sociales, de 75 pesos para ayudarlos en esta etapa.  Eso es esfuerzo, ahorro y administración correcta.
También como un aporte solidario por única vez, aparte del aguinaldo que tienen que cobrar y demás, hemos decidido hasta el tope de 3.100 pesos dar 200 pesos a cada jubilado argentino como aporte solidario para este fin de año.  Este aporte en el caso de las jubilaciones mínimas llega a ser el doble del aguinaldo o más, porque estamos tratando de que en la Argentina, en la medida que se pueda un poquito más, ese poquito más llegue a los hermanos y hermanas que más apoyo necesitan para volver a construir la solidaridad que es tan importante. 
Igualmente, como cuestión central, para que ustedes tengan idea, el aumento de las asignaciones familiares nos cuesta 1.000 millones de pesos más por año y los aportes que vamos a hacer en diciembre por única vez otros 1.000 millones que van a manos del pueblo, para que el pueblo pueda estar un poquito mejor. 
Sin promesas, sin tratar de hacer discursos grandilocuentes, sin andar todos los días de micrófono tras micrófono prometiendo cosas, sino con trabajo y con humildad, vamos recuperando a la Argentina, vamos reconstruyendo la convivencia entre nosotros y nos vamos devolviendo la esperanza que nos merecemos como argentinos. 
También me encanta ver y haber podido traer y consolidar el apoyo para los planes Manos a la Obra, con todo nuestro esfuerzo. ¡Hay que recuperar la autoestima, argentinos y argentinas! Nos hicieron creer o nos querían hacer creer durante mucho tiempo que los argentinos no servían y es hora de que nos demostremos a nosotros mismos y al mundo entero que los argentinos servimos, somos buenos, somos de los mejores y somos capaces de poner en pie esta tierra. 
Tenemos que amar a la Patria y a nuestra bandera, pero nuestra bandera tiene que ser levantada como sinónimo de convivencia, como sinónimo que nos da cobertura a todos; no sirve una bandera en los despachos oficiales con funcionarios que miran de espalda al pueblo, sí una bandera en el centro de cada plaza al lado de funcionarios que se abrazan con su pueblo y caminan junto a él. 
También quiero comentar desde Merlo al país que vamos a seguir trabajando para reordenar el proceso de la negociación de la deuda argentina, sin claudicar un solo paso, tanto con los acreedores privados como con el Fondo. La Argentina discute pensando en el país y pensando en los argentinos y argentinas que viven adentro; primero la Argentina y a partir de allí, con la posibilidad de tener un país, buscamos solucionar y encuadrar la respuesta que este país necesita. 
Por eso les agradezco profundamente poder compartir con ustedes, vamos a seguir trabajando de esta forma, a mí no me interesa que me aplaudan en los grandes centros internacionales, no me interesa que me elogien los gurúes supuestos de la economía que vivieron prediciendo el desastre en forma permanente, y ustedes ven cómo estamos llevando a la Argentina adelante; a mí lo que me interesa es poder mirarle los ojos al pueblo argentino y decirle que este humilde santacruceño está haciendo lo que puede junto a ustedes para levantar y poner de pie la Patria  A mí me interesa que ustedes cuando me toman la mano me crean. Y no les voy a pedir que me sigan porque ya vimos lo que pasó por seguir y seguir, les vengo a pedir que me ayuden, que nos tomemos de la mano, les vengo a pedir que recorramos las alamedas de la Patria, que digamos que Argentina está de pie; que otro mundo, que otro país es posible, que pueda albergar la sonrisa, otra realidad, y las esperanzas y las ilusiones que están en nuestros corazones. 
Muchas gracias señor Intendente, señora Vicegobernadora, muchas gracias pueblo de Merlo. Por una Argentina de pie, con esa bandera que flamea y con esa Argentina que entre todos debemos reconstruir, todos los argentinos sin ningún tipo de inhibición, todos los argentinos y argentinas con las manos levantadas y con la pala y el pico del trabajo, las industrias nacionales en marcha, integrándonos al mundo, construyendo la justicia y la dignidad.
Muchísimas gracias, por un país con industria, con producción y con trabajo. Gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada