junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en el anuncio de la licitación de obras hídricas en la Matanza (2006)

DISCURSO EN EL ACTO DE ANUNCIO DE LA LICITACIÓN PARA OBRAS HÍDRICAS EN EL PARTIDO DE LA MATANZA
Néstor Kirchner
[25 de Abril de 2006]

Señor presidente de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación; señor gobernador de la Provincia de Buenos; señor intendente municipal de La Matanza; autoridades nacionales, provinciales; señores legisladores: vivimos otro día de satisfacciones; coincido con las expresiones que ha hecho el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, en cuanto a cómo se va a ir terminando con la contaminación del Riachuelo, la histórica contaminación, es decir, se irán haciendo las obras que hay que hacer.
La obra del Cildañez es una, las obras complementarias que vamos a hacer ahora por 63 millones de pesos también. Seguramente si ustedes le preguntan a Alberto Balestrini diría que se tendrían que haber hecho hace muchísimos años y es verdad, hace muchísimos años que estas obras tendrían que estar hechas y no lo están. Es la casualidad de la vida, y los mismos que no las hicieron, que fundieron y quebraron el país, que lo llevaron a situaciones inestables, que fueron incapaces de terminar sus mandatos, son los mismos que hoy hablan de la república, de la democracia, de tantas cosas con tanta liviandad que es muy importante que los argentinos tengan memoria, los que están acá y los que están mirando por televisión.
Necesito tanto que los argentinos nos ayuden, porque es muy importante que las viejas sombras del pasado, todos esos presidentes que nos llevaron al fracaso permanente, tengan gravada la historia de los argentinos, porque estamos avanzando con mucho esfuerzo y sacrificio que nos costaron mucho a todos los argentinos. Porque la explosión del 2001, marcó el estallido de una política que realmente llegó a su límite pero los problemas venían de bastante antes. A nosotros nos tocaron vivir situaciones muy graves allá por el ’89 y sucesivamente fuimos teniendo temas, acciones y políticas absolutamente muy duras para todos los argentinos. Acá se despilfarraron fondos del país en forma absolutamente irresponsable, nos quedamos sin reservas en la Argentina, vivimos de corridas en corridas bancarias; deliberaban, hablaban, se reunían y estaban todas las cámaras de televisión esperando que se junten todos los gerontes de aquel momento y el país y los argentinos nos íbamos por un tobogán. La verdad que esa era la expresión y la mecánica de la vieja política que tanto daño nos hizo, y se resisten tanto a irse, y siguen hablando de una forma realmente inconcebible.
Está bien, eso es parte de la vida democrática. Lo único que les pido a los argentinos es que se acuerden de quienes nos llevaron a esta situación, porque hasta hoy habla el que se fue rápido de acá en helicóptero, tan rápido que no se pudo usar más la pista de arriba, y otros que se fueron antes que también hablan y creen que los argentinos no tienen memoria, y fueron los que nos llevaron a una situación límite que la estamos levantando entre todos los argentinos.
Fíjense que se acaba de anunciar hace un ratito que el empleo formal creció 0,7; que en un año el empleo formal creció el 9 por ciento; los niveles marcan que bajaron la desocupación, el desempleo, la indigencia; el mantenimiento del superávit fiscal; el crecimiento permanente de la industria argentina, el crecimiento del Producto Bruto Interno. Creo que son resultados muy importantes que estamos logrando los argentinos con muchos esfuerzo, las inversiones que llegan a todos los municipios del país, estamos trabajando con todos los que podemos, se viene ayudando a todos los gobernadores sin distinción de partidos.
Ese es el diálogo que viene con nosotros, el diálogo de las realizaciones, no el diálogo -con todo respeto al instrumento que lo adoro- de la guitarra; nos sentamos y decimos que vamos a hacer tal cosa, vamos a administrarlo de tal forma, ese es el país serio que hay que construir, el país serio que hay que armar con la verdad.
En el conflicto y la discusión que tenemos con Uruguay sobre las papeleras, también hay que hablar con la verdad señores periodistas, hay que decir que los argentinos lo único que estamos pretendiendo es hacer el estudio de impacto ambiental, para ver si se perjudica o no la Argentina ante el incumplimiento del pacto del río Uruguay, son cosas muy claras.
Realmente creo que uno se motiva y la verdad es que no vine a cuidar sillones ni me interesa que ciertos sectores del establishment tiendan a buscar o a tratar de indicarnos caminos que nos lleven a determinados elogios que no nos interesan. Nosotros vamos a seguir defendiendo una administración seria, responsable, de inclusión social, de obras, de realizaciones como esta que anunciamos hoy con el Gobernador y el intendente de La Matanza, que es una obra fundamental. Se hizo el arroyo Cildañez, una obra de 70, 80 millones de pesos y hacen falta hacerse todos los aliviadores que corresponden para que puedan funcionar y definitivamente terminemos con este drama que todos los matanceros saben, los que están mirando por televisión, lo que sufrieron con este tema.
Vamos a seguir trabajando con el superávit fiscal, con el crecimiento del empleo, la lucha contra la pobreza y la indigencia y seguiremos soportando con calidad cristiana a aquellos que llevaron a la Argentina a esta situación. Hay que tener memoria, no se puede hablar con tanta liviandad.
La Argentina llegó a determinada situación por muchas cosas que pasaron en la década del ´90, por algunas cosas que pasaron antes de la década del ´90, por otras cosas que pasaron después del inicio de la democracia, por un montón de situaciones de pésimas administraciones que se fueron llevando adelante; creen que el tiempo puede borrar lo que nos fueron zanjando y después ni hablar de lo que pasó al final. Todo esto cayó sobre las espaldas de quienes hoy nos toca administrar la Argentina y lo estamos haciendo con mucha fuerza, muchísimas ganas y mucha alegría. Vamos a seguir defendiendo con mucha fuerza, con mucho sentido de convivencia y hermandad y no haciendo politiquería ni demagogia, los intereses argentinos, en este caso, los intereses de los seres humanos argentinos, nuestros hermanos argentinos y de los que más afectados están que habitan en la zona donde se está discutiendo el tema de las papeleras, la cuestión ambiental que es muy importante.
Yo, como Presidente no estoy especulando, no voy a juzgar a la gente con una mano de una forma y con la otra mano de la otra; tengo que defender los intereses ambientales que corresponden, porque hacen a los intereses concretos no sólo de los argentinos, sino también de nuestros hermanos uruguayos. Porque si no hacemos los estudios de impacto ambiental y las cosas que corresponden, nos vamos a lamentar el día de mañana, entonces yo no puedo estar haciendo una especulación política si sirve, si no sirve, si me muevo de tal forma, de esta, de la otra, de aquella. Aquellos que tienen tiempo de escribir todas esas cosas, que las escriban si creen que por ahí pasan las cosas. El pueblo argentino espera que sus autoridades tengan las decisiones, las responsabilidades que correspondan, en este caso, es una cuestión latinoamericana, yo clamo por que entiendan.
No entiendo, realmente se los digo a todos los argentinos y a todos los uruguayos que también escuchan, si es tan honesta la inversión que así espero que sea, que genere trabajo y están haciendo estas plantas en el Uruguay, ¿por qué no hacen el estudio del impacto ambiental? Miren qué sencillo es, ¿por qué no lo hacen?, ¿por qué no lo quieren hacer? Que me respondan estas preguntas y me gustaría también por supuesto, que el gobierno uruguayo ayude a que se haga este estudio de impacto ambiental; es central también para dejar en claro las cosas como corresponden.
Porque acá, pareciera ser que todo se carga sobre las espaldas de los argentinos; siempre tenemos la culpa los argentinos, cada vez que queremos aclarar o defender intereses que hacen a los argentinos, resulta que la culpa es de los argentinos, y algunos periodistas trabajan con ese sentido casi con una desprecio permanente de lo que es lo argentino.
No señores, acá hay un tema ambiental, es fundamental, hay que estudiarlo. Yo clamo por que haya conciencia clara y concreta, de mí no tengan ninguna duda, Dios quiera que el impacto ambiental se haga y que ese impacto ambiental ojalá de bien y se puedan hacer las inversiones, pero si el impacto ambiental no da bien, no se puede hacer, porque lo primero que está es la vida y cuando vinimos acá nosotros juramos por defender la vida, por defender la naturaleza y todo aquello que está en nuestras manos hacerlo con responsabilidad y seriedad. Eso es lo que tenemos que hacer tanto para los hermanos uruguayos como para todos nuestros hermanos argentinos.
Adelante, Gobernador, con fuerza, vamos a seguir trabajando, vamos a seguir haciendo obras. Nosotros, en algunas horas más si Dios quiere, también vamos a estar anunciando obras muy importantes para la ciudad de Rosario, la Circunvalación y demás que son fundamentales para lograr el crecimiento económico. Esta es la Argentina que queremos, la Argentina de las realizaciones, la Argentina de los hechos, la Argentina que se aleje de la hipocresía, la Argentina que pueda sincerar su vida y sus relaciones hablando con auténtica crudeza y una sinceridad total absoluta; esto es fundamental.
Señor Intendente, fuerza, adelante, es joven, tiene todo el tiempo para poder realizar todas las cosas que le falta a La Matanza y que comenzó muchas de ellas a hacer nuestro querido Alberto Balestrini, y a todos muchísimas gracias. Realmente, por fin, nos costó, pero si contáramos la historia diríamos: tenemos el Arroyo Cildañez terminado, pero es fundamental hacer las obras del Aliviador. ¿Cuánto cuesta? 63 millones, dijeron. Juntamos la posibilidad presupuestaria y hoy cumplimos nuevamente con el pueblo de La Matanza, con el pueblo de la provincia de Buenos Aires y estamos anunciando una obra que es fundamental y central.
Muchísimas gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada