junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en el acto de entre de órdenes de pago a organizaciones sociales (2006)

DISCURSO EN EL ACTO DE ENTREGA DE ÓRDENES DE PAGO A ORGANIZACIONES SOCIALES (GUBERNAMENTALES Y NO GUBERNAMENTALES)
Néstor Kirchner
[24 de Abril de 2006]

Señor vicepresidente de la Nación; señores ministros del Poder Ejecutivo nacional; autoridades nacionales, provinciales y municipales; señores legisladores; señores representantes de las distintas organizaciones sociales, amigos, amigas:
Realmente Dr. Nadalich esta tarea permanente, que realizan ustedes: el Ministerio de Desarrollo Social, conjuntamente con numerosísimas organizaciones no gubernamentales y gubernamentales y organizaciones sociales, que representan a sectores de la población que fueron los más castigados durante todo el proceso de explosión que nos tocó vivir a la Argentina, algunos a veces no quieren tener memoria de las cosas que nos pasaron, y la tarea que realizan ustedes con todo el equipo de trabajo que tiene y con muchos representantes de esas organizaciones sociales que también trabajan dentro y otros que colaboran con el Ministerio de Desarrollo Social, es una tarea por demás notable.
Con un absoluto desprendimiento, construyendo la visión de un futuro distinto, tratando de superar ya las bases del asistencialismo, del clientelismo para empezar a construir definitivamente los verdaderos caminos de la inclusión social, que es la tarea por la cual luchamos, por la cual peleamos y en la cual creemos. Puede ser que para algunos sectores no sea muy importante la inclusión social de nuestros hermanos y hermanas, para este Gobierno es fundamental y central.
Nosotros queremos la reconstrucción de Argentina, queremos que esa reconstrucción sea la construcción de una nueva Argentina. No queremos tampoco reconstruir la Argentina de antes de la explosión porque esa etapa también excluía, también generaba pobres, también generaba la destrucción del patrimonio nacional, también generaba desempleo, también generaba el quiebre de empresas nacionales. Es decir, nosotros queremos la construcción de una Argentina que definitivamente sea una alternativa superadora a la Argentina que nos tocó vivir, después de la explosión y antes de la explosión social del 2001. Porque antes de la explosición social del 2001 también estábamos al limite permanente, nos tocó vivir de todo y pasar de todo, que ustedes recuerdan permanentemente.
Por eso es fundamental esta tarea que ustedes realizan y todos estos emprendimientos que hoy se hacen, junto con el Estado y las organizaciones sociales, las organizaciones no gubernamentales y algunas organizaciones gubernamentales, que también trabajan decididamente en este tema. Vamos a profundizar el tema, la tarea central. Y está dando resultados muy importantes porque el avance sobre el desempleo; el haber podido bajar 24 puntos la pobreza en la Argentina, por más que para algunos les gustaría que estos números queden en las tinieblas; la baja de la indigencia se fue a menos de la mitad, veníamos de 27 y estamos en 12.5; el crecimiento económico que tenemos; el crecimiento del ingreso per cápita que tenemos; el desendeudamiento que tenemos en Argentina; la posibilidad de construir viviendas. Uno se emociona cuando va a cada lugar de la Argentina y ve cientos de viviendas que se están construyendo y levantando. Claro, para algunos es gasto social, es gasto público improductivo, pero para nosotros son políticas de inclusión social fundamentales.
Sé que el derecho a la dignidad de la vivienda propia es una tarea que todavía estamos lejos de que cada argentino lo pueda tener, pero avanzamos hacia ese camino, todos los días ponemos un granito de arena, todos los días tratamos de implementar nuevos planes y ya estamos en el Plan Federal II para generar ese tipo de inclusiones. Porque creemos que la construcción de una nueva sociedad más justa, más equilibrada, con más derechos, con más dignidad se hace con realizaciones claras y concretas y con la participación de la gente haciendo cosas, construyendo cosas, elaborando cosas, teniendo la capacidad de la crítica constructiva y, evidentemente, generando esas alternativas que permitan canalizar la esperanza, el derecho a poder vivir todos los días un poquito mejor, que es lo que estamos tratando de hacer entre todos los argentinos, ya que el derecho a la esperanza es el derecho y motor fundamentales de un proceso de evolución, de cambio y de transformación.
En esa tarea estamos y por eso, doctor Nadalich, gracias por todo lo que hacen ustedes, las organizaciones y todos aquellos que colaboran en esta área. Nosotros vamos a seguir apoyando fuertemente y vamos a seguir recorriendo el país de punta a punta porque ésta es una cuestión de todos los días, de un accionar permanente y es algo que muchos tendrían que ir a ver porque toda esa tarea que se está haciendo en distintos barrios de distintas provincias emociona. Me pasó en Santiago del Estero y me pasó en José C. Paz al ver a hombres y mujeres argentinos aportando mano de obra y levantando sus propias viviendas.
¡Por favor! Es una Argentina que empieza a ser distinta. Claro, por ahí no es noticia para aquellos a los que lo único que les interesa es vender la noticia, pero qué buena noticia para todos los argentinos que los propios argentinos empiecen a reconstruir la propia Argentina y su propio mecanismo de inclusión social. Es espectacular, hay empleo, levantan sus viviendas, ésas donde van a compartir con el amor de sus familias la posibilidad de ser y de estar.
Así que, muy bien, adelante, con fuerza, nosotros seguiremos trabajando para que esta política se vuelva una cuestión permanente de actuar. Lógicamente, saliendo de asistencialismo y llegando a generar las condiciones reales y concretas que permitan la integración definitiva, la posibilidad de definir y de hacer emprendimientos que generen trabajo como lo estamos haciendo ahora y que esto también y definitivamente los desate de cualquier cuestión clientelar o de políticas absolutamente secundarias que se han aplicado en el pasado. Sé que cuesta romper esa cuestión cultural, porque no es una tarea fácil, pero hay que hacerla todos los días y ésta es la tarea que nosotros tenemos que hacer.
Así que, muchas gracias, adelante, mucha fuerza, muchas felicitaciones y que Dios los acompañe en este nuevo camino que emprenden.
Gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada