junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en acto de llamado a licitación para la construcción de dos tramos de la Ruta 40, en Santa Cruz (2006)

DISCURSO EN EL ACTO LLAMADO A LICITACIÓN PARA LA CONSTRUCCIÓN DE DOS TRAMOS DE LA RUTA 40, EN SANTA CRUZ
Néstor Kirchner
[21 de Abril de 2006]

Señor vicegobernador de la provincia de Santa Cruz a cargo del Poder Ejecutivo; señores ministros del Poder Ejecutivo Nacional y Provincial; autoridades nacionales, provinciales, municipales; señores intendentes; señores legisladores; empresarios; señoras, señores: seguimos en esta tarea de construcción de la Argentina, donde seguimos completando la pavimentación de la ruta Nº 40, columna vertebral para unir estructuralmente el país, consolidar las posibilidades de reconversión económica y turísticas muy importantes y terminar con viejas asignaturas pendientes ya que durante años -lamentablemente durante muchos años de democracia también-, no se pasó una máquina prácticamente por esas rutas que unen la Argentina. Así se nos fue diluyendo el país de las manos, porque muy fácil es hablar, muy difícil es construir.
Como siempre digo a los amigos que están acá y a los televidentes, muy difícil es construir un país distinto. Hablar y decir cosas es tarea muy fácil, pero muy difícil es hacer un país distinto. Los hombres y mujeres del interior y también de la Capital Federal sabemos perfectamente cuando recorremos la Argentina, el potencial que tenemos y cuánto hay que hacer; cuánto hay que hacer surgiendo de una crisis terminal como la que tuvimos en el 2001, donde parecía que la Argentina bajaba las persianas, donde el último apagaba la luz, donde los más vivos llevaban sus inversiones afuera y los argentinos quedaban acá varados sin destino y sin rumbo; esa es la Argentina que nos entregaron.
Nosotros vamos a seguir construyendo y con muchas ganas, con la satisfacción que tenemos la obra de hoy. Y también hoy estamos realmente contentos, hubo que esperar mucho tiempo, pero leía en algún matutino de hoy que Anne Krueger se va del Fondo; tarde, se tendría que haber ido antes, pero estamos contentos.
Lo digo con todo respeto para que digan que tengo buenos modales los que dicen que tengo malos modales; con todo respeto y con toda caballerosidad le digo adiós señora Krueger, la Argentina la va a recordar en las historias más duras y más difíciles de las que nos tocaron pasar los argentinos. Pero todo se termina y esto que parecía eterno ya está. Esperemos que ahora el Fondo se reconvierta, sirva y sea un instrumento idóneo para el desarrollo de los pueblos, que es lo que pretendemos los argentinos.
También escuchaba por ahí el tema de la inversión de los fondos fiduciarios en obras públicas, obras energéticas para el país y me causaba casi alguna sonrisa cuando escuchaba criticar el funcionamiento de esto que está tan claro y armado con tanta exactitud para que funcione como corresponde. "El gasto es poco claro", decía una senadora de la provincia de Buenos Aires que fue parte activa del Fondo del Conurbano Bonaerense, que fue una verdadera vergüenza y un verdadero atraco de fondos a todas las provincias argentinas, cuando ahí fue una gran cantidad de dinero que no se distribuyó en el país. Esta es la hipocresía; nadie se hace responsable de nada acá, hablan y hablan. A mí me gustaría que algún día rindan cuenta del Fondo del Conurbano Bonaerense y los argentinos sepamos cómo se gastaron tantos millones, millones y millones de dólares, dos por día creo que era en algún momento, y cuando vamos nosotros al conurbano bonaerense ya saben los intendentes y la gente del pueblo, los bonaerenses que nos miran, la cantidad de obras que no se hicieron y dicen que se hicieron y las otras que se hicieron y mal; cuánto costaban esas obras, cuánto salían, el precio que salían. Pero no veo a nadie preocupado por saber cómo se gastó ese dinero en su momento.
Se dice: "aumento de tarifas en la Argentina para hacer obras". No hay aumento de tarifas, lo que estamos haciendo es colocando una tasa que va a ser administrada en un fondo fiduciario por el Estado, para hacer las obras que los argentinos necesitan; esa tasa va a ser pagada por los sectores que más pueden, los sectores empresariales, industriales, equilibrando las cargas para que realmente podamos llegar con los servicios a todos los argentinos, a todos lados, y podamos evitar las tan anunciadas crisis energéticas, de producción de gas y energía, que tanto se dijo acá durante mucho tiempo en algunos medios y evidentemente de algún lado hay que sacar el financiamiento, y el financiamiento más barato. Aparte le sacamos el manejo a las empresas privadas, que antes sí aumentaban las tarifas, decían que iban a hacer las obras y no las hacían. Además no dicen que los argentinos -porque este Gobierno se puso firme y no hizo caso a lo que decían muchos comentaristas, que está con su firma donde reclamaban aumento de tarifas y ni hablar de la dirigencia política- tiene las tarifas más bajas de todo el continente de América del Sur; pagamos 0,40 por cada millar de gas para los minoristas y 1,40 para los mayoristas, cuando el costo en Brasil creo que es de 5 dólares. Fíjense ustedes la relación, y estamos colocando una tasa que nos va a permitir realmente hacer estas obras que son fundamentales y trascendentales, con un fondo fiduciario claro, que se tendrá que informar durante tres meses al Congreso que tiene todos los controles del Estado.
¿Saben lo que quieren, amigos que me miran por televisión? Que no hagamos más obras, porque les gustaría volver a la Argentina esa donde se paraban los ascensores, donde se cortaba la electricidad, entonces dicen que este gobierno no es previsor, que no hace las cosas que tiene que hacer, porque no les interesa la Argentina, les interesa que fracase el gobierno, porque si fracasa el gobierno pueden seguir hablando, el problema es que si el gobierno acierta, los que hablan, hablan y hablan, van quedando realmente en el camino. Entonces cuando se habla de esto hay que hablar de tasas específicas para generar un fondo fiduciario para poder hacer las inversiones al menor costo financiero con todos los controles que el Estado requiere y que hay que hacer, que evidentemente no lo tuvo el Fondo del Conurbano, ni hablar, jamás lo tuvo. Pareciera ser que algunos estudian muy poco, leen muy poco y lo único que tratan de hacer es oponerse por oponerse.
Pero nosotros vamos a seguir trabajando con toda cristalinidad, vamos a seguir haciendo lo que tenemos que hacer, vamos a seguir cambiando la Argentina, vamos a seguir actuando como marcan las leyes y si tienen, como dijo Cristina ayer, "un sistema de financiamiento más barato y otra forma, por favor que vengan y nos ayuden", pero ya pasaron dos veces por el gobierno en esta etapa democrática, ya vimos lo que nos quedó, ya vimos lo que pasó en la etapa de la década del ´90 donde las empresas se llevaron toda la rentabilidad; aumentaban las tarifas para decir que iban a hacer obras, pero no hacían ninguna o muy pocas; el último gasoducto importante se terminó en el ´87, ´88 en la Argentina y evidentemente la situación requiere que se tomen este tipo de procedimientos para que los argentinos podamos tener las obras que necesitamos: agua, energía, gas, esto es central y fundamental.
Obviamente ahora no dejamos que las empresas privadas manejen a discrecionalidad, como lo hacía antes, somos nosotros los que ejercemos la recaudación de esos fondos y por supuesto rendimos las cuentas como corresponden, para eso se aprueban las leyes y para eso están los organismos del Estado.
Aparte, como un hecho central y fundamental, hacer las obras de infraestructura que este país necesita para que definitivamente los que menos tienen también puedan acceder a la posibilidad de ser, a la inclusión, para que los grupos empresarios e industriales tengan la energía necesaria para poder desarrollarse y que la Argentina sigua creciendo, si no es imposible que lo pueda hacer. Con esto garantizamos que las inversiones se hagan.
Nosotros sabemos que la máquina de impedir existe, que la máquina de querer confundir existe, pero es como lo que yo le explicaba a Anne Krueger, son muchas cosas en nuestro país, la Argentina salió con una visión absolutamente diferente a la de ella. Y ahora bueno, se va a tomar unas merecidas vacaciones.
Por eso les agradezco profundamente, estoy muy feliz por estas obras que se van a iniciar en Santa Cruz, como estoy muy feliz con las obras que se van a iniciar en Rosario, que anunciamos ayer, como estamos anunciando en todo el país en forma clara y concreta, con una inversión inédita que el país no recuerda.
La construcción creció en forma estacionalizada el 22 por ciento de año a año, desestacionalizadamente el 16,5; generó miles de puestos de trabajo, casi 400.000 trabajadores tienen libreta de la construcción contra 70.000 cuando empezamos, es un elemento de reconversión claro y concreto.
Entonces cuando hablamos de crecimiento del gasto, no hablemos de crecimiento del gasto improductivo, está creciendo el gasto de la inversión del Estado. Porque hay un Estado que está presente, un Estado que tiene y asume las responsabilidades que le corresponden. Por eso la Argentina está creciendo como crece, recauda como recauda, por eso participamos activamente en la discusión de precios, por eso participamos activamente en la construcción de políticas que nos generen posibilidades de empleo, en la lucha contra la pobreza, la desocupación, llegando a aquellos sectores que más necesitan de la sociedad en toda la Argentina. Es decir, hay un Estado que está presente, que no huye a las responsabilidades que tiene, y obviamente que asume sus responsabilidades como corresponde hasta el 10 de diciembre del 2007, haciendo todo lo que se pueda hacer con sentido estratégico en la Argentina.
Esperemos que los contratos de estas obras se puedan firmar pronto, que podamos iniciar rápidamente la construcción, y que llegue el momento en que la Argentina la Ruta 40 nos conecte de una punta a la otra, 5.000 kilómetros como dijo el Vicegobernador, que unen este país; va a ser un elemento potenciador del turismo, integrador y nos va a mostrar una Argentina absolutamente diferente.
Quiero agradecer profundamente vuestra presencia acá, a seguir trabajando con mucha fuerza, con muchas ganas, y a seguir generando todos los cambios que esta Argentina necesita. Hay que seguir cambiando la historia en todos los aspectos, en los aspectos sociales, institucionales, estructurales, en consolidar políticas importantísimas como hemos llevado adelante la independencia de la Justicia, en el crecimiento de la calidad institucional indudable. Cuando algunos nos critican la calidad institucional y uno ve que son los responsables del desastre argentino, yo creo que en esto hay que tener autoridad moral para hablar. Y algunos evidentemente…, el pueblo argentino lo sabe, los que me están mirando hoy por televisión saben las cosas que hemos tenido que sufrir.
Ustedes ayúdenme, que yo con la ayuda del pueblo estoy decidido a seguir dejando todo, porque sé que con aciertos y con errores pero caminando hacia un país distinto vamos a construir una sociedad muchísimo más justa. Con optimismo, con ganas, con alegría y con las manos limpias como tenemos, como corresponde. Lo que pasa es que algunos de los que a veces hablan han sido responsables de sonados casos de corrupción en la Argentina.
Muchísimas gracias por estar con ustedes y adelante.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada