junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la cena ofrecida por el Gobierno Español a la Comitiva Argentina de visita oficial en España (2006)

DISCURSO EN LA CENA OFRECIDA POR EL GOBIERNO ESPAÑOL A LA COMITIVA ARGENTINA DE VISITA OFICIAL EN ESPAÑA
Néstor Kirchner
[22 de Junio de 2006]

Señoras y señores: Estamos llegando al final de esta, mi tercera visita a España. Ha sido, como en las anteriores, como todos los encuentros que hemos tenido oportunidad de mantener con SSMM los Reyes, con usted, Sr. Presidente del Gobierno, mi querido amigo, y con sus Ministros, la ocasión de un entendimiento fecundo, una aproximación entre nuestros pueblos, entrañablemente unidos, y además de todo eso, una suma de momentos felices.
Muchas gracias en mi nombre, en el de mi esposa, y de toda mi comitiva, por el recibimiento tan cálido y todas las atenciones de que hemos sido objeto en el curso de estos dos días inolvidables para nosotros.
Nos vamos además con la satisfacción de haber logrado importantes acuerdos que nos harán avanzar en la senda de la asociación estratégica entre la Argentina y España. Somos ahora, creo que podemos decirlo, más socios que antes.
Volvemos a la Argentina imbuidos del espíritu que ha imperado en estos dos días de intensa actividad, con el firme compromiso de seguir trabajando para el entendimiento entre nuestros dos países y el acercamiento entre argentinos y españoles.
Juntos hemos marcado una nueva senda, que nos compromete a un seguimiento en múltiples y variados aspectos de nuestra relación.
Hemos comprobado que nuestros ministros y colaboradores ya se han abocado con entusiasmo a la tarea de complementar nuestros acuerdos y darles aplicación efectiva.
Es inédito para nuestro país el vasto alcance de la concertación que mi gobierno, en todas sus áreas, encara con el suyo.
Compartimos el objetivo de empeñarnos en que los beneficios de estos acuerdos alcancen a todos nuestros ciudadanos, y en particular a quienes más lo necesitan, que son motivo de nuestra permanente preocupación y desvelo.
No se trata de quimeras ni utopías inalcanzables, hemos fijado metas realistas y objetivos prácticos.
En nuestras conversaciones hemos comprobado que nuestros gobiernos coinciden en los grandes temas que preocupan a la humanidad.
Ambos estamos inspirados por la búsqueda del consenso, el fortalecimiento del multilateralismo y la legalidad internacional, la promoción de la democracia y de los derechos humanos, la construcción de un orden internacional más justo, la Alianza de civilizaciones, la lucha contra el terrorismo y la protección del medio ambiente.
He tenido también oportunidad, señor Presidente, de explicarle los esfuerzos que estamos realizando en la Argentina para erradicar la pobreza, lograr un crecimiento económico sostenido y promover un desarrollo sustentable, al tiempo que hemos coincidido en la necesidad de avanzar hacia sistemas económicos nacionales y mundiales basados en los principios de justicia, equidad, democracia, participación, transparencia, responsabilidad e inclusión.
Estamos abiertos a la inversión española en la Argentina, que desearíamos ver aplicada al sector productivo. En este sentido, han resultado muy fructíferas las conversaciones que he podido mantener con los empresarios españoles de primera línea en estos días. Me han impresionado por su capacidad de comprensión y su visión amplia y profunda de nuestra realidad. Mantendremos vivo ese diálogo en el futuro.
Usted sabe, señor Presidente, que España tiene una aliada en la Argentina. Usted sabe también que tiene en mí a su amigo. Juntos seguiremos abogando por un mundo más equitativo, más solidario, más justo y democrático. Un mundo en el que Iberoamérica debe continuar creciendo unida y realizar un gran aporte a la civilización que hoy forjamos para mañana.
Yo levanto mi copa por la realización de todos los propósitos que nos han animado en estas jornadas, por su ventura personal y el éxito de su gestión, y por el futuro de argentinos y españoles.
Muchas gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada