junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la firma de convenios para obras públicas en Mar del Plata (2006)

DISCURSO EN EL ACTO DE LA FIRMA DE CONVENIOS PARA OBRAS PÚBLICAS EN MAR DEL PLATA
Néstor Kirchner
[7 de Julio de 2006]

Buenos días. La verdad es que compartir con el señor Gobernador, con el señor Intendente, con el señor Vicepresidente, con ustedes, con todos, es una alegría grande porque estamos cumplimentando la palabra empeñada. Debo reconocer la persistencia de la Provincia y del Municipio, en el viaje a Venezuela habló más que el presidente Chávez el Intendente. Pero lo importante es que en 90 días vamos a estar licitando, vamos a estar recuperando y garantizando la defensa del medio ambiente como corresponde, como merece Mar del Plata.
Una obra que realmente la debía haber tenido hace muchísimos años y ahora en la coordinación conjunta y tripartita entre Municipio, Provincia y Nación la ponemos en marcha.
Una obra donde el Municipio hace un esfuerzo grande, eso se llama administrar bien y realmente yo lo aplaudo, y donde la Nación también devuelve a Mar del Plata los aportes que Mar del Plata ha hecho durante décadas al país, moviendo el turismo, la economía, aún en los momentos más difíciles, y que muchas veces no se le ha reconocido, porque no hay duda que Mar del Plata no sólo nos enorgullece, no solamente es un elemento del que los argentinos sentimos un profundo orgullo, sino que fundamentalmente también es un elemento vertebral en el crecimiento económico y ha sido un elemento vertebral en momentos muy difíciles para la Argentina.
Siempre Mar del Plata estuvo haciendo su aporte a la actividad turística, a la actividad pesquera, industrial; es decir, estuvo soportando procesos migratorios muy fuertes en los momentos más difíciles de la Argentina, y nuestro país tiene que posar fuertemente sus ojos allí también porque es un elemento sustancial en el país que todos queremos construir.
Así que señor Intendente, señor Gobernador, estoy realmente muy feliz de poner en marcha esta obra de 27 millones, vamos a estar por Mar del Plata más de una vez antes de fin de año, y realmente nos pone muy bien.
También es una linda mañana para seguir haciendo reflexiones, algunos se enojan cuando hago reflexiones desde acá, no quieren ni que hable. (Riendo) Con ustedes y los que me miran del otro lado de la televisión, que son muchos. Realmente también estoy muy contento porque dejar las cosas institucionalmente claras es muy bueno y creo que la exposición de Cristina ayer sobre los Decretos de Necesidad y Urgencia fue una verdadera pieza jurídica y aparte les marcó la verdad a algunos periodistas que se mueven corporativamente –a ustedes y a los que están del otro lado-, se defienden entre ellos. 135 minutos hablando, 135 minutos manejando las contradicciones y fíjense ustedes que hay tan poca honestidad intelectual que ni siquiera reconocen sus propios errores en las distintas cosas que van escribiendo. Hablan de de todos, dicen de todo cualquier cosa. Ahora, ¡qué poca capacidad de autocrítica que tienen! ¡Qué pena que me dan! Qué pena que me dan en serio. Después dicen “nos agraden”, no, nosotros queremos tener un periodismo más autocrítico, que estudien más, que investiguen más, que dejen de hacer lobby. Se terminó, alguna clase dirigente les tuvo mucho miedo, “a ver qué van a decir, qué van a hacer”. No, para mejorar el país no sólo tenemos que mejorar la dirigencia política, las instituciones, sino también los que escriben. Hay tan poca calidad intelectual, en serio.
Yo creo que la tarea de informar no pasa por la defensa corporativa, se defienden entre ellos. No todos, obviamente generalizar sería algo indebido de mi parte, pero sería bueno hacer alguna sana autocrítica. No importa que sean opositores, hay muchos que son opositores, ya sé que el que escribe en el diario La Nación tiene que ser opositor, qué va a hacer, si no… Claro, es así, porque esto de la libertad de prensa, si la empresa quiere hay libertad de empresa, si el dueño de la empresa periodística quiere. Miren si un periodista va a escribir algo que esté en contra de lo que piensa el dueño, ¿se imaginan ustedes?
Realmente como decía Katz, nuestro buen amigo el intendente de Mar del Plata, con quien coincidimos tanto, cada vez coincidimos más, y no por las obras. Dicen “coincide porque él viene y le da obras, entonces es pícaro y se lleva la obra”. Toda esa maldad y esa perversidad que llevan encima. ¿Saben por qué coincidimos en muchas cosas con el intendente de Mar del Plata? Porque estamos tratando entre todos de construir una nueva Argentina. Esto por arriba de cualquier cuestión partidaria. No estamos buscando el lucro fácil, a ver qué acuerdo hacemos para llevarse cada uno una cosa, nuestra obligación es hacer y trabajar en Mar del Plata. Eso no pasa por esa concepción y caracterización de tratar de desprestigiar las actitudes que tienen los hombres públicos, él asume la responsabilidad de ser intendente de Mar del Plata, como el Vicepresidente, el Gobernador, cada uno su responsabilidad, y yo como Presidente. Y tenemos que responder a las expectativas de la gente. Pero aparte pensamos, mal les pese a algunos, y estamos pensando en construir una Argentina diferente, plural, diversa, que crezca, positiva, esa es la tarea que estamos tratando de llevar adelante. Y coincidimos, estamos de acuerdo. Entonces cuando estamos de acuerdo, es un “acuerdo perverso”, y cuando estamos en desacuerdo “esta dirigencia que no entiende, que no se pone de acuerdo”. Estudien, estudien un poco, investiguen, lean, prepárense, es bueno eso. Porque a veces a mí me da pena, con cariño lo digo.
También es muy importante la tarea y el proceso de reconversión económica que se está llevando adelante. Cuando sube la inflación dicen “subió la inflación”, cuando baja dicen que hay “inflación reprimida”. Así son, ¿cuándo van a tener una posición objetiva? ¿O los mandan a escribir esas cosas?
La Argentina la tenemos que construir entre todos, pero se construye con verdad, con objetividad. Lo mismo pasa con la desocupación, con el crecimiento económico. Si ustedes miran algunos medios, casi todos, no quiero generalizar pero casi todos, desde que empezamos el gobierno dicen se desacelera la economía, se cae esto, se cae aquello, explota por acá, ¿por qué ese sentido de las cosas? En algún momento va a llegar un fracaso…, no pasa por el éxito o el fracaso de un Presidente determinado, pasa porque los argentinos vayamos construyendo éxitos permanentes que nos den las posibilidades de tener el país que nos merecemos, pensar en la desocupación, la indigencia, la pobreza; que todo el mundo pueda llegar a Mar del Plata y tomarse vacaciones como corresponde. La clase media está creciendo extraordinariamente por la recuperación que estamos teniendo y por la movilidad ascendente, de eso nos tenemos que alegrar. Desde luego que como Gobierno tenemos que hacer autocríticas permanentemente y corregir errores, pero lo importante para corregirlos es que quienes tienen muchas veces que informar y ser objetivos e independientes, que dicen que son objetivos e independientes, hagan buenos análisis, que investiguen, estudien y nos ayuden. Independientemente de que sean opositores, está bien, debo reconocer que el diario La Nación dice “somos opositores” o “apoyamos a tal candidato”. Está bien, son así, no hay duda, son opositores, apoyaron la dictadura del 76 y todas esas cosas están claras, uno lo recuerda permanentemente. Pero mejorar la calidad institucional en la Argentina no pasa solamente porque mejore la clase política, también tienen que mejorar los que informan, la calidad de los medios, también tienen que darse cuenta los medios de que porque alguien sea dueño de una empresa periodística tiene la posibilidad de decir lo que quiere, pero si quieren que haya verdadera libertad de prensa, tanto que hablan de la libertad de prensa, que ejerzan la libertad de prensa, que no digan lo que el dueño del medio quiere. La tendencia a los monopolios que hay también en ese sector, tantas cosas que hay que ver.
Muy bien, sigamos construyendo Mar del Plata y la provincia de Buenos Aires, que es lo importante. Con el Gobernador venimos muy satisfechos del viaje a Venezuela, nos ha ido muy bien, a la provincia de Buenos Aires con los astilleros, el trabajo que va a haber en los astilleros; el avance que hicimos en los temas petroleros con Venezuela; la emisión de un bono conjunto que estamos estudiando para generar un mercado de capitales, se están abriendo muchas puertas en la Argentina que a uno lo entusiasman y lo motivan.
Le quiero agradecer al Intendente, a los empresarios de Mar del Plata y a todos los amigos la permanente ayuda y el permanente cariño que los marplatenses siempre nos han brindado. Me encanta Mar del Plata, siempre he ido y la verdad que cada vez que voy la disfruto a pleno, caminar por esa costanera hermosa que tienen, y siempre gracias por las atenciones que nos dan cuando estamos allí, nos debemos sentir orgullosos. Ustedes saben que soy un hombre del sur, que amo los hielos pero adoro el mar.
Espero que tengan muchísima suerte y cuenten permanentemente con nosotros, ayuden al Intendente que trabaja mucho y fuerte y al Gobernador, que permanentemente están trayendo ideas y guiándonos para que podamos hacer las obras que ustedes necesitan.
Muchas gracias, a vuestras ordenes, un servidor, gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada