junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la firma de contratos para la construcción de viviendas en Santa Fe (2005)

DISCURSO EN EL ACTO DE FIRMA DE CONTRATOS PARA LA CONSTRUCCIÓN DE VIVIENDAS EN SANTA FE
Néstor Kirchner
[20 de Mayo de 2005]

Señor gobernador de la provincia de Santa Fe; señor ministro del Interior; autoridades nacionales y provinciales; señores intendentes; señores empresarios; señoras, señores: estoy realmente contento de poder firmar los contratos de estas 4.000 viviendas más para Santa Fe, estamos llegando al número de 10.000 para la provincia, lo que significa una inversión muy importante en viviendas, en generación de puestos de trabajo y en la posibilidad de que una vez que firmemos los contratos por las 120.000 viviendas ya estemos en condiciones de prepararnos para nuevos anuncios. Porque la lucha por reducir el déficit de viviendas es un camino estratégico fundamental para lograr un sostén social, fundamental para dar un piso social, fundamental para generar trabajo, fundamental para reactivar la economía.
Por eso nosotros estamos absolutamente decididos a seguir estratégicamente en esta tarea, Gobernador y queridos amigos.
Son muchas las obras que estamos haciendo en forma conjunta en Santa Fe y en la medida que nuestra economía y nuestra administración, tanto de las provincias como de los municipios y la nación, avancen como están avanzando, muchas propuestas se podrán dar en la Argentina.
Una Argentina que viene, como decimos siempre, de más allá del infierno, y estamos en el infierno todavía pero en una recuperación gradual, interesante. Hay países muy importantes en el mundo, integrantes de la propia Comunidad Europea, que para recuperarse y consolidar un país nuevo tuvieron décadas por delante. Nosotros lo hacemos con toda la paciencia y toda la gradualidad para recuperar la Argentina de la situación en que está, pero tenemos datos que realmente van marcando que este país, si somos responsables y serios, tiene todo el marco para continuar su recuperación.
Hemos crecido en los años 2003 y 2004 un promedio del 9 por ciento; creció la actividad a un 8,3 el primer trimestre de este año, superando todas las expectativas y todos los análisis; creció un 7,5 de marzo a marzo, ya sobre el 9 y sobre el 9, es decir que realmente los números son interesantes e importantes. Tenemos una consolidación en el crecimiento de la recaudación también muy importante, una consolidación en el superávit fiscal; hemos logrado cerrar el canje de la deuda, superamos las últimas instancias judiciales, en lo que significa un ahorro para el país de 60.000 millones de dólares y la posibilidad de volver absolutamente viable a la Argentina.  Hemos logrado la postergación de las obligaciones en expectativa de pago con el Fondo, que es un tema interesante porque la tarea de desendeudarnos es central. Se podrán decir muchísimas cosas, pero la Argentina para consolidarse se tiene que desendeudar. Este es un tema central, para eso el superávit también es muy importante. Y por supuesto seguir en la tarea de la recuperación del consumo y el poder adquisitivo de la sociedad, que también lo vamos a seguir haciendo con responsabilidad, con seriedad y pensando en la gente, no dando ningún paso apresurado que genere más retroceso que avance. Lo importante es avanzar con una inflación absolutamente contenida, que no quite el poder adquisitivo de la gente y que a su vez lo podamos mejorar. Este es el gran desafío, las otras teorías siempre nos han llevado al derrumbe.
También vemos un avance en la inclusión social, un avance en la lucha contra la indigencia y la pobreza, y los datos que estamos manejando sobre al desocupación si bien van a ser más altos que en diciembre tenemos que compararlos estacionalmente con enero del año pasado y están más de dos puntos abajo, van a estar aproximadamente en el 13 por ciento. Pero es estacional, ya en marzo está en 12,3 y en abril creo que debajo de 12, es decir que la desocupación tiene una tendencia a bajar y esto es muy importante porque las inversiones están dando resultado. Lógicamente si comparamos el último trimestre del año pasado con el primer trimestre del actual, la cifra crece un poco porque son datos estacionalmente diferentes, en enero y febrero como ustedes saben baja absolutamente la ocupación y se vuelve a potenciar a partir de marzo. Los resultados ya los tenemos a la vista, en marzo va a estar en 12,3 y en abril por debajo del 12. Son cifras más o menos extraoficiales.
Por otro lado conversábamos hoy con el Gobernador de que a algunos les molesta porque yo digo que en octubre se plebiscita la gestión. ¿Cómo va a decir esto? Yo creo que hay que hacer un análisis histórico también. Desde 1983, el doctor Alfonsín cuando ganó en 1985 las elecciones parlamentarias pudo continuar gobernando hasta 1987, pudo instrumentar el Plan Austral, con variado éxito -en principio con un éxito correcto y después todos sabemos lo que pasó- en 1987 perdió y no alcanzó a llegar a 1989. Al doctor Menem le pasó lo mismo, mientras fue ganando hasta el 97 tuvo un marco de apoyo y gobernabilidad y a partir del 97 todos sabemos lo que sucedió. El doctor De la Rúa perdió en el 2001 y todos sabemos lo que pasó en diciembre. Creo que la sociedad y los dirigentes tenemos que despojarnos de la hipocresía. Yo no voy a hacer el acto autista que hacía el doctor De la Rúa cuando decía “yo no voy a elecciones, van los legisladores y todo lo demás”, acá está en juego el país.
Ustedes saben, los presentes y los que me miran por televisión, que me cuestionaban porque llegué nada más que con el 22 por ciento, dado que no me quisieron dar la segunda vuelta, y decían que era un presidente totalmente débil, ¿se imaginan ustedes lo que pueden decir si en octubre el pueblo no nos acompaña, no nos ratifica la confianza? ¿Con qué fuerza, con qué responsabilidad puedo gobernar la Argentina? Creo que los argentinos tenemos que ser muy maduros y responsables y asumir que cada vez que tomamos un camino estamos marcando el rumbo de la gobernabilidad.
En octubre, le guste al Gobernador, me guste a mí o al que sea, la gente va a determinar si decide apoyar el proceso de transformación y cambio que nosotros estamos llevando adelante o no. Si dice que no, después es muy difícil gobernar porque esta es la realidad concreta, vemos las cosas que han pasado. Siempre ha dicho sabiamente el pueblo, siempre resuelve sabiamente. Y si yo siempre he pensado que el pueblo resuelve sabiamente para mí, con todo el esfuerzo que uno está haciendo, la lectura de octubre creo que para la sociedad es fundamental. Es muy importante que los argentinos empecemos a caminar con los pies arriba de la tierra, porque si no vivimos haciendo elucubraciones formales que no tienen nada que ver con la realidad y después pasan las cosas que pasan.
Por eso –repito- en el mes de octubre evidentemente, más allá de elegir legisladores lo que se plebiscita es una gestión o no. Y yo confío plenamente en el pueblo argentino, aunque les puedo asegurar a ustedes y a los que me miran por televisión que el esfuerzo tremendo que hemos tenido que hacer para poder llevar el país adelante, con apenas el 22 por ciento de apoyo de la población es muy difícil. Uno puede poner mucho esfuerzo, mucho sacrificio, pero el apoyo del pueblo es fundamental y central para consolidar el cambio.
Claro que algunos no quieren que esté ese apoyo para tenernos condicionados, porque les gusta tener un gobierno condicionado, con poco apoyo, para poder seguir imponiendo los intereses que se imponen siempre. Si hay un gobierno que tiene apoyo los intereses se tienen que ordenar tras el interés nacional. Esto también es muy importante.  Para poder hacer ese país productivo, ese país industrial, ese país de empresarios nacionales, ese país de clase media; eso se construye, no es una actitud voluntarista, se construye. Se reconstruye la clase trabajadora, que pasa por la posibilidad de reconstruir los puestos de trabajo de la construcción, del obrero industrial, ese país que fue saqueado y desguazado en ese proceso de la década del 90.
Este es uno de los problemas en las discusiones de intereses que nosotros tenemos inclusive con el propio Brasil. Ellos consolidaron un polo industrial muy fuerte en San Pablo, obviamente no quieren que florezcan industrias alrededor. Nosotros tenemos que reindustrializar la Argentina, esto es lo que estamos tratando de hacer. Esta es la discusión de intereses, lo que pasa es que hay algunos opinólogos o periodistas de opinión a veces, que dicen que si peleo con el Fondo soy un maleducado, cómo va a pelear con el Fondo. Yo lucho por los intereses de la Argentina y no es que uno sea mal educado, uno está peleando por los intereses nacionales. Los argentinos somos educados pero tenemos que aprender a defender nuestras cosas. Si discuto con Brasil es una irreverencia, siempre tiene razón el otro, nunca tenemos razón los argentinos, ¿cuándo vamos a valorar lo propio, lo de los argentinos?. Voy a seguir discutiendo con Brasil, con el Fondo, y digan lo que me digan lo que a mí me interesa es que Argentina salga adelante.
Lo felicito señor Gobernador, señores intendentes, también a los señores empresarios, porque ya se está generando un marco de crecimiento, estaba preocupado yo porque se demoró un poquito. El superávit fiscal tiene que volver en gran parte al pueblo argentino, al mejoramiento del poder adquisitivo, de la capacidad de inversión, que nuestros empresarios puedan actuar estratégicamente, no que un día empezamos y hacemos 10 mil viviendas en Santa Fe, y después estamos 10 años más para hacer dos más, tiene que haber una proyección que les permita a ustedes invertir en maquinaria, en capital de trabajo. Tenemos que empezar a ser un país serio y para eso tiene que haber proyección estratégica, si no eso es imposible.
No tengan ninguna duda que acá empezamos el camino en el que los anuncios de los planes de vivienda no van a ser anuncios, ya son realidades. ¿Se acuerdan que decían que son anuncios nada más? Ya se están firmando y están empezando las obras. Ahora van a ser anualmente y cotidianamente anunciados, al máximo de nuestras posibilidades, para que los argentinos también vean que el acceso a la vivienda es una posibilidad.
Muchas gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada