junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la firma de convenios con Bolivia, en Hurlingham (2006)

DISCURSO EN EL ACTO DE FIRMA DE CONVENIOS CON LA REPÚBLICA DE BOLIVIA, EN LA LOCALIDAD DE HURLINGHAM
Néstor Kirchner
[29 de Junio de 2006]

Señor amigo y compañero Presidente de la República hermana de Bolivia, Evo Morales, sus hermanos bolivianos, sus hermanos argentinos lo reciben con los brazos abiertos en esta tierra de Hurlingham en la provincia de Buenos Aires ; distinguida comitiva que lo acompaña; señor gobernador de la provincia de Buenos Aires; señor amigo y compañero Intendente de Hurlingham, querido Luis Acuña; señores miembros del Cuerpo Diplomático; autoridades nacionales, provinciales, municipales; señores intendentes; Madres y Abuelas de Plaza de Mayo; amigos, amigas; compañeros y compañeras: esta mañana espectacular de junio que estamos compartiendo hermanos bolivianos y hermanos argentinos en la recepción que le hacemos a nuestro querido compañero y hermano Presidente de Bolivia, marca con una clara participación popular cuál es la visión de los pueblos de Latinoamérica.
Creemos firmemente, querido Evo, y creen nuestros pueblos, en el MERCOSUR, en todas las organizaciones y formas de organización que se están dando en América; creemos en la ampliación y en generar un foro de todos los pueblos de América del Sur, ampliarlo a todos para crear un gran centro de los pueblos latinoamericanos y americanos que construyan la voz de esta región, de esta parte del mundo que siempre estuvo relegada, olvidada y es nuestra tarea como presidentes de las repúblicas recuperar con fuerza junto a nuestros pueblos el amor por Latinoamérica, el amor por la tierra, el amor por el trabajo, el amor por la producción, el amor por la patria, el amor por nuestras banderas, el amor por recuperar nuestra dignidad, nuestra libertad, nuestro orgullo de ser hermanos y hermanas de Latinoamérica.
Con grandeza y generosidad conversamos entre gobiernos para solucionar los temas que van a ayudar al crecimiento de Bolivia y Argentina, de Argentina y Bolivia, y llegamos a acuerdos que significarán inversiones que van a garantizar la ecuación energética de la región. Junto con el compañero Evo estamos dando el primer paso, por un lado para la construcción del gasoducto del Noreste Argentino, para que pueda llegar el gas a todos los hermanos del Norte Argentino que todavía vergonzosamente no tienen gas y también para que se pueda industrializar el gas en Bolivia, y aún más importante, para que podamos hacer con todos los pueblos de América y junto a Evo y a todos aquellos que comandan y tienen la responsabilidad de conducir sus naciones, el gasoducto del Sur que va desde el Orinoco, llega hasta el Uruguay y recorre toda Latinoamérica, para construir una ecuación energética que permita el desarrollo de nuestros pueblos.  Este paso que estamos dando hoy es transcendental.
También, querido Evo, nosotros hoy tenemos noticias importantes, como están teniendo en Bolivia, del crecimiento de la economía. Hace pocas horas, queridos hermanos, tuvimos el crecimiento récord desde 1993 de la construcción, el 23,9 desestacionalizado, el 20 acumulado por este año. Hace pocos días anunciamos un superávit muy importante en el mes de mayo de 3.900 millones; hace pocas horas también extraoficialmente conocimos que, por primera vez en 13 años, en un mes la Argentina puede exhibir un índice inferior a los 2 dígitos, en el mes de mayo provisoriamente la desocupación llegó a 9,8; en mayo de 2003 cuando me tocó asumir era casi el 20 por ciento, a 3 años estamos en el 9,8 de desocupación que hemos logrado entre todos los argentinos. 
Hace pocos minutos también nos informaron que tenemos el superávit de exportación e importación record, en mayo tuvimos 4.125 millones de dólares de exportación, creció el 13 por ciento, con 2.470 de importación y un superávit comercial record, 1.325 millones de superávit comercial record; junto con el superávit fiscal, con el superávit gemelo que decimos nosotros estamos consolidando la independencia de la patria.
Este es el esfuerzo que estamos llevando los argentinos, este es el esfuerzo que están llevando nuestros hermanos bolivianos, que están levantando desde las cenizas propias a Bolivia, una nación con potencialidad a la que llevaron a ser, junto a Haití, una de las más pobres de Latinoamérica. Hoy va recuperando Bolivia paso a paso su dignidad de la mano del señor Presidente, del pueblo boliviano, para que nuestra hermana y querida Bolivia recupere el lugar que debe tener en América Latina y que todos solidariamente lo vamos a hacer.
También hoy nos emocionamos con el presidente de Bolivia y se comprometió a venir cuando se ponga en marcha en Once la Casa del Boliviano en una nueva sede que el Gobierno Nacional cede a los bolivianos para que se puedan juntar. Bolivianos, querido Presidente, que desde el sur al norte trabajan con dignidad, aportan con trabajo y se han convertido en verdaderos colaboradores del crecimiento argentino. Estoy agradecido al sudor, al trabajo, a la dignidad, a la decencia de los hermanos bolivianos que viven en la Argentina.
También es cierto que en algunos casos se dan marcos de tratar de explotarlos para obtener rentabilidades indebidas, de pseudo empresarios inescrupulosos que quieren usar el trabajo digno. No tengan ninguna duda que este Gobierno, junto con todos los gobiernos, como lo está haciendo el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, va a perseguir a fondo esa tarea de talleres clandestinos. Queremos que las cosas sean cristalinas, que se pague por el trabajo lo que se deba pagar por él y queremos terminar con los aprovechamientos que quieren hacer por necesidad.  Estamos en una sola vereda, la de la justicia, la dignidad y la equidad.
Claro que después de todas las cosas que nos pasaron es difícil la reconstrucción.
Pero por eso, Evo, siempre le pido a mi pueblo, a todos los que viven en la Argentina, que me ayuden, que me ayuden a dar todas las batallas que hay que dar, que me acompañen, porque ustedes saben que los intereses son fuertes, se agrupan y tratan de parar la transformación de un país. Todos quieren que crezca la Argentina pero algunos se acostumbraron a que crezca para un poquito como pasó allá en Bolivia, y nosotros estamos logrando que la Argentina crezca para todos, no nos interesa el crecimiento para unos poquitos privilegiados como ha pasado en la historia.
Queremos que la Argentina crezca para todos los argentinos y para todos los que viven en esta tierra, ese es el gran desafío. Queremos que en Latinoamérica pase lo mismo, queremos la Latinoamérica de San Martín, de Bolívar, de Sucre, de los héroes que construyeron esta patria; queremos el sentido libertario de miles y miles militantes populares que dieron su vida, que pusieron todo para que nuestras patrias se puedan construir y crecer, queremos honrar la memoria de todos aquellos y queremos hacer una clara demostración de gestión y de decisión latinoamericanista porque ese es nuestro rumbo.
Por eso hoy señor, amigo y presidente de Bolivia, el pueblo argentino, junto a los hermanos bolivianos que viven en la Argentina, lo recibe con los brazos abiertos y lo invitamos a caminar por las alamedas de la construcción de la liberación y de la construcción de nuestros pueblos, para hacer la patria que los latinoamericanos y nuestros pueblos se merecen.
Muchísimas gracias, muchas gracias señor Intendente también, muchas gracias señor Gobernador, amigos presentes, levanten las banderas de Argentina y de Bolivia, de Bolivia y Argentina, es la patria grande que renace, es la patria de nuestros héroes, de nuestros abuelos y de nuestros pioneros que soñaron ver estas banderas unidas para hacer la nación latinoamericana que nos merecemos.
Muchísimas gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada