junio 20, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la presentación del Plan Energético Nacional (2004)

DISCURSO EN EL ACTO DE PRESENTACIÓN DEL PLAN ENERGÉTICO NACIONAL
Néstor Kirchner
[11 de Mayo de 2004]

Señor presidente provisional del Honorable Senado de la Nación; señores gobernadores y vicegobernadores; señores ministros del Poder Ejecutivo nacional y provincial; señor ministro de Energía y Minas de la República Bolivariana de Venezuela; autoridades nacionales, provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; señores miembros del cuerpo diplomático; señores legisladores; señores representantes gremiales; señores empresarios; señoras y señores:
En primer lugar quiero agradecer al señor presidente de Venezuela la actitud que ha tenido con la Argentina ante la situación que nos ha tocado vivir en el sector energético; señor ministro de Energía, llévele un fuerte abrazo del pueblo argentino por la actitud solidaria y la excelente disposición que tuvo. 
En segundo lugar, tal cual es mi costumbre, voy a hablar con absoluta sinceridad: en la Argentina no hay lugar para hipocresías ni para decir las cosas en un lugar y desmentirlas en otro. Yo ante todos ustedes, ante los señores empresarios y ante los que me miran por televisión, quiero dejar absolutamente claro que si la Argentina hoy tiene crisis energética, y no hay ningún problema en llamarlo crisis energética o el nombre que le quieran poner, lamentablemente es porque no se han generado las inversiones -fundamentalmente a partir de 1998 pero inclusive antes- que la Argentina requería. Han sido las empresas las que no han hecho las inversiones, y no es con la actitud de que uno las ataca o no las ataca o el hecho de victimizarse. Quienes trabajan en la Argentina ojala que puedan ganar muchísimo dinero y que les vaya muy bien, pero hay que invertir, hay que trabajar, dejar de especular y pensar que este pueblo tiene que crecer y las empresas que están definitivamente nos tienen que acompañar. 
Lo que yo digo, señores empresarios, es que he charlado con las distintas empresas y en muchos casos se han trasladado las responsabilidades de unos a otros diciendo: “yo he invertido todo lo que tenía que invertir, cerca de tanto porcentaje del mercado, pero hay otras empresas que han invertido menos”. Y lo que me lo dijeron es cierto, hay algunas empresas que invirtieron más que otras y es hora de que todas asuman la responsabilidad clara y concreta de estar a la altura de la confianza que el pueblo argentino les dispensó cuando les dio la explotación de las áreas. Esto es central, digámoslo con claridad, y eso no se puede desmentir con artículos que van o que vienen o con actitudes de lobbies que se puedan hacer. La verdad es una sola: el Estado Nacional no maneja ni la producción ni maneja la distribución del gas en la Argentina, está en manos de privadas y evidentemente si creyeron que la Argentina iba a crecer menos o si generaron o trataron de exportar por allí todo lo que no podían exportar, la verdad que no es culpa nuestra porque cuando uno se compromete a exportar tiene que exportar lo que corresponde y es responsabilidad de las empresas, pero primero también tiene que abastecer el mercado interno como corresponde. Que hagan todos los negocios que quieran pero cumpliendo con responsabilidad.
Nosotros les volvemos a abrir los brazos pero acá en la Argentina definitivamente tiene que cambiar la cultura del esfuerzo. Se discutía que si precio, si volumen, si volumen o precio antes, la verdad es que era una discusión que llevó largo tiempo pero las inversiones no se hicieron. Lo que debe cambiar es lo siguiente: el pueblo argentino, señores empresarios, está haciendo un esfuerzo muy grande, se ha puesto a ahorrar energía cuando la tendría que tener, pero con una actitud solidaria que yo le agradezco realmente va a acompañar este esfuerzo. Y nosotros si hoy hemos decidido subir las retenciones es porque en la Argentina se terminó que el hilo se corta por lo más delgado y lo que no se hizo o las inversiones que faltaron las tiene que pagar el pueblo argentino. 
También se tienen que hacer responsables quienes no cumplieron o quienes no supieron prever las necesidades que íbamos a tener. Nosotros honestamente esperamos que esto se pueda revertir, Dios quiera que podamos trabajar junto con el sector fuertemente. Nosotros estamos dispuestos a participar y ahí está la decisión de volver a tener una Empresa Nacional de Energía. No queremos mirarlo más desde la tribuna, queremos estar allí donde se está discutiendo la ecuación energética y donde se están discutiendo los intereses de la Argentina. No es para perjudicar a las empresas que trabajan, sino por el contrario para colaborar a que la ecuación energética pueda cerrar como los argentinos necesitamos para nuestro desarrollo.
Pero también les puedo asegurar que si un día dije que no iba a dejar mis convicciones en la puerta de la Casa de Gobierno, hoy les aseguro a los ciudadanos argentinos y a ustedes, señores empresarios, que no estoy dispuesto a consentir cualquier funcionamiento, les pido entendimiento y acompañamiento, creo que es hora de definitivamente empezar a buscar cómo recreamos la posibilidad de acompañar este fenomenal crecimiento que tiene y puede tener la Argentina; pero también les quiero ser absolutamente sincero: voy a tomar todas las medidas que sean necesarias para que la Argentina tenga el abastecimiento de gas, solucione y pueda superar este 2004, tenga una estabilidad en 2005 y un horizonte estratégico definitivo en la ecuación energética en el 2006. 
Por eso les pido que nos acompañen, que trabajemos juntos. Entiéndanlo, no me va a hacer retroceder en mi pensamiento ningún tipo de presión pública, ningún tipo de lobby ni el tratar de culparme. Si me quieren echar la culpa de todo a mí, échenmela, todos ustedes saben de dónde viene la crisis, todos saben que este gobierno prácticamente no tiene responsabilidades, más que haber confiado por allí un poco más de la cuenta, y yo honestamente, con absoluta responsabilidad y seriedad les digo que acá en la Argentina nunca más tenemos que volver a hablar en estos términos de esta situación; definitivamente debemos tener una proyección clara.
Dios quiera que a ustedes en la ecuación económica les vaya muy bien, pero entiendan que tenemos que trabajar juntos, tenemos que pensar que este país se puede desarrollar y definitivamente terminar con el marco de la especulación, con el marco de la picardía o con el marco de quién tiene la responsabilidad.
Les pido a las empresas del sector también que tengan una relación directa entre ellas mismas para saber qué es lo que invirtió cada una. Hay empresas que han invertido cerca de un 18 por ciento y otras que han invertido solamente un 2 por ciento. Ustedes saben quién de cada uno hizo esa inversión y nosotros también lo sabemos. Esperemos que definitivamente estemos a la altura de lo que la Argentina necesita.
Nosotros les agradecemos que estén en la Argentina, queremos que estén en la Argentina, que inviertan en la Argentina y que ganen junto a los argentinos, pero definitivamente tenemos que terminar con estos mecanismos y con este tipo de crisis que la Argentina no debiera tener.
Por eso, Dios quiera que trabajando ustedes como la Argentina necesita, funcionando la Empresa Nacional de Energía, que es fundamental, en el marco de la construcción estratégica del futuro marco energético que queremos hacer, podamos entender definitivamente estos temas.
También hay otro tema para el que nosotros esperamos la comprensión de los señores empresarios: el gas en garrafa. Es decir que necesariamente, empresas que gracias a Dios tienen un muy buen nivel de rentabilidad, en el marco de la situación que estamos viviendo, espero que tengan la comprensión de la realidad. Nosotros hoy hemos dado un paso en ese aspecto y esperamos que el gas en garrafa tenga un precio adecuado para los más necesitados en la Argentina. Dimos un paso, yo espero que ustedes den otro -no me hagan dar otro más a mí- para que ese gas cueste un precio aproximado para que la gente pueda acceder a él. Les pido una clara comprensión de este tema. 
Agradezco las inversiones, agradecemos los análisis y los proyectos que han enunciado aquí; nosotros vamos a ayudar en todo lo que podamos y Dios quiera que el futuro nos encuentre a ustedes y a nosotros en realizaciones permanentes y concretas, que muchas veces las hemos tenido en forma conjunta en otras funciones que tuvimos. Dios quiera que por un resultado positivo para todos podamos trabajar en forma solidaria, en forma conjunta los empresarios y el Estado nacional, para que podamos recrear la Argentina y que los beneficiarios, que son los ciudadanos del pueblo argentino, estén realmente agradecidos por el manejo y la responsabilidad racional que debemos tener todos encontrando la síntesis superadora que este país necesita.
Les agradezco profundamente, he querido ser absolutamente sincero, hablar con absoluta claridad desde el marco de mi verdad relativa, pero en la Argentina es hora de que lo que uno dice en algún lugar, lo que a veces dice en una tribuna, lo que a veces dice afuera, tenga la honorabilidad de decirlo ante quien corresponda y es lo que yo he tratado de hacer ahora en el marco de esa verdad relativa.
Muchísimas gracias y a vuestras órdenes.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada