junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la ceremonia de firma de la Declaración de Principios y Líneas de acción conjunta con la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet (2006)

DISCURSO EN LA CEREMONIA DE FIRMA DE LA DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS Y LÍNEAS DE ACCIÓN CONJUNTA CON LA PRESIDENTA DE CHILE MICHELLE BACHELET
Néstor Kirchner
[21 de Marzo de 2006]

Señora presidenta de la República de Chile, doctora Michelle Bachelet; distinguida comitiva que la acompaña; señor Vicepresidente de la Nación; señor Presidente Provisional del Honorable Senado; señores ministros del Poder Ejecutivo Nacional; autoridades nacionales; señoras y señores: la historia de nuestros países es pródiga en ejemplos de que ambos lados de la Cordillera de los Andes se suceden hechos que guardan fuertes similitudes.
Chile y Argentina, Argentina y Chile y sus respectivos pueblos, iniciaron juntos ayudándose mutuamente hace ya casi dos siglos, la lucha por la independencia.
Argentina y Chile, Chile y Argentina y sus respectivos pueblos, sufrieron hace tres décadas los crímenes de las dictaduras más sangrientas que se recuerden.
Chile y Argentina, Argentina y Chile y sus respectivos pueblos, viven hoy en democracia y sus gobiernos luchan codo a codo contra la pobreza y la exclusión, dispuestos a producir los cambios que nuestros pueblos requieren.
Por eso cobra una inmensa significación esta visita, su primera visita al exterior desde que asumió la Presidencia de la hermana República de Chile y quiero entonces expresar la satisfacción de recibir en la Argentina a nuestra querida amiga, la doctora Michelle Bachelet. Una visita que reviste una enorme importancia en gestos y acciones.
Haber escogido a nuestro país como primer destino a pocos días de haber accedido al Gobierno, pone de relieve el valor inequívoco de nuestra sociedad estratégica. Es también un mensaje que la Argentina y Chile y Chile y la Argentina enfrentamos juntos los desafíos y oportunidades del siglo XXI.
Esta relación de confianza y mutuo entendimiento se fundamenta, antes que nada, en convicciones y perspectivas compartidas por nuestros gobiernos.
Los presidentes de Chile y la Argentina renovamos nuestro firme compromiso en la fortaleza de los valores democráticos, como fundamento de una sociedad justa y equitativa en la defensa y protección de todos los derechos humanos, en la generación de trabajo decente, en la erradicación del hambre y la pobreza y en la promoción de la educación universal como instrumentos básicos para dignificar la vida de nuestros pueblos.
Por ello y en lo que refiere particularmente a los derechos humanos, hemos acordado establecer un mecanismo regular de consulta y cooperación en la materia que será coordinado por las respectivas Chancillerías y que contará con la participación de los organismos nacionales competentes.
De la misma manera, entendemos el multilateralismo como el ámbito más eficaz para hacer frente a los desafíos que impone la agenda internacional, tales como la lucha contra el terrorismo, el tráfico de estupefacientes, la corrupción y el combate a todas las formas de discriminación.
La presencia de nuestra amiga, la señora presidenta de Chile, en la Argentina, ratifica la continuidad de la política de Estado de integración adoptado por nuestro Gobierno ya desde hace varios años. El nivel de integración y complementación alcanzado, se traduce en la existencia de numerosas comisiones y grupos de trabajo binacionales que cubren prácticamente todo el espectro posible de actividades. A ello se suman reuniones periódicas de las más altas autoridades de ambas Chancillerías y encuentros anuales de los parlamentarios que integran la Comisión Permanente Argentino Chilena.
Asimismo, merece destacarse el excelente nivel de cooperación alcanzado en el área de defensa, especialmente en lo que hace al alto grado de desarrollo en la implementación de medidas de confianza mutua.
La expresión más acabada del modelo de integración escogido por las Fuerzas Armadas de Argentina y Chile, para hacer frente a los desafíos del siglo XXI, es la creación de las Fuerzas Combinadas de Paz Binacional, que pone de manifiesto el compromiso y la contribución de ambos gobiernos con la seguridad internacional.
En materia de integración física, la Argentina y Chile tienen emprendimientos conjuntos en los trece pasos fronterizos, priorizados por ambos países en proyectos ferroviarios, en la conformación de circuitos turísticos integrados, mecanismos de cooperación en materia de salud, ciencia y tecnología, cultura y educación entre otros. En este contexto, cabe una mención especial para los protocolos firmados en el marco del Tratado de Integración y Complementación Minera, como los proyectos mineros de Amos-Andrés y Vicuña que, sumados a los que ya están operativos, son un modelo de desarrollo de actividad minera binacional único en el mundo.
Tampoco podemos dejar de hacer referencia al rol fundamental que en este proceso cumplen los comité de integración desplegados a lo largo de toda la frontera, donde las fuerzas vivas, empresarios, representantes de organismos y de la sociedad civil de las provincias argentinas y regiones chilenas coordinan sus políticas y dejan sentado sus demandas a los respectivos gobiernos centrales.
Todos estos logros conjuntos en materia de integración van a tener su correlato en el calendario cuando a partir del 5 de abril de este año comencemos a celebrar anualmente el Día de la Amistad Argentino Chileno, Chileno Argentina.
También quiero resaltar la importancia que reviste para nuestros países las celebraciones conjuntas del Bicentenario en 2010, en tanto que evocarán el inicio de nuestra historia compartida como naciones que anhelaban ser soberanas.
Por ello, hemos instruido a los organismos pertinentes a las pronta creación de la comisión binacional encargada de preparar celebraciones conjuntas.
Asimismo, hemos acordado la realización dentro de los próximos sesenta días de una reunión de gabinete ampliada en la que los ministros de ambos países definirán los fundamentos de lo qué será el plan de acciones conjuntas para el año 2006.
Ahora bien, esta etapa de la relación bilateral que se inicia con la llegada del gobierno de nuestra querida amiga, la doctora Michelle Bachelet, estará caracterizada por la conclusión de muchas obras de infraestructura desarrolladas de manera conjunta entre nuestros dos países.
Los presidentes de Argentina y Chile, hemos coincidido en destacar la importancia de la conectividad como uno de los elementos fundamentales en el proceso de integración. En consecuencia, hemos acordado llamar a licitación internacional para la rehabilitación del Ferrocarril Trasandino Central. También hemos coincidido en la necesidad de avanzar en la conclusión de los estudios de factibilidad del proyecto de construcción de un túnel internacional en el paso fronterizo de Aguas Negras.
Asimismo, nos hemos comprometido a finalizar las obras de infraestructura necesarias en la Silla de Tierra del Fuego orientadas a favorecer la conectividad país-país.
Acordamos, además, trabajar de manera coordinada las obras de pavimentación del Paso Pehuenche para contar en el menor plazo posible con un nuevo paso fronterizo pavimentado a ambos lados de la frontera.
Por último, acordamos definir en el plazo más breve posible, el procedimiento conjunto para realizar los estudios de factibilidad técnica, económica y de ingeniería preliminar del proyecto de construcción y operación del Ferrocarril Bioceánico Transpatágonico Río Turbio-Puerto Natales.
Como ha sido dicho en estas palabras, la alianza estratégica se fundamenta no sólo en gestos, sino también en hecho concretos.
Somos conscientes de que una construcción de este tipo es un camino de esfuerzo y determinación, pero estamos decididos a continuar avanzando porque estamos convencidos de que ésa es la voluntad de nuestros pueblos.
Como en la lucha por la independencia, como en la resistencia a la dictadura, nuestros pueblos seguirán transitando juntos el camino del cambio, el sendero de nuestro destino común.
Querida amiga Presidenta: realmente es una tremenda felicidad para todos los argentinos tenerla aquí, en nuestra casa.
Deseamos realmente de todo corazón que se sienta usted en su propia casa, guardamos y estamos convencidos que todo el excelente trabajo que realizamos con el presidente Lagos va a ser absolutamente profundizado con usted y estoy seguro que Chile y Argentina y que Argentina y Chile vamos a dar un verdadero ejemplo de integración en la región que va a ayudar al sueño que tenemos todos los argentinos, todos los chilenos y los países de Latinoamérica a construir el espacio de los pueblos de América del Sur.
Yo escuché con enorme alegría sus palabras cuando dijo usted que cada vez va a mirar con más fuerza la región. No tenga ninguna duda que nuestras decisiones y nuestras visiones se van a unir en una fuerza absolutamente solidaria para poder cumplir el mandato de nuestros próceres.
Muchas gracias por estar en la Argentina, muchas gracias por compartir este momento, es su caso y Dios quiera –estoy seguro- que vamos a dar un salto cualitativo que nuestros pueblos merecen.
Muchísimas gracias. 
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada