junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la conmemoración del 189° Aniversario de la Declaración de la Independencia nacional (2005)

DISCURSO EN EL ACTO DE CONMEMORACIÓN DEL 189° ANIVERSARIO DE LA DECLARACIÓN DE LA INDEPENDENCIA NACIONAL, EN LA PROVINCIA DE TUCUMÁN
Néstor Kirchner
[9 de Julio de 2005]

Señor vicepresidente de la Nación; señor gobernador de la provincia de Tucumán; señor gobernador de la provincia de Santiago del Estero; señores ministros del Poder Ejecutivo Nacional y Provincial; señor intendente de San Miguel de Tucumán; señores legisladores; autoridades nacionales, provinciales y municipales; señoras y señores; hermanos y hermanas de Tucumán: es realmente para mí una profunda alegría, estar celebrando nuevamente la Independencia de la Patria en esta gloriosa y querida provincia de Tucumán que honra a la Patria toda.
Es para mí una profunda alegría poder volver a Tucumán, mirarlos de frente y decirles que no les he mentido, de los primeros días que vine y ustedes apenas me conocían, sabían que era un hombre del Sur que caminaba la Patria y que, como ustedes, estábamos buscando el reencuentro, la justicia y la dignidad de todos los argentinos.
Desde el primer día que me tocó gobernar la Argentina supe que una de las deudas históricas más grandes del país era con el Norte Argentino, y en este caso particular, con la provincia de Tucumán.  Por eso, con acciones concretas, sin caer en el clientelismo político, con viviendas, inversiones públicas de todo tipo, ayuda permanente al señor Gobernador y a la provincia y hoy cumpliendo conjuntamente con el Ministro del área de Salud, lo que nosotros prometimos también para Tucumán que es la licitación del Hospital Materno Infantil, en el Día de la Patria, 9 de Julio, cumpliendo la palabra a lo argentino.
Quiero compartir con ustedes este día, con todos los argentinos sin distinción de ideas o partidos y contarles el duro camino que tenemos que llevar hora tras hora para sacar a la Argentina del infierno. Claro que hemos mejorado, claro que bajó la mortalidad infantil, la desocupación, la indigencia y la pobreza, pero claro que todavía estamos en el infierno y espero que el día que termine mi mandato le pueda decir al pueblo argentino y a los tucumanos, que estamos en la puerta del purgatorio y que hemos vencido al infierno que azotó por las malas políticas a esta amada Patria y a esta querida provincia.
Los argentinos y las argentinas, los tucumanos y las tucumanas nos pasamos la vida escuchando diagnósticos y visiones y creo que los argentinos y las argentinas, los tucumanos y las tucumanas lo que necesitamos son realidades, acción, jugarnos, ponernos al frente, cambiar la historia, volver a poner al hombre y a la mujer en el centro de nuestras acciones, a nuestros chicos, a nuestros abuelos, a nuestros ancianos y a aquellos que nos necesitan cotidianamente.
Realmente les quiero decir que esta Patria que es la Patria de todos los argentinos, necesita solidaridad, necesita unidad nacional con justicia y memoria, necesita que nos miremos sin hipocresías y también necesita el esfuerzo de todos los argentinos. En mi caso como Presidente, me pongo al frente de la Patria; no me interesa quedar bien afuera perjudicando adentro como han hecho muchos; primero la Patria, primero los argentinos, primero la Argentina, primero esta tierra querida y amada por todos.
Nos tuvimos que plantar en la negociación de la deuda privada y por primera vez en la historia argentina y como un único caso en la historia del mundo, podemos decir que en la negociación ahorramos 67.000 millones de dólares. Es la primera vez que la Argentina luchó, bajó su deuda, se puso de pie, se puso con dignidad, levantó la bandera y dijo: los argentinos queremos salir adelante defendiendo los intereses de la Patria toda.
Trabajamos para desendeudarnos; todos los tucumanos recuerdan cuando les pagaban con papelitos; todos los tucumanos recuerdan cuando les pagaban con cheques diferidos; todos los tucumanos recuerdan cuando la moneda nacional prácticamente no existía en Tucumán, pero con el gobernador Alperovich les hemos devuelto a los tucumanos la dignidad de que manejen plata argentina como corresponde, queremos que recuperen como corresponde la dignidad y que su trabajo se le pague con la moneda de la patria como también corresponde.  Parecen tiempos lejanos pero apenas hace dos años que nos pasaban estas cosas a todos los argentinos.
Les quiero decir en el Día de la Patria que me comprometo a seguir trabajando y luchando con todo, y decirles lo que decía Cristina hace algunas horas: “acá no pasa por ser fanático de algo, de un partido o de otro partido”. Desde acá, desde Tucumán, en el Día de la Independencia, abrazándome y tomándome de vuestras manos, levantando la bandera, sintiendo el escudo, sintiendo la Patria de los que independizaron la Argentina, revalorizando el destino de esta querida Nación, recuperando la justicia y la dignidad como bandera, recuperando el orgullo de ser argentino, recuperando la autoestima de que somos de los que más luchan y los que mejores recursos tenemos en el mundo, recuperando esa alegría de levantar esa bandera, les quiero decir que nos sintamos por favor fanáticamente argentinos, que la Argentina puede, que la Argentina va a seguir creciendo, que la Argentina se va a seguir recuperando y que la justicia y la dignidad van a volver a reinar.
Muchas gracias Tucumán, muchas gracias señor Gobernador, muchas gracias pueblo de Tucumán, muchas gracias por haberme acompañado en las calles, en las veredas, en los distintos lugares. Muchas gracias por ese cariño, muchas gracias por esa fuerza espiritual que me dan cuando me tocan. Me voy de Tucumán emocionado, con lágrimas en los ojos, sabiendo que hay un pueblo patriota dispuesto a construir la segunda independencia.
Muchísimas gracias Tucumán querido.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada