junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la firma de la licitación para la construcción de la Terminal 6 del Puerto de Buenos Aires (2005)

DISCURSO EN EL ACTO DE FIRMA DE LA LICITACIÓN PARA LA CONSTRUCCIÓN DE LA TERMINAL 6 DEL PUERTO DE BUENOS AIRES
Néstor Kirchner
[11 de Julio de 2005]

Autoridades presentes; amigos, amigas; compañeros trabajadores: breve, breve pero creo que iniciamos al camino definitivo para terminar con una ignominia, con una vergüenza que durante años, ante los ojos de miles de argentinos, sucedían los hechos, pasaban realidades realmente durísimas y, bueno, en ese individualismo que fueron colocando a la sociedad argentina, que la fueron llevando en el quiebre de la solidaridad y en el quiebre de las necesidades globales que teníamos como país en lo fundamental que era llevar esta licitación adelante, se fue convirtiendo y se fue construyendo una injusticia absolutamente lamentable, vergonzante, como dije recién.
Creo que iniciamos, cuando logramos la posibilidad que quienes trabajaron durante años en el terminal se pudieran jubilar, logramos el primer paso, el primer paso reparador de aquella imagen que nos tocaba vivir a muchos que, como en mi caso, que era gobernador en ese momento de mi provincia, que nos tocaba ver a seres humanos, a hermanos y hermanas, allí, de la mano de Dios sin ninguna respuesta para poder resolver un tema que era central para el país y que era un problema de dignidad de miles de familias argentinas.
Ese día que firmamos la posibilidad de que se puedan jubilar, dormimos un poco más tranquilos, porque nosotros habíamos vivenciado y habíamos visto esa realidad y esa grave injusticia que allí se veía concretada y que se llevaba adelante en la Argentina.
En el día de hoy, damos otro paso que es muy importante: es la licitación de la Terminal 6 con todas las condiciones, los plazos, los términos y el tiempo de durabilidad, en 30 días tienen que tener los pliegos terminados y en 90 días la licitación tiene que estar en marcha, tenemos que ser todos vigías de que la burocracia no nos demore más y, si Dios quiere, llegando a fin de año vamos a licitar y se va a concretar una obra central y fundamental para el desarrollo económico del país, para recuperar los puestos de trabajo perdidos y para que allí puedan trabajar otros argentinos que no fueron parte de esa descarnada situación de despido y de exclusión laborar, pero que gracias a la lucha de trabajadores anónimos hoy se puede volver a visualizar que se va a poner en marcha un lugar que, como les dije, va a ser muy importante para la economía, para el trabajo y para la producción.
Yo les agradezco profundamente, estoy feliz de participar de esta actitud reparadora por parte del Estado argentino y realmente, las cosas van cambiando, de a poco, luchando contra muchos intereses, contra todas las trabas cotidianas que nos ponen aquellos que quieren seguir viviendo en la vieja Argentina. Pero hace algunos años, hermanos y hermanas, ustedes estaban en la vereda del ministerio de Economía, hoy están en la Casa Rosada rectificando y logrando los derechos perdidos en su momento. 
Así iremos construyendo entre todos la Argentina que nos merecemos.
Muchas gracias por estar acá y agradezco realmente a Dios Nuestro Señor la posibilidad de poder, después de haberlo visto tan de cerca al problema, de que como Presidente empezar a llevar adelante esta reparación que el país y los trabajadores argentinos se merecían.
Muchas gracias. 
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada