junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la presentación del Plan Nacional de Normalización Migratoria (2005)

DISCURSO EN EL ACTO DE PRESENTACIÓN DEL PLAN NACIONAL DE NORMALIZACIÓN MIGRATORIA
Néstor Kirchner
[14 de Diciembre de 2005]

Señores gobernadores; señores ministros del Poder Ejecutivo Nacional; señores jefes de Seguridad; autoridades nacionales, provinciales, municipales; señores miembros del Cuerpo Diplomático; señoras y señores: creo que estamos dando un paso muy importante.
El problema migratorio en el marco del MERCOSUR y extra MERCOSUR ha sido y es uno de los temas más graves que tenemos que afrontar como naciones, en el marco de lo que significa el tratamiento, la evolución del tema que tiene que ver nada más y nada menos que con seres humanos, hombres y mujeres que están buscando su destino, que están buscando un lugar donde vivir, un lugar donde trabajar, un lugar donde sentirse parte y que normalmente en las últimas décadas, pasó en la Argentina y en otros países también y lamentablemente todavía pasa, se fueron convirtiendo en mercancía barata, se realizaron todo tipo de actos vejatorios, fueron utilizados por empresarios sin escrúpulos que los usaron para tener mano de obra también barata.
Siendo gobernador de mi provincia me tocó ver a empresas y supervisar empresas que los tenían guardados en trailers y los hacían entrar en forma absolutamente clandestina, para obtener beneficios y rentabilidades violando todo tipo de derechos humanos en forma realmente inaceptable. Son increíbles las cosas que a uno le ha tocado ver y a los señores gobernadores también estoy seguro han visto permanentemente en sus provincias este tipo de cosas, igual que los señores miembros del Cuerpo Diplomático de sus propios países.
Creo que el MERCOSUR, creo que la tarea llevada adelante por el ministro Aníbal Fernández y creo que abiertos hacia el mundo, tiene que haber una política migratoria que tiene que velar por la incorporación clara y concreta del ser humano que viene a vivir a un país determinado, en este caso a la Argentina, que tenga las mismas posibilidades, las mismas venturas, las mismas visiones y rumbos que tenemos el resto de los argentinos.
Por eso es un tema que nos preocupó desde el primer día, porque nos tocó ver, vivir y tener cerca todo tipo de procedimientos, como explicaba el Ministro, que realmente son vergonzantes.
Dios quiera, Ministro, que esto sirva definitivamente para poner blanco sobre negro, que se normalice como corresponda, que tenga su eje en el ser humano, que todas las fuerzas de Seguridad estén a la altura de las circunstancias, porque también allí nos encontramos con procesos muchas veces durante estas décadas que fueron realmente inaceptables; que todos aquellos que quieran traer a la Argentina, Dios quiera que así lo sea, y a los otros países del MERCOSUR, e incorporar gente a trabajar, estudiar, investigar en los distintos ámbitos, lo hagan con el eje central en el ser humano que es un tema fundamental, que las políticas migratorias no sean una traba burocrática que permitan todos los procedimientos que explicaba con toda claridad el Ministro.
Por eso nosotros, apostamos mucho a esta política migratoria; apostamos a que sea una política de integración; apostamos a que realmente en el marco del MERCOSUR entren a sentir a cada país como su propia Nación y en este caso a la Argentina; apostamos a que los que vengan a vivir a la Argentina no tengan miedo de ir o tener contacto con las instituciones oficiales; apostamos a que se terminen definitivamente, como dijo con toda claridad, una palabra dura pero real, los procedimientos de coima y demás, para tratar de obtener con rapidez los papeles u obtener papeles que no correspondan, es decir, todo se deba hacer tal cual marca la ley, pero la ley con el sentido de integrar, la ley con el sentido de dar posibilidades, la ley que tenga en el lugar que corresponde al ser humano, la ley que evite el abuso, que valore el trabajo del que viene, la ley que permita garantizar ese trabajo del que viene pero también que no devalúe el trabajo del que está en el país; esto es central, fundamental y todas estas cosas han pasado en nuestro país y seguramente han pasado y pasan en vuestros países, es una lucha muy difícil que hay que dar y hay que llevar adelante.
Esto lo hemos conversado a fondo con los señores presidentes que integran el MERCOSUR y hemos encontrado el mismo sentido, el mismo objetivo y la misma vocación de darle la calidad y el salto cualitativo que este tema merece.
Por eso, realmente agradecemos la presencia de todos los señores gobernadores, porque es fundamental la tarea para llevarlo adelante de todas las organizaciones sociales que se encuentran presentes, de todas organizaciones de derechos humanos también.
Ustedes seguramente en su seno habrán recibido centenares y miles de denuncias de abusos de todo tipo que se han generado y fundamentalmente la permanente, vigía, vigilancia, control del Gobierno Nacional y el autocontrol, que nuestros propios funcionarios se den cuenta y tengan en cuenta la calidad de la tarea que tienen que desarrollar, porque si todas estas cosas pasaron, fue también porque nuestros Estados los permitieron. Y si todas estas cosas pasaron fue porque hubo funcionarios que no cumplieron con las leyes como corresponde y fueron absolutamente desleales con sus responsabilidades de funcionarios públicos.
Esto es así, si no, no podría pasar. A mí me ha tocado verlo y comprobarlo, como les explicaba, cuando recorría obras llevadas por distintas empresas argentinas que tenían mano de obra extranjera, eso no era absolutamente malo para nada, pero lamentablemente los trabajadores no estaban declarados, los tenían viviendo hacinados y les pagaban monedas por un trabajo que seguramente costaba mucho más y que también perjudicaba las posibilidades del trabajador argentino que evidentemente se veía envuelto en una situación de competencia absolutamente desleal.
Por eso, igualdad de responsabilidades, igualdad de derechos, igualdad de posibilidades y una patria grande que nos contenga en una etapa inicial a todos los que integramos el MERCOSUR y los países del América del Sur, y por supuesto, al resto de los países del mundo. Argentina es una tierra de buena voluntad, pero queremos que aquellos que realmente vengan, vengan con el sentido de incorporarse a trabajar para ayudarnos a construir nuestra patria y ayudar a construir esta región que tanto estamos soñando que tenga un rumbo y un destino.
Señores: muchas gracias por vuestra presencia, es una hermosa tarea que tenemos por delante, es una delicada tarea, porque tiene que ver nada más y nada menos que con el propio ser humano. Así que, creo que por demás requiere una fina calidad de realización y una actitud de respeto permanente a los derechos humanos de quienes van a vivir a un país distinto, buscando nuevos sueños y nuevas posibilidades.
Esto tiene mucho que ver con la posibilidad de encontrar el destino y el amparo de una patria que les garantice una justicia y una equidad que en el mismo lugar de nacimiento debieran tener. Así que, nosotros le damos fuerza al programa que lleva adelante el Ministro, que llevan adelante los gobernadores, le pedimos a todas las organizaciones que controlen, que vean, porque lamentablemente para erradicar culturalmente ciertas prácticas, no sólo basta la voluntad, no sólo basta una ley, no solo bastan los acuerdos, sino que también es la necesidad de una sociedad de vivir distinto y eso se va construyendo en el día a día.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada