junio 20, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la Provincia de la Rioja (2004)

DISCURSO EN LA PROVINCIA DE LA RIOJA
Néstor Kirchner
[9 de Diciembre de 2004]

Señor gobernador de la provincia de La Rioja; señor jefe de Gabinete de Ministros; señores ministros de los Poderes Ejecutivos nacional y provincial; señor Intendente Municipal de La Rioja; señores senadores y diputados nacionales; señores legisladores; señoras, señores; amigas, amigos; compañeros, compañeras: en primer lugar quiero agradecer profundamente el cariño que he recibido de este pueblo hermano riojano desde el momento que pisamos el aeropuerto.
Cariño, afecto, sentimiento general, corazón fuerte y sentimiento de una Argentina grande. Muchísimas gracias, riojanas y riojanos, por este cariño y este afecto. 
Sé de las luchas de los dirigentes y el señor Gobernador de la provincia de La Rioja, sé lo difícil que es tratar de encontrar en esta Argentina la conducción de un país equilibrado, un país federal y que el interior de nuestra patria definitivamente deje de ser el patio trasero del país. Es muy difícil y lo tenemos que lograr con un gran espíritu federal, rescatando fuertemente el sentimiento de argentinos que nos debe impulsar a todos, a los que viven en la Capital, a los viven en la provincia de Buenos Aires y a los que vivimos en el resto de las provincias. 
En este encuadre, estamos empeñados en una dura lucha por recuperar a la Argentina; les estoy hablando con absoluta sinceridad, sin hipocresía, porque puedo mirar a los ojos de riojanos y riojanas y que me miren a mí también sin nunca tener que bajar la vista, como se miran personas que dicen la verdad y conviven con la verdad.
Ustedes saben cómo pienso, con mis aciertos y mis errores, pero fundamentalmente quiero que sepan que vengo hoy a La Rioja con las mismas ganas, con el mismo amor, con la misma pasión que cuando tengo que ir a mi provincia de Santa Cruz, porque me siento como en mi casa acompañado de todos ustedes. 
Quiero decirles que tanto el señor Gobernador como distintos dirigentes de La Rioja, de distintos sectores, de distintas líneas, fuerzas y partidos, ponen el esfuerzo cuando van a hablar con nosotros para que La Rioja pueda crecer. Es un digno ejemplo que debe ser tomado en cuenta. Todos fueron por el hospital a pedir que se llevara adelante, no hubo diferencias de sectores ni dirigentes, sino que todos potenciaron con muchísima fuerza esa idea, y así en todos los temas que se fueron dando.
Sabemos, y somos racionalmente optimistas, que la Argentina va a salir adelante, que la lucha contra la indigencia, que la lucha contra la pobreza, contra el desempleo, la lucha por la inclusión social, es una lucha de todos los argentinos y paso a paso vamos avanzando. Lógicamente que duele que haya tantos hermanos que cayeron debajo de la línea de pobreza y de la línea de indigencia, pero no nos podemos quedar a lamentarnos y a llorar permanentemente. Tenemos que poner toda nuestra fuerza, toda nuestra potencia para que definitivamente vayamos ganando la gran batalla que es la lucha contra la indigencia, la pobreza, el desempleo y lograr la inclusión social en la Argentina. 
Queremos que haya una Argentina que sea mucho más equilibrada, que la Argentina crezca, pero que la riqueza no se concentre solamente en unas pocas manos; queremos que cuando la Argentina crece crezcan todos los argentinos, que derrame para todos los argentinos, que todos los argentinos se sientan parte del crecimiento argentino. Realmente ése es un objetivo fundamental y también estamos haciendo todos nuestros esfuerzos para que esto se pueda lograr.
Por eso desde aquí, desde La Rioja, les quiero reiterar a los señores de los sectores empresarios, aquellos sectores que están viendo que la Argentina ha entrado a crecer: sé que hay que tener equilibrio y racionalidad, es bueno que las empresas argentinas se recuperen, es bueno que los empresarios nacionales empiecen a recuperar su rentabilidad, pero también es bueno que los trabajadores que trabajan en las empresas argentinas, en la medida que se recuperen las empresas, ellos también puedan ganar un poco más para sentirse parte del esfuerzo de todos. 
En ese camino fuimos tomando las determinaciones desde que estamos gobernando y éstas que tomamos estos últimos días. Fuimos aumentando las asignaciones familiares; fuimos generando el premio al esfuerzo a nuestros jubilados con este premio de fin de año de 200 pesos por cada jubilado nacional para ayudarlos en esta situación; generamos el premio para los planes sociales también con 75 pesos para ayudar; en el día de hoy generamos el aumento para los empleados privados, los estatales nacionales y también pasamos a la parte remunerativa del salario el aumento que se había dado el año anterior. Estamos tratando de que esto se pueda resolver entre empresarios y trabajadores. Esperemos que los empresarios reaccionen con más rapidez, con todo respeto y de corazón se los digo, pero sepan con claridad que en la tarea de distribuir el ingreso en la Argentina este Gobierno no es neutro, sino que trabaja para la distribución del ingreso con equidad, con justicia y con igualdad de posibilidades. 
Queremos volver a la Argentina donde se recupere nuestra clase trabajadora, nuestra clase media, donde consolidemos a los empresarios nacionales, donde realmente volvamos a reconstruir con mucha fuerza la estructuración de nuestra sociedad que tanta potencialidad tuvo, tal capacidad evolutiva y transformadora tuvo durante tantos años. Eso nos va a traer la paz, el amor y va a recuperar los sueños. Es posible hacer una Argentina distinta.
Lógicamente que ninguno de nosotros soñaba, después de las cosas que tuvieron su epílogo en 2001, que nos iba a tocar la Argentina que nos tocó vivir y de la que estamos tratando de salir y vamos saliendo con mucho esfuerzo, pero no tengan ninguna duda que vamos a seguir creciendo en esta Argentina, nos vamos a seguir recuperando, este año vamos a volver a crecer otra vez al 8 por ciento más, como lo hicimos el año pasado y esperemos que en 2005, con el esfuerzo de todos los argentinos lo podamos lograr. 
También les quiero agradecer a todos los que nos han acompañado, les quiero agradecer con mucha fuerza al señor Gobernador de La Rioja, que nos tocó ser colegas como gobernadores, que tuvimos muchas luchas federales juntos y que más allá de visiones coyunturales, parecidas o distintas, siempre nuestra relación estuvo en el marco de un afecto y comprensión absolutamente importante.
Le quiero agradecer también al señor Intendente que desde el primer día que me tocó gobernar se acercó a dar su apoyo, su solidaridad, conociéndonos muy poco pero con una actitud de desprendimiento muy importante también.
También le quiero agradecer el senador Yoma, que me acompañó permanentemente; igualmente les quiero agradecer a aquellos con los que más diferencias tuvimos y tenemos por allí, pero que cada vez que hubo que sancionar leyes importantes que el Gobierno nacional ha necesitado, también han tenido la grandeza y la generosidad de acompañar y quiero ser absolutamente claro cuando expreso mis ideas de agradecer esa actitud de senadores y de diputados nacionales que nos acompañaron en esta tarea.  Porque creo que lo importante de la Argentina es la pluralidad y el consenso, con la fuerza y con la valentía que discutimos y debatimos nuestras ideas; es bueno que haya pluralidad, es bueno que haya diferencias para constituir síntesis superadoras que nos permitan ver crecer a nuestro país.
Hoy les puedo asegurar que estoy feliz –se los digo de corazón- de poder abrazarme con ustedes; me siento contento de estar en La Rioja, en esta tierra que es orgullo nacional.  Esas manos y esos corazones que tanto en la ruta que seguimos para llegar hasta aquí y aquí mismo nos prodigaron sólo afecto y cariño, sin pedir nada, ofreciendo todo, con esa grandeza de los hombres y de las mujeres de patria adentro.
Yo les agradezco profundamente y tengan la absoluta seguridad de que más allá que en alguna cosa a veces podamos estar en acuerdo o desacuerdo, la libertad de pensar es lo más grande que nos ha dado Dios y es lo que debemos profundizar siempre con toda nuestra fortaleza. 
Siempre los voy a estar acompañando durante todo mi mandato y seguramente vendré varias veces más a trabajar con ustedes aquí a La Rioja y a las localidades del interior cuando me inviten. Vendré con todo gusto a trabajar con cada intendente, con las organizaciones libres del pueblo, con las amas de casa, con los sindicatos, con los comerciantes y empresarios riojanos.
Sepan que la Casa de Gobierno es la casa de ustedes. Igualmente a las otras fuerzas políticas de La Rioja, que también las abrazo fuertemente, que necesitamos la solidaridad y el apoyo de ellos y tienen nuestra solidaridad y apoyo permanente. La Argentina desde las diferencias le tiene que dar un ejemplo al mundo, que sabemos recuperarnos nosotros, que sabemos volver a ponernos de pie y que sabemos discutir cuando tenemos que hacerlo, pero sabemos abrazarnos cuando tenemos que salvar a la Argentina, que no es tarea de uno solo sino tarea de todos los argentinos patriotas que aman, sueñan y lloran por esta tierra. 
Por eso, queridos hermanos, les vengo a abrir mis brazos, les vengo a pedir que me ayuden, que me acompañen, que nos tomemos de las manos, que recorramos las avenidas de la patria tomados fuertemente y creyendo en este país y que la bandera argentina, que nuestro escudo nacional y el sentido de patria nos acompañe a todos construyendo la felicidad y la grandeza que este pueblo argentino y en este caso este pueblo riojano merecen.
Muchísimas gracias, riojanos; muchísimas gracias, riojanas; muchas gracias por este día tan hermoso, me voy emocionado y lleno de sueños, me voy absolutamente agradecido a vuestro respeto y a vuestro cariño, tienen un argentino que los toma de la mano y los invita de corazón a surcar los caminos de la patria entera para hacer la Argentina que nuestros próceres soñaron.
Muchísimas gracias, ¡arriba la patria, arriba La Rioja!
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada