junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la conmemoración de los 200 años de la Ciudad de San Fernando (2005)

DISCURSO EN EL ACTO DE CONMEMORACIÓN DE LOS 200 AÑOS DE LA CIUDAD DE SAN FERNANDO
Néstor Kirchner
[18 de Diciembre de 2005]

Señor Gobernador de la provincia de Buenos Aires, querido amigo Felipe Solá; señor Intendente de esta bicentenaria ciudad de San Fernando, que empieza ya a llevar a la Argentina a los rumbos del Bicentenario, que esperemos que sea bastante mejor que la última decena o más de años que nos ha tocado vivir, querido José Amieiro; autoridades municipales, provinciales, señores intendentes, hermanos y hermanas de San Fernando:
Quería estar hoy junto a ustedes aquí, quería venir a recordar los 200 años y me parece que en los 200 años de San Fernando, no hay nada más que renovar -y quería renovarlo en esta plaza y en este pueblo- no sólo mi compromiso permanente de ayudar al Gobierno de la provincia de Buenos Aires y a la Intendencia de San Fernando con todo lo que esté a mi alcance, sino que pienso venir y espero que el Intendente me invite en los próximos meses ya en tarea de trabajo para hacer las inversiones que ayuden a potenciar rápidamente a este querido San Fernando.
También quiero decirle desde acá, desde San Fernando, a todo el pueblo argentino, que vamos a seguir caminando la etapa de la reconstrucción nacional, que vamos a seguir administrando con seriedad, que vamos a seguir combatiendo con todas nuestras fuerzas la desocupación, la indigencia y la pobreza.
Este año 2005 ha sido, por demás, un año muy importante: pudimos renegociar la deuda externa privada y ahorrar 67 mil millones de dólares los argentinos. Y terminando el año, dijimos que queremos volver a ser independientes y manejar nosotros los resortes de nuestro país.
Por eso, hace pocas horas atrás, decidimos terminar con esa deuda de cincuenta años y le dijimos al Fondo Monetario Internacional “basta de deuda externa”, la Argentina paga, la Argentina se libera, la Argentina construye su destino, la Argentina empieza a construir su independencia.
Ustedes saben que esa deuda es como una hipoteca que a veces tienen algunos sobre sus propiedades. No hay otra forma de sacársela que pagando.
Hay algunos que querían que siguiéramos debiendo para seguir siendo intermediarios del lobbismo del Fondo. Había algunos que querían que siguiéramos debiendo para que pudieran tener consultoras que sean pagadas por ellos; había algunos a los que les convenía que el Fondo viviera prestando permanentemente a la Argentina.
Se terminó, tenemos decisión soberana, somos los argentinos los que construimos nuestro destino.
Estén tranquilos porque me gusta ser ordenado y vamos a tener absolutamente equilibradas todas nuestras cuentas, vamos a seguir con nuestras inversiones y no es cierto que no hay un futuro mejor; lo va a haber en 2006 para quienes lo merecen como son nuestros jubilados, fundamentalmente, donde el Presupuesto Nacional tiene previstas acciones claras y concretas para ir avanzando sobre su recuperación paulatina.
Yo les puedo decir, queridos hermanos, que creo que en la vida, si en dos años y medio hemos hecho lo que hemos podido, ¿qué han hecho durante años y años, décadas y décadas para hundirnos tanto? Si en dos años y medio entramos a abrir las posibilidades de un nuevo amanecer, ¿qué es lo que hicieron antes? ¿Por qué en vez de poner tantas trabas, no nos tienden la mano solidaria y apoyan a la Argentina, no a un presidente, a la Argentina para que pueda salir adelante?
Quiero decirles que espero venir con el señor intendente a consolidar las obras del Bicentenario. La Argentina empieza a transitar el tiempo del Bicentenario y también quiero decirle a la Patria que el Bicentenario empieza por San Fernando y el Gobierno nacional apoya al Intendente para hacer las obras trascendentales para el Bicentenario.  Al Intendente y a todos los habitantes sin distinción política e ideológica, porque primero debe estar la Patria, la Provincia, la Intendencia y éste debe ser el trabajo.
Ustedes ven que quería estar acá y estoy feliz, me siento realmente emocionado de estar acá, a pesar de que me siento más pingüino que nunca porque hace mucho calor, pero acá estamos.
Queridos hermanos y hermanas: muchas gracias, muchas gracias por compartir este momento, los amo y los quiero mucho. ¡Viva la bandera argentina, viva la Patria, viva el país, viva la Nación, viva los argentinos! Recuperemos la autoestima.
Muchísimas gracias San Fernando, feliz cumpleaños San Fernando, arriba San Fernando y la provincia de Buenos Aires.
Gracias, Intendente, gracias Gobernador, muchas gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada