junio 20, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la reapertura de un Centro de Servicios de Siemens (2004)

DISCURSO EN LA REAPERTURA DE UN CENTRO DE SERVICIOS DE SIEMENS EN SAN MARTÍN
Néstor Kirchner
[11 de Agosto de 2004]

Señor presidente ejecutivo de Siemens Argentina; señores ministros del Poder Ejecutivo nacional y provincial; señor Intendente municipal de San Martín; señor Embajador; representantes del gobierno de la República Federal de Alemania; señor embajador de la hermana República Bolivariana de Venezuela; señores empresarios, representantes gremiales; operarios y trabajadores de planta; señoras y señores: en primer lugar quiero agradecer la invitación a la inauguración del día de hoy por parte de las autoridades de la empresa Siemens, ya que evidentemente cuando vemos este tipo de inversiones notamos que se empieza a reconciliar la inversión con la Argentina.
Está bien, nosotros queremos, señor Vicepresidente, señores embajadores, señor Embajador, que haya muchas inversiones en la Argentina, que trabajen y que ganen, pero que inviertan en la Argentina y que generen trabajo. . Cuando vemos esos gestos estamos acá acompañando porque valorizamos fuertemente la decisión.
Ustedes saben que la mano de obra argentina es de primera; ingenieros, técnicos y trabajadores que no tienen nada que envidiarle a los mejores del mundo. Ustedes lo saben y obviamente con buen criterio empresarial hacen la inversión en la Argentina, porque saben que hay buen nivel de rentabilidad y también hay una alta capacidad técnica para dar la calidad que quieren dar ustedes a sus productos para insertarlos interna y externamente en el mundo. Nosotros esto lo agradecemos profundamente.
También agradecemos y vemos muy bien que se vaya tomando mano de obra argentina, que nuestros jóvenes puedan volver a tener la esperanza del trabajo como en todos estos call centers que se están poniendo en marcha y estos 500 puestos de trabajo más que se van a generar de acá a fin de año; que a nosotros nos alienta, porque realmente este es el objetivo fundamental del gobierno y de todos los argentinos, como expresaba recién con toda realidad el padre cuando nos daba la bendición.
Creo que es fundamental que todos tomemos conciencia clara de lo central que es construir una república y construir una nación; una nación se construye con sus trabajadores, su clase media, sus empresarios nacionales, con los empresarios que vienen a invertir para que la Argentina pueda crecer. Cuando todos estos factores se encuentran mancomunados y contenidos empieza a nacer la esperanza de un país distinto.
Esto es lo que nosotros pretendemos en la Argentina; pretendemos que los amigos que están allá con las banderas del Correo también tengan la tranquilidad de saber que la Argentina, como todos los países del mundo, debe tener su correo nacional; que para los que trabajan en otras entidades como las bancarias, los compañeros bancarios, definitivamente desaparezca la angustia; que ustedes empresarios, y los empresarios que los acompañan aquí, también apuesten firmemente a la Argentina. 
La Argentina va a seguir creciendo, la Argentina hoy administra sus recursos con responsabilidad y con austeridad. No estamos dispuestos a regalarlos, por eso vamos a tener discusiones absolutamente racionales, pero también absolutamente firmes, con los organismos internacionales. Nos cuesta mucho juntar una moneda tras otra para seguir aceptando a veces idas y vueltas o caprichos de organismos internacionales que no han estado muy bien con la Argentina. 
Entonces es fundamental la presencia, la fortaleza y la decisión que tengamos en la determinación de todos nuestros actos. Así como hoy estamos compartiendo con alegría la inauguración de esta nueva tarea, esta nueva planta, este nuevo trabajo que se lleva adelante en la planta de Siemens, que es muy importante en el marco del consumo interno y la exportación, también días pasados tomamos determinaciones como fueron devolver la línea de bandera a nuestros buques, recuperar la mano de obra argentina en marinería, en nuestros astilleros, en nuestras empresas, que vuelvan a consolidarse porque queremos también que todo el marco de la industria naval vuelva a renacer, igualmente tomamos la determinación -más allá de lo que hubiéramos deseado- de aumentar las retenciones al petróleo porque se excedían en el precio de las naftas; de ese petróleo que se saca de la Argentina, que tiene un costo que no es el internacional y tienen que entender las empresas petroleras que acá viven argentinos que no pueden ser vapuleados por el precio de las naftas y los combustibles sino que tienen que acompañar el esfuerzo del pueblo argentino para salir de la situación que está.  Por eso nosotros subimos las retenciones.
Asimismo vemos con alegría cada vez que recibimos la colaboración de los distintos grupos empresarios argentinos, de la Bolsa argentina, donde hemos podido realizar numerosas tareas, operaciones, inversiones, en una acción coordinada y trabajando en forma conjunta. Esa Argentina es la que nosotros estamos soñando, la Argentina del trabajo, de la unidad, de la solidaridad, de la recuperación. Soñamos con volver a tener reconstruida nuestra nación.
Señores embajadores, señor Vicepresidente, les agradecemos a ustedes que hayan seguido trabajando en la Argentina después de la crisis que tuvimos, y también deseamos que hagan muchísimas inversiones más, que les vaya muy bien, que tengan mucha rentabilidad porque si es así va a haber trabajo, va a haber producción y la Argentina va a crecer. Nosotros no queremos empresarios quebrados o que estén mal, queremos empresarios que tengan rentabilidad pero comprometidos con la nación y con el pueblo argentino, que eso es lo fundamental para reconstruir un país. 
Por eso les agradezco profundamente y agradezco también la deferencia suya de habernos invitado a participar de esta inauguración. Realmente los insto a seguir trabajando con mucha fuerza, sé que valoran la mano de obra que tienen, sé que valoran lo que significan los jóvenes argentinos. Y algo que es muy importante: que la economía crezca pero que no nos pase los que nos ocurrió en la década del ’90, que en algunos momentos creció la economía pero no crecía el consumo, la posibilidad del poder adquisitivo de nuestros hermanos y hermanas argentinos. Es muy importante que crezca la rentabilidad pero que también crezca el poder adquisitivo de la gente para que la economía se mueva para todos.
Muchísimas gracias, muchas gracias por haber compartido este momento. 
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada