junio 20, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la despedida de las Delegaciones Olímpicas y Paralímpicas (2004)

DISCURSO EN EL ACTO DE DESPEDIDA DE LAS DELEGACIONES OLÍMPICAS Y PARALÍMPICAS
Néstor Kirchner
[19 de Julio de 2004]

Señores ministros del Poder Ejecutivo Nacional; señor secretario de Deporte; autoridades nacionales; miembros del Comité Olímpico Argentino; señores dirigentes y deportistas; señoras y señores: creo que el deporte es un instrumento fundamental en el proceso de cambio cultural, social e institucional que los argentinos tenemos que llevar adelante.
En la Argentina durante décadas, a pesar del esfuerzo aislado de dirigentes y deportistas, por allí no hemos dado el apoyo y la trascendencia central que tenemos que darle al deporte olímpico y al deporte en general en nuestro país.
Ayer cuando observaba el partido de Argentina-Brasil de la final Sudamericana, en la que después de mucho tiempo logramos un triunfo contundente -creo desde el año 2001 no accedíamos a la posibilidad de ser campeones sudamericanos- allá en Brasil aparecieron numerosísimos nuevos valores del basquet argentino. Lo mismo pasa con las distintas áreas, uno realmente se siente orgulloso y se siente fuertemente en deuda con fortalecer todo lo que podamos lograr en las distintas áreas y en los distintos espacios de los diferentes campos del deporte.
La tarea en deportes especiales que podemos llevar adelante, la representatividad, la calidad que tenemos, lo que hemos visto y lo que durante muchísimo tiempo especialmente me tocó seguir mientras me hice cargo del gobierno de la provincia de Santa Cruz, lo que ha hecho la Argentina en este campo es muy importante, pero muchas veces prácticamente lo ha hecho en la soledad de la creatividad, en la imaginación de una dirigencia y de deportistas que no se rinden.
Recién le preguntaba al jefe de Gabinete y al secretario de Deporte si estamos cumpliendo con lo que nos hemos comprometido. Cualquier cosa que falte hacer acérquense, debemos tener el mayor nivel de apoyo y el menor nivel de incumplimiento en todas las obligaciones para fortalecer el campo del deporte como un instrumento central. Queremos un compromiso directo no de un gobierno, un gobierno es una circunstancia que pasa en el tiempo, sino que definitivamente sea una política de Estado, porque cuando el deporte es una política de Estado evidentemente entran a cambiar los valores y la caracterización que se pueda hacer hacia adelante.
La verdad es que les deseamos muchísima suerte, todo nuestro incondicional apoyo; dígannos con absoluta sinceridad si hay algún tema pendiente de los que teníamos que resolver o si estamos en falta para nuestra participación en las futuras olimpíadas para corregirlo rápidamente.
Sé que vamos a hacer una gran tarea, porque sé la calidad de nuestros deportistas. Repito lo de ayer, como lo más reciente, el gran papel que tuvo el Seleccionado Argentino realmente marca el nivel que está alcanzando el deporte y si le damos fuerte apoyo institucional puede tener un crecimiento muy grande y más aún con la aparición de nuevas figuras de este Seleccionado que vimos ayer, que nos gusta, que lo venimos siguiendo, nos encontramos gracias a Dios con un montón de nuevas figuras muy importantes, de gran calidad, que enorgullece a los argentinos y que marca el nivel que estamos alcanzando.
Por eso, las puertas de la Casa de Gobierno están absolutamente abiertas, a tratar de consolidar, señores, una política de Estado; dígannos todo lo que nosotros podamos ir solucionando, apoyando, creando, imaginando, para que definitivamente vayamos entrando en una calidad valorativa superior momento a momento, es decir ir encontrando un mejoramiento permanente y una decisión absoluta. Nosotros queremos que el deporte en la Argentina sea una política de Estado y para ello tenemos que trabajar en forma conjunta y apoyar el absoluto sacrificio y el esfuerzo que ustedes hacen hacia adelante.
Les quiero decir que nos sentimos totalmente orgullosos de todos ustedes y cuenten con nosotros en todo lo que esté al alcance del Estado Nacional. Les deseamos la mayor de las suertes, nosotros los vamos a seguir permanentemente.
Es cierto lo que se dice en el sentido de que lo importante es competir y todo lo demás, pero la Argentina sé que compite con calidad, esfuerzo y vocación de victoria. Además, competir es bárbaro y en todo lo que podamos ganar, tratemos de ganar que es importante seguir situando al deporte argentino en lo más alto.
Así que les agradezco realmente su presencia en esta que es su casa, la Casa de Gobierno; tenemos los brazos y el corazón abiertos y no tengan ningún problema en decirnos las asignaturas pendientes que hay, los apoyos que faltan, porque lo peor es que entre nosotros no nos comuniquemos y no nos digamos qué es lo que se necesita para hacer las cosas mejor. Nuestra obligación es escuchar y mejorar y que ustedes tengan la absoluta posibilidad de comunicarnos qué tenemos que mejorar en cada área, en cada tema, porque esto es lo que tenemos que llevar hacia adelante.
Que tengan muchísima suerte, que obtengan el mejor nivel de competitividad posible y que puedan realmente, como estoy seguro, volver a dejar a la Argentina en el marco de su representatividad en el lugar que nos corresponde; no del exitismo puro sino de la representatividad de un país que quiere volver a recuperar el sentido de identidad, el sentirnos que no somos los más malos del mundo, como siempre nos autocriticamos. Si desarrollamos toda nuestra capacidad tenemos sin ninguna duda la posibilidad de estar en los mejores lugares, en el marco de la competitividad, de nuestra calidad, de nuestra representatividad intelectual, porque los argentinos tenemos calidades que debemos volver a valorar fundamentalmente nosotros mismos inicialmente para que sean globalmente comprendidas por el conjunto del mundo.
Señores muchísimas gracias por estar acá y a vuestras órdenes.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada