junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la inauguración del nuevo centro administrativo comunal de Ezeiza (2006)

DISCURSO EN EL ACTO DE INAUGURACIÓN DEL NUEVO CENTRO ADMINISTRATIVO COMUNAL DE EZEIZA, EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES
Néstor Kirchner
[20 de Octubre de 2006]

Querido amigo Intendente; querido amigo Gobernador; señora esposa del señor Intendente; amigos; señores empresarios; pueblo de Ezeiza, muchas gracias por poder compartir con ustedes de vuelta: me siento profundamente emocionado que ustedes me hayan invitado a compartir este día de realizaciones, este día donde el pueblo de Ezeiza – y que lo mire todo el país - quiénes viven en Ezeiza, quiénes luchan en Ezeiza, quiénes sufren en Ezeiza, quiénes trabajan en Ezeiza por construir un lugar digno y justo, que son miles y miles de hermanos que trabajan diaria y cotidianamente.
Esta Patria que es la que tenemos que construir, esta Patria que está tratando de salir del infierno, porque todavía estamos en el infierno y vivimos arrebatos de ese infierno, al cual nos quieren condenar. Por eso nosotros estamos trabajando cotidianamente, junto a ustedes; trabajar sin el pueblo no tiene sentido, hay que mirar a este pueblo, hay que pedirle a este pueblo que siga poniendo el esfuerzo, que está poniendo, para construir la Argentina. Pero hay que decirle a los pícaros que nunca más construyan sus riquezas a costa del pueblo, que es el que pone el sacrificio y el esfuerzo.
Conmigo algunos se enojan, porque dicen que yo tendría que ceder a cierto tipo de presiones que hacen a los costos de precios, que hacen a los costos de tarifas y demás. Yo no puedo creer que haya un pueblo y una nación que pueda crecer sobre la espalda de los que menos tienen. Los argentinos tenemos que defender aquellos que menos tienen, tenemos que reconstruir la clase trabajadora, tenemos que reconstruir media y tenemos que reconstruir a nuestros empresarios nacionales para construir una Patria que nos contenga a todos.
Y claro que se lucha contra intereses, y claro que esos intereses, a veces, a este presidente, que les está hablando a ustedes, no les resultan simpáticos, pero yo juré – por Dios, por la Patria y por el pueblo – y allí me van a tener jugando siempre del mismo lado con todas mis fuerzas.
Les puedo asegurar que cada mano que toco, a cada vecino que abrazo me da fuerzas, me da valentía, me da decisión para hacer las cosas que hay que hacer. Y al pueblo de Ezeiza - en el día de su cumpleaños - les vengo a pedir lo mismo que le pedí al pueblo de José C. Paz: acompáñenme, ayúdenme a equivocarme menos, pero ayúdenme porque estamos construyendo un destino diferente y con la ayuda del pueblo el destino diferente de una nación más justa se viene, queridos hermanos y queridas hermanas.
Por eso, pueblo de Ezeiza, tomémonos de la mano, caminemos por la avenida de la Patria, levantemos la bandera argentina, levantemos la bandera de la Patria nueva, levantemos el sentido de Nación, levantemos el sentido de justicia, levantemos el sentido de equidad.
¡Claro que lo estamos buscando al amigo Tito López! Nos duele que todavía no lo hayamos podido encontrar, pero no son casualidades algunas cosas que pasan.
Querido pueblo, escúchenme bien, no es casualidad. López es una víctima de aquellos que quieren que no haya justicia en la Argentina; López es una víctima de aquellos que quieren la amnistía y la impunidad en este país. Por eso, busquemos a López, porque buscando a López estamos buscando un hermano que luchó por la justicia, que luchó por la solidaridad y que sigue luchando. 
Cada vez que algunos quieren perturbar la paz y la decisión de un pueblo de cambiar su destino, es porque no quieren que las cosas cambien. Por eso nosotros, con amor, con paz, con solidaridad, con fe en Dios, con solidaridad entre los hermanos argentinos tenemos que construir una férrea unidad nacional, pero no una unidad nacional a cualquier costo. Algunos hablan de una unidad nacional pensando primero en ellos y después en el resto de la gente y nosotros queremos la unidad de todos los argentinos, construir la igualdad y poniendo primero el pueblo de esta gran patria, poniendo primero el pueblo de esta gran Nación. 
Por eso, ante ustedes, les quiero decir de corazón y con todas las fuerzas, de este corazón pingüino, como me dicen algunos para descalificarme, pero me siento pingüino y me abrazo con ustedes, que estamos luchando por salir del infierno y espero que el 10 de diciembre de 2007, cuando termine mi mandato, le pueda decir a todo el pueblo que estamos en las puertas del purgatorio y que hemos derrotado al infierno y que vuelve a renacer un nuevo amanecer en la patria. 
Con mi compañera de todos los tiempos, Cristina, les queremos agradecer profundamente la solidaridad y el cariño y tengan presente que tienen un Presidente que no se vino a sentar en un sillón para gozar del protocolo o de esas cosas que algunos han disfrutado de la Argentina; tienen un Presidente que es un ser humano normal, con aciertos y con errores, pero que tiene puesta la camiseta del pueblo argentino para ir al frente primero, en la construcción del nuevo país, dando todas las batallas que tengamos que dar para que ese nuevo amanecer se consolide. 
Querido Ezeiza: muchas gracias, muchas gracias nuevamente, gracias por invitarme, gracias por poder estar con ustedes, gracias por tanto cariño, gracias por poder compartir los sueños, gracias por tener fuerza, gracias por seguir construyendo esa felicidad. No tengan dudas que yo los voy a acompañar, voy a acompañar al Intendente y vamos a hacer las inversiones que tengamos que hacer para devolverles la justicia que ustedes se merecen.
Antes del 20 de octubre voy a volver, pero el 20 de octubre, señor Intendente, no tenga dudas, que si me vuelven a invitar y este pueblo me sigue abriendo los brazos como lo está haciendo, estaré inaugurando con ustedes el nuevo hospital como corresponde y que será un nuevo avance concreto. 
Muchas gracias, querido Intendente y señora, señor Gobernador, muchas gracias a todos los amigos, a los empresarios que se animan a invertir en Ezeiza. ¡Viva la patria, viva Ezeiza y viva nuestra querida Argentina!
Muchas gracias. 
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada