junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la entrega de viviendas en la Intendencia 25 de Mayo de San Juan (2007)

DISCURSO EN EL ACTO DE ENTREGA DE VIVIENDAS, EN  LA INTENDENCIA 25 DE MAYO DE SAN JUAN
Néstor Kirchner
[3 de Octubre de 2007]

Queridos amigo y Gobernador, José Luís, de esta querida y amada provincia de San Juan; Vicegobernador; autoridades; querido amigo, Gobernador y futuro, yo diría, Vicepresidente de la Nación, querido Julio Cobos, y aún Gobernador de la provincia de Mendoza; Intendente, gracias Intendente; yo también fui Intendente y sé lo duro, que es el trabajo de ser Intendente y con el amor y el cariño que lleva esa tarea adelante y lo escuchaba hablar a usted, y me emocionó, lo vi experimentar ese sentimiento de las realizaciones cotidianas, como decía el Gobernador, que vienen a quebrar 25 años que no se hacían viviendas, aquí en la Intendencia de 25 de mayo.
Miren las cosas que han pasado en este país, yo por eso digo que hay una dirigencia que sigue hablando, habla, habla, aturde de tanto hablar. A mí me gustaría invitarlos a que salgan a recorrer el país y recorriendo el país que vengan a este hermoso San Juan, a ver estas viviendas, a ver el verde de la avenida, a ver la recuperación de ese edificio que fue una verdadera muestra de ineficiencia, durante muchísimos gobiernos, que es el Centro Cívico, que marca un punto de inflexión; que vengan a ver cómo están trabajando para la licitación del Teatro del Bicentenario y como estamos cumpliendo, también, la palabra empeñada con el pueblo de San Juan de construir un estadio digno, donde hoy juegue San Martín, mañana Desamparados y pasado el equipo que le corresponda, pero que San Juan tenga las posibilidades, que tienen todos los argentinos, de competir con nivel, con dignidad.
Yo me acuerdo cuando vine hace cuatro años y medio, con Daniel Scioli, como Vicepresidente y firmamos el acuerdo de recuperación y de reivindicación histórica de San Juan. Y hoy, pronto a irme, pronto a terminar mi mandato puedo mirar a los sanjuaninos, querido Gobernador, y decirles: hemos cumplido, lo que firmamos lo cumplimos y lo llevamos adelante.
Con amor, con cariños venimos muchas veces a San Juan, venimos a trabajar con todos los hombres y las mujeres de todas las ideas, no nos interesa ni el individualismo ni el sectarismo, nos interesa una Argentina para todos. Por eso trabajamos en la concertación plural. Nos interesa una Argentina que piense en los argentinos.
Y yo les puedo asegurar que hoy, que es casi seguro que ante ustedes como Presidente nos estemos despidiendo, estoy cumpliendo mi mandato y me siento feliz  de haber sido Presidente y que ustedes me haya apoyado, casi sin conocerme, de forma permanente y que juntos estemos alumbrando una nueva Argentina y estemos saliendo del infierno.
Voy a seguir viniendo a San Juan, pero nunca me voy a olvidar de este apoyo permanente, de esas manos tendidas de los sanjuaninos, de esos gorros amarillos, de los besos, de los abrazos, de las cartas, de los pedidos, de la lucha concreta por una vida mejor, lo que ustedes creyeron en mí y yo he tratado de cumplir con aciertos, con errores, pero con un amor tremendo por esta tierra para que San Juan vuelva a creer que la política puede ser una tarea digna de recuperar la justicia y la dignidad.
Estas viviendas, que las mire todo el pueblo argentino, viviendas construidas en su mayoría por cooperativas. Cooperativas de argentinos y argentinas, manos de mujeres argentinas levantaron estas hermosas viviendas que vemos, que dignifican la tarea, que dignifican el esfuerzo y el sacrificio. Por eso, querido Gobernador, le quiero agradecer profundamente todas las alegría brindadas estos años. No tengan dudas, que con Cristina y Julio Cobos se va a profundizar; Cristina fue a reunirse con el amigo Lula, hoy, para profundizar los acuerdos del MERCOSUR que son tan importantes para la Argentina, pero está su corazón acá, está con ustedes.
Y ustedes saben que Cristina va a hacer cinco, diez o veinte veces más de lo que hicimos nosotros. No tengan ninguna duda que va a ser un Gobierno mucho mejor, porque lo que viene siempre tiene que ser mejor, con alegría, con su capacidad hay que mirar el tiempo que viene con mucha pasión, pero siempre ir avanzando hacia delante, hacia delante. Hay que terminar con esos enfrentamientos y esas contradicciones entre los argentinos, terminar que ustedes deben de estar cansados de escuchar a dirigentes hablar mal de otros.
Bien dijo Cristina, el otro día, que cuando un dirigente habla mucho de los demás  es porque tiene muy poco para hablar de lo que ha hecho él. Y esto es la realidad, nosotros los argentinos queremos dirigentes que trabajen, que muestren su esfuerzo, que muestren su capacidad, que no se enojen si la democracia da la posibilidad de elegir. Y el 28 de octubre el pueblo argentino va a decir a quién le corresponde conducir la Argentina. Es el pueblo argentino el que va a dar la iniciativa política y yo sé que ese pueblo argentino tiene muy buena memoria y cuando las urnas - como dijo José Luís - se abran, en el anochecer del 28 de octubre, seguramente, de ellas saldrá el nuevo amanecer para la Patria y habrá una gran ratificación y habrá un gran consenso para la fórmula de Cristina y Julio, que estarán determinado el nuevo tiempo que viene para la Argentina, que va a ser un tiempo superador, no tengan dudas. Ellos van a hacer muchísimo mejor Gobierno que el que hemos hecho nosotros, hasta ahora, porque eso es lo que queremos todos los argentinos y ellos se están preparando para eso. Y todos vamos a apoyar fuertemente.
Y nosotros, ese 28 de octubre, no nos estaremos preparando para dar la batalla entre argentinos, nos vamos a estar preparando abriendo los brazos para juntar consensos, las pasiones, los corazones y las voluntades para solucionarles los problemas a los argentinos y seguir devolviendo la alegría, la ilusión, la autoestima, la sonrisa, la posibilidad de un mundo mejor, seguir diciéndole que queremos trabajar para que cada uno recupere la fe de que su hijo va a poder estudiar, que va a poder tener su casa, que va a poder ser un ser humano digno, que se terminaron aquellos viejos tiempos del clientelismo barato, donde querían comprar la conciencia de los argentinos. Viene el tiempo de la dignificación y la justicia, como lo que hicimos con los jubilados, como hicimos el Plan de Inclusión de los Jubilados. Todos aquellos que se incluyeron en ese Plan de Inclusión fueron los grandes olvidados y castigados del proceso privatizador, de la década de `90. Construimos un Plan de Inclusión Jubilatoria donde hay miles y miles de jubilados, desde Ushuaia a Jujuy, que han recuperado su dignidad, que pueden volver a vivir, que pueden volver a sentir que la Argentina se acordó de ellos.
Como fuimos recuperando el crecimiento argentino, creciendo entre el 8 y el 9 por ciento; como bajamos la desocupación, seguramente estará, en el segundo trimestre de este año, rondando el 8, 8.1. 8.2 por ciento promedio, con meses con menos pero con el promedio trimestral en ese número. El crecimiento de la industria que fue el 9.7, de mes a mes, y el 9.8 de año a año, y el 6.3 por ciento de acumulado.
Seguiremos creciendo y buscando las posibilidades, como hemos visto este país que recupera su industria nacional, un país que, en el año 2002, fabricó 90 mil automóviles en todo el año, y en este año, en un solo mes, se fabricaron 53 mil automóviles, en agosto.
Esto marca la realidad: los puestos de trabajo, la generación de autopartes, la generación de un país que renace con fuerza. 540 automóviles se van a patentar, antes de fin de año. El reciente crecimiento de la venta de electrodomésticos del 24.2 por ciento de año a año, solamente con un 0.2 de aumento de su costo.
Paulatinamente, a pesar de los problemas que nos quieren poner a veces en el camino, nosotros multiplicamos nuestro trabajo por este país productivo, por este país que vuelve a producir su tierra pero que vuelve a producir manufacturas industriales, valor agregado, la combinación del campo y la industria es la síntesis que este país necesita.
Ningún argentino se va a salvar por sí solo. La solidaridad es esencial, los hombres y las mujeres de la producción y el campo se han recuperado como nunca en este país. La industria vuelve a renacer más allá de las visiones que se puedan tener, de los conceptos ideológicos, es el país que amanece y que viene.
Por eso les digo que me siento muy feliz y me emociona estar hoy acá en San Juan, querido José Luis, después de cuatro años y medio. Le quiero decir que voy a seguir trabajando fuerte en la política. Seguiré trabajando recorriendo la Argentina y el mundo, si es necesario, para ayudar a potenciar nuestro país. Presidente uno es un tiempo de la historia, y trabajamos de presidente ese tiempo que el pueblo nos ha brindado. Pero como argentino se puede trabajar toda la vida por la Patria, y no es necesario ser presidente para trabajar pro los argentinos, como hacen ustedes como argentinos.
Me reincorporo a la vida de la sociedad global, saliendo como entré a la Casa de Gobierno, en medio de la gente, con mis convicciones firmes, abrazado a la sociedad y al pueblo argentino. No voy a ningún otro cargo, ni de diputado ni de senador, vuelvo como civil más, sin ningún tipo de cargo pero con el único honor de haber sido acompañado por el pueblo argentino y de convertirme en un ex presidente que trató de hacer todo por su Patria.
Tengan la absoluta seguridad ustedes de que siempre voy a estar trabajando junto a ustedes, por que amo esta tierra, amo esta Bandera, amo a mi pueblo, amo a los argentinos, porque sé que vienen tiempos mejores, porque sé que hay que ser solidario, porque sé que hay ser plural, porque sé que hay que ser amplio. Pero también sé que hay que renovar, hay que modificar, hay que cambiar, por eso la concertación. No tenemos que quedarnos encerrados en la vieja discusión de partidos que se miran nada más que el ombligo y se miran para adentro. Nosotros queremos partidos que miren con amplitud a todos los argentinos y que no cercenen las banderas del sectarismo sino de la amplitud.
Esa es la Patria que soñó San Martín; que soñó Manuel Belgrano, ese gran general; Mariano Moreno, un periodista ejemplar; ese gran dirigente, el "peludo" Don Hipólito Irigoyen, que honró a todos los argentinos; ese gran general que vino a transformar, a modernizar y a darle dignidad a la gente que fue el General Perón; y por supuesto, aquella mujer que es la bandera inmortal de la dignidad y de la justicia, a la que todos los argentinos le decían simplemente Evita. También incorporando  aquello a esa lucha de dignidad y de justicia por los derechos humanos, a las Abuelas y a las Madres de Plaza de Mayo, que en los tiempos de hoy también mostraron el valor de la mujer para luchar por la democracia y por la vida de sus hijos y de nuestros hijos, son un ejemplo digno. Con esa amplitud y con esa gran pluralidad tenemos que construir la Argentina que soñamos.
Muy bien, José Luis, trabajando con todos en San Juan, la elección es un momento, pero después hay que gobernar, trabajar y trabajar. Yo sé que Gioja va a escribir una página grande de la historia de San Juan, y no tengan dudas que Cristina y Julio Cobos van a colaborar a la par de él para que San Juan cada vez sea más grande, para que San Juan cada vez sea más hermosa, para que San Juan cada vez sea más justa, para que San Juan cada vez sonría más,  para que San Juan cada vez tenga más esperanza, para que San Juan cada vez tenga más autoestima, para que San Juan cada vez tenga más ilusión de estar cada día mejor.
Muchísimas gracias, un abrazo muy grande, estoy feliz de compartir la inauguración de estas viviendas y de compartir con los gorros amarillos, con las manos de las mujeres que construyeron estas viviendas, feliz de compartir con ustedes un día tan hermoso. Por la Patria, por San Juan y por ustedes muchas gracias.      
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada