junio 20, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en Catamarca (2004)

DISCURSO EN CATAMARCA
Néstor Kirchner
[19 de Agosto de 2004]

Señor Gobernador de la provincia de Catamarca; señor Intendente municipal de San Fernando del Valle de Catamarca; señores ministros del Poder Ejecutivo nacional y provincial; señores intendentes de localidades vecinas; señores legisladores; autoridades nacionales, provinciales y municipales; hermanos y hermanas de Catamarca: recién escuchaba a alguien por allí, a un compañero, decir “cantemos la marcha”.
Yo le vengo a decir que vine hoy, con los hermanos y hermanas de Catamarca, a cantar el Himno Nacional, la marcha de Catamarca, la marcha de todos los argentinos para trabajar por una Patria y una Catamarca de todos y para todos; y también a decirles que conozco las realidades de Catamarca, como bien decía el señor Gobernador, y vengo a luchar con ustedes para que Catamarca deje de ser la Cenicienta de la región y se le reconozca tanto olvido durante tantos años y durante tanto tiempo. Sé la discriminación a la que fue sometida durante tantos años por el sólo hecho de pertenecer o no a partidos iguales. Es hora de que los argentinos, terminadas las elecciones, trabajemos todos con todos para construir la Patria y la Argentina que necesitamos.
Hoy venimos a Catamarca a traer más de 120 millones de inversión, que no es ni más ni menos que devolver federalmente lo que le corresponde al pueblo de Catamarca en inversiones, que este pueblo tiene ganado y merece.
No son obras elegidas caprichosamente, hemos trabajado con el señor Gobernador en forma conjunta para saber qué es lo que necesita la provincia de Catamarca y entre esas obras están algunas muy importantes, pero coincido con el señor Gobernador, que Dios quiera que en mi próxima visita a Catamarca vea muchos más gorritos amarillos de trabajadores de la construcción porque eso significa que las viviendas se están poniendo en marcha, que las obras se están poniendo en marcha, que las rutas se ponen en marcha, que la inversión llega con mucha fortaleza a Catamarca.
Por eso es muy importante que todas las viviendas que se van a poner en marcha ahora sigan ocupando mano de obra catamarqueña, mano de obra de aquellos que viven y luchan en esta provincia durante tanto tiempo por levantarla y darle el destino que desean. También le decía al señor Gobernador: “a mí no me gusta prometer”, porque este país está como está también por los vendedores de ilusiones que hablan mucho en las campañas electorales y después se olvidan. A mí me gusta hacer, hacer y cumplir. .
Yo no quiero bastardear la fe pública, pero señor Gobernador, creemos que dentro de 60 ó 90 días van a quedar terminados los arreglos que hubo que hacer al proyecto de una obra que es fundamental para el desarrollo económico productivo de Catamarca, el dique “El Bolsón”. Una vez que esté terminado el proyecto espero anunciar de la mano de su pueblo, del pueblo de Catamarca y de usted, la obra. Espero estar dentro de unos meses en Catamarca cumpliendo con un objetivo que es fundamental y central de poner en marcha la licitación del dique “El Bolsón”, que es un deseo de todo el pueblo de Catamarca.
Los argentinos tenemos que trabajar fuertemente en solidaridad, pero también debemos tener muy buena memoria, los pueblos sin memoria no logran resolver los puntos de inflexión histórica que tienen. Y acá ustedes ven a un presidente que hace un año y meses apenas que está, y hay muchos pícaros que me quieren cargar las responsabilidades de todos los temas sobre mis espaldas. Que sepan que como sureño y argentino que soy voy a asumir las responsabilidades que me corresponden como presidente de los argentinos, pero esos que a veces escuchamos hablar son los que fundieron y quebraron la Argentina y creen que los argentinos no tienen memoria.
Construir una Argentina para todos es volver a reconstruir la dignidad del trabajo, volver a construir y dar la posibilidad de que aparezcan los empresarios nacionales, para que en esa alianza de la clase trabajadora y los empresarios nacionales podamos reconstruir la Nación y la Patria. Y tenemos que dar diversas batallas en los distintos planos, en el plano externo haciéndoles recordar a los responsables externos -también los hay internos- del endeudamiento argentino, que la Argentina quiere cumplir y honrar sus responsabilidades internacionales, pero con sustentabilidad interna. No hay viabilidad si la Argentina no puede recuperarse y nuestra prioridad es el trabajo interno, la inversión interna, la recuperación del poder adquisitivo interno, recuperar internamente a la Argentina porque si la Argentina se recupera internamente va a poder recuperar su inserción internacional, pero nunca más subordinar lo interno a lo externo, nunca más el hambre interna priorizando lo interno, nunca más la falta de trabajo interno priorizando lo externo. Defender una Argentina cristalina recuperando la Justicia, los argentinos que estamos trabajando en eso, tratar de recuperar la Justicia para tener tranquilidad como corresponde de vivir en un país donde definitivamente se premie al trabajo, a la investigación y se castigue a la corrupción como corresponde. No hay país que amparando la corrupción pueda avanzar.
También en el marco de los diferimientos, señor Gobernador, voy a escuchar con mucha fuerza y mucha atención los diferimientos que invirtieron pero a los pícaros que vinieron a hacer diferimientos y se la llevaron nunca más, sí a los que pusieron la plata en Catamarca. 
Y tenga la certeza de que en el proyecto minero “La Capilla”, como le dicen, también vamos a trabajar juntos y estamos esperando la propuesta del Gobierno provincial para poder recuperar otra explotación que es muy importante para esta economía catamarqueña, porque una economía, la catamarqueña como la del país, necesita industrializarse, reconvertir fuertemente la producción agropecuaria y hacer fuerte inversión en obra pública. Si hay inversión en obra pública, si hay inversión industrial, se fortalece la producción y se fortalece la reconversión agropecuaria, la economía crece y el trabajo se empieza a generar. Es la tarea que nosotros tenemos que llevar adelante.
Y también quiero decirles a todos los argentinos desde Catamarca, que frente a aquellos que agreden o descalifican yo voy a seguir con mis principios cristianos y mi fe en Dios, siempre pondré por la Patria la otra mejilla, porque más importante que soportar una agresión es poner el hombro y el corazón para hacer una Argentina con todos, para todos, sin exclusión social, con justicia y con equidad. 
Los argentinos queremos trabajar por la vida y trabajar por la vida es devolver la posibilidad de tener un futuro, lo que significa la posibilidad de que aquellos padres sepan que sus hijos sí tienen que tener seguridad y trabajo día tras día, con mucha fuerza, sin sensacionalismo mediático; trabajo de sol a sombra con mucha fuerza. Pero también trabajar por la vida es buscar la igualdad, es buscar la justicia social, es buscar que los chicos puedan estudiar, es buscar que los padres puedan tener trabajo, es buscar la posibilidad de tener una Argentina que nos contenga a todos y nos dé la posibilidad a todos de realizarnos. 
Por eso tenemos que poner todo nuestro esfuerzo. Reconstruir la Patria no sólo se hace con la queja, hermanas y hermanos, debemos hacerlo poniendo le hombro, poniendo en marcha obras, cooperativas y la economía de este país.
Ya vimos adónde llegamos y ahora que estamos empezando a escalar buscando la salida del infierno es fundamental la solidaridad entre todos los argentinos. Es fácil derivar responsabilidades, lo difícil es asumirlas y quien les habla las va a asumir permanentemente, trabajando en la búsqueda de la igualdad, luchando por nuestros trabajadores, luchando por nuestra clase media que tanto sufrió en la década pasada, al igual que nuestros empresarios nacionales. Nada me hará bajar los brazos ni la fuerza espiritual por una Argentina distinta. Me siento con ganas, con fuerza, con la decisión de ponerme al frente, con la bandera y los símbolos de la Patria, para reconstruir la esperanza de la nacionalidad de este país. 
Les agradezco profundamente. Algunos decían recién, algunos lo dicen en el centro del país, acostumbrados a que siempre haya que gobernar mirando hacia el centro y no hacia el interior de la Patria, el interior federal, al interior que sufre también; dicen “por allí va el pingüino”, y sí, soy feliz de ser un pingüino y de encontrarme con ustedes, abrazándome acá en Catamarca, con esos aires y esa fuerza del sur, con la pureza de los vientos del sur, con la pureza de mantener vivas las ilusiones de un país distinto, con las ganas de luchar contra la corrupción, con las ganas de luchar para que haya trabajo y vencer la exclusión. La Argentina está empezando a avanzar, la Argentina va a avanzar.
Catamarqueños y catamarqueñas, señor Gobernador, señor Intendente, señores intendentes, señores representantes de todas las fuerzas políticas, hermanas y hermanos de Catamarca, amigos y hermanos representantes de los distintos gremios: soy un Presidente que se siente profundamente agradecido por el cariño y la deferencia, estoy feliz de compartir con ustedes este día de trabajo y les digo que más que un Presidente soy un servidor de ustedes. Muchísimas gracias, a vuestras órdenes. ¡Viva la Patria, viva Catamarca, y gracias por compartir este día de trabajo!
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada