junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en Berazategui (2006)

DISCURSO EN LA LOCALIDAD BONAERENSE DE BERAZATEGUI
Néstor Kirchner
[25 de Enero de 2006]

Señor Gobernador de la provincia de Buenos Aires, querido amigo Felipe; señor Intendente Municipal de esta querida y hermosa localidad de Berazategui, querido amigo Juan José Mussi; queridos legisladores y amigos presentes; autoridades y representantes de organizaciones empresarias y sociales; hermanos y hermanas de Berazategui: es un verdadero placer estar junto a ustedes.
Primero, señor Gobernador, señor Intendente, para mí es muy importante estar hoy acá porque estamos cambiando los códigos de esa vieja política en la que los dirigentes aparecen nada más que cuando hay elecciones. Acá nadie nos puede acusar de que hay elecciones ni de que hay un proceso electoral; venimos a trabajar junto al pueblo de Berazategui para responder a las necesidades que el pueblo de Berazategui tiene. 
Venimos a cumplir con la palabra empeñada, venimos a poner en marcha casi 1.500 viviendas que van a generar muy importantes puestos de trabajo para miles de ciudadanos de Berazategui piensen cómo piensen y venimos a poner 270 millones de pesos aquí, entre la Nación, que está en marcha, más lo que pone la provincia de Buenos Aires más lo que pone el Municipio.
Se puede trabajar y se puede construir una Argentina distinta. Pero para eso hay que tener dignidad, hay que tener fortaleza, hay que tener convicciones y no nos tenemos que quebrar ni doblar.
Hemos dado pasos muy importantes. Hemos logrado la quita más importante que recuerde la historia del mundo en la deuda privada y logramos un ahorro de 67 mil millones de dólares poniéndonos fuertes, firmes, defendiendo con racionalidad los intereses de la Argentina. 
Pagamos y dijimos basta. Durante años, aceptamos todo tipo de vejaciones en la Argentina. Venia el Estado gendarme del Fondo Monetario Internacional a decirnos qué es lo que teníamos que hacer, hicimos el esfuerzo y fíjense ustedes y me pregunto: si en dos años y medio pudimos pagarle al Fondo, ¿por qué estuvimos 50 años debiéndole?
Eso lo deberá responder la historia, pero nosotros nos sacamos ese yugo de encima que era realmente una traba permanente para las determinaciones soberanas y políticas que el pueblo argentino debía tomar. 
La Argentina está creciendo por tercer año consecutivo y, si Dios quiere, vamos a crecer al 9 por ciento o más; la desocupación del 24, 25, 26, 28 por ciento, que llegó a estar, están rondando el 10,2 por ciento aún con planes sociales incluidos. ¡Pero miren cómo hemos avanzado hasta ahora!
Hemos avanzado fuertemente en la actividad industrial: en 2005 hemos tenido el año en que más creció la industria en toda la historia argentina y eso lo hemos logrado los argentinos con todo el esfuerzo y el trabajo conjunto. 
Por primera vez en muchos años hay argentinos que empiezan a recuperar paulatinamente la esperanza y nosotros queremos consolidar ese proceso de transformación generando, dando e invirtiendo en educación. El 6 por ciento del Producto Bruto Interno para el año 2010 va a estar dedicado exclusivamente a la educación argentina para que haya inversión y los argentinos tengan la formación y los instrumentos necesarios.
Viendo que hay un 15 por ciento de argentinos que no pueden conseguir trabajo, a pesar de la demanda laboral que existe, porque no tienen todavía el oficio necesario, hemos vuelto a poner en marcha las escuelas técnicas que se cerraron en la década del 90, la vieja escuela técnica, para que nuestros chicos vuelvan a tener los instrumentos necesarios para poder conseguir el trabajo que corresponde. 
Avanzamos con absoluta y total decisión en la reconstrucción de un país federal. Voy a seguir caminando toda la Argentina, de lado a lado.
Decían por allí que a veces los dirigentes suelen olvidarse de las responsabilidades que tienen. Yo les puedo asegurar que soy un hombre normal, común, como todos ustedes, que comete aciertos y errores, pero estoy jugado en una sola vereda que es la vereda del pueblo argentino, que es la vereda de la Patria, de la bandera argentina, del escudo argentino, de San Martín, de Mariano Moreno, de los grandes héroes nacionales que supieron construir este país. 
Quiero aprovechar esta visita al pueblo de Berazategui y hablarle al país. Es difícil, pero hay gente, hay algunos sectores corporativos que todavía no entienden. Ven que la Argentina mejora, ven que hay muchos argentinos que pudieron salir a vacacionar después de muchísimo tiempo ¿y qué es lo que hicieron algunos sectores en forma equivocada y espero que rectifiquen? Aumentar todo el gasto en turismo, excursiones, hoteles y demás. Hay que aprender a ser solidarios.
En la Argentina no tiene que crecer un solo sector, tenemos que crecer todos y van a tener que ser solidarios porque el Gobierno va a poner toda la fuerza y toda la decisión para que en este país crezcamos todos juntos. 
Yo llamo de corazón a esa industria tan importante como es la del turismo a ser medidos. Está bien que tengan rentabilidad, pero todos los argentinos que trabajan durante todo el año merecen un descanso, merecen que le cuiden el bolsillo y que no le metan la mano en el.
Nosotros queremos que a la industria del turismo le vaya bien, pero que los argentinos también tengan la posibilidad de ir con su familia a disfrutar unos días de descanso después de tanto esfuerzo para levantar esta Argentina que fue destruida. Por eso desde acá les hago este llamado para que entiendan. 
También les digo a algunos sectores del campo, a la Sociedad Rural y a CARBAP, que les va bien, que han exportado más que nunca, que han logrado salir del encierro en el que estuvieron durante tantos años. Yo no les voy a hablar con el corazón porque a veces parece que no lo tuvieran; les voy a hablar como argentino en una Argentina que quiere ser para todos y con el mejor de los cariños: no hay que ser avaro. Si les va bien, tengan en cuenta que el producto que ustedes tienen –la carne- es fundamental en cada mesa de los argentinos. Cuiden y bajen el precio para que ese producto pueda llegar a todos los hogares de la patria. 
Yo estoy esperando con toda mi paciencia que tengan un gesto que los ennoblezca. Claro que todos merecemos un poco más, pero a veces, sabiendo tener calidad para distribuir y sabiendo convivir, podemos avanzar todos.
Por eso, yo les digo a los argentinos, en esta lucha para que los precios tengan razonabilidad y en esta lucha de la construcción de la nueva Argentina, y se lo digo también al señor Gobernador y al señor Intendente, que por favor que me ayuden, que me acompañen para que podamos definitivamente ir construyendo la Argentina justa y equitativa, la Argentina con inclusión social, la Argentina de los sueños de nuestros pioneros y de nuestros abuelos, la Argentina industrial, la Argentina del trabajo, la Argentina de la educación, la Argentina de la honestidad, esa Argentina que cuando mirábamos la bandera cuando chicos nos sentíamos todos orgullosos, la Argentina que fueron creando nuestros abuelos, la Argentina donde vamos alcanzando la casa que nos merecemos, la Argentina que nos permita que el techo nos cubra a todos. Eso es fundamental y central.
Muchísimas gracias, Berazategui; yo sé que ustedes son un pueblo de trabajo, los felicito por el polo industrial, los felicito por las obras que están llevando adelante, van a tener en este Presidente a alguien que los va a acompañar permanentemente, muchas gracias por tanto afecto.
Hoy tenemos que estar pensando en hoy y en el mañana, en la construcción de la Argentina con todo, tomándonos de la mano, avanzando juntos por la avenida de la Patria y diciendo que los argentinos estamos dispuestos a decirle al mundo que la Argentina es una gran y gloriosa nación.
Muchísimas gracias. 
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada