junio 21, 2012

Discurso en el inicio del operativo de entrega de texto escolares 2005

DISCURSO EN EL INICIO DEL OPERATIVO DE ENTREGA DE TEXTOS ESCOLARES 2005
Néstor Kirchner
[6 de Abril de 2005]

Señor ministro de Educación, Ciencia y Tecnología; autoridades nacionales, provinciales y municipales; señores integrantes de las distintas instituciones educativas; señores directivos; señores docentes; representantes gremiales; alumnos; señores representantes de las distintas editoriales; amigos y amigas presentes: chicos, es una alegría tenerlos acá en su casa y que engalanen esta mañana la Casa Rosada, que la oxigenen de pureza y de virtud.
Realmente hechos como este que estamos viviendo hoy marcan con absoluta claridad la decisión que tenemos los argentinos de darle prioridad básica al proceso de reconvención y reconstrucción que vive el país y que debemos profundizar en la búsqueda de lograr su normalización y en la búsqueda de encontrar el marco de un país serio. Esto marca con absoluta claridad que la educación en este camino tiene un rumbo fundamental.
Podemos ver el aumento del presupuesto universitario, el aumento hacia los sectores universitarios, la vuelta de la posibilidad de la jubilación docente con el 82 por ciento que durante tanto tiempo estuvo prácticamente proscripta en palabras concretas, con derechos cercenados; las distintas inversiones en el sector, buscando tener la posibilidad de que el salario docente tenga como piso 700 pesos, en un avance concreto después de tantos retrasos y el retraso que aún hoy se sufre, porque evidentemente llegar de la situación que estábamos a la que realmente sea la correcta cuesta mucho, hay muchísimos intereses que se mueven en esta tarea. Intereses que acá hoy no están presentes, porque realmente el gesto de las editoriales argentinas respecto de apoyar esta tarea del libro es muy importante, no salen a condicionar el mantenimiento de costos, ni salen a aprovecharse de la necesidad que tiene la educación de proveer libros a millones de chicos que los están necesitando fundamentalmente para desarrollar, tanto el docente como ellos, unos la tarea de formar y otros la de formarse; el gesto que tienen y la actitud de responsabilidad es muy importante.
Pensar que a casi dos años de Gobierno podemos decir que hemos llegado a una inversión de 144 millones de pesos en libros y que hay más de 14 millones de argentinos y argentinas que pueden alcanzar esa posibilidad, nos llena de orgullo a todos.
Esto acompañado con las inversiones en investigaciones en el CONICET y el reconocimiento paulatino del mejoramiento de la tarea que llevan nuestros investigadores, está redundando en que la educación paso a paso vuelva a ser prioridad para todos los argentinos.
Esto tendría que ser un elemento cualitativo y fundamental, un elemento que debería centrar las voluntades concretas de seguir empujando la posibilidad de cambio del país, porque se podrán hacer muchos discursos, decir muchas cosas, pero si no cualificamos la educación, si no incluimos a través de la educación, si no generamos posibilidades igualitarias a través de la educación, si no profundizamos la investigación, si no cualificamos nuestras universidades, si no abrimos las puertas de nuestras universidades, si no defendemos la escuela pública con fuerza, con decisión y con concepto, no en desmedro de la educación privada -bajo ningún aspecto- sino la educación pública como base y columna vertebral de nuestro sistema, es muy difícil construir un nuevo país, porque no va a aparecer la clase dirigente que este país necesita, ni se va a cualificar ni a formar con claridad el pensamiento de nación que esta Argentina necesita consolidar para hacer un país distinto.
Por eso me siento realmente feliz de participar con ustedes, señores docentes, señores directivos, señores empresarios, de esta tarea. Es un orgullo que los argentinos estemos destinando esta inversión, es un antecedente no sólo en la Argentina sino en toda la región. Hoy podemos decir que los argentinos en dos años hemos invertido más de 144 millones de pesos en libros, este último año casi 100 millones de pesos, y que son más de 14 millones de argentinos que llegan a esta posibilidad. Este es un logro al que llegamos con el esfuerzo conjunto de todos.
Dios quiera que podamos seguir profundizando esta tarea, la decisión es total y absoluta. Y agradezco lo que ustedes hacen, porque la tarea formativa, la de impartir educación, la de tener calidad pedagógica, la de consolidar fuertemente la formación de nuestros jóvenes, nos va a consolidar en ese país distinto que queremos.
Si Dios, quiere señor ministro y queridos amigos, dentro de algunos días también podremos mostrar los resultados del Plan de Alfabetización que se está realizando con tanto éxito, para que definitivamente dejemos otra materia que realmente llena de ignominia a los argentinos, que todavía tengamos problemas de este tipo y que hemos encarado decididamente para que todo el mundo tenga derecho a la educación y se pueda formar.
Muchísimas gracias por estar en su casa, a vuestras órdenes.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada