junio 20, 2012

Palabras de Nestor Kirchner en el acto realizado con motivo del Primer Aniversario de la prescripción de medicamentos por su nombre genérico (2003)

PALABRAS EN EL ACTO REALIZADO CON MOTIVO DEL PRIMER ANIVERSARIO DE LA PRESCRIPCIÓN DE MEDICAMENTOS POR SU NOMBRE GENÉRICO
Nestor Kirchner
[Agosto de 2003]

Señores ministros; señor presidente provisional del Senado; autoridades nacionales, provinciales, amigos legisladores: creo que se cumplió una etapa pensada y elaborada en el peor de los mundos, cuando la Argentina estaba al borde de situaciones absolutamente límites, donde era muy difícil pensar, donde era muy difícil vertebrar políticas que referenciaran soluciones claras y concretas y menos elaborar algunas de ellas con carácter estratégico.
Creo que la Política Nacional de Medicamentos y el Plan Remediar han tenido esa virtud, que en una crisis realmente muy profunda quienes trabajaron en la elaboración de la política lo hicieron, aún a pesar de la situación en que se estaba, saliendo del marco coyuntural que les tocaba vivir, pensando estratégicamente y los resultados están hoy a la vista. El acceso, el poder llegar a lugares donde parecía imposible, el poder atender a sectores que parecían absolutamente dejados a la mano de Dios, ha dado una demostración clara de esta política, que evidentemente tiene que ser acompañada –siempre lo conversamos con el Ministro- con políticas de fondo en el marco global de lo que significa una política de salud y una política muy profunda de medicamentos; que ahora hay que profundizarla, hay que profundizar las inversiones, hay que hacer una fuerte integración en el marco del MERCOSUR y hay que definir, como definió Perú con absoluto éxito, políticas como las que tienen que ver con el sida y los tratamientos oncológicos, que son fundamentales para que tengamos el lugar que realmente la Argentina debe tener y el marco que deseamos para toda América del Sur.
Creemos que hay que estructurar una política sanitaria muy fuerte. Cuando recorremos la Argentina vemos que tenemos una infraestructura absolutamente quebrada en ese aspecto. Ustedes saben que en nuestro país se fue pensando siempre en cuál era el gasto público improductivo y en esa Argentina de la década del 90 uno de esos gastos improductivos fue el de salud. Por eso se provincializaron y municipalizaron hospitales, por eso el Estado Nacional abandonó la tarea de promoción global que tiene que hacer sobre la política sanitaria, de medicamentos y de salud en general. Nosotros queremos recuperarla y vamos a trabajar fuertemente con todos los estamentos nacionales, provinciales y municipales, porque evidentemente estamos en una situación absolutamente límite y grave, más allá de todos los esfuerzos que se hicieron; que pueden haber evitado que se desbarranque el sistema, pero esto se soluciona no solamente con ideas, con buena voluntad, sino que se necesitan inversiones.
Tenemos que recuperar la política sanitaria de Estado, tenemos que repontenciar la calidad, la capacidad de financiamiento e inversión de nuestras obras sociales y tenemos que volver a tener una política integrada en todos los aspectos sino no tendremos futuro. Pero esto es absolutamente posible. Cuando uno va tomando distintos temas, les puedo asegurar que se va entusiasmando, va viendo que la Argentina tiene una potencialidad y si nosotros somos capaces de imaginarla, de reforzarla, vamos a tener resultados como este que tuvimos en el Plan Remediar, que es histórico, y una Política Nacional de Medicamentos. Se puede discutir, se podrá tener una visión más acá o más allá, pero creo que en muchísimos años por primera vez la Argentina puede decir con absoluta seriedad que tiene una política de este tipo.
Los datos van a acompañar. En la Argentina, a pesar de que algunos no lo quisieran, estamos teniendo datos que son importantes, que van a ayudar a que paulatinamente muchos sectores de la sociedad puedan salir de la situación de marginalidad que tienen y que también profundiza todo este esquema. Hoy conversábamos con el ministro de Salud sobre los datos que recibimos, como ser el del empleo en el día de hoy: entre mayo y julio tuvimos el crecimiento más importante del empleo desde que empezó la reactivación en octubre: el 1,1. Todos empleos efectivos. Hemos pasado de 160 horas de trabajo a 171. Estamos creciendo en el empleo como crecíamos en 1995. Esto preanuncia, de seguir este esquema, una nueva caída en la desocupación. Son todos datos de una Argentina que gradualmente, sin anuncios sensacionales ni planes cerrados y estructurados, empieza en la diversidad y en la pluralidad a moverse en sentido positivo.
Nosotros vamos a apoyar fuertemente la consolidación de esta política que estamos llevando en el área y la vamos a profundizar. Tenemos que llegar a los sectores que no llegamos, es cierto; la burocracia y el funcionamiento institucional no nos permiten llegar a determinados barrios, a determinadas ciudades o lugares muy humildes, a veces por falta de centros comunitarios, centros de salud, dispensarios. Nunca invirtió el Estado orgánica y estratégicamente en centros de salud. Ustedes busquen un plan de inversión en centros de salud en la Argentina global, pensado, estructurado; acá cerca no más, en la provincia de Buenos Aires, en la Capital Federal, en los lugares aledaños. El otro día la Ministra recorría Ciudad Oculta y no hay un centro de salud acorde a las necesidades que los habitantes porteños que viven en dicho lugar necesitan. Cosas que el Estado tiene que hacer, porque si el Estado va, promueve; yo no hablo de un Estado que absorba totalmente la tarea sino un Estado que promueva, que tenga presencia y que tenga responsabilidades. Si no hay un Estado que esté promoviendo con una actitud presencial el conjunto de las actividades que la sociedad tiene que llevar adelante es absolutamente imposible.
Por eso vamos a profundizar esta política, estamos muy contentos por el éxito logrado, corregiremos los errores que hay que corregir y esperamos que todos los laboratorios, todos aquellos que entienden y comprenden este marco, sigan trabajando solidariamente y en forma mancomunada con el Gobierno. Y entendamos que se puede con los lobbies, que se puede con los mecanismos cerrados, que se puede con los esquemas que aparentemente cierran todo el mecanismo de la funcionalidad de determinados negocios e impiden el acceso a la salud a millones de argentinos, si actuamos con honestidad, con cristalinidad, decencia y con la participación de todos los sectores; con empresarios nacionales convencidos de las cosas que hay que hacer y con un Estado Nacional que esté a la altura de la historia y de las circunstancias.
Por eso creo que quienes sancionaron esta ley se han de sentir absolutamente gratificados; todos los grupos empresarios y laboratorios que participaron, también; y quienes fueron los funcionarios que la implementaron creo que deben tener una gran satisfacción de haber logrado la simbiosis necesaria para alcanzar este éxito que es de todos los argentinos.
De modo que vamos a profundizar esta política y la vamos a acompañar, vamos a ir al desafío de generar una red de salud en la cual los argentinos tengamos la calidad que nos merecemos. Para algunos será gasto público improductivo, para nosotros es una Argentina diferente, justa, equitativa y distinta.
Muchísimas gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada