julio 11, 2012

Discurso de Fidel Castro en el cierre de la Cumbre de los Pueblos, en Córdoba - Argentina (2006)

DISCURSO EN EL CIERRE DE LA CUMBRE DE LOS PUEBLOS, EN CÓRDOBA, ARGENTINA
Fidel Castro
[21 de Julio de 2006]

Hace tres días no podía imaginarme que iba a estar aquí. Se hablaba de la reunión Cumbre. Estaba el importantísimo acontecimiento de que Venezuela entraba en el MERCOSUR, iba a ser aquí en Córdoba. Se adelantó para Caracas, algo que me pareció muy correcto, y decía: debemos ir, hay tiempo para ir, aunque estábamos envueltos en una gran cantidad de trabajo.
Uno de ellos era la revisión detallada de un libro que un brillante periodista, Ignacio Ramonet, elaboró a partir de un montón de entrevistas que me hicieron. Realmente tengo mucho trabajo, no podía seguirlo de cerca, le prometí que iba a ver todos los detallitos porque hay un lenguaje escrito y otro hablado. Son diferentes, en el lenguaje hablado usted usa el tono, el acento, el gesto, la mueca, lo que quiera, lo que sale espontáneamente. No intente hacerlo concientemente, porque el discurso se vuelve teatro. Pero el lenguaje escrito es otra cosa. Lo único que le queda al lenguaje escrito es las comillas -los periodistas lo saben muy bien- la admiración, algunos que tratan de pintar con palabras una imagen. Es más pobre el lenguaje escrito que el hablado.
Bueno, les contaba que no podía imaginarme que iba estar aquí. Me preguntaba si podía. Tenemos el 26 de julio, dentro de unos días se cumple un aniversario más. Tenemos el famoso cumpleaños, los ochenta años, si Matusalén vivió ochocientos, no tienen por qué criticarme por cumplir la décima parte. 
Ahora, qué tiempos, comparados con estos, aquellos tiempos bíblicos cuando vivía un hombre ochocientos años. Hoy, una persona cualquiera, cualquiera de ustedes puede vivir mil años en ochenta o en menos años. Este mismo acto, en este momento, si lo están transmitiendo por Venezolana de Televisión o por Telesur, o si por Cubavisión, se puede estar viendo en China, simplemente a través de los satélites; en Australia, en Europa, en Rusia, en Bielorrusia, en muchos lugares. Y también en América Latina. Nuestros médicos están viéndolo en todas partes, allá en Indonesia, donde hay una brigada médica que fue a apoyar al pueblo indonés con motivo de un terremoto, o en Timor del Este, donde hay alrededor de 300 médicos cubanos. Lo sabemos porque tenemos comunicaciones con ellos. Antes había que esperar que un barco como el de Magallanes llegara por allá, diera la vuelta por aquí por el sur, cruzara los estrechos estos y llegara a aquel lugar. Cinco o seis meses. Pero la época de Magallanes pasó hace varios siglos. A principios de este siglo, no se podía hablar por teléfono, no se podía escuchar por radio ni ver a través de la televisión, las ideas no tenían esa velocidad. Aquí vimos al presidente Chávez hablar de Bolívar, de Miranda, de la independencia de su país. Eran las ideas de la Revolución Francesa, muchas de ellas, en 1789 venía un barco de velas y traían unos folletos. Podían ser muy brillantes aquellas ideas de los Enciclopedistas, como Juan Jacobo Rosseau y muchos más, ¿pero cuánto tardaba en llegar? Vean ese ejército de periodistas ahí. Están transmitiendo o transmiten, algunos en directo. Esto lo están escuchando en directo millones de personas. Son instrumentos que no tuvieron los hombres que lucharon a lo largo de 500 años, desde que se dice que nos descubrieron o desde que se fundó la universidad esta, aquí de Córdoba, hace casi 400 años. Aquí hicieron acontecimiento de gran importancia: la primera Reforma Universitaria que se hizo en este hemisferio el 21 de junio de 1918. Recuerdo cuando ingresé en la universidad. La palabra Córdoba, la Reforma Universitaria, aquello era de lo que más se hablaba, y habían transcurrido en aquel momento 27 años de la Reforma de Córdoba. Allí en la Universidad de La Habana, que tenía un montón de problemas y necesitaba una reforma, estaban los alumnos hablando de la Reforma que tuvo lugar aquí en esta ciudad de Córdoba. 
El presidente Chávez habló del Cordobazo, que se convirtió en símbolo de lucha del pueblo argentino. Pero aquí los estudiantes de esta universidad, y los padres de muchos de ustedes, escribieron aquella página gloriosa en el terreno de la enseñanza superior. De aquí emanaron muchas ideas que después se transmitieron a otros países. Fueron a Perú, a Chile y a Colombia, fueron a otros países y se planteó realmente una reforma revolucionaria. Ya había suficientes razones en aquel tiempo para que se planteara una reforma universitaria. Fue hace 88 años. Es increíble que todavía estemos hablando de la alfabetización, de que todavía se diga que en este hemisferio hay 50 millones de analfabetos, de que se pueda decir que puede haber 200 millones de semianalfabetos o analfabetos funcionales. ¿Qué sabe alguien que esté en segundo grado o en tercer grado? ¿Dónde está el grandísimo mérito de la alfabetización venezolana, si no en los cursos de seguimiento?, algo que intentamos e hicimos nosotros hace más de cuarenta años, pero no estaba la televisión, no estaban todos estos recursos. Incluso para hacer la alfabetización tuvimos que movilizarnos unos 150 mil jóvenes estudiantes, alumnos de séptimo grado. Iban a las montañas. Hoy existen todos estos medios que facilitan hacer las proezas que están haciendo los procesos nuevos, como el de Venezuela, como el que está haciendo Bolivia en este momento. En treinta meses, a nadie le quepa la menor duda que habrá tiempo suficiente para la alfabetización total y en cuatro idiomas: quechua, aymara, guaraní y español. Me contaba Evo que en este momento hay 140.000 bolivianos, y están arrancando los motores ahora, y cada cincuenta o sesenta días pueden grabar eso que están estudiando, cada dos meses pueden grabar eso. Bueno, 30 mil puntos, si pone a 4, serían 120 mil... No, pueden tener hasta 200 mil, si en cada punto, y van a tener los puntos suficientes donde no haya electricidad, tienen allí 2 mil paneles solares, los televisores pertinentes, los cursos en DVD o en videocasete, en fin, son unas posibilidades infinitas. 
¡¿Cómo se puede justificar que haya 50 millones de analfabetos en este hemisferio cuando todos esos medios existen?! Nosotros explicamos que un programa que modestamente hicieron nuestros pedagogos, que nosotros lo cedíamos, estamos dispuestos a cederlo. Una serie de países están utilizando eso. Hasta en Nueva Zelanda están usando ese programa “Yo sí puedo”. Lo usaron los venezolanos, lo están usando los bolivianos, lo han usado en varios estados mexicanos, en Michoacán, aquel Estado de Lázaro Cárdenas, han estado alfabetizando, pero es todavía un esfuerzo aislado. Nosotros sugeríamos que una de las cosas que podía hacer el MERCOSUR es darle un impulso. Si el MERCOSUR lo impulsa yo no tengo la menor duda que en este momento se puede impulsar un programa para erradicar el analfabetismo en este hemisferio en tres años, basta quererlo, no más. 
Además lo que hace falta después son televisores y videocasetes. Nosotros hemos producido algunos cientos, lo hicimos cuando se iba a hacer el programa venezolano y también para nosotros, porque ya esos medios los estamos usando hasta para formar científicos. 
Ustedes hicieron una Reforma que hizo historia y que fue la más importante, estoy por decir que la única. Pero han pasado 88 años y hay que reformar el sistema de estudios mundial. El presidente Chávez hablaba de la conciencia y que la conciencia partía del conocimiento o de la suma del conocimiento y de la ciencia. Sencillamente impartir al mundo. ¡¿O hasta cuándo la fábrica de pasta de dientes, de jabones, de moda, de bijouterie van a estar educando al mundo?! Realmente he visto cosas horribles, he visto recitar medicamentos por la televisión. Y todos los países tienen unas leyes que dicen que todo el que tenga un título debe revalidarlo o no puede ejercer el oficio. Y alguien que es dueño de un medio tiene libertad. ¡Ser propietario es la libertad! Si usted quiere que todos sean propietarios de los bienes que deben pertenecer a la nación y deben pertenecer al pueblo, entonces dicen que usted es un bandido comunista, que usted es un violador de todos los derechos. Entonces yo me recordaba los días del golpe en Venezuela, no sólo del golpe petrolero que fue una de las más grandes batallas que haya librado ese proceso, sin discusión. Fui testigo. Encendía la televisión todos los días a las seis de la tarde cuando los conspiradores abiertamente estaban tratando de hundir al país. Yo me pregunto aquí donde acaba de hablar el presidente Chávez si ese golpe hubiera triunfado, aquel golpe que dijo: ¡ni un barril de petróleo para Cuba!, y tuvieron a nuestro país como cinco meses así, porque meses después vino el golpe petrolero, yo me pregunto si hoy aquí, en ese centro de convenciones, alguien hubiera podido hablar de un gaseoducto que atravesara el continente y llevara el gas a Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay. Si ese golpe hubiese triunfado ¿podría estarse hablando en un evento como el MERCOSUR, que esta América de que nos hablaba Chávez, esta América rememorando aquella de Bolívar de la que se decía que sería la reina de las naciones? ¿se podría hablar de eso, si aquel golpe hubiera triunfado, el golpe militar o el golpe petrolero? ¿Dónde estaría ese petróleo ahora? ¿Para dónde iría? Todo el mundo sabe que para el mismo punto donde salió petróleo de Venezuela y marchó hacia el exterior durante casi un siglo: para EEUU, no para Argentina. 
Creo que el presidente Chávez decía hoy que era la primera vez que nunca venía un buque petrolero al Río de la Plata, porque antes todo iba para el norte. ¿Y el dinero para dónde iba? ¿Acaso se invertía en Venezuela? Ese dinero se marchaba al exterior. ¿Cuánto? 300 mil millones de dólares se marcharon de Venezuela en los años que los venezolanos califican de El Pacto de Punto Fijo. Cuando usted se lo dice, le parece que es una cifra grande y real. Pero es una mentira. Es una mentira porque usted está midiendo con barras distintas. Dicen que en París hay una que está entre dos marcas de la barra de platino a la temperatura, no me acuerdo cuál, que está definida en la física. Que ese es el metro, pero el dólar es como un metro que ahora está convertido en centímetros, ¿comprenden? 
¿Qué quiere decir esto? Que cuando aquí les dicen a ustedes que de Venezuela se marcharon en aquellos tiempos esos dólares hay que traducirlo y no decir que es este millón de dólares de ahora, porque todos los días se dice que hay un millón de dólar. Entonces habría que multiplicarlo por lo menos, por lo menos por diez. Uno puede probarlo con un simple cálculo matemático. Yo le pregunté al rector de la Universidad qué estudió y me dice “yo, matemática”. Y yo noté que mencionó la palabra matemática, porque un cálculo matemático demuestra sencillamente que el dólar tuvo un precio, no cuando yo estaba en la escuela primaria, cuando se acabó la segunda guerra mundial. Y había dos tesis: una sostenida por los más, John Keyness, el inglés, que era partidario de un acuerdo de Breton Woods que no le concediera a un solo país el derecho privilegiado de emitir la moneda en el mundo. La otra tesis, la que triunfó, fue la de EEUU, y no fue la de Franklin Roosevelt que ya había muerto. Fue principalmente la de aquel presidente que lanzó las primeras dos armas nucleares sobre dos ciudades indefensas cuando no había ninguna necesidad militar de lanzar esa bomba. No había ninguna necesidad militar, fue para sembrar el terror en el mundo. Tras eso surgió el macartismo. Los soviéticos habían sacrificado más de 20 millones de vidas en aquella guerra. Fue sangre de campesinos, de obreros y de jóvenes. ¡Más de 20 millones luchando contra el fascismo! y ni siquiera les dijeron que tenían armas nucleares. Ya al final lanzaron dos bombas como un acto de terror contra Japón. Habían cambiado. Ese macartismo persiguió a los propios norteamericanos, los envió a la cárcel, les quitó el empleo. Vino una terrible fase reaccionaria en el mundo. Con una potencia que tenía el monopolio de las armas nucleares, ¿cómo no iba a imponer un orden económico internacional en Breton Woods? El dólar que imprimían valía una onza de oro. El oro empezó siendo moneda cuando la economía y el comercio apenas existían. Fue la necesidad del intercambio que creó el dinero. En México utilizaban el cacao. En otros lugares, bueno, usaban metales, podía ser la plata o el cobre que fue moneda, pero fue el oro el que más se prestaba por sus cualidades intrínsecas. Y todavía, cuando se acaba la guerra, y EEUU recibe ese derecho de imprimir los billetes, podía hacerlo porque tenía 30 mil millones de dólares en oro, al cambio de una onza por cada 35 dólares. Eso duró desde 1945 aproximadamente a 1971, 26 años. Pero todo el que tenía un billete sabía que podía cambiarlo por oro. Es decir, el papel tenía un valor en sí. Podía canjearse. ¿Qué hizo esa poderosa potencia con ese privilegio que se le otorgó? Sencillamente era un país que en esa guerra no perdió ni un tornillo. Realmente la URSS había sido destruida. Europa estaba destruida. Se habló del Plan Marshall. Los padres de ustedes lo recuerdan, ustedes deben haber leído, porque cada nueva generación en estos tiempos va teniendo más conocimiento: el Plan Marshall para reconstruir Europa. La primera vez que vine a Argentina había una reunión de la OEA y yo plantee un “Plan Marshall” para América Latina, y dije: “20 mil millones de dólares”. Miren, yo era ya marxista-leninista extremista cuando vine aquí, ¿saben? No les voy a decir a ellos cuál era lo más íntimo del pensamiento. Habíamos dicho lo suficiente para saber que íbamos a hacer la revolución con reforma agraria, una revolución radical. Pero aquí, Rubottom creo que se llamaba; puede haber sido “robot” como tantos, pero Rubottom se llamaba el representante de EEUU, hasta quiso hablar conmigo. (NdlaR: secretario asistente para Asuntos Interamericanos, Roy Richard Rubottom) 
Estaba, creo que se llamaba Frondizi en el año '59. Ustedes lo deben saber. Y el hombre por un hotel por ahí, andaba buscando a la gente. Veía a uno que venía de... un guerrillero que venía de allá, de una Revolución que tal vez por casualidad, creerían ellos, triunfó. Y entonces hasta hablaron conmigo. Yo disparé en una reunión los 20 mil millones que tenían que darnos para desarrollar América Latina. Había muchas ideas revolucionarias, por supuesto, y sólidas, pero experiencia, había muy poca. Ese fue el intento desde aquí, lo que hay que plantear. Estuve allí en Uruguay. Estuve primero en Brasil, esa vez, y bastante temprano. Paré después en Uruguay, me recibieron muy bien. Bueno, en Brasil bien, mucho mejor todavía. Y no quiero ofender a nadie, les tengo un gran cariño, una gran simpatía a los brasileños. En Uruguay, tremenda movilización. Y aquí en Argentina me llevaron por la orilla del río, comí unos chorizos por allí. Bueno, en fin. Pero bueno, tenía unos parientes aquí, un hermano de mi padre estaba radicado aquí, él y su familia; y todavía hay allí sus supervivientes en Buenos Aires, de aquellos, de los descendientes del hermano de mi padre y hablé con ellos. 
Pero, a lo que voy: hice una proposición. Eso dejó después también su huella. Todavía no habíamos hecho la Reforma Agraria. Fue antes del mes de mayo. Vine aquí a Argentina esa vez porque había una reunión. Qué diferencia. Han pasado años, pero qué diferencia tremenda entre la reunión de aquella vez que yo estoy recordando ahora y la de hoy. Vean qué hermoso es poder medir; qué alentador es poder medir de aquella reunión de la OEA a esta reunión de hoy. Añado otra cosa: América Latina debía como 10 mil millones de dólares. Claro, dólares que valían. Todavía valía la onza de oro por 35 dólares. Aquellos tenían una montaña de oro. Reunieron todo el oro del mundo durante la guerra, exportando alimentos, exportando armas, exportando todo. Tuvieron un dinero para el presupuesto de guerra. Fue una guerra por parte de EEUU, dirigida entonces por Roosevelt, a quien siempre consideré un gran estadista capitalista, inteligente. No era un imbécil de ésos, cometiendo errores. Era un hombre que inválido, andaba en una silla de ruedas, tenía una voz cálida. El país lo recuerda porque teníamos todavía la Enmienda Platt y Roosevelt la quitó. Él promovió, no es que la regalara. Es que hubo una revolución en aquellos años de la crisis, tremenda revolución que llevó a cabo nuestro pueblo, demostró su combatividad, a pesar de que era un país intervenido. O donde había una cláusula constitucional traicionera, porque la impusieron después de la guerra, de la última Guerra de Independencia, en la cual intervinieron. Entonces pusieron una Enmienda Platt, yo siempre digo una enmienda. Y de esto hace más de 60 años. Les daba derecho a intervenir. Vaya, eran tiempos mejores que estos porque cuando intervenían era porque había una Enmienda Platt, pero ¡¿ qué Enmienda Platt existía en Haití, Santo Domingo, Nicaragua, México y todos los demás países en que han estado interviniendo los EEUU en virtud de su poder y de su fuerza?! 
Roosevelt quita la Enmienda, sigue una política keynesiana. Había millones de desempleados, y siguiendo aquella política keynesiana que no pudo aplicarse después de la Segunda Guerra, logró sacar a EEUU de la crisis, construyendo presas y obras públicas de todo tipo. En fin, introduciendo dinero en los bolsillos de las personas para sacar al país de una crisis de superproducción. Como toda esa crisis del capitalismo de la cual no puede escapar a una situación catastrófica, realmente si este caballerito que está ahora ahí, y no quiero hablar de nadie porque no quiero faltar a la decencia en esta ilustre reunión; si este caballerito se fuera se acaba el imperialismo más rápido de lo que preconizaba Hugo Chávez. Él hablaba que en este siglo se acababa. ¿Quieren que les diga la verdad? Que yo pensaba, y algunos dirán “eso es una frase más para que se la lleve el viento”, yo no pensaba que él estaba siendo demasiado generoso. Hablar de que el imperialismo se acabe en este siglo puede dar la idea de que va a tardar casi cien años. El imperialismo no dura cien años. El imperialismo no dura ochenta años. El imperialismo no dura setenta, ni sesenta. Y si ustedes quisieran ser muy generosos, podrían afirmar que el imperialismo no dura más de 50 años. Y puede ser que menos, y esto no es una corazonada de un loco que está haciendo alarde. Busquen las matemáticas, hagan los cálculos. Yo traté de explicar algunas cosas, algunas cosas de las que estaban ocurriendo. Y en este momento el mundo está en una terrible crisis, como creo que, realmente, no hubo ninguna otra en la historia. Por eso escuchando a Chávez, yo pensaba que había que añadir algo más. Pero bien: antes de llegar a esa visión, a lo que voy a añadir, en dos palabras, quería, yo les estaba explicando a ustedes lo que estaba ocurriendo en EEUU con la guerra en la crisis. Se salvó, pero todavía duró un montón de años, estalla en el '32 con la crisis de Nueva York, esa fue en el '29 cuando todas las acciones se vinieron abajo. Y eso pudo ocurrir. Ellos se dedicaron a inventar cosas para que eso no ocurriera, para ver cómo la sociedad insostenible y moribunda encontraba remedio. Por aquellos tiempos apareció la penicilina contra las bacterias. Ellos inventaron un montón de medidas para evitar que se repitiera la crisis bancaria del '29, y cuyos efectos duraron mucho tiempo. El país más golpeado fue EEUU, sin duda. Coincidió porque debido al desempleo y a esa situación difícil, se produce un triunfo demócrata con un hombre que tenía capacidad, ese hombre que mencionaba. Y empieza también la lucha en aquella época de las dos potencias imperialistas: Gran Bretaña y Francia. Las guerras en Europa eran por el reparto de las colonias y ya eso lo había previsto Lenin en su famoso libro que acá todo el mundo se lo ha leído: “El imperialismo, fase superior del capitalismo”. Yo me recuerdo siendo estudiante en la Universidad, leí ese libro y me enseñó mucho, porque me enseñó mucho sobre el Estado y su papel, y el papel del imperialismo. Marx no había tenido tiempo de escribir, porque no estaban las circunstancias. Usted no puede escribir de algo que no existe. Lenin habla de ese fenómeno. Cosa curiosa. Martí siendo reportero o corresponsal de un periódico argentino escribió sobre un intento de Alca a fines del siglo 19. Exactamente los mismos argumentos que se pueden utilizar hoy para oponerse al Alca. Es increíble. Cuando Cuba no era independiente, cuando EEUU todavía no había presentado cartas credenciales como imperio, ya que la primera guerra imperialista realmente de la historia, fue la guerra de EEUU contra España en los años de la independencia de Cuba. Y ya Martí habló y combatió desde un periódico argentino la idea de un acuerdo de libre comercio; de una comunidad económica de las Américas, que es como la estaba proponiendo los EEUU. Pero en fin, ya con la intervención en Cuba, un país que había luchado 30 años por su independencia en una guerra heroica y solitaria, porque nadie más lo ayudó, o no podían ayudarlos. Se le rinde tributo en nuestra patria hoy a los distintos países porque hijos de cada uno de esos países fueron voluntarios a combatir a Cuba, o porque algunos líderes políticos se destacaron por su apoyo a la República, pero nuestro país libró entre 1868 y 1898 dos guerras. Una duró diez años, y la otra, iniciada, en el '95 duró tres. Y España, derrotada, más derrotada de lo que estaba EEUU en Vietnam, entonces incapaz ya de resistir; es en ese momento cuando buscan un pretexto e intervienen Cuba los norteamericanos, con un mínimo de sacrificio se quedaron con la isla, incluso tienen todavía en forma ilegal un pedazo del territorio. Por la fuerza. Nosotros no vamos a usar la fuerza. ¿Para qué? Sería inútil. Es como si nosotros hubiéramos empezado nuestra lucha revolucionaria librando una batalla contra el ejército de Batista. Cuatro gatos no pueden iniciar una batalla. ¡Y en el futuro, y cada vez más la batalla no será con las armas, será con las ideas! 
Fueron necesarias muchas veces en la historia y fueron guerras justas. Venezuela nos dio el ejemplo cuando los venezolanos fueron capaces de llegar hasta la frontera de este país, combatiendo contra el imperio español para librar allí en Bolivia la última gran batalla bajo el mando de Sucre, aquél a quien, como recuerda Hugo Chávez, Bolívar llamaba “el Abel” de Venezuela, cuando lo asesinaron allá en Berruecos. Esa noticia nos la recuerda constantemente el presidente Hugo Chávez, que es realmente bien versado en historia, especialmente en la historia de las luchas de su país. Y de ahí nació esa vocación, nació de los libros de Bolívar y de la historia de las luchas de Bolívar por la independencia. De Martí también. A él nada más le faltó decir que no había nacido todavía cuando nosotros llevamos a cabo el asalto al cuartel Moncada de Santiago de Cuba ¿Quién nos iba a decir ese día que nosotros dos...? Digo dos porque yo había nacido pero él estaba todavía en el código genético de su papá y su mamá. Es así, es científico, ustedes lo saben bien. Los dos existíamos. O yo existía y él preexistía. ¿Cuándo naciste tú? (se dirige a Hugo Chávez.), 28 de junio. Por poco nace en julio. Por poco nace el 26, porque él estaba detrás. Nosotros atacando el 26 y él naciendo el 28 ¿Y quién nos iba a decir que íbamos a estar aquí los dos, y además felices como estamos aquí? ¡Emocionados como estamos aquí! ¡Llenos de esperanza como estamos aquí! Vean las cosas de la historia. Cuando llegamos aquí, me habían dicho: van a reunir allí como 30 mil. Pregunto esta mañana: ¿cuántos van a reunir? ¡No sabíamos! Hace tres días yo les decía que no sabíamos nada, se hablaba de un acto, yo no tenía la seguridad de que vendría. La influencia de la propia prensa internacional que fue elevando la importancia de la reunión, a pesar de que ya Venezuela había entrado, pero era la primera reunión que había con la presencia de Venezuela y la presencia de países como Bolivia o Cuba que acaba de suscribir un acuerdo complementario con los cuatro países del MERCOSUR. Y la prensa iba señalando la importancia. Por eso les decía que ni yo mismo sabía. Viendo todo eso, redundando, me di cuenta. A última hora yo decido esto, yo decido venir con menos de 24 horas, menos de 24 horas y digo: “bueno, voy. Tengan los aviones listos”. Además me veo obligado a despistar y desinformar, ustedes lo comprenderán. No es que yo sea un majadero, caprichoso, que ande buscando misterios. Señores, lo dije hoy en la reunión, más de 600 planes de atentados organizó el imperio de forma directa o indirecta, cuando digo indirecta hablo de mafias que organizó y actuaban aparentemente de forma independiente. Entonces... Bueno. Sí. Ustedes ahora han dicho Bush es terrorista, ¿no? Que no diga que lo dije yo. No es por miedo.... Caballerito... Bueno, él mismo se ha colocado al nivel de Posada Carriles y de Bin Laden. Dirán, bueno, dirán: ¿pero usted lo dice que... es que Posada Carriles trabajó toda su vida, durante más de 40 años con el gobierno de EEUU? Lo entrenaron. Es de los que participan en Girón. Girón tuvo lugar en 1961, en abril. Ya pasó abril. Han transcurrido 45 años desde la invasión de Girón. Ya estaba Posada Carriles y todo ese grupo de bandidos. Lo organizaron en la CIA. Fue el gobierno el que dio órdenes. Tan escandalosos fueron aquellos planes que un día el Congreso investiga, se llamaba Comisión Church, investiga los planes de atentados ordenados por el gobierno de EEUU. Después inventaron, camuflaron, camuflajearon aquello. Y pintaban con cosas de la Fundación... no, ya no eran... era celestial la Fundación. Eran los grupos terroristas suministrados a través de esa Fundación. Han estado más de 40 años de cómplices con EEUU. Y estos han desatado una guerra sin razón de ninguna clase contra un país que no tenía nada que ver contra ése, contra ese atentado doloroso, terrible, condenable que se realizó en la ciudad de Nueva York causando un gran número de víctimas. Utilizaron eso para buscar justificaciones de guerras en donde están empantanados. No se olviden. Están buscando más guerras, ya hay más de 2500 norteamericanos muertos, y saben las decenas de miles de heridos que tienen una opinión contraria a la guerra del pueblo de EEUU que fue engañado y manipulado. Y están hablando de ataque contra Irán, si produce combustible nuclear. Vean, un país que como Venezuela, tiene combustible, toda la electricidad y otras muchas formas, otras... bueno, toda la electricidad, la producen a base de energía nuclear. El petróleo, ustedes saben que se agota. Ya hoy está el petróleo está en fase de agotamiento. Ya no es un problema económico. Ya no es un problema de que funciona la ley de la oferta y la demanda y se hacen más inversiones. ¡No! Ya todo eso lo hicieron. Es que se está produciendo el agotamiento de las reservas probadas y probables, según todos los estudios físicos y matemáticos que se han llevado a cabo. Esa es una de las causas de la tremenda crisis que el mundo está padeciendo hoy. Yo le estaba diciendo en un momento dado, que si en vez de Roosevelt hubiese estado este caballerito que no sabe nada de nada; no es que lo diga, cualquiera lo puede apreciar. Escúchenlo, vean, hace muecas. A veces está en el Congreso, y la sangre fría con que dice de los enemigos que tenían, están muertos. Saben que con motivo de aquellos planes de atentados que investigó la Comisión del Senado, se produjo un escándalo grande. Y a cuando Nixon lo largan como teniente, largándolo por pillo entonces lo sustituye Ford. Ford y Carter creo que son los dos únicos presidentes de EE.UU que no fraguaron atentados en ese largo período de tiempo. Ford porque adoptó una resolución en que prohibía hacerlo, prohibía que funcionarios del gobierno realizaran ese tipo de acciones. Carter porque era un hombre con una ética cristiana, un hombre ético realmente. Fue el único que se preocupó por mejorar, por aminorar si se quiere, el bloqueo que han mantenido durante tantos años contra nuestro país. Ese fue, yo digo lo que pienso y lo que viví, lo digo con toda sinceridad, no tengo temor a decir la verdad, cualquier verdad que tenga que decir y sea conveniente decirla; hay muchas verdades que yo no puedo estar diciendo todos los días, porque no resulta conveniente estarlas diciendo todos los días. Bien, entonces, ¿qué pasó con Clinton? Era un intelectual, un hombre que conocía, es decir que leía. Tenía amistad con García Márquez. Con García Márquez le enviamos una vez un mensaje informándole de las actividades de Posada Carriles, de planes de volar aviones, incluso con turistas norteamericanos que venían a través de Centroamérica. Tomaron una serie de medidas. No hace mucho, García Márquez escribió un relato del mensaje que le enviamos a Clinton. Se publicó, no ha dicho una sola palabra. Eso no da derecho a pensar que él también estaba en los planes de atentado. Pero cuando recuerda las acciones de Posada Carriles en cada uno de los viajes, la mafia aquella, amamantada por la Fundación, de modo tal que incluso al cabecilla, el New York Times le hizo la historia de sus crímenes. Se dejó llevar por la tentación o por el espíritu de chantaje, como quien dice: sé bastante, y habló de los atentados. Estaba ahí, ahí estaba Clinton de presidente. Y otra cosa: cuando prepararon otro atentado a raíz de una invitación que me hizo Venezuela de visitar la Isla de Margarita para una reunión, compraron unos fusiles calibre 50, automáticos, mirilla infrarroja, alcance 1200 metros. Pero algo más, unos de esa famosa Fundación hace muy poco se decide a escribir la historia, y escribe el dinero que dio... sólo dio más de un millón y medio. Dice él, y parece que es verdad, no lo han podido desmentir, y explica que habían comprado cinco aviones sin piloto. Y bueno, no sé, barcos, de todo. Nosotros lo denunciamos. Lo arrestaron por error, porque estaban persiguiendo a unos narcotraficantes. Capturan el barco, lo llevan ellos, lo absuelven, lo declaran inocente. Era presidente Clinton. Yo no tengo ninguna intención de ofender a Clinton ni tengo ningún espíritu de venganza contra él, pero me gustaría que no se limitaran al silencio. Cada vez que usted le dice una verdad, seguro que se callan la boca. Se pasaron unos cuantos años publicando una basura de revista de esas publicitarias, que yo tenía una fortuna de mil millones, no sé cuántas cosas más. Ni caso le hice porque uno siente desprecio. No quiere rebajarse a responder una infamia. Pero venían repitiéndola, y recientemente digo: si ustedes muestran que tengo un dólar, un solo centavo, y ustedes saben todo lo que pasa en el mundo y tienen bastante..., yo tengo pruebas de las informaciones que tienen; que tengo un centavo, renuncio. Les digo: si ustedes que han tratado de buscarme toda la vida, matarme, eliminarme, separarme de las filas revolucionarias; lo tienen ahí, es muy fácil. ¡Prueben que tengo un dólar en un banco! ¡Y la callada por respuesta! ¡Hace como tres meses que nadie sabe dónde han metido la lengua! Bueno, silencio total. Cada vez que usted le dice una verdad, la callada por respuesta. Veinteveces le preguntamos al caballerito que está en la presidencia de EEUU cómo entró Posada Carriles. Ya habíamos denunciado que entró a través de México y llegó la mujer en un barco que resultó ser, ustedes saben, un barco académico, un centro de investigaciones marinas. Y por ahí llevaban droga, y llevaron al bandido, y todo el mundo lo sabía. Lo denunciamos nosotros bastante pronto. ¿Saben cuánto tiempo tardaron esos señores en admitir que había entrado en el Katrina? ¡Un año y dos meses después que entró! Esa es la ética, esa es la moral de ese imperio asqueroso, no tengo otra palabra con que calificarlo. La mentira, incesantemente la mentira. Y ahora el terror. Pero ese señor anuló el decreto o la disposición de Ford que prohibía matar, y desde entonces hay que preguntar cuántos ha matado. Nada más que él lo sabe. Pueden ser decenas, pueden ser cientos, pueden ser miles. A todos nos sorprendió lo que pasó en la cárcel aquella de Bagdad, Irak, ¡la cárcel, las torturas! Nos habían engañado tanto con las mentiras que habíamos llegado a creer no que fueran buenos, pero al menos que no fueran tan estúpidos, que se dedicaran a recurrir nada menos que a la tortura mientras nos acusaban a nosotros injustamente, falsamente, canallescamente, al país donde nunca hubo un desaparecido... ¿Quién lo puede entender mejor que los argentinos? Al país donde nunca había un torturado, yo los he retado a que lo prueben; al país que lo derrotó en Girón y le hizo más de 1000 prisioneros, y ninguno de ellos recibió un golpe siquiera de un culatazo, a pesar de que aquellos combatientes habían visto caer a más... a cientos de compañeros heridos o muertos en aquel contraataque que duró 66 horas consecutivas. No le dimos chance, porque estaba la escuadra americana, la infantería de marina, a una milla de las costas. No les dimos chance. No tenían expedición mercenaria que defender. Estaban fuera de combate pero eso costó víctimas. ¡Son unos mentirosos redomados! No han podido probar nunca que en nuestra Revolución... No hizo nunca... Ojalá se terminara de imprimir pronto ese libro, que les vamos a enviar, les vamos a enviar aquí a la Universidad, les vamos a enviar a los organizadores de este acto para que se los distribuyen aquí, porque da toda esa historia de cómo han sido estos años bajo un diluvio de calumnias, bloqueados, amenazados. 
En un tiempo tuvimos el apoyo internacionalista de un país que había desarrollado una revolución sobre las mismas bases que la desarrollamos nosotros, que fue la Unión Soviética. Existió un campo socialista, y un día, por debilidades, por errores, por perder la batalla de ideas se derrumbó ¿Y ese derrumbe qué significó para nosotros? Soledad total a una milla de EEUU, a una milla del territorio metropolitano del imperio, de ese imperio que tiene cientos de bases en todo el mundo. ¿Y para qué las quieren, me pregunto? ¿Para qué usted quiere tener cientos de bases, decenas de miles de armas nucleares, y entre ellas más de diez mil armas estratégicas? Nadie sabe el número de cohetes. ¡¿Para qué quiere eso, si ya no existe la URSS?! A no ser que vengan de otro planeta y los físicos se hayan encargado de demostrar que es imposible. ¿Qué enemigo, para que quieren tener tropas ahí, en cualquier país, en las cercanías de Argentina, sobre el Acuífero que mencionaba Hugo Chávez? ¿Para qué quieren soldados allí? ¡Para intervenir, para invadir!, porque no hay ningún país con armas nucleares cerca de todos estos. El más cercano es EEUU, por lo menos tiene frontera con México. Y está a 90 millas de Cuba. Y una base naval en pleno territorio de nuestro país. Entonces, ¿para qué hace falta tener soldados aquí en territorio de Sudamérica? No hay que librar una guerra por eso, ¡no...! Hay que tomar conciencia, como decía Chávez. Hay que saber eso. Hay que conocer y comprender la sin razón de eso, denunciarlo, combatirlo. No se olviden que el campo de batalla son las ideas y la causa de los pueblos durante siglos oprimidos y colonizados, que a lo largo de toda la historia de su especie no han conocido todavía la justicia. Lo que ha vivido el hombre, ustedes lo saben, lo pueden leer en cualquier libro de historia o incluso en el Antiguo Testamento de la Biblia que es común de varias religiones, la cristiana, la católica y la no católica, la musulmana, la judaica. Y ustedes lo pueden leer, lo saben. Yo lo leí, lo llamaban Historia Sagrada cuando entré...creo que en el primer grado. Ahí le daban un librito con la historia. ¿En qué época la humanidad conoció un sistema de justicia? ¿En qué época no conoció las guerras? ¿En qué época no conoció la esclavitud? ¿En qué época no conoció la explotación, los abusos, la injusticia, los crímenes? ¡No ahora, si acaso! Es cuando nuestra especie, esta especie a la que pertenecemos todos nosotros, se acerca el minuto en que pueda alcanzar o aproximarse a una sociedad justa. ¡Ni nosotros podemos decir que llevamos por más de 40 años, que tenemos una sociedad justa! Sí, es posiblemente hoy la más justa que exista. Sí, si no sería ridículo ponerme aquí a hacer la apología de nuestra Revolución. Pero digo que no, hablo más de las desigualdades que todavía hay en nuestro país. Y de las injusticias que hay en nuestro país. Y podría hablar con satisfacción de todos lo que venimos haciendo, para ir acercándonos cada vez más a una sociedad igualitaria, porque no hay un camino recto, no hay un camino sin obstáculos, y creo que todos los procesos y la humanidad tan diversa y tan variada y con tan distintas costumbres, tendrán que usar todo tipo de formas. No hay dos países iguales, no habrá por tanto dos revoluciones iguales. ¡En lo que deben ser iguales todas las revoluciones es en el intento de encontrar el máximo de justicia para sus pueblos! ¡Si existiera un máximo de justicia, no existirían analfabetos! En el mundo hay 800 millones de analfabetos. Y la organización mundial de educación, la UNESCO, Ya saben, aquellos la chantajearon, le quitaron los presupuestos y pusieron a algunos de rodillas, no a todos. Conozco gente en la UNESCO que resistió. Le quitaron los presupuestos. Ahora el imperio entró otra vez y está dando órdenes allí, en la UNESCO. Lo que no debemos admitir es que se hable de que dentro de quince años nada más quedarán 400 millones de analfabetos. ¡Eso es una basura, eso no debe aceptarse! Hoy, que sabemos que si quisieran pudieran acabar con esto. Creo que América Latina debe ser ejemplo, trazar pautas en eso, porque lo puede, se lo aseguro, juro que puede. Entonces, ¿por qué no se puede acabar en el mundo? Vamos a tener una reunión de los No Alineados, que es la reunión del Tercer Mundo. Y pensamos plantear el problema del analfabetismo, la erradicación real del analfabetismo. Hoy existen todos los medios. Y podemos erradicar el analfabetismo mientras más rápido apliquemos las políticas que hoy aplica Venezuela de seguimiento de estudio al que está en tercer o segundo grado para sexto, y el que está en sexto para bachiller y el que está en bachillerato para estudios superiores. Esto requiere de un cambio de mentalidad, sin hacer las viejas concesiones, la humanidad futura no puede vivir sin el máximo de recalificación, sin la incesante recalificación. Viene una tecnología nueva y hace innecesaria la presencia de determinado tipo de actividad, el hombre tiene que adaptarse. Lo que no debe haber es un desempleado, lo que no debe haber es una sola persona sin la posibilidad de estudiar, de trabajar. Eso es posible, ¿por qué? Porque nuestro país, la islita bloqueada durante más de cuarenta años, hoy tiene el más bajo índice de desempleo del mundo. Tiene más de 500 mil jóvenes estudiando en niveles superiores. Tiene ya alrededor de 2 mil centros de estudios superiores. El concepto nuestro de universidad ha variado totalmente. Les cito un ejemplo: hablaba hoy de que había casi 21.000 jóvenes latinoamericanos estudiando medicina en La Habana, casi 10 mil en la Elam (Escuela Latinoamericana de Medicina), que ya ha estado graduando, hay cientos de argentinos allí. Bueno, saquen las conclusiones después ustedes... No me hagan cómplice. No es mi intención, tampoco el temor, pero...claro. Yo me alegro que ustedes piensen, porque yo estoy exhortándolos a pensar. Ahora, vean: tenemos un nuevo programa. 
Saben que en nuestro país hay 450 policlínicos, con equipos modernísimos. Sólo en la provincia de Holguín hay en este momento 1600 jóvenes bolivianos estudiando medicina. Residen en las casas de familias seleccionadas que se ofrecieron voluntarias, eran muchas... ¿Dónde estudian? En los policlínicos. ¿Qué tienen allí en cada uno de ellos? Más de cien médicos, casi todos especialistas, con conocimientos de pedagogía, que allí son los profesores, pero tienen allí todo el equipamiento de un policlínico: ultrasonido, laboratorio, rayos X, equipos para investigar, hacer análisis sobre la presencia de virus, cualquier virus que sea, etcétera. Tienen todo el equipamiento, tienen terapia intensiva. En fin, como veinte servicios. Esos jóvenes que están allí van a tener mucho más conocimiento que el que se formaba antiguamente en nuestro país. Antes del triunfo de la Revolución Cuba tenía una sola universidad. Y entonces, una sola facultad de medicina y un solo hospital docente. Hoy, todos los hospitales del país, cientos de ellos, son docentes. Hoy todos los policlínicos del país son docentes. Pero no es sólo eso. Nos pusimos de acuerdo los venezolanos y nosotros para desarrollar un programa para formar 100 mil médicos. Se produce una cierta confusión y lo que quedó de todo aquello era: 100 mil cada uno. Y dije: bueno, a ponerse a pensar. Hay que formar los 100 mil médicos. Es que el Tercer Mundo necesita millones de médicos. ¡Se trata de formar los médicos del Tercer Mundo¡ 
Les puedo citar un ejemplo: África Subsahariana, 650 millones de habitantes. Número de médicos: 50 mil, y muchos de ellos en países en países como Sudáfrica, son los médicos que se formaron cuando el Apartheid, al servicio del Apartheid. A otros se los llevó Europa. Entonces Cuba, con 11,2 millones de habitantes tiene más de 70 mil médicos. Y está graduando miles por año. Están ingresando en nuestro país. El último año ingresaron 7 mil. El próximo setiembre ingresarán 8 mil, porque claro, la carrera de Medicina hoy tiene la competencia de la computación, de las ingenierías de las programaciones, de los diseñadores de computación, y de otras muchas...Yo les hago una pregunta: ¿ustedes me podrían decir cuántos médicos de Córdoba se gradúan el próximo año?, digo de la universidad pública. 
Les podría demostrar una cosa: a nosotros que tenemos más de 70 mil médicos, nos faltan médicos. Porque tenemos médicos, alrededor de 30 mil en todas partes del mundo y la inmensa mayoría prestando servicios gratuitos en cualquier parte del mundo. Les estaba citando un ejemplo de los nuevos métodos para formar. Después de que llegamos al acuerdo entre Venezuela y Cuba, de esa formación de médicos. Ellos tenían 15 mil, el año que viene tendrán unos 25 mil, en Barrio Adentro. Y los mismos médicos que están allí trabajando en Barrio Adentro, han recibido cursos de pedagogía, y están allí donde está el paciente, donde están los medicamentos, donde está el médico, estudiando medicina. Hay lugares en el mundo: Timor y otros, en países africanos, en los que está un médico especialista en medicina general, está una microuniversidad. ¿Qué descubrimos? Que si lo mandábamos al exterior no volvían. Si preparábamos alguno en Cuba, pasaba con Guinea Bisseau, cuando pasaban por Portugal graduados de la ELAM, porque ellos tenían una facultad que le ayudamos a hacer. Se produjo una guerra, la destruyeron, pidieron recibir a aquellos estudiantes, y unos cuantos de ellos cuando pasaban de regreso en Portugal los contrataban; los podían contratar como ayudantes y sabían más que el médico, porque habían tenido seis años de teoría y práctica, porque desde tercer año ya estaban en los hospitales. Afortunadamente para las ideas que hoy han cobrado más fuerza, veníamos utilizando mucho ese método. Ahora hay 21 mil estudiantes de medicina, quisiera que haya 45 mil. No cuento enfermeros, no cuento técnicos de muchas de las especialidades. Hablo solo de doctores en Medicina. Y cuántos, por ejemplo venezolanos, hay estudiando en este momento, más de 3 mil en Cuba. Aparte de los que están estudiando en Venezuela. ¿Qué hace el presidente Chávez con los graduados de la Elam? Pues ha creado el Batallón 51, porque eran 51, y lo envió para Amazonas, para Delta del Tamacuro, lo envió para el Apure, donde se van llenando de prestigio los graduados de la Elam. Se establecieron relaciones, hay algunos de otros países que están casados o casadas con venezolanos. Yo pienso que ese Batallón 51 un día va a ser un ejército, porque los propios que ellos vayan graduando allí en Barrio Adentro, con seguridad los mandarán para aquellos lugares, porque es el escenario donde ellos ejercen su trabajo, el que ayuda a formarlos, el que los hace médicos internacionalistas capaces de ir a la selva, a la montaña, donde haya un ciclón, una inundación, un terremoto, una epidemia. No tengo duda que Venezuela y Cuba van a tener excelentes médicos. En Uruguay incluso sobran algunos y es que no pueden sobrar médicos en un mundo globalizado. No se olviden de la famosa globalización ¡No del neoliberalismo, sino la globalización de los servicios, la globalización de la solidaridad! Es de lo que se trata. Entonces no sobran médicos. Es lo que más falta en el mundo: ¡médicos, maestros, profesores, catedráticos! Ya en nuestro país, en nuestro país hay alrededor de 100 mil profesionales dando clases universitarias. Sobre eso nosotros hemos hecho muchas transformaciones, muchas ideas nuevas. ¿Qué estamos haciendo ahora? Los niños que nacen o que arriban a la edad de la secundaria, del preuniversitario son la mitad de los que arribaban en los años '60 o '70. Están ahí las instalaciones completas, con pocos recursos se reparan. ¿Qué estamos haciendo ahora? Estamos convirtiendo esas escuelas, y hay un número elevado, en facultades de Medicina, porque ese compromiso tenemos que cumplirlo. Entonces, pienso que en diez años formaremos 100 mil médicos del Tercer Mundo en nuestro país. Y Venezuela está tratando de hacer un esfuerzo similar, y ya tiene el presidente Chávez seleccionado el lugar donde están construyendo una Elam venezolana. Me imagino que cada uno de nosotros iremos descubriendo nuevas cosas. Pero les digo una cosa: estos nuevos médicos van a tener, en virtud de la computación, de los programas interactivos, al cabo de seis años, por lo menos, tres veces más de conocimiento. Digo mal: profesionales que estudiaron antes de la Revolución, cuando no existían estos métodos, estiman que en un año aprenden lo que antes aprendían en cinco. Y esos métodos se perfeccionan por día. 
Este es un ambiente universitario. Realmente, es una suerte, un privilegio poder hablar aquí. No sólo por los estudiantes y por la Universidad, ¡sino por el espíritu revolucionario de la masa de ciudadanos que se han reunido aquí! Me señalaban que iban a estar 20 mil personas aquí en esta reunión. Ya cuando llegamos aquí nos dicen: tal vez 30 o 40 mil. Este es realmente un acto colosal, en un momento colosal, en un día colosal. 
Yo les explicaba, la especie está viviendo un momento crítico. Esto no es pesimismo. Ningún pesimista puede ser revolucionario. El revolucionario es como el combatiente: combate hasta la última gota de sangre. El revolucionario puede percibir las dificultades, pero está siempre preparado para combatir aún en las condiciones más difíciles y combatirá siempre aún con la esperanza en la victoria. Pero estamos en el deber de ser realistas: el imperialismo, que está vigente todavía, aunque en plena crisis, está poniendo al mundo al borde de un desastre. Se ven venir las noticias de Medio Oriente que en estos días, inducen al pesimismo. Ya estaban la guerra en Afganistán y la guerra en Irak. Por otro lado, la matanza generalizada de cualquiera que conceptuaran como terroristas. 
Las ilegalidades, la Europa culta y civilizada permitiendo que los aviones misteriosos llevaran y trajeran ciudadanos arrestados ilegalmente y desaparecidos. ¿A dónde iban a parar? No se sabe. O los traían a la base de Guantánamo y allí eran objeto de horribles torturas físicas y, peor aún, psicológicas, con perros, tratando de doblegar la voluntad, como aquellos que, según me contaban, aquí en este país ponían a una madre en un décimo piso y al hijo lo ponían fuera de la ventana para intimidarla. O aquellos que con una cegueta eléctrica le cortaban el brazo a alguien delante de los demás. ¡No crean que fueron ustedes los que educaron a esa gente en el crimen! ¡Esos fueron educados en el Norte, en la llamada Escuela de las Américas! Allá fueron educados en las torturas más refinadas, les fueron transferidas. Fíjense bien: toda la experiencia que hicieron con Vietnam en aquella guerra injusta, donde murieron 4 millones de vietnamitas, un país subdesarrollado donde ahora quieren invertir mucho. ¿Y por qué los mataron? Tenían razón ustedes, los que se oponían a aquella guerra. Millones de heridos y mutilados. Imagínense qué terrible carga. Millones de toneladas de bombas lanzadas sobre carreteras, caminos y puentes. Recuerdo la vez que visité a Vietnam. Todavía no habían liberado el sur. Y vimos por el camino un recorrido en la zona que había sido bombardeada. Campesinos heridos por granadas. Eran como contenedores de bombas que lo regaban en los arrozales para que no pudieran cultivar, siquiera, aquella tierra. Recuerdo que aún en aquellos tiempos, le prometimos construir y le construimos un hospital completo. Fue en la época en que el presidente Allende fue derrocado. Eso fue hace 33 años. Estábamos en una reunión de los No Alineados en Argel. Hicimos escala, aquella vez en Irak. Todavía no era presidente Saddam Husseim. No había guerras. Eran otros tiempos. No me voy a detener a analizar ese problema ahora. Hice escala en la India. Estando en la India, cenando allí con Indhira Gandhi, llega la noticia del golpe de Estado contra Allende. Llegué a Vietnam, no pude estar más tiempo, tuve que reducir el viaje. Me llevaron hasta el sur, la zona liberada del sur. Me mostraron las fortificaciones que habían conquistado. Increíble el heroísmo de ese pueblo. Y viendo aquel cuadro decidimos asumir la responsabilidad de adquirir millones de dólares para equipamiento de la ruta Ho Chi Minh. Decenas y decenas de bulldozer cargadores y camiones. Y lo que hicieron por allí, sin quitar los árboles, aceleraron aquello. Un día fue un río de combatientes vietnamitas que bajaron por allí y liberaron el sur. Hoy hay más de 80 millones de vietnamitas. Y aún en aquel tiempo, hace treinta y tres años, nosotros le estábamos dando una buena cantidad de azúcar a Vietnam. Cientos de millones de dólares de azúcar le suministramos a Vietnam en los años de la guerra. Y preparamos también muchos estudiantes, muchos médicos. Por me impresionaba, una frase que el presidente dijo en esa reunión cuando habló de la solidaridad, que hacía falta la solidaridad de los países que tenían más recursos hacia aquellos que tenían menos recursos. A mí me pareció un concepto sumamente justo. Nuestro país lleva muchos años practicando la solidaridad. Y la solidaridad no se pregona. Se practica y no se pregona. Se entrega con modestia, conciente como todo nuestro pueblo que cuando usted está cooperando con los demás, está cooperando con sí mismo. Nosotros no seríamos realmente el país más avanzado del mundo, con más capacidad de realizar operaciones oftalmológicas que Cuba, si no hubiese surgido la idea de la Misión Milagro por solidaridad con el pueblo de Venezuela. Hoy hablé de eso. Hoy conté, incluso, que en unas cuantas semanas Bolivia ha adquirido la capacidad de operar 100.000 personas en un año. Lo más fácil del mundo, lo más económico del mundo. Lo habíamos discutido con el presidente de Venezuela. Veníamos haciendo un esfuerzo, cada uno en la medida de la experiencia y los recursos. Y nosotros en un momento dado precisamente operando bolivianos. El costo del transporte, porque había subido muchísimo el precio del combustible de aviación y había viajes aéreos muy caros. Los aviones que nosotros usamos, aquellos antiguos aviones soviéticos muy seguros. Yo vine en uno de esos. Yo he venido ayer con el mismo tipo de avión IL-62 con que viajé a Chile hace 35 años cuando visité al presidente Allende. Hoy tenemos otros que pueden cargar 250 pasajeros. Son IL-96. 
En Bolivia hemos donado y están funcionando 30 policlínicos en este momento. Están funcionando 8 centros oftalmológicos de operaciones de la vista con 14 posiciones quirúrgicas, pero van a tener más, va a crecer esa capacidad porque está en condiciones de operar bolivianos que están cerca del país. Aquí mismo en Argentina hay más de 1.000.000 de bolivianos, algunos dicen que dos o un millón y medio. Aquí y allá en Salta, en Jujuy y en otras provincias argentinas, y al lado tienen ese centro oftalmológico. De aquí a allá, si alquila un ómnibus, son 30 dólares. Y Evo está en el espíritu de cooperar con los vecinos, con los bolivianos vecinos. 
La medicina tiene que enriquecerse de hoy en adelante con algo ineludible que no lo tiene ningún país desarrollado, algo que se llama pesquisa activa. Lo hicimos para detectar los discapacitados, como le dicen; por problemas físicos, de la vista, del oído. Hay más de 350 mil en nuestro país, y muchos de ellos porque no fueron diagnosticados a tiempo. Muchos niños que llegan a tener problemas. Las mismas operaciones cardíacas, o problemas cardíacos, causa de muchas muertes, se deben a la falta de diagnóstico, problema que puede ser resuelto por un tratamiento con penicilina que evite una reuma cardiaca, que resolverla después es muy serio. Yo contaba que en la primera semana de vida, se muere el 60 de los niños que fallecen en el primer año de vida. 60 por ciento. Y es perfectamente posible, lo estamos viendo, reducirlo a la mitad. Tenemos varias provincias que están por debajo de 5. Varias que están por debajo de 4,5. La capital de la república que solía tener la alta, porque son 2.000.000 personas, acueductos viejos que se filtran, lugar de lluvia, etcétera. Y en este mes, la capital de la república tenía solo 4,5 de mortalidad infantil en el primer año de vida. ¿Por qué? Por lo que se ha hecho en todos los hospitales pediátricos y materno-infantiles; los equipos que se dispone; el tratamiento intensivo desde antes que nazcan, porque hay que saber cómo viene el niño, no cuando nace. Y en virtud de distintos procedimientos que pueden ser de análisis, distintas observaciones, saber qué problemas traen, y evitar que mueran en el primer año de vida. Yo había leído que era 16 lo que tenía Argentina. Hoy al presidente, expliqué, cuando yo mencioné este asunto, hice una pregunta y eran 13,5. Realmente, es una reducida cifra. Pero si usted le saca el 60 por ciento de 13... bueno, 6, 8. Cuando usted reduce la cifra a 6... Solamente ha reducido 6, no es lo mismo cuando es 100 y lo reduce a 20. Ha salvado 80. O lo reduce a 10, ha salvado 90 que iban a morir inexorablemente. ¿Pero por qué? Bueno, EEUU tiene menos de 10. Nosotros tenemos menos que EEUU, mas nunca se compara con nosotros, se los puedo asegurar. ¡Allí no hay pesquisa activa ni la habrá nunca! 
Casi, casi ya hoy podemos desafiarlos, retarlos en cuanto a los métodos que usan. Son pésimos. Desvalijan a la gente por cualquier cosa. Es horrible lo que pasa con la medicina en EEUU. Y cuando dicen, sí, mortalidad infantil: 7...8 por ciento, es mortalidad infantil de los ricos. A lo mejor los ricos tienen menos. Habrá alguno que podrá estar 6...5, si acaso, y otro pueden estar en 20... 25. Si van a Nueva York a los barrios pobres, los barrios negros, los barrios de inmigrantes, haitianos, chicanos, en qué condiciones viven esa gente. Allí no hay pesquisa activa. La habrá algún día cuando el pueblo norteamericano, como dice Chávez, cambie ese sistema. Y el pueblo norteamericano lo cambiará, no vamos a ser nosotros; nosotros podemos darle el ejemplo, los latinoamericanos. Pero imagínense: en EEUU hay analfabetos totales y funcionales. Imagínense que América Latina en tres años, digamos, erradique el analfabetismo. ¿Qué van a hacer ellos? Están obligados a inventar. E incluso los países que más tienen... Bolivia lo que más tiene... En Bolivia en 25 meses no habrá... Bueno, habrá muchos estudiando en tercer grado. Pero el último analfabeto en Bolivia estará en 25 meses. En Brasil creo que había 22 millones. Creo que Lula ha logrado alfabetizar un número. No sé si quedan 17 millones. En tres años pueden acabar los brasileros también. Ya esto no es cuestión de hacernos un beneficio, sino de hacerlo a los demás, hacerlos por los demás, hacerlo por los norteamericanos analfabetos o analfabetos funcionales. Por los africanos analfabetos. Yo mencioné Níger. Yo recuerdo estos datos porque vísperas del 2000 nos visitó un presidente y recuerdo los datos. Le pregunté cuánto analfabetismo tenía, entonces me dice: el 87 por ciento. Y le digo: qué cobertura tienen, escolar. Dice: el 83, y vamos a entrar en el 2000. Y yo me pregunto en qué milenio, ese país. Le pregunto si tenían electricidad y me dice: bueno, yo no.... Una manivela japonesa que da electricidad. Hoy por cinco dólares usted consigue un radiecito de onda corta con un panelito solar. No necesita más nada. Y fue aquella vez que surgió la idea de un programa que enseñara a leer y escribir por radio. No estaba por televisión. Hoy existen esos programas. Una acumulación bien grande. Bueno, algo muy importante: lo que decía sobre la oftalmología. Venezuela y nosotros habíamos acordado operar por año 600 mil, para 6 millones en diez años. La práctica nos enseñó el costo tremendo de llevarlo a Cuba y más todavía a Venezuela. Es un gasto enorme si usted lo quiere hacer masivo. Si nosotros fuéramos a operar, por ejemplo, 300 mil, debemos operar 1000 diarios. Claro, nosotros hemos llegado a operar 1500 diarios. Estábamos creando operaciones con misiones para un millón al año. No había límites. Realmente, el problema estaba en el costo. Además hay muchas personas que no quieren viajar. En Venezuela viajaban a nuestro país mucho con acompañantes. Unos 60 mil, amigo. Y de otros países también. Porque personas son niños, usted no va mandar niños solos en un avión. Tiene que ir la madre. Ahora eso es ambulatorio. Lo llevan al hospital, lo operan. Estuve conversando con el presidente Chávez, tenemos fuerza, tenemos equipamiento para lograr en un período no mayor de dos años, alcanzar una capacidad de operar personas que no tienen recursos, operar ese 90 por ciento, en una cifra no menor de 5 millones de personas anuales. No menor de 450 mil, incluso 500 mil personas mensuales. Pero no montándolos en avión, sino llevando los equipos y los especialistas de nuestro país a cada país. Nosotros no tenemos interés en desplazar a nadie, para qué, si tenemos una enorme demanda. Ha crecido la demanda, porque en virtud de las cosas que ha estado haciendo el país tenemos una demanda tremenda. Estamos preparando 1000 oftalmólogos para tratar veintisiete enfermedades. Bueno, en nuestro esfuerzo por apoyar a otros, hemos descubierto montones de cosas que nos permiten ayudar a más personas. Que nos permiten incluso beneficiarnos porque hay países que no tienen recursos, que nos han pedido que pongamos allí el hospital oftalmológico. Y hoy tenemos todos los equipos pertinentes, porque nosotros no somos una clínica que compra un equipo. Nosotros somos un Estado que compra 100, que compra para 500 policlínicos. Y compra 500 ultrasonidos o rayos X, o de endoscopía. Hemos llegado a adquirirlos casi a la mitad del precio y son de los más modernos. Estoy hablando con ustedes, y ustedes viven aquí cerca de Bolivia. Ustedes saben, nosotros hemos estado deseosos de apoyar... Estamos llevando... Bueno, no han llegado a 1000 los argentinos que han viajado. Porque si alguien de Córdoba, pobre, que no puede pagar los 1000 dólares o 1500, o lo que sea, por una operación, gasta lo que necesita para llegar a Buenos Aires, y allí, un poco más de 1000 dólares viajar a La Habana, vean qué caro. Si ese mismo hombre, ese mismo argentino pobre, de aquí de Córdoba lo envían a Villazón y le cuesta, si alquilan el ómnibus 30 dólares y si compra el pasaje 60, todo lo demás se ahorra. Allí está un día. Ahora, ustedes son los que tienen que diagnosticarlo. Porque nos hemos encontrado en distintos países de América Latina una tremenda resistencia por parte de profesionales. No le hacemos ningún daño, ni pretendemos hacerle ningún daño. Por el contrario, estamos dispuestos a formar los oftalmólogos que hagan falta, de los que salen de la Elam. Hemos desarrollado las técnicas para formar los oftalmólogos, para el empleo de todo ese equipamiento. Y les digo a ustedes: sería fácil, ustedes pueden indagar, hacer una pesquisa activa. Vayan casa por casa. Eso no lo hacen en ningún país, a nosotros se nos ocurrió hacerlo porque estábamos envueltos en todos estos programas. Lo habíamos hecho con los discapacitados. Decidimos hacerlo con la oftalmología. Impresionante lo que descubrimos. En una sola provincia, en la población mayor de 5 años, descubrimos cifras de 21.000 de cataratas, la mitad lista para operar. Y teníamos policlínicos, teníamos centros de operaciones en todas las provincias. ¿Qué ocurría? Que muchas personas no van a la consulta. Piensan que ya es cuestión de edad, porque afecta sobre todo a los que tienen más edad. Pero afecta también a los niños, las cataratas congénitas. Entonces, no iban. 
Practiquen un día, se los sugiero, esta Universidad de la Reforma, a la Facultad y a los que quieran, a las organizaciones sociales, investiguen, hagan una pesquisa casa por casa y verán cuántos problemas no sólo de discapacidad oftalmológico, cardíaco, renal, tumoral, descubren, y entonces ya no es cuestión de salvar vidas de niños; salvar vidas de jóvenes y adultos; elevar la perspectiva de vida a 80 años. Ya nosotros estamos en 77, 5, y esperamos llegar rápidamente a los 80. Y nunca creíamos que un país tropical, una isla, 80% de humedad relativa, se pudiera alcanzar esos índices. Y yo sé que cualquiera de ustedes lo alcanza más pronto que nosotros. A mi juicio tienen mejores condiciones climáticas. Tienen una gran cantidad de universidades, de médicos, están formando médicos. En manos de ustedes está hacerlo, como está en manos de otros muchos países. No se sabe lo que significa eso. Están bien en la salud, se pueden hacer grandes cosas. Y yo les transmito estas ideas, y nosotros gustosos, por ustedes o por cualquier país. Hoy se están operando en nuestro país ciudadanos de 28 países. Deben haber hecho algo parecido una cosa aquí. Pero la pesquisa activa, no olviden esto, ustedes estudiantes universitarios, ustedes argentinos, descubrirían 3 veces más problemas de salud que con los métodos tradicionales que existen hasta hoy. No quiero decirles más nada. Creo que me he ido extendiendo demasiado. Me faltaría un detallito nada más. Estoy tratando de recordar si se me quedó algo. He abusado de ustedes. 
Pero, quería darles una noticia, que yo debía haberla dicha allí en la reunión. Ustedes saben que hemos firmado un acuerdo complementario donde se les da tratamiento óptimo a más de 2500 productos del MERCOSUR. Se aumentan un poco los nuestros, que son como 1500. Nosotros no somos grandes productores de muchas cosas diversas. Pero, bien, producimos determinado producto. 
¿Acaso debemos ponernos tristes? ¿Acaso debemos ponernos bravos? No. Yo dije una frase: es que nuestras decisiones no parten de leyes ciegas. Nuestras decisiones se fundamentan en la racionalidad. Me daba el deseo de decir: en las leyes de la racionalidad, ¡hágase lo racional! Tenemos el privilegio de hacer directamente las cosas. Impulsamos tal programa, o Venezuela, que empezó hace mucho menos y desde luego tiene los mecanismos ya creados. No es lo mismo 8 años, o menos, y en qué condiciones, en medio de qué batalla, que, bueno, cumplimos en enero 47 años del triunfo de la Revolución. Y aprendizaje. Yo diría que fueron 47 años de aprendizaje. Las venezolanos ya van a una velocidad mucho mayor que la nuestra. Y Evo, va a llevar una velocidad más que los venezolanos. Porque ya los venezolanos habían demostrado qué podía hacerse. Y los otros van a hacer más. Es un cúmulo tremendo de posibilidades el que está en nuestras manos. No podemos ponernos a esperar a que haya MERCOSUR o “Mercoamérica”, como se mencionó aquí; o “Mercolatinoamérica”. Nadie sabe cuándo va a llegar eso. No hay que esperar cambios sociales radicales. No hay porqué estarlos pidiendo. Son muchas fuerzas, muchas corrientes, muchos intereses. Hay que saber cuál es el enemigo principal, y es el imperialismo. Y los métodos que impuso el neoliberalismo, que arruina. Los países tienen que trabajar con los sistemas que tienen. No se pueden poner a esperar que cambien. ¿Cuántos se mueren? 
Hagan una estadística ustedes, la Facultad de Matemática o de Economía o de lo que quieran. Busquen estadísticas de cuántos muertos cuesta el que no haya, por ejemplo, pesquisa activa. Y en cuántas enfermedades se puede hacer eso. Investiguen, las universidades están para eso. Y ustedes fueron la primera universidad de América y del mundo, esta de Córdoba, propónganse en este terreno, en estas circunstancias difíciles investigar, investigar en lo social. En la reunión de hoy se hablaba de MERCOSUR económico y MERCOSUR social. No se olviden de esa palabra: MERCOSUR social. ¿Qué significa y qué puede hacerse? Lo digo en nombre de un pueblo, del pueblo cubano, hermano de ustedes, compatriota de ustedes. Ustedes pueden ir a Cuba y decir allí también: compatriota cubano. Esto se lo dije yo a un mercenario que hizo una pregunta y dije: “¿quién te paga?”. No tienen nada. No tienen un punto de apoyo. Creo que fue Arquímides que dijo: “Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo”. Digo a América Latina: busquemos algún punto de apoyo, apoyémonos en un punto fuerte, sólido y moverán este continente. ¡Al mover este continente van a mover al mundo!. Porque ninguno está en las condiciones en que están ustedes para moverlo. 
¿Conocen ustedes el último invento...? ¿Saben el último truco de nuestro vecino del norte, del imperio? ¿Saben lo que han hecho? Pues miren: existe una institución bancaria. Yo no le he dicho allí. Pero bueno, este es un excelente lugar. Y vean aquí, bajo el título: “Espionaje financiero global de Estados Unidos”. Vean: “A partir de junio 23 de 2006 se creó una situación muy grave en las redes de cobros y pagos internacionales, al hacerse público que desde el año 2003 ha estado accediendo a la base de datos de la sociedad mundial para las telecomunicaciones financieras, interbancarias, conocidas como Swift, por sus iniciales en inglés (Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication, con sede en Bélgica y que está a cargo de casi todas las transacciones financieras internacionales). Mi inglés es pésimo, y por eso no hace falta leer, se llama Swift (risas.), igual que existe ONU o existe OMS. Fíjense ustedes: “A través de esa red se ejecutan la casi totalidad de los pagos y otras transacciones bancarias del mundo”. Vean: esto crea un problema. Pero vean: “De acuerdo con la naturaleza de las funciones que realiza Swift debe trabajar de forma segura y confidencial”. De manera que esta noticia ha provocado un escándalo de dimensiones impredecibles en tanto esta acción significa que Estados Unidos puede conocer al detalle todos los pagos que se hacen en el mundo. Los números de cuentas. Vean los economistas: “Beneficiarios y ordenantes y otros datos inherentes a las transacciones bancarias internacionales”. Ustedes saben que sin transacción bancaria no puede haber comercio. Dígannos a nosotros el trabajo que pasamos, pues estamos bloqueados, prohibidos de usar el dólar. Ahora hemos sustituido el dólar por el peso convertible. Sí, hemos devaluado el dólar, porque no sólo es un mentiroso, un farsante, que vale menos del 5% que valía hace 35 años. Fue Nixon, en 1971, el que suspendió la conversión en oro, y desde entonces lo que imprimen son papeles, eso no es una exageración. Imprimió dinero para el desarrollo, no sólo se desarrollaron con la fuga de capitales, esos capitales que comencé mencionando aquí, se depositaban en los bancos que financiaban el desarrollo de los países desarrollados. En esa época no existía el Euro, todo iba para Estados Unidos. Carrera armamentista, rearme, guerras, desarrollo. ¿Con qué dinero? Dinero impreso. Yo señalaba hoy el hecho real publicado en los cables que los chinos han sobrepasado ya a Japón en cuanto a reservas monetarias en divisas. Ya tienen más de 900 mil millones. En cualquier momento llega la noticia que tienen un millón de millones. Nadie sabe cuánto es en dólares, en billetes, o cuánto estén en bonos de la Tesorería. Hay que preguntarlo, los chinos tienen derecho a hacer lo que estimen pertinente a tener su reserva en una moneda u otra. Pero en este caso tienen casi un millón de millones. Si usted tiene un millón de millones los otros pueden estar comprándolo todo. Presionan a China para que revalúe el yuan. Si revalúan el yuan, todo lo que compramos a China… Si revalúan en un 20 por ciento, tenemos que cambiar…, gastar 20 por ciento más por cada artículo chino, desde una bicicleta a una olla de presión eléctrica, o el tejido chino, que fabrican muchas cosas. Y bueno, presiona a los yanquis. ¿Para qué? Yo ya decía que… No hay quien le quite comprar en esas tiendas, en esos supermercados de todos productos chinos. Van y lo compran. Ellos no educan al pueblo, ni pueden educarlo. Aunque este caballerito andaba hace unos días hablando de ahorrar energía. Uno de los países que más la despilfarra es ese. Pero si los chinos revalúan el yuan nos va a golpear a todos nosotros, a todos los latinoamericanos. Y es lo que aquellos quieren. Imagínense que con el precio que tienen los metales ahora… Tres veces ha subido el valor del cobre. De dos mil y tantos dólares a más de ocho mil. Sube y baja alrededor de ocho mil. El níquel, producto de nosotros, nosotros somos productores de casi 80 mil toneladas de níquel. Están en precios increíbles, los que no alcanzó nunca. Es hasta cierta forma inexplicable. El aluminio, los metales en general, carísimos. Me temo que mucho de los motores que están vendiendo ustedes y de los que habló el presidente Chávez van a subir de precio. Porque ustedes no son autosuficientes en cobre; ustedes posiblemente no sean autosuficientes en níquel. Seguramente que ustedes importan y procesan muchos de los minerales. Es una situación inexplicable en este momento en la economía mundial, porque no sabe lo que va a pasar con esa moneda. El euro se puso 1,28. Recuerdan hace un tiempo estaba… El euro valía 0,81 centavos de dólar. Hoy un euro cuesta entre 125 y 128 centavos. Entonces es una situación… Los japoneses tienen casi otro millón de millones de dólares de reserva. 
Es una situación muy complicada por el agotamiento de las reservas probadas y probables. El petróleo se dispara. Como ha dicho Chávez muchas veces esto no es culpa de la Opep, es culpa del despilfarro. Hay que decir aquí que no se quede, que el daño que nos ha hecho el imperialismo no es sólo ese de llevarse todo el dinero. 
Si ustedes…, lo que dije sobre Venezuela, se lo aplican a Argentina, Brasil y todos los países, verán que de América Latina en el mismo período se fugaron tal vez un millón de millones, tal vez más de un millón de millones. Tal vez una vez el PIB de Estados Unidos en un año actual, tal vez una vez y media, tal vez dos veces. Sin contar las ganancias, sin contar las exportaciones de servicios, sin contar el intercambio desigual que lo lleva a pagar el cacao hoy al mismo precio que tenía cuando la Revolución cubana triunfó. Valía 2 mil dólares, hoy está a 1.600 el cacao. El café, 2.300 dólares es el precio que tenía cuando un tractor costaba 4 mil. O un camión, o todos los demás productos, los equipos médicos, y en este momento cuesta por lo menos 9 o 10 veces… Con qué, Colombia, con qué café… Qué utilidad tendría. O Centroamérica, o Brasil, o los productores de café en África o en este hemisferio. Todo eso producto aparte de que los productos sintéticos disminuyeron las fibras, arruinaron la producción de muchas fibras que era uno de los ingresos del país o de los países. Han sido sustituidos por materiales sintéticos a base de petróleo. ¿Qué va a pasar con el mundo cuando se agote? Y ya se sabe casi matemáticamente cuándo se agota a ese ritmo de crecimiento. Eso es lo que está ocurriendo en el mundo hoy. Pienso en los países africanos, a esos precios del combustible, consecuencia de ese despilfarro. Pienso que muchos países africanos no tendrán combustible ni para los carros de protocolo. Yo explicaba hoy en la reunión que nuestro país va a reducir en dos años a la mitad el consumo total de energía. Puede haber alguno que lo dude, estamos dispuestos a demostrarlo. Yo decía que había un inmenso campo. Con Chávez conversaba: Chávez, ¿cuántos años tardará en llegar el gasoducto a Uruguay, a Paraguay, a Brasil, a Argentina, a Chile, si llega a Chile? Un montón de años. Pero en un período brevísimo América Latina podría ahorrar, no voy a decir la mitad, porque tal vez nadie tenga tantos equipos gastadores de algunas cosas. Pero por lo que conocemos, yo creo, si se hace lo que está haciendo Cuba, no menos del 40 por ciento. Es más, el LPG que tiene un precio altísimo, 700 dólares la tonelada, sé lo que cuesta aquí, un día se lo pregunté a la esposa de Bonasso, la difunta, Anita, la mujer, tan entera, tan valiente como aquella, y le pregunté con qué cocinan y dice: con gas líquido como le llamamos nosotros e LPG. ¿Cuánto te cuesta el botellón? Y me dijo: 8 dólares. Digo: 8 dólares… Nosotros… Eso está regalado, está estimulado. Pero nosotros estamos ya sustituyendo la cocina de kerosén y vamos a sustituir toda la de LPG y quedarán instalaciones equivalentes a 250 mil hogares que ya tienen las tuberías para el gas acompañante del petróleo. En definitiva no sólo ahorraremos combustible utilizando equipos que consumen menos del 60 por ciento de la energía y se instala rápidamente. Hemos aprendido el tiempo que se necesita para instalar una planta de 100 mil kw o de 500 mil. Entonces, estamos buscando la energía eólica; vamos a utilizar la energía solar, y vamos ahorrando energía. Me parece que vale la pena que un minuto más les haya robado a ustedes para hablarles de esto. Podemos demostrarlo. Simplemente se los comunico a ustedes ya que no pude… algunas de estas cosas. 
Ahora, estos señores con las medidas tomadas qué hacen. Ya les hablé cuánto nos venden, cuánto le compramos al mercado común, cuánto le vendemos. Y a Estados Unidos no le vendemos nada. Y el pasado año 2005 le compramos 540 millones de dólares en alimento. Vean: no tenemos nada con los agricultores, se han portado bien, están bien organizados, cumplen. Su batalla es contra el gobierno. Porque en virtud de una ley llena de remiendos, un día empezó a funcionar esa ley, cuando hubo un huracán en nuestro país, para restituir reservas que habíamos enviado para ayudar a la población. Bien esa ley llena de remiendos explica que para cada compra hay que pedirle permiso a la Tesorería. Es como si ustedes aquí en Córdoba para comprarse un traje con un sastre tengan que recibir primero permiso del alcalde de Córdoba. Eso es lo nuestro por cada compra… en aquella ocasión… Y todo eso, llevando cinco años pagando al contado hasta el último centavo. Han inventado todo, prohibida la remesa. Son capaces de condenar a cadena perpetua al que envíe una remesa a Cuba. Prohibido enviar dinero. Prohibido visitar cada dos años. Cuando establecieron esas medidas estaban algunos de antes que estaban allá. Dejaron al padre allá, se vencía el plazo; puede volver dentro de dos años. Vean qué crueldad que inventaron. Que los bancos no cambiaran el dinero que pagaron los turistas. ¿Qué hicimos? Suspendimos la circulación del dólar que vino con el período especial. Y circular el peso convertible que tiene un valor por encima del dólar. 
¿Qué han hecho? Quieren cortar ese comercio que hay y ya han inventado presionar los bancos. ¿Para qué han utilizado esto que yo les explicaba? Saben, como todos estos bancos, miles de bancos los que pertenecen a esta organización. Son los que giran, instrumentan los pagos de 200 países. Vean ustedes, los economistas, estudien esto: Les leo un poquito más, nada más: “Se ha hablado de que está en trámite de presentación demandas judiciales en 32 países. Y la ministra de justicia de Bélgica ahí donde radica la sede de la Swift instruyó dos procesos de investigación sobre el hecho, uno a los servicios de seguridad del Estado y otro al departamento responsable de tratar la información financiera de esta organización. Que no tenía derecho a hacer eso. La presionaron en virtud de un fallo de un juez de Estados Unidos. Esto hay que investigarlo. Este acto de espionaje mundial constituye una nueva muestra del desprecio de Estados Unidos hacia la comunidad internacional que ha contemplado perpleja cómo la administración Bush se arroga el derecho de espiar descaradamente las operaciones financieras de los 201 países que integran la red Swift”. Vale la pena anunciar esto, no hay que callarse la boca. 
Bien, ¿qué hacen ellos? ¿Cuál es el país al que más perjudican? Cuba. Porque Cuba tiene que pagar cada uno de esos 540 millones de dólares del año pasado, y este año pueden ser más. A algunos artículos les están subiendo el precio. Hay que pagarlo. Había bancos que les girábamos el dinero y les pagaban a las empresas norteamericanas que exportan en dólares. Y andan diciendo… Yo, yo no… Figúrense: ¿qué banco se quiere pelear con Estados Unidos? Le exigen, tienen que decirlo, no sé, se pelearán con Europa, porque todas estas operaciones de los que exportan, no revelan lo que han exportado, ni los precios, ni las sumas. Entonces ahora Estados Unidos conoce las operaciones de cada una de las empresas argentinas. Basta que exporte algo y gire y pague. Y yo pienso: por computadoras allí, que registran todos los datos. Y al igual que hicieron un sistema para captar las llamadas telefónicas, que podía captar dos mil millones de llamadas simultáneamente, y lo utilizaban para conocer los secretos comerciales, porque nosotros queremos comprarle a un país o al otro, nos querían meter en un lío. Se busca un pleito. Porque dice: si compra níquel cubano, no pueden exportar productos que tengan níquel cubano. Vean… Y ahora dicen que tienen una comisión para perseguir el níquel, para hacerlo más riguroso. Vean qué nobles son, qué ejemplo… Y ahora están presionando a los bancos, nosotros vemos, los están presionando. No se puede pagar en dólares, correcto, la moneda de ellos. ¿Están ustedes dispuestos a pagar en euros o en yuanes, en otra moneda? Ya están asustados. Quieren dejar a Cuba, crearle obstáculos para que pague. Nosotros inventamos, no se preocupen ustedes de eso que…. 
Ahora, tienen todos los datos. Deben saber dónde están las cuentas. Y le podríamos pedir… Y la fortuna de Castro. Yo sé que tenían muchas cosas, tenían mucha información… Es imposible depositar un dinero en una parte… ¿Cómo, lo lleva en maletines o qué? Entonces, bueno, aparte quieren ofender.¡No se puede ser toda la vida un miserable que traiciona a los muertos, que traiciona al pueblo…! Ahora, vean lo último que les digo. Bueno, déjenme ver. Bueno, saquen las conclusiones ustedes después. Dice: “Debemos enfatizar que en nuestro caso estas agresiones de Estados Unidos no sólo constituye una grosera interferencia de carácter extraterritorial para entorpecer las relaciones comerciales y financieras de Cuba con el resto del mundo. Sino que apuntan claramente a impedir el comercio entre Cuba y Estados Unidos. Pues por una parte el gobierno de Estados Unidos prohíbe a los bancos norteamericanos recibir pagos directamente de los bancos cubanos, y por otra presiona a los bancos extranjeros para que limiten o rompan sus relaciones con Cuba. Es claro que en estas circunstancias puede perfectamente darse el caso de que Cuba no tenga la posibilidad de realizar compras en Estados Unidos por carecer de vías para ejecutar los pagos”. El colmo, nos bloquean, hicieron una ley, porque hay una mayoría, un número de diputados que no quiere esa basura de bloqueo que tiene más de 45 años. Hicieron esa ley, le aplicaron enmiendas, como la Enmienda Platt, le aplican enmiendas a una ley importante, presupuesto, defensa, subsidio a los campesinos. El que se ponga a discutir eso se incinera, se quema. Han usado todos esos trucos y todos esos procedimientos y no han podido derrotar la Revolución. Nos quedamos solos. Desapareció la URSS y el campo socialista, se quedó la islita allí a 90 millas y no pudieron aplastarla. Me pregunto si aquellos que no pudieron aplastar a la isla de Cuba pudieran aplastar hoy o en un futuro más cercano, como decía…, más temprano que tarde; un futuro de progreso, de cambio, de revolución pacífica como la que está haciendo Venezuela. El golpe de estado, ¿quién lo inventó? Ellos lo inventaron. El golpe petrolero… Ellos lo inventaron. Los planes de agresión… Ellos inventaron los planes de agresión. Y cuando Venezuela va a comprar fusiles, no va a comprar armas nucleares, no, no le pueden vender fusiles a Venezuela. ¿Qué quieren? Enlazarlos allí con soga a los venezolanos y que no tengan un arma, y que Venezuela tenga los fusiles que tenía cuando la Revolución cubana triunfó: FAL 306. Están comprando las armas que sólo son útiles para defender al país. 
Y quieren ensayar, atemorizar. Se han topado con la valentía de Venezuela y muy especialmente con la valentía del presidente Chávez. Yo quiero decir una cosa, quiero decir algo de lo que tengo la más y absoluta seguridad: los años de lucha que he vivido me han dado la oportunidad de conocer a los hombres. Chávez es el tipo de hombres que jamás retrocederán ante el imperialismo. Yo lo he visto, sus ideas. Él habló de cuando nos conocimos hace diez años, cuando salió, recién salido de la prisión, y por aquellos días se celebraba en Miami esa reunión. Cuba excluida como siempre. Y nos reunimos en la universidad, ya hace doce años, hace doce años. Sí. En diciembre se cumplirán doce años. Es un pensamiento dinámico, en constante evolución. Ahora vean qué contraste: yo nací en un latifundio, Chávez nació en una casa muy humilde. Éramos un número de hermanos más o menos igual. El padre maestro, la madre maestra. Vivió y conoció la pobreza del campesino, del trabajador. Es muy sensible. No encontrarán ustedes una memoria como la de él. Cuando él fija una idea, un concepto en la mente, no se borra jamás. Es increíble. Puede ser que un número, al que le gustan las matemáticas, se le extravíe un número. No es experto en el manejo de los números, aunque sabe de matemáticas, la educación que recibió, sabe hacer mapas, caricaturas, sabe hacer de todo. Pero lo más importante y lo más valioso en un líder como él ante un hemisferio que conoció tantas frustraciones, tantos demagogos y tantos engañadores, es muy importante saber que ahí en ese país, con tanta historia como Venezuela, ahí en ese país al que la naturaleza le aportó con tantos recursos; con ese país donde con una generosidad única de sus hijos, única pero no inexplicable, única y perfectamente explicable cuando se conoce que fueron educados en las ideas de aquel gran hombre que lo dio todo por una patria latinoamericana, lo dio por una América Latina unida, cuando había que viajar durante tres meses desde Caracas hasta Lima, en ese espíritu está educado el pueblo. Son todas circunstancias favorables. 
Uno de los terribles daños del imperio es que junto con el saqueo, el robo, por todas las vías que ya mencioné, creó vicios, creó hábitos, creó las sociedades de consumo. No se olviden que todos ustedes han vivido muchos años y cualquiera que sea la idea, la pureza de ustedes, desde niños no han visto más que anuncios en revistas lustrosas. Usaban la psicología de manera pésima, a todo lo asociaban a una bella mujer. De modo que el pordiosero que estaba en una calle mirando una revista de esas muy brillante, excelente papel, siempre aparecía un automóvil, una rubia, o una trigueña, unos ojos negros, unos ojos azules, una blanca, una negra, la que estuviera de moda, o una mestiza. en Girón. Girón tuvo lugar en 1961, en abril. Ya pasó abril. Han transcurrido 45 años desde la invasión de Girón. Ya estaba Posada Carriles y todo ese grupo de bandidos. Lo organizaron en la CIA. Fue el gobierno el que dio órdenes. Tan escandalosos fueron aquellos planes que un día el Congreso investiga, se llamaba Comisión Church, investiga los planes de atentados ordenados por el gobierno de EEUU. Después inventaron, camuflaron, camuflajearon aquello. Y pintaban con cosas de la Fundación... no, ya no eran... era celestial la Fundación. Eran los grupos terroristas suministrados a través de esa Fundación. Han estado más de 40 años de cómplices con EEUU. Y estos han desatado una guerra sin razón de ninguna clase contra un país que no tenía nada que ver contra ése, contra ese atentado doloroso, terrible, condenable que se realizó en la ciudad de Nueva York causando un gran número de víctimas. Utilizaron eso para buscar justificaciones de guerras en donde están empantanados. No se olviden. Están buscando más guerras, ya hay más de 2500 norteamericanos muertos, y saben las decenas de miles de heridos que tienen una opinión contraria a la guerra del pueblo de EEUU que fue engañado y manipulado. Y están hablando de ataque contra Irán, si produce combustible nuclear. Vean, un país que como Venezuela, tiene combustible, toda la electricidad y otras muchas formas, otras... bueno, toda la electricidad, la producen a base de energía nuclear. El petróleo, ustedes saben que se agota. Ya hoy está el petróleo está en fase de agotamiento. Ya no es un problema económico. Ya no es un problema de que funciona la ley de la oferta y la demanda y se hacen más inversiones. ¡No! Ya todo eso lo hicieron. Es que se está produciendo el agotamiento de las reservas probadas y probables, según todos los estudios físicos y matemáticos que se han llevado a cabo. Esa es una de las causas de la tremenda crisis que el mundo está padeciendo hoy. Yo le estaba diciendo en un momento dado, que si en vez de Roosevelt hubiese estado este caballerito que no sabe nada de nada; no es que lo diga, cualquiera lo puede apreciar. Escúchenlo, vean, hace muecas. A veces está en el Congreso, y la sangre fría con que dice de los enemigos que tenían, están muertos. Saben que con motivo de aquellos planes de atentados que investigó la Comisión del Senado, se produjo un escándalo grande. Y a cuando Nixon lo largan como teniente, largándolo por pillo entonces lo sustituye Ford. Ford y Carter creo que son los dos únicos presidentes de EE.UU que no fraguaron atentados en ese largo período de tiempo. Ford porque adoptó una resolución en que prohibía hacerlo, prohibía que funcionarios del gobierno realizaran ese tipo de acciones. Carter porque era un hombre con una ética cristiana, un hombre ético realmente. Fue el único que se preocupó por mejorar, por aminorar si se quiere, el bloqueo que han mantenido durante tantos años contra nuestro país. Ese fue, yo digo lo que pienso y lo que viví, lo digo con toda sinceridad, no tengo temor a decir la verdad, cualquier verdad que tenga que decir y sea conveniente decirla; hay muchas verdades que yo no puedo estar diciendo todos los días, porque no resulta conveniente estarlas diciendo todos los días. Bien, entonces, ¿qué pasó con Clinton? Era un intelectual, un hombre que conocía, es decir que leía. Tenía amistad con García Márquez. Con García Márquez le enviamos una vez un mensaje informándole de las actividades de Posada Carriles, de planes de volar aviones, incluso con turistas norteamericanos que venían a través de Centroamérica. Tomaron una serie de medidas. No hace mucho, García Márquez escribió un relato del mensaje que le enviamos a Clinton. Se publicó, no ha dicho una sola palabra. Eso no da derecho a pensar que él también estaba en los planes de atentado. Pero cuando recuerda las acciones de Posada Carriles en cada uno de los viajes, la mafia aquella, amamantada por la Fundación, de modo tal que incluso al cabecilla, el New York Times le hizo la historia de sus crímenes. Se dejó llevar por la tentación o por el espíritu de chantaje, como quien dice: sé bastante, y habló de los atentados. Estaba ahí, ahí estaba Clinton de presidente. Y otra cosa: cuando prepararon otro atentado a raíz de una invitación que me hizo Venezuela de visitar la Isla de Margarita para una reunión, compraron unos fusiles calibre 50, automáticos, mirilla infrarroja, alcance 1200 metros. Pero algo más, unos de esa famosa Fundación hace muy poco se decide a escribir la historia, y escribe el dinero que dio... sólo dio más de un millón y medio. Dice él, y parece que es verdad, no lo han podido desmentir, y explica que habían comprado cinco aviones sin piloto. Y bueno, no sé, barcos, de todo. Nosotros lo denunciamos. Lo arrestaron por error, porque estaban persiguiendo a unos narcotraficantes. Capturan el barco, lo llevan ellos, lo absuelven, lo declaran inocente. Era presidente Clinton. Yo no tengo ninguna intención de ofender a Clinton ni tengo ningún espíritu de venganza contra él, pero me gustaría que no se limitaran al silencio. Cada vez que usted le dice una verdad, seguro que se callan la boca. Se pasaron unos cuantos años publicando una basura de revista de esas publicitarias, que yo tenía una fortuna de mil millones, no sé cuántas cosas más. Ni caso le hice porque uno siente desprecio. No quiere rebajarse a responder una infamia. Pero venían repitiéndola, y recientemente digo: si ustedes muestran que tengo un dólar, un solo centavo, y ustedes saben todo lo que pasa en el mundo y tienen bastante..., yo tengo pruebas de las informaciones que tienen; que tengo un centavo, renuncio. Les digo: si ustedes que han tratado de buscarme toda la vida, matarme, eliminarme, separarme de las filas revolucionarias; lo tienen ahí, es muy fácil. ¡Prueben que tengo un dólar en un banco! ¡Y la callada por respuesta! ¡Hace como tres meses que nadie sabe dónde han metido la lengua! Bueno, silencio total. Cada vez que usted le dice una verdad, la callada por respuesta. Veinte veces le preguntamos al caballerito que está en la presidencia de EEUU cómo entró Posada Carriles. Ya habíamos denunciado que entró a través de México y llegó la mujer en un barco que resultó ser, ustedes saben, un barco académico, un centro de investigaciones marinas. Y por ahí llevaban droga, y llevaron al bandido, y todo el mundo lo sabía. Lo denunciamos nosotros bastante pronto. ¿Saben cuánto tiempo tardaron esos señores en admitir que había entrado en el Katrina? ¡Un año y dos meses después que entró! Esa es la ética, esa es la moral de ese imperio asqueroso, no tengo otra palabra con que calificarlo. La mentira, incesantemente la mentira. Y ahora el terror. Pero ese señor anuló el decreto o la disposición de Ford que prohibía matar, y desde entonces hay que preguntar cuántos ha matado. Nada más que él lo sabe. Pueden ser decenas, pueden ser cientos, pueden ser miles. A todos nos sorprendió lo que pasó en la cárcel aquella de Bagdad, Irak, ¡la cárcel, las torturas! Nos habían engañado tanto con las mentiras que habíamos llegado a creer no que fueran buenos, pero al menos que no fueran tan estúpidos, que se dedicaran a recurrir nada menos que a la tortura mientras nos acusaban a nosotros injustamente, falsamente, canallescamente, al país donde nunca hubo un desaparecido... ¿Quién lo puede entender mejor que los argentinos? Al país donde nunca había un torturado, yo los he retado a que lo prueben; al país que lo derrotó en Girón y le hizo más de 1000 prisioneros, y ninguno de ellos recibió un golpe siquiera de un culatazo, a pesar de que aquellos combatientes habían visto caer a más... a cientos de compañeros heridos o muertos en aquel contraataque que duró 66 horas consecutivas. No le dimos chance, porque estaba la escuadra americana, la infantería de marina, a una milla de las costas. No les dimos chance. No tenían expedición mercenaria que defender. Estaban fuera de combate pero eso costó víctimas. ¡Son unos mentirosos redomados! No han podido probar nunca que en nuestra Revolución... No hizo nunca... Ojala se terminara de imprimir pronto ese libro, que les vamos a enviar, les vamos a enviar aquí a la Universidad, les vamos a enviar a los organizadores de este acto para que se los distribuyen aquí, porque da toda esa historia de cómo han sido estos años bajo un diluvio de calumnias, bloqueados, amenazados. 
En un tiempo tuvimos el apoyo internacionalista de un país que había desarrollado una revolución sobre las mismas bases que la desarrollamos nosotros, que fue la Unión Soviética. Existió un campo socialista, y un día, por debilidades, por errores, por perder la batalla de ideas se derrumbó ¿Y ese derrumbe qué significó para nosotros? Soledad total a una milla de EEUU, a una milla del territorio metropolitano del imperio, de ese imperio que tiene cientos de bases en todo el mundo. ¿Y para qué las quieren, me pregunto? ¿Para qué usted quiere tener cientos de bases, decenas de miles de armas nucleares, y entre ellas más de diez mil armas estratégicas? Nadie sabe el número de cohetes. ¡¿Para qué quiere eso, si ya no existe la URSS?! A no ser que vengan de otro planeta y los físicos se hayan encargado de demostrar que es imposible. ¿Qué enemigo, para que quieren tener tropas ahí, en cualquier país, en las cercanías de Argentina, sobre el Acuífero que mencionaba Hugo Chávez? ¿Para qué quieren soldados allí? ¡Para intervenir, para invadir!, porque no hay ningún país con armas nucleares cerca de todos estos. El más cercano es EEUU, por lo menos tiene frontera con México. Y está a 90 millas de Cuba. Y una base naval en pleno territorio de nuestro país. Entonces, ¿para qué hace falta tener soldados aquí en territorio de Sudamérica? No hay que librar una guerra por eso, ¡no...! Hay que tomar conciencia, como decía Chávez. Hay que saber eso. Hay que conocer y comprender la sin razón de eso, denunciarlo, combatirlo. No se olviden que el campo de batalla son las ideas y la causa de los pueblos durante siglos oprimidos y colonizados, que a lo largo de toda la historia de su especie no han conocido todavía la justicia. Lo que ha vivido el hombre, ustedes lo saben, lo pueden leer en cualquier libro de historia o incluso en el Antiguo Testamento de la Biblia que es común de varias religiones, la cristiana, la católica y la no católica, la musulmana, la judaica. Y ustedes lo pueden leer, lo saben. Yo lo leí, lo llamaban Historia Sagrada cuando entré...creo que en el primer grado. Ahí le daban un librito con la historia. ¿En qué época la humanidad conoció un sistema de justicia? ¿En qué época no conoció las guerras? ¿En qué época no conoció la esclavitud? ¿En qué época no conoció la explotación, los abusos, la injusticia, los crímenes? ¡No ahora, si acaso! Es cuando nuestra especie, esta especie a la que pertenecemos todos nosotros, se acerca el minuto en que pueda alcanzar o aproximarse a una sociedad justa. ¡Ni nosotros podemos decir que llevamos por más de 40 años, que tenemos una sociedad justa! Sí, es posiblemente hoy la más justa que exista. Sí, si no sería ridículo ponerme aquí a hacer la apología de nuestra Revolución. Pero digo que no, hablo más de las desigualdades que todavía hay en nuestro país. Y de las injusticias que hay en nuestro país. Y podría hablar con satisfacción de todos lo que venimos haciendo, para ir acercándonos cada vez más a una sociedad igualitaria, porque no hay un camino recto, no hay un camino sin obstáculos, y creo que todos los procesos y la humanidad tan diversa y tan variada y con tan distintas costumbres, tendrán que usar todo tipo de formas. No hay dos países iguales, no habrá por tanto dos revoluciones iguales. ¡En lo que deben ser iguales todas las revoluciones es en el intento de encontrar el máximo de justicia para sus pueblos! ¡Si existiera un máximo de justicia, no existirían analfabetos! En el mundo hay 800 millones de analfabetos. Y la organización mundial de educación, la UNESCO, Ya saben, aquellos la chantajearon, le quitaron los presupuestos y pusieron a algunos de rodillas, no a todos. Conozco gente en la UNESCO que resistió. Le quitaron los presupuestos. Ahora el imperio entró otra vez y está dando órdenes allí, en la UNESCO. Lo que no debemos admitir es que se hable de que dentro de quince años nada más quedarán 400 millones de analfabetos. ¡Eso es una basura, eso no debe aceptarse! Hoy, que sabemos que si quisieran pudieran acabar con esto. Creo que América Latina debe ser ejemplo, trazar pautas en eso, porque lo puede, se lo aseguro, juro que puede. Entonces, ¿por qué no se puede acabar en el mundo? Vamos a tener una reunión de los No Alineados, que es la reunión del Tercer Mundo. Y pensamos plantear el problema del analfabetismo, la erradicación real del analfabetismo. Hoy existen todos los medios. Y podemos erradicar el analfabetismo mientras más rápido apliquemos las políticas que hoy aplica Venezuela de seguimiento de estudio al que está en tercer o segundo grado para sexto, y el que está en sexto para bachiller y el que está en bachillerato para estudios superiores. Esto requiere de un cambio de mentalidad, sin hacer las viejas concesiones, la humanidad futura no puede vivir sin el máximo de recalificación, sin la incesante recalificación. Viene una tecnología nueva y hace innecesaria la presencia de determinado tipo de actividad, el hombre tiene que adaptarse. Lo que no debe haber es un desempleado, lo que no debe haber es una sola persona sin la posibilidad de estudiar, de trabajar. Eso es posible, ¿por qué? Porque nuestro país, la islita bloqueada durante más de cuarenta años, hoy tiene el más bajo índice de desempleo del mundo. Tiene más de 500 mil jóvenes estudiando en niveles superiores. Tiene ya alrededor de 2 mil centros de estudios superiores. El concepto nuestro de universidad ha variado totalmente. Les cito un ejemplo: hablaba hoy de que había casi 21.000 jóvenes latinoamericanos estudiando medicina en La Habana, casi 10 mil en la Elam (Escuela Latinoamericana de Medicina), que ya ha estado graduando, hay cientos de argentinos allí. Sí... Bueno, saquen las conclusiones después ustedes... No me hagan cómplice. No es mi intención, tampoco el temor, pero...claro. Yo me alegro que ustedes piensen, porque yo estoy exhortándolos a pensar. Ahora, vean: tenemos un nuevo programa. 
Saben que en nuestro país hay 450 policlínicos, con equipos modernísimos. Sólo en la provincia de Holguín hay en este momento 1600 jóvenes bolivianos estudiando medicina. Residen en las casas de familias seleccionadas que se ofrecieron voluntarias, eran muchas... ¿Dónde estudian? En los policlínicos. ¿Qué tienen allí en cada uno de ellos? Más de cien médicos, casi todos especialistas, con conocimientos de pedagogía, que allí son los profesores, pero tienen allí todo el equipamiento de un policlínico: ultrasonido, laboratorio, rayos X, equipos para investigar, hacer análisis sobre la presencia de virus, cualquier virus que sea, etcétera. Tienen todo el equipamiento, tienen terapia intensiva. En fin, como veinte servicios. Esos jóvenes que están allí van a tener mucho más conocimiento que el que se formaba antiguamente en nuestro país. Antes del triunfo de la Revolución Cuba tenía una sola universidad. Y entonces, una sola facultad de medicina y un solo hospital docente. Hoy, todos los hospitales del país, cientos de ellos, son docentes. Hoy todos los policlínicos del país son docentes. Pero no es sólo eso. Nos pusimos de acuerdo los venezolanos y nosotros para desarrollar un programa para formar 100 mil médicos. Se produce una cierta confusión y lo que quedó de todo aquello era: 100 mil cada uno. Y dije: bueno, a ponerse a pensar. Hay que formar los 100 mil médicos. Es que el Tercer Mundo necesita millones de médicos. ¡Se trata de formar los médicos del Tercer Mundo¡ 
Les puedo citar un ejemplo: África Subsahariana, 650 millones de habitantes. Número de médicos: 50 mil, y muchos de ellos en países en países como Sudáfrica, son los médicos que se formaron cuando el Apartheid, al servicio del Apartheid. A otros se los llevó Europa. Entonces Cuba, con 11,2 millones de habitantes tiene más de 70 mil médicos. Y está graduando miles por año. Están ingresando en nuestro país. El último año ingresaron 7 mil. El próximo setiembre ingresarán 8 mil, porque claro, la carrera de Medicina hoy tiene la competencia de la computación, de las ingenierías de las programaciones, de los diseñadores de computación, y de otras muchas...Yo les hago una pregunta: ¿ustedes me podrían decir cuántos médicos de Córdoba se gradúan el próximo año?, digo de la universidad pública. 
Les podría demostrar una cosa: a nosotros que tenemos más de 70 mil médicos, nos faltan médicos. Porque tenemos médicos, alrededor de 30 mil en todas partes del mundo y la inmensa mayoría prestando servicios gratuitos en cualquier parte del mundo. Les estaba citando un ejemplo de los nuevos métodos para formar. Después de que llegamos al acuerdo entre Venezuela y Cuba, de esa formación de médicos. Ellos tenían 15 mil, el año que viene tendrán unos 25 mil, en Barrio Adentro. Y los mismos médicos que están allí trabajando en Barrio Adentro, han recibido cursos de pedagogía, y están allí donde está el paciente, donde están los medicamentos, donde está el médico, estudiando medicina. Hay lugares en el mundo: Timor y otros, en países africanos, en los que está un médico especialista en medicina general, está una microuniversidad. ¿Qué descubrimos? Que si lo mandábamos al exterior no volvían. Si preparábamos alguno en Cuba, pasaba con Guinea Bisseau, cuando pasaban por Portugal graduados de la ELAM, porque ellos tenían una facultad que le ayudamos a hacer. Se produjo una guerra, la destruyeron, pidieron recibir a aquellos estudiantes, y unos cuantos de ellos cuando pasaban de regreso en Portugal los contrataban; los podían contratar como ayudantes y sabían más que el médico, porque habían tenido seis años de teoría y práctica, porque desde tercer año ya estaban en los hospitales. Afortunadamente para las ideas que hoy han cobrado más fuerza, veníamos utilizando mucho ese método. Ahora hay 21 mil estudiantes de medicina, quisiera que haya 45 mil. No cuento enfermeros, no cuento técnicos de muchas de las especialidades. Hablo solo de doctores en Medicina. Y cuántos, por ejemplo venezolanos, hay estudiando en este momento, más de 3 mil en Cuba. Aparte de los que están estudiando en Venezuela. ¿Qué hace el presidente Chávez con los graduados de la Elam? Pues ha creado el Batallón 51, porque eran 51, y lo envió para Amazonas, para Delta del Tamacuro, lo envió para el Apure, donde se van llenando de prestigio los graduados de la Elam. Se establecieron relaciones, hay algunos de otros países que están casados o casadas con venezolanos. Yo pienso que ese Batallón 51 un día va a ser un ejército, porque los propios que ellos vayan graduando allí en Barrio Adentro, con seguridad los mandarán para aquellos lugares, porque es el escenario donde ellos ejercen su trabajo, el que ayuda a formarlos, el que los hace médicos internacionalistas capaces de ir a la selva, a la montaña, donde haya un ciclón, una inundación, un terremoto, una epiExplotaron el sexo, lo explotaron en todo, explotaron los instintos para corromper, para engañar, para cultivar el egoísmo de los hombres, el egoísmo en la mujer, ese egoísmo con que nacimos todos, producto de la evolución de nuestra especie, lo cual no está en contradicción con ninguna doctrina religiosa. 
Porque el propio papa Juan Pablo II declaró un día que la teoría de la evolución no era inconciliable con la doctrina de la creación. De manera que este pensamiento es explicable, es perfectamente entendible por un creyente, por un no creyente o cualquier persona. Son realidades. Ustedes no se asombran de que alguien tome agua. Bueno… No, yo lo iba a citar como ejemplo. ¿Saben por qué? Ustedes saben que sin agua no podemos vivir. Ustedes no se asombran de que nos pongamos ropa, o de que yo me ponga este paño aquí. Saben que tengo frío, saben que estoy en otro clima, que estoy hablando. Y entonces… Saben, saben que tienen que viajar ahora a sus casas. Saben que bueno… tienen que alimentarse. Muchos de ustedes, bueno, no sé cómo serán las costumbres aquí en invierno, pero tal vez darse una ducha tibia, etcétera, pasta de dientes, jabón. Yo quiero hacerles una pregunta: ¿ustedes necesitan de la publicidad para comprar un jabón agradable? Si en vez de 100 marcas tienen nada más que 10… O de lo que sea. A ustedes deben cobrarle el doble de lo que vale para que ustedes sepan lo que deben escoger. ¿No? En mi país no hay publicidad comercial. Y como sabe toda la gente lo que es justo y lo que es bueno… Y en los años del período especial, en los años de bloqueo, una marca, o dos, o tres de jabones y de pasta de dientes, y a veces escaseaba. Sin embargo nunca faltó una escuela, nunca faltó un médico, nunca faltó un servicio, nunca faltó educación, nunca faltó el empleo, nunca faltó el respeto. 
Entonces, toda esa publicidad explota el instinto. Es una constante apelación al egoísmo, y no a lo bueno que puede tener el hombre, a la generosidad. Nacemos con muchos de esos instintos que en el hombre existen y tienen tremenda fuerza, y sólo la cualidad más valiosa del ser humano: el cerebro, la capacidad de pensar, la capacidad de crear valores. La humanidad puede crear valores pero debe tener la capacidad de inculcar valores, de transmitir valores. Entonces podríamos llegar algún día a una sociedad con un concepto mucho más alto. Hoy se dice: no apliquen tal castigo, es cruel. Y bueno, el fusilamiento, nosotros mismos lo hemos aplicado, me han preguntado todo y yo lo he respondido todo. Pero la cadena perpetua… ¿Por qué alguien tiene que ir a prisión? ¿Por qué alguien tiene que cometer un delito? Hay dos casos: problema mental, algunos nacen con tendencia a la violencia, casi en el nacimiento algunos se les produce una zona de irritación y son violentos, otros tienen ese temperamento. Hay muchos factores genéticos que no dependen del hombre. Ahora la educación sirve para evitar… Los valores, los valores del hombre… Que logre dominar esa tendencia. Hay casos que no puede, como el que está ciego de nacimiento. Todavía el que no oye le podemos poner un implante coclear. Vale 15 mil dólares. Nosotros ocupamos uno de los primeros lugares en el mundo en cuanto a implantes cocleares, implantando a los niños ciegos y sordomudos. Y se están comprando 70 más. Estamos por encima de Estados Unidos. Y eso necesita gente, necesita especialistas, psicólogos, médicos, cirujanos que saben operar aquí. Ya nuestro país tiene en este momento, por ejemplo, más transgenética que toda América Latina junta. Y eso tiene una importancia enorme. Hay decenas de enfermedades genéticas y no todas están diagnosticadas, necesitan una medicina específica. Y allá en nuestro país, si vive en lugar donde la farmacia dispone, llevarle el medicamento a donde esté ese niño estudiado. Es decir tener el estudio de cada uno de ellos. Hablaba de la pesquisa activa y ahora hablo del conocimiento de la información que tiene cada uno de los ciudadanos para atenderlo y no dejarlo al azar, a la casualidad, a que el padre sea bueno y se ocupe de él, a que no tome el salario y se lo lleve para su casa, a que compre medicamentos. En fin: tantas cosas que puede hacer la sociedad, la sociedad que ha inventado las computadoras, las comunicaciones que permiten comunicarse de acá a China en fracción de segunda, los aviones que nos traen a nosotros en unas horas, que van a conducir aquí al presidente de Venezuela en una gira de un número de días en un prolongado viaje. 
Eso no se podía hacer antes, nunca. Nuestro candidato a miembro. Es decir, Venezuela, ese país tan generoso, ese país que habla del gaseoducto, ese país que ha educado lo que ha educado, ese país que ya tiene en las universidades cientos de miles de jóvenes como consecuencia del plan Rivas, ese país que se ha comprometido a tener 100 mil, a formar 100 mil maestros, ese país que pronto abrirá un hospital de cirugía infantil, uno de los más grandes del mundo que conozco y por lo que ha dicho, no sólo para operar niños venezolanos que hay muchos acumulados porque no existía ese servicio, sino también para operar niños latinoamericanos, en lo que viene a ser una especie de Misión Milagro cardíaca. 
Nosotros estamos colaborando, por nuestra experiencia tenemos varios de esos centros, pero nada parecido a ése. Y que lo están organizando muy seriamente. Es decir que los “milagros” se pueden ir repitiendo. En nombre de todo eso es que me atrevo a decirlo aquí: no concibo ningún otro dirigente del Tercer Mundo con las condiciones del presidente de Venezuela, por el país que él representa para ocupar por dos años un escaño en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Estoy seguro que tendrá apoyo universal. Y no es que esté contra nadie. Hace rato que llegamos a esa conclusión cuando supimos que Venezuela aspiraba a ese cargo. Y tomamos una decisión. No tengo la menor duda de que tendrán el apoyo necesario. Y aún más: Estados Unidos hace unos días declaró que haría todo lo que estuviera a su alcance para que Venezuela no fuera miembro del Consejo de Seguridad. También nosotros dijeron que harían todo lo que estuviera a su alcance para que no perteneciéramos a la Comisión de Derechos Humanos. Bien, ellos no se postularon porque no salían. Movieron cielo y tierra para que Cuba no fuera electo. Y nuestro país sacó como 35 votos más de los necesarios para ser electos. Miembros del Consejo de Seguridad. Son votaciones secretas. Y cuando la votación es secreta, no tienen escapatoria. Y él fue muy generoso, demasiado generoso conmigo. 
Me siento en el más sincero deber del mundo, y él sabe que soy realmente desinteresado y lo es nuestro pueblo; hay algunos que creen que la amistad nuestra con Venezuela obedece a intereses, porque se trata de un país petrolero. Nosotros estamos utilizando ya gas acompañando al petróleo. Estamos produciendo alrededor de 70 mil barriles diarios, tenemos 12 máquinas perforadoras, tenemos estudios que cada vez son más precisos, un área en el golfo, no estamos contando con ella ni mucho menos, sino con la que está en tierra. Iremos incrementando nuestra producción, pero sobre todo iremos ahorrando importantísimas cifras de combustible incluido para cocinar. Los cubanos no tendrán que cargar con las botijas esas. Subirlas por las escaleras, algunos son más grandes. Por donde viene la electricidad que enciende el televisor o enciende el radio o enciende la luz o todos los objetos electrodomésticos o enfría los alimentos y los conserva. Irá por una carretera que es mucho más económica que las grandes carreteras. Por es vía irá el combustible doméstico en nuestro país. Y en nuestro país se cocinará como les expliqué con electricidad. Grandes ahorros. Cuando yo me atreví a decir aquí lo que dije hoy es porque tengo la seguridad total de lo que estaba diciendo. No sólo tenemos la seguridad sino las pruebas son cosas probadas. En este año nosotros hemos distribuido alrededor de 8 millones de artículos electrodomésticos, cambiando televisores blanco y negro por color que gastan 200 watts en una hora que gastan 50, etcétera, etcétera. Y no he dicho más que una de las 15 o 20 cosas que estamos haciendo para ahorrar. Entonces estaremos llevando… El día 1° de mayo dije algo bien expresivo: si el mundo hiciera lo que está haciendo Cuba, las reservas probadas y probables durarían el doble, durarían el doble. 
La contaminación ambiental se reduciría a la mitad como consecuencia del consumo de todos esos combustibles. Y se podría decretar una moratoria para iniciar nuevas construcciones de plantas nucleares. Pero además, es la cuarta, la economía mundial recibiría un alivio porque no existen las fábricas suficientes para reconstruir, y empleo una palabra, recircular la inmensa mayoría de los motores y vehículos existentes. Nosotros por ejemplo estamos adquiriendo 300 mil bombas de agua. Estaban puestas allí hace 30, 40 años. ¿Qué descubrimos? Gastamos 10 veces más electricidad que una moderna para mover la misma cantidad de agua. Estamos comprando alrededor de 5 mil motores para todos los acueductos sencillamente porque ahorra, mueve la misma agua con un tercio. Algo más: tomamos conciencia la necesidad de reparar todos los equipos domésticos, porque mientras eso están en la red de acueductos, en nuestros país se bota más del 60 por ciento del agua que circula por los acueductos, y eso implica motores eléctricos bombeando agua constantemente. Y no les he mencionado, podemos seguir con ejemplos, y creo que es esto lo que hemos estado haciendo, dando ejemplos. Creo que la economía mundial tendría un respiro, y el valor de lo que se ahorre ascendería a millones de millones de dólares. Se ahorraría no sólo la inversión, porque si usted ahorra un millón de kw en la hora pico, está ahorrando inversiones para producir electricidad en la hora pico, y los costos son: si es carbón y en China, alrededor de 600 dólares por kw. Si es termoeléctrica de las que usan petróleo, fueloil y demás, puede ser 1300 dólares por kw. Si es electronuclear serían no menos de 4 mil dólares por kw. Y hoy, 6 mil. Y la que ustedes construyeron ahí, según los datos, porque nosotros buscamos datos de las electronucleares y descubrimos que aquí gastaron 6000 dólares por kw. Un millón de kw significaría una inversión en la nuclear antes de 6000. Habían subido los aceros, cuando el precio no había escalado el volumen que tiene, la altura que tienen hoy esos precios. Así que por donde quiere está la posibilidad de ahorrar. Yo no sería suficiente amigo de ustedes, aunque no me perdonen el pie porque los he tenido aquí, escuchando si no les hubiera dicho lo que les estoy diciendo. Moraleja: les estamos comprando 540 millones. Y ellos haciendo todo lo posible para que no podamos pagar. 
¿Dónde está nuestra seguridad de que mediante todos esos actos de bandidismo, aunque vamos a ver cómo se arreglan con esto…? Porque esta organización tiene que dar cuenta de lo que ha pasado y contarle al mundo por qué le dio todos sus secretos financieros al gobierno de Estados Unidos en provecho de ese gobierno, porqué traicionaron a todas las empresas del mundo, porqué traicionaron a todos los que vendieron algo, a todos los comerciantes, a todos los exportadores, dándoles los datos las computadoras de Estados Unidos. Nosotros que hemos visto todas las maniobras lo denunciamos aquí. Yo no creo que puedan ignorarlo. Aquí están los periodistas y otros más. Y ellos se interesan por la noticia, esto es verdad. Y lo último que voy a decir y lo digo aquí: ya hemos cruzado instrucciones, sencillamente para comprar 300 millones de dólares en nuevos productos alimenticios al MERCOSUR. En nuestro país, estamos elevando la reserva de alimentos y sabemos qué produce cada uno de los países. Nuestro país ha girado instrucciones a las empresas pertinentes, para negociar en los próximos 6 meses, la adquisición, no quiere decir que vayan a llegar todos juntos ni mucho menos, la adquisición de 300 millones de dólares, por ahí uno más o uno menos, si quieren, en alimentos para nuestro país. Y esto lo hacemos con mucha razón, y tal vez la más importante como el deseo, la necesidad y el deber de hacer un modesto aporte a este Mercado… MERCOSUR, iba a decir Mercado Común, a este MERCOSUR, que se reunió en el día de hoy. Les pido perdón. 
Muchas gracias. ¡Patria o Muerte! 
Venceremos! 
FIDEL CASTRO RUZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada