mayo 25, 2014

Mensaje del Gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, en la apertura del período de sesiones ordinarias (2013)

MENSAJE
DEL
GOBERNADOR DE LA PROVINCIA DE SALTA 
Juan Manuel Urtubey 
EN LA APERTURA DEL 115° PERIODO DE SESIONES ORDINARIAS
EL 1° DE ABRIL DE  2013

Señor Vicegobernador de la Provincia, titular de esta Asamblea Legislativa, compañero y amigo Andrés Zottos; señor Presidente de la Cámara de Diputados, compañero Santiago Godoy; señor Vicepresidente 1º del Senado de la Provincia; señoras y señores Senadores de la Provincia; señoras y señores Diputados de la Provincia que hoy están aquí asistiendo al inicio de la Centésimo Décimo Quinta Asamblea Legislativa, debo informar como indica la Constitución sobre el estado general de la Provincia.
Quiero agradecer la presencia del Arzobispo, Monseñor Mario Cargnello; del Gobernador con mandato cumplido, Cr. Hernán Cornejo; del Presidente de la Corte de Justicia; de las señoras y señores Jueces de la Corte de Justicia; del compañero y amigo Intendente de la ciudad de Salta; de los amigos Intendentes que nos están acompañando, que han venido de distintos municipios de la Provincia; de los Diputados Nacionales Cristina Fiore, Alfredo Olmedo, Pablo Kosiner; de los Ministros y Ministras del Poder Ejecutivo Provincial; del señor Secretario General de la Gobernación; de los Secretarios de Estado; del Presidente del Concejo Deliberante de la Ciudad de Salta; de amigas y amigos que han venido a acompañarnos; y a aquéllos que a través de los medios nos siguen.
Este año tengo que cumplir esta obligación constitucional, con el sexto mensaje a la Asamblea Legislativa y parecía que era oportuno que podamos conversar, las pantallas y demás están acá porque quería compartir con ustedes justamente algunos datos estadísticos que muestran cuál es la situación, el estado general de la Provincia, qué es lo que estamos haciendo, pero sobre todo qué es lo que tenemos que hacer.
Ustedes me han escuchado a lo largo de estos seis años hasta el hartazgo: inclusión, equidad, integración. Tres conceptos que no sólo serán los pilares de este mensaje, son esencialmente y pretenden ser los pilares de una gestión de gobierno que venimos llevando juntos los salteños hace muchos años, hace más de cinco años.
Estos tres conceptos total y absolutamente complementarios, ausentes, es cierto, durante mucho tiempo en Salta, hacen que podamos poner el foco en lo que efectivamente es importante. No he venido aquí a hablar con eufemismos, a hablar de logro de gestión y mirar para otro lado frente a problemas que lastiman y que duelen a toda la sociedad.
No necesito que nadie me hable ni de pobreza ni de desnutrición, ustedes me escuchan hacerlo cada día. Duele tanto que impulsa que luchemos todos juntos contra este flagelo. Hay veces que las políticas de Estado indican o indicaban en Salta que esas cuestiones no tenían que ser el eje de los mensajes de gobierno porque eso desalienta inversiones, desalienta turistas, desalienta a demás.
Quiero que recordemos, como siempre lo hago, a mi querida Madre Teresa de Calcuta que nos decía: “La mayor enfermedad hoy día no es la lepra ni la tuberculosis, sino más bien el sentirse no querido, no cuidado y abandonado por todos. El mayor mal es la falta de amor y caridad, la terrible indiferencia hacia nuestro vecino que vive al lado de la calle, asaltado por la explotación, corrupción, enfermedad y pobreza”.
Entender la situación, amigas y amigos legisladores, es el primer paso para cambiarla, negarla es el primer paso para estar peor aún. Por eso es que yo quiero que vayamos a fondo, en cada una de las cuestiones, en las cuales desde la acción de gobierno a veces es muy difícil agradar a todo el mundo al mismo tiempo.
Hemos tomado la decisión de abrazar la causa de la lucha contra la pobreza y en eso quiero que juntos podamos seguir trabajando para garantizar que nuestra gente pueda mejorar día a día un poco su calidad de vida. Por eso quiero mostrarles algunos indicadores. Ustedes van a ver indicadores de la República Argentina y de Salta (alude a la proyección en pantallas ubicadas en el recinto. La tasa de pobreza por persona en estos cinco años, mientras en la Nación logramos una enorme tarea en donde se bajó del 20,6 al 6,5, 14,1 puntos porcentuales, en la provincia de Salta lográbamos hacerlo del 33,4 al 6%. Probablemente esto no es suficiente, tenemos también que poner el foco en aquéllos que más sufren todavía en la Provincia, que es la tasa de indigencia.
Nosotros partimos hace cinco años con prácticamente el 10%, 9,9% contra el 1,3 respecto de la situación que hoy estamos, mientras veíamos que en la Argentina pasaba lo mismo. Veo que, obviamente, hay algunos lugares en donde ese tipo de cuestiones se puede discutir, tengo que citarles, por ejemplo, fuentes de CEPAL que pone a la República Argentina -probablemente algunos dirán son datos del INDEC, pasa habitualmente en esta Provincia cuando hablo de datos del INDEC y dan mal para la Provincia son tapa en algunos diarios, cuando dan bien y, son del INDEC- en los últimos ocho años en una reducción del 60% de pobreza. Lo dice la CEPAL, no lo dice el INDEC, no lo dicen los funcionarios de gobierno.
Otro de los temas centrales sobre los cuales quería hablar es uno que más lastima a los salteños, es la profunda inequidad en la cual todavía vivimos. Si nosotros tomamos el índice GINI, que se colocaba en el 2007 en 0,47% y hoy está en 0,42, con una mejora del 11% o la brecha de ingresos, les explico de qué se trata, tomamos el decil 10 en un 19,5%, quiere decir que el que más tiene, tiene 19,5 más que el que menos. Hoy ha bajado al 14,2%, una reducción del 27%. No es suficiente, seguimos viviendo en una Provincia profundamente inequitativa, que tenemos que corregir. Para eso el Estado Provincial ha logrado entender que tenemos que trabajar en la pobreza estructural y en la pobreza por ingreso. Hemos encarado tareas reposicionando al Estado en gestiones que necesitaba y que sigue necesitando nuestro pueblo. Uno de los temas centrales tiene que ver con la construcción de viviendas, hemos construido en estos cinco años diez mil doscientas noventa y nueve casas nuevas. Esto arroja un promedio de dos mil sesenta por año, habiendo superado en más de un 40% el promedio que se venía haciendo en la Provincia. Hemos hecho otra cosa -a veces escucho muchas críticas- diez mil ochenta y cinco soluciones habitacionales. Para el que vive en casa de seiscientos o setecientos metros cuadrados, pensar en una solución habitacional que es un baño, que es la posibilidad de tener un cuarto más, es algo intrascendente, innecesario. Más de dos mil familias, por año, han logrado tener eso, mejorando notablemente el rendimiento.
Cuando nosotros queremos focalizar nuestra lucha contra la inequidad de la pobreza, quiero ir a fondo en los más vulnerables que tenemos en la Provincia, nuestras poblaciones de pueblos originarios que tienen una enorme postergación de tantos años. En estos años, de esas diez mil doscientas casas que les decía, mil doscientas nuevas han sido para familias de hermanos de pueblos originarios, y de esas mil ochenta y cinco soluciones habitacionales mil cincuenta y siete han sido para hermanos de las comunidades de pueblos originarios. Ahí tienen claramente lo que ha significado el promedio por año. Aparecía como una política pública virtualmente inexistente en nuestra Provincia, y hemos encarado.
Con esto no alcanza, tenemos que hacer muchísimo más, decía, hemos superado más de un 40%. Yo no pretendo compararme, de la única manera en que me puedo comparar es con el punto de partida cuando llegué a este gobierno, no pretendo que este gobierno compita para ser una mejor empresa constructora que otro, lo que pretendo es que cambiemos los paradigmas, los parámetros éticos de construcción de la sociedad. (Aplausos)
Es para eso que necesitamos hacer cosas que le sirvan a la gente, que no le sirvan al poder solamente. En este sentido, en la provincia de Salta estamos construyendo cuatro mil trescientas setenta y cinco nuevas viviendas y acabamos de firmar con el Gobierno Nacional otras mil veinte más que iniciaremos en los próximos días.
Junto con esto es importante trabajar en el otro escalón, en el más bajo, en el de los más vulnerables y por eso ustedes han visto no sólo aquí, en esta ciudad de Salta y en el municipio de San Lorenzo, que con tan buena predisposición colabora el Intendente, la radicación de nuevos loteos; estamos trabajando no sólo aquí, este año, por ejemplo, pretendemos trabajar en la infraestructura en loteos de La Merced, de Animaná, en donde necesitamos obras importantes, en el nuevo loteo que vamos a hacer en zona Sur, hay prevista una inversión de veintidós millones de pesos.
Otro de los temas -quiero pedirle, y aprovecho esta oportunidad, a esta Legislatura que podamos evaluar y avanzar- tiene que ver con el tratamiento de la ley integral de Protección y Gestión de la Tierra Pública. (Aplausos) De qué se trata. Hablamos de cambiar paradigmas, hablamos de evitar que la tierra pública sirva para la especulación de unos pocos, como ya lo hemos visto, y que pueda garantizar a ese pequeño productor, ese que está en las serranías, que es hijo, nieto, bisnieto del que está ahí, que no puede acceder ni a un plan de alambre ni a un plan de crédito para ganado, para nada, porque no es titular de la tierra, que nosotros podamos pensar en que ésa es nuestra prioridad.
Otro de los ejes en los cuales trabajamos fuerte en materia de combate contra la pobreza estructural tiene que ver con uno de los recursos, el más importante, que es el agua. Para eso tuvimos que estatizar la empresa cuyo único fin hasta el momento de la estatización era garantizar rentabilidad para el grupo empresario, en una Provincia con deficiente prestación no solo de agua potable, sino también de cloacas. Hoy estamos con una cobertura del 91,6% -lo dice el censo, no lo digo yo- en materia de red agua con una disponibilidad de desagüe cloacal del 60% -no es para festejar, hay un 40% que todavía no lo tiene y a muchos de nuestros hermanos todavía les falta-. Hemos perforado centenas de pozos, venimos trabajando fuertemente desde Recursos Hídricos, particularmente en las poblaciones más postergadas, en departamentos como Rivadavia, San Martín, Santa Victoria, en los que todavía no podemos tener una prestación adecuada.
Tenemos que seguir trabajando, para eso estamos, en este tiempo es inevitable hablarle a vecinos de esta ciudad lo que ha significado una de las obras más importantes probablemente, como decía Miguel la vez pasada, hemos modificado los parámetros de las obras icónicas, no son edificios que se construyen para arriba, son plantas depuradoras para que todos los vecinos de la zona Norte puedan tener mejores niveles sanitarios, en donde hemos invertido decenas y decenas de millones de pesos.
En ese sentido vamos a ampliar la planta potabilizadora en Güemes, Aguas Blancas, Metán, Chicoana, El Tala, Tartagal, Vaqueros y Pizarro. Está previsto y ya están los trabajos para lo que significa el nuevo acueducto de Yacuy a Tartagal para garantizar prestación, el acueducto en Rosario de Lerma, el acueducto que baja de Río Blanco para solucionar los problemas de abastecimiento que tenemos en Quijano, en Villa Lola, en Villa del Sol, en Villa del Dique, también el acueducto entre Chicoana y El Carril. Estuvimos compartiendo con los amigos legisladores del departamento Los Andes y es un viejo sueño terminar de una vez por todas con la vergüenza del agua de mala calidad y poca por cierto en San Antonio de los Cobres, otra de las obras que estamos encarando es la toma del Acay para hacer un acueducto, probablemente de los más altos que pueda haber en la Argentina y que ahí pueda haber agua potable. (Aplausos)
Seguiremos trabajando con pozos a lo largo y a lo ancho de la Provincia. Queremos avisarles desde aquí a los vecinos del Barrio 259 Viviendas de Cafayate, donde semanas pasadas me pedían la posibilidad de avanzar en la planta de cloacas, que estamos iniciando los trabajos; igual que lo vamos a hacer en La Viña, en Pizarro, en Urundel, donde tenemos que trabajar.
Otro de los elementos centrales, sobre los cuales hemos trabajado mucho, son los tendidos de red de baja tensión que sirven esencialmente para que cada uno de los vecinos pueda tener no sólo luz, sino también agua, a través obviamente de la provisión de energía a las bombas de agua. Hemos construido quinientos sesenta y cinco kilómetros de tendidos de baja tensión. Hemos trabajado fuertemente en algunas zonas aisladas a través de paneles solares, son más de cinco mil paneles que se han instalado en la Provincia. Es la Provincia de mayor cantidad de instalaciones del Programa PERMER en toda la República Argentina. (Aplausos)
Es inevitable hablar de las obras que tenemos en marcha, la electrificación de la Ruta 81, la del paraje Campo Blanco, Pichanal, Cacique Catán, El Chañar en Banda Norte, Carpa del Gaucho a Rosario de Lerma y de Rosario a Quijano; también, por cierto, las obras que vamos a hacer desde el aeropuerto en la Ruta 51 hasta la Iglesia, al fin de San Luis, la iluminación de Nueva Esperanza y la Estación Transformadora en Embarcación, lo que definitivamente resolverá el problema de punta de línea para que los vecinos puedan tener mejor servicio.
El trabajo en gas ha generado también la necesidad de un esfuerzo grande. Veintisiete mil seiscientas familias cuentan con gas en sus casas, a partir del trabajo que hemos hecho en los últimos cinco años. Hay muchos que todavía no lo tienen y tenemos que seguir trabajando. Particularmente en la ciudad de Salta y en el departamento Güemes hemos hecho una obra importante. Durante mucho tiempo se esperó, porque supuestamente lo tenía que hacer otro, pero nosotros tenemos que hacernos cargo y construimos el Gasoducto de Cobos a Lagunilla, una inversión de más de treinta y seis millones de pesos, que no sólo permitió que en los días de frío vecinos de la ciudad de Salta, de la zona Norte, de la zona Oeste, de San Lorenzo se queden sin gas, sino que también permite nuevas cocinas en el Parque Industrial, en algunas cerámicas altamente demandantes que generan centenas y centenas justamente de mano de obra.
Estamos trabajando -aquéllos que anduvieron por los valles en los últimos tiempos han visto el trabajo- en el gasoducto que va hasta La Viña, vamos a llegar a Guachipas también, como lo pide mi amigo el Senador y el Diputado del Departamento, vamos a seguir trabajando en la segunda etapa en El Carril, para que los vecinos que no accedieron al gas natural lo puedan hacer, y aquí en Salta en Scalabrini Ortiz, La Paz y Santa Rita Sur.
Esas son algunas de las acciones que fueron contra el núcleo duro de lo que significa inequidad y pobreza en la provincia de Salta.
Hemos trabajado muy fuerte en la otra parte, en lo que significa la pobreza por ingresos. Y en el lugar en donde es inexcusable que el Estado colabore para que justamente aquéllos que tienen esa situación de vulnerabilidad la puedan resolver, es en los mayores, en aquéllos que dieron todo y no recibieron casi nada. Por eso hemos cumplido con un compromiso que yo asumí antes de llegar al gobierno, que era garantizar el 82% del Salario Mínimo Vital y Móvil a todos los jubilados de la Caja transferidos en su momento a la Nación. Son seis mil ochocientos veintiocho jubilados. (Aplausos) Hemos invertido, no gastado, ciento diez millones de pesos en los últimos años.
En donde realmente debíamos trabajar sin perder ni un segundo, y recordaba una anécdota cuando un hombre de negocios en un reportaje o algo así a la Madre Teresa de Calcuta le dice por qué insistía en “darle pescado a la gente y no enseñarle a pescar” y la Madre Teresa, con la serenidad con la cual siempre se refería, decía: “aquéllos a los cuales…” -más o menos así- “… yo ayudo no tienen fuerza para pararse, no tienen fuerza para levantar la caña, yo les voy a dar de comer, una vez que coman se los voy a mandar para que usted les enseñe a pescar”, ahí es donde hemos trabajado muy fuerte, en los planes alimentarios, instrumentando un sistema que evitó la intermediación política frente a aquéllos que están en una posición más vulnerable, la Tarjeta Social. A través de la Tarjeta Social las madres, más de setenta mil en la Provincia, pueden ir al supermercado, al almacén con sus hijos a hacer sus compras con la dignidad de madres y padres proveedores que no requieren de la intermediación de un puntero político para poder comer ese día. Hemos avanzado también en lo que significan los Planes Alimentarios, focalizados, NUTRIVIDA, celíacos, en muchos de ellos, en donde hemos invertido mucho.
Aquí quiero hacer una especial mención y reconocimiento, en nombre de los más vulnerables de Salta, a nuestra Presidenta de la Nación, la Dra. Cristina Fernández de Kirchner, la Asignación Universal por Hijo ha cambiado dramáticamente la situación de pobreza estructural (aplausos). Veo gestos de gente que se escandalice porque aplaudo la Asignación Universal, los que no tienen para comer es lo mínimo que necesitan para vivir, señoras y señores diputados, tenemos que seguir trabajando. (Aplausos)
Esos son los datos que a nosotros nos han permitido que los índices de déficit nutricional en nuestra Provincia hayan bajado en niños de 0 a 1 año del 7,3% al 5,4% y que hayamos tenido en niños de 1 a 5 años una reducción del 13% al 10,8 %, alguno puedo festejar, yo no, nos falta muchísimo más para lograrlo. Nuestro desafío era y sigue siendo bajar la mortalidad infantil, para eso hemos crecido a través del sistema de control de los chicos de aquella población vulnerable. Cuando asumí el gobierno se controlaban dieciocho mil doscientos cuarenta y un niños de 0 a 1 año, eran setenta y seis mil novecientos, hoy se controlan veintiún mil novecientos cincuenta y dos niños y son más de noventa mil, son diecisiete mil doscientos veinticinco chicos más que nuestros agentes sanitarios, los de toda la provincia de Salta, controlan cotidianamente. Eso nos ha permitido tener una reducción de la tasa de mortalidad infantil del 15 al 12,5 %o en nuestra Provincia y de mortalidad materna del 7,3 al 4,2%0 (Aplausos). Afortunadamente en nuestra amada provincia de Salta hoy la muerte de un niño por desnutrición es tapa de diarios, me hubiese gustado que siempre lo sea. A nosotros no nos duele que suceda la noticia, en la medida en que el pueblo tome conciencia y podamos enfrentar esos desafíos que tenemos por delante. (Aplausos)
Nuestra política sanitaria encuentra también fortalezas a través de los planes de vacunación. El esquema completo promedio para vacunación en menores de un año pasó del 81 al 98% de cobertura. En el de vacunación en menores de 11 años pasó del 60 al 82%. Datos no sólo de nuestro Ministerio, del Ministerio de Salud, de la Organización Mundial de la Salud.
Eso nos llevó a la necesidad de fortalecer la presencia de trabajadores de Salud en la Provincia. Recuerdo que cuando asumí en el año 2007, mi primer Ministro de Salud, Fredy Qüerio -justo veinte años después- me decía “en Salud hay exactamente la misma planta de trabajadores”, en realidad era un poquitito menos, “que la que había hace veinte años”, siendo Salta la provincia de mayor tasa de crecimiento demográfico de la Argentina. Eso era una concepción ideológica que había desarmado y desestructurado justamente la posibilidad de dar respuesta a través de la Salud Pública, por lo que hemos tenido un fortísimo crecimiento de médicos, de agentes sanitarios, de todos los agrupamientos de trabajadores de la Salud.
En ese sentido hemos crecido un 50%, igual que lo van a ver en Educación, en la Policía, porque ellos no se ríen como se ríen hoy algunos en este lugar, trabajan para que nuestra gente esté cada día mejor, como trabajamos en generación de nuevos centros de salud, en remodelación y en ampliación de otros, con inversiones de millones de pesos. Salta es hoy la única provincia argentina que está construyendo hospitales públicos de la envergadura del de zona Sur, de Embarcación, de El Quebrachal, hospitales que se construyen desde cero. (Aplausos) Hemos refaccionado muchos -acá hay legisladores de los distintos departamentos y tengo que ver la cara de cada uno- en Seclantás, La Poma, San Carlos, en distintos lugares, en donde hemos venido trabajando. Este año tenemos previsto seguir con eso y avanzar en la ampliación y refacción integral de los hospitales de Angastaco, Cerrillos, Moldes, General Güemes, Isla de Cañas, Joaquín V. González, Metán, Rosario de la Frontera, Rosario de Lerma, El Milagro y San Bernardo en la ciudad de Salta, inversiones que van a llevar más de cincuenta millones de pesos. (Aplausos)
Estamos trabajando en garantizar más servicios para nuestros empleados -no lo saludé al inicio al Secretario General de UPCN, gracias por estar-, es así que se va a construir, con una inversión de más de cinco millones de pesos, un servicio propio para que los trabajadores del Estado, a través del IPS, puedan tener prestaciones de servicios y salir de lo que significan hoy situaciones a la cuales se enfrentan, frente a los adicionales que a veces desde algunos sectores de la medicina privada se exigen.
Hemos crecido en nuevos servicios. Recuerdan que aquí se planteaba la necesidad de avanzar sobre un Centro de Investigaciones y Recuperación Nutricional, hemos invertido más de siete millones y medio de pesos y está funcionando el CEPRIS, que es un orgullo para los salteños. CEPRIS es el centro en donde trabajamos con aquellos chicos con problemas de adicciones, el único público aparte del SEDRONAR, que está en la ciudad de Buenos Aires. Le decía a mi amigo Intendente de Orán que vamos a trabajar junto con los legisladores y la gente del Ministerio de Salud para construir en el transcurso de este año un centro también en la ciudad de Orán. (Aplausos) Le voy avisando al Ministro que está escuchando.
En la ciudad de Orán hemos avanzado con el Laboratorio de Enfermedades Tropicales, también una inversión millonaria, y por cierto otro de los avances enormes que hemos tenido en un gran hospital que hay en Salta, el Hospital Oñativia, es el Servicio de Hemodiálisis, con una inversión de más de tres millones y medio de pesos.
Este trabajo que hemos hecho en Salud, el trabajo que hemos hecho en Seguridad Nutricional, en infraestructura para atacar lo que significa pobreza estructural encuentra uno de sus pilares fundamentales en lo que significa el acceso al Sistema Educativo.
El otro día leía a alguien que a veces se hace el gracioso por los medios, escribiendo que nosotros nos asignábamos el crecimiento poblacional. Les pido que lean bien. En Salta ha crecido un 10,2% la matrícula escolar, cuando el crecimiento poblacional en estos cinco años ha sido del 4,58%. Qué significa eso. Significa justamente que los salteños hoy tienen posibilidad de acceder al sistema educativo gracias, justamente, a que tenemos un gobierno que ha trabajado, con el concurso de todos ustedes, para estar presente en cada uno de los lugares.
En Nivel Inicial el crecimiento fue del 16,3%. En formación profesional, que es el gran desafío nuestro, artes, oficios, institutos de idiomas, hemos tenido un crecimiento del 82,40%. Hoy, y lo saben los representantes de los departamentos de la Provincia, tenemos cobertura del Nivel Superior en todos los departamentos de Salta, absolutamente en todos. (Aplausos)
Hemos avanzado a través de políticas socioeducativas para abrir la escuela en cada uno de los barrios, en cada uno de los pueblos, así es como la cantidad de centros de actividades juveniles ha crecido y se ha multiplicado en todos lados. Hemos avanzado en algunas demandas, por ejemplo en lo que significa la orientación vocacional, más de cinco mil chicos han tenido asistencia. Lo estamos haciendo con docentes a través de Educación Sexual Integral, que es otra demanda de algunos sectores.
Eso ha posicionado a nuestro presupuesto de Educación en el 37% del presupuesto del Poder Ejecutivo, creciendo el 10% respecto de lo que estaba, un 34%, años anteriores. Esto, junto a todas estas políticas, ha obligado a que también el crecimiento de agentes en la Educación esté en el 19,29%.
Quiero contarles, en este tema también, que hemos avanzado en lo que significó la regularización de agentes que estaban en situación de precariedad, recuerdan que una de las primeras acciones que tuve que llevar adelante en enero de 2008 fue el pase a planta de miles de trabajadores, que lo había dispuesto el gobierno anterior como especie de regalo de Navidad antes de irse, de regalo anticipado. Es muy bueno que haya sido así, hicimos el esfuerzo presupuestario y lo hemos hecho, y hoy escucho a algunos que agitan respecto de una minoría que todavía quedó sin solución, que son ordenanzas de escuelas. Estamos trabajando en eso y en el transcurso de este año vamos a tener las soluciones que algunos están planteando. (Aplausos prolongados)
La inversión que hemos llevado adelante en Educación es importante, ha permitido que tengamos cincuenta y cinco edificios escolares nuevos, que hayamos refaccionado más de doscientos treinta, ampliado doscientos veinte y tenemos que seguir trabajando en cada uno de los lugares. Aquí le quiero mandar un saludo al paraje Las Costas, de los Rosales, en El Galpón, donde nos comprometimos a mejorar y ampliar esa escuela, la Escuela Juncosa de Lajitas, escuelas rurales que necesitan nuestra presencia, La Bolsa en Santa Victoria Este, al igual que lo estamos haciendo en los departamentos Santa Victoria e Iruya con la construcción de escuelas a lo largo y a lo ancho de esos difíciles departamentos, a la hora de la construcción, el Colegio en Rodeo Colorado, Las Higueras, obviamente la escuela albergue en Volcán Higueras, y en muchísimos lugares donde tenemos que seguir trabajando.
Uno de los temas centrales sobre los cuales venimos trabajando fuerte en educación es cómo mejoramos la calidad de nuestro sistema educativo, eso que tanto siempre se dice, más días de clases, más edificios, mejor infraestructura. El problema que teníamos nosotros es el de la lectoescritura, chicos con serios problemas para poder escribir. ¿Por qué? Cuando uno se sienta a hablar con los docentes, advierte que uno de los problemas centrales es que los chicos no ven un libro ni en foto durante mucho tiempo. Hemos entregado un millón seiscientos noventa y nueve mil cuatrocientos nueve libros y manuales en la Provincia (Aplausos). Eso ha permitido, junto con algunos otros importantes avances tecnológicos, como entrega de netbooks, más de noventa mil en la Provincia, que los chicos puedan ir mejorando sus condiciones de aprendizaje y muchísimas otras cuestiones en las cuales debemos seguir trabajando. Sin lugar a dudas la articulación entre el trabajo del Ministerio de Educación y el Ministerio de Trabajo en lo que significa la formación para el trabajo ha encontrado justamente una sociedad que permite que miles de salteños hoy tengan posibilidades. Hace poco inauguramos la Escuela de Artes y Oficios “Roberto Romero” en la ciudad de Salta, que es un orgullo para todos. (Aplausos)
Quiero mostrarles, hablando de trabajo, cuál es la situación que tenemos hoy en Argentina y en Salta. La tasa de desempleo en la República Argentina tuvo una reducción del 7,5 al 6,9, estamos hablando del año 2007 al año 2012, en la Provincia se ha experimentado una reducción del 9,6 al 7,2%, pero esto ha venido acompañado de una fuerte reducción de la tasa de subocupación (aplausos) porque podemos decir baja el desempleo porque crece la subocupación, que es el tradicional recurso que en las épocas del enamoramiento del neoliberalismo vigente en la Argentina se planteaba también en la Provincia. A través de la creación del Ministerio de Trabajo, a través de la reducción de impuestos y de cargas que genera el trabajo, hemos bajado esa tasa de subocupación del 12,1 al 4%. (Aplausos)
Ustedes saben que los datos del mercado laboral se miden en el conglomerado urbano de Salta, de la ciudad -aquéllos que festejan cuando los datos dan mal, cuando dan bien niegan con la cara, como hacen acá-. En el mercado laboral de la Provincia ha caído el 14,3 la cantidad de desocupados, en miles de desocupados, cuando tomamos la tasa de empleo, porque justamente la actividad económica ha generado un fuerte crecimiento de demanda que ha llevado a que la tasa de empleo crezca del 37,9 al 41,2%. Cómo se explica esto. Mientras en la Nación la cantidad de asalariados registrados en el sector privado crecía un 13%, acá crecía un 17%. Hemos trabajado generando condiciones, que tienen que ver con infraestructura, con competitividad y con seguridad jurídica para que se pueda dar trabajo en Salta. (Aplausos) Aparte del fuerte trabajo que hemos realizado a través del Ministerio de Trabajo y particularmente en la Secretaría de Empleo, con la creación de fábricas sociales. Hoy tenemos funcionando veinte, tenemos previstas treinta y siete más en el transcurso de este año, vamos a superar los más de mil puestos de trabajo, de nuevos trabajadores, familias que a partir de estas empresas sociales, gracias a una modificación de la legislación que aprobó esta Legislatura, que no era para hacer movimientos piqueteros, como decían, era para que la gente que no tenía trabajo deje la condición de explotación y se adueñe de su propia fuente de trabajo. (Aplausos)
Decía que se necesita generar infraestructura para poder crecer. En este sentido hemos tenido un 33% de crecimiento a través de doscientos veintiséis kilómetros nuevos de pavimento, un crecimiento de un 658% a través de seiscientos sesenta y siete kilómetros de enripiado para permitir que nuestros productores puedan trabajar y entrar y salir de sus lugares de trabajo. Por cierto con un enorme beneficio social para comunidades que vivían en lugares que estaban total y absolutamente olvidadas. Aquéllos que transitamos el Valle de Lerma sabemos lo que ha significado la ruta de Las Blancas, el camino de Carpa del Gaucho en Rosario de Lerma, la posibilidad de la recuperación de la ruta de Quijano a Rosario de Lerma. Todas las obras, algunas de las cuales ahora van con iluminación, han permitido mejorar la situación.
Quiero hacer un aparte especial en dos obras importantes, la ruta Mosconi-Tartagal paralela a la 34, que estamos pronto a inaugurar, hoy casi una avenida urbana por el nivel de integración que hay entre Mosconi y Tartagal, y particularmente una obra muy anhelada por vecinos -y a veces criticada desde acá- que es la pavimentación de la ruta 54, nuestros hermanos de pueblos originarios de Victoria merecen tener condiciones de vida como nosotros (aplausos). Quién de ustedes puede tener el coraje de discutir cuánto vale una vida, de aquél que solamente puede salir en helicóptero durante cinco meses del año para asistencia sanitaria de alta complejidad, que no pueden tener ahí. Si no tienen camino no pueden crecer. Es la posibilidad de transformar esos pueblos de trabajadores que tanta postergación han tenido, a través de ese pavimento podrán vender sus artesanías, su producción, su ganado menor y mayor, espero, en algún momento.
Hemos trabajado garantizando inversión energética. Salta ha tenido un crecimiento de cuatrocientos dos megavatios en el transcurso de estos cinco años. Hemos generado nuevas cinco centrales de generación y también se ha crecido en tendidos de media y de alta tensión más de un 16%, ochocientos diecisiete kilómetros sumados a los quinientos y pico que hablaba recién de tendidos de baja tensión que permiten que la gente pueda tener, amén de obras que hemos hecho con financiamiento de Nación y a nivel internacional en Colonia Santa Rosa y Metán para mejorar el riego de cultivos. Hemos trabajado muy fuerte a través de un sistema de incentivos y de créditos para sectores de la producción que han llevado ciento sesenta y un millones doscientos cincuenta y tres mil novecientos sesenta y dos pesos. Estoy hablando de créditos del sector ganadero, vientres, reproductores, remates en ferias, la línea de desarrollo productivo de Pymes, aquéllos desde el Fondo Provincial de Inversiones. A eso tenemos que sumarle el Plan Alambres, tres mil setecientos setenta y seis kilómetros de alambre. Qué significa. Que trescientos doce pequeños productores pueden tener su ganadería.
Hemos trabajado también en asistencia no reintegrable por más de cuarenta y tres millones de pesos a quince mil seiscientos productores. Se han entregado a cooperativas, como ustedes saben, más de veinticinco tractores, palas cargadoras. Eso ha permitido que en Salta, mientras en la Argentina tuvimos una reducción, el incremento en el stock ganadero, número de cabezas, haya crecido el 20%, y quiero ser claro, hemos salido de ochocientas ochenta y un mil quinientos cuarenta y nueve a un millón cincuenta y cuatro mil ciento treinta y nueve.
Hemos crecido también en el sector lácteo, a través de litros de leche por día y de tambos, en cultivos extensivos e intensivos, uno de los lugares visibles, obviamente, la vitivinicultura que ha tenido un crecimiento grande. Pero yo acá quiero desmitificar algunas cosas. El total de hectáreas bajo cultivo en Salta en los últimos cinco años creció un 35%, quinientos sesenta y cuatro mil ciento cuarenta y nueve nuevas hectáreas de cultivo hemos tenido en la Provincia. ¿Cómo no lo hemos hecho? Trabajando para morigerar el impacto de lo que significaba, en Salta, las hectáreas autorizadas de desmonte en la Provincia.
Miremos lo que está pasando desde el año 2003 a la fecha (alude a lo proyectado). Le ha tocado a mi gobierno hacerse cargo en el momento en el cual la provincia de Salta rompía todos los récords de América Latina en cantidad de hectáreas de autorización de desmonte. Miren lo que se ha crecido en el transcurso de este tiempo. A pesar de ello hemos logrado que tierras improductivas, gracias a que tienen más competitividad, puedan crecer en un 35%, sin generar ese impacto en lo que significan nuestros recursos naturales. (Aplausos)
En ese sentido se ha notado también un fortísimo crecimiento con igual celo en materia de normas ambientales en lo que significa el sector de la minería en la Provincia de Salta. Semanas pasadas estuvimos recorriendo emprendimientos con amigos intendentes y legisladores en el departamento Los Andes. La cantidad de empleo que ha generado ese enorme crecimiento de actividad que hemos tenido es del 46%, salimos de siete mil novecientos noventa personas que trabajan en la actividad de la minería a once mil setecientos cinco. Todo ello cumpliendo estrictas normas ambientales que tenemos a través de nuestro nuevo Ministerio.
Eso ha venido acompañado de un fuerte crecimiento en lo que significa la actividad industrial, la cantidad de empresas, de parques industriales, no hace falta ser industrial, hace falta pasar de vez en cuando por el Parque, de paso pueden observar lo que ha significado el pavimento de esa ruta, también la que viene de Solidaridad y demás, van a advertir que se ha crecido de sesenta y uno a ciento ochenta y un empresas. En parques industriales hemos tenido un crecimiento de puestos de trabajo del 172%, mil ciento noventa y tres a tres mil doscientos cuarenta. (Aplausos)
Vamos a seguir trabajando en el tema. Este año tenemos previsto una inversión de dos millones y medio para el Parque Industrial de Pichanal y dos millones y medio para el Parque Industrial de Rosario de la Frontera, queremos poner ambos en funcionamiento de una vez por todas. (Aplausos)
Todo esto de lo que hablamos significó para la Provincia un crecimiento de un 20%, ahí no hay inflación, no hay nada, estoy hablando de moneda constante en millones de dólares, de mil cuarenta y ocho a mil doscientos cincuenta y seis millones de dólares en incremento de las exportaciones. Por qué hablo de eso, porque me interesa exportar más o menos, porque me interesa producir más o menos. A mí me interesa que nuestra gente tenga trabajo, a mí me interesa que haya dignidad y eso se logra con trabajo, con inversión y con rentabilidad de los sectores de la producción. (Aplausos)
En la actividad industrial, gracias a la modificación que han hecho en la Legislatura por iniciativa nuestra, a través del Sistema de Promociones en Servicios de Salud, igual que lo que significa la promoción turística, hemos invertido ciento veintidós millones quinientos diez mil pesos, lo que ha generado mil doscientos noventa y nueve puestos de trabajo.
Eso se ha notado, y todos los que estamos acá, por lo menos los legisladores que se han quedado en Semana Santa para participar de este acto, los que estamos en Salta hoy vemos el impacto notable en lo que significa la actividad turística, hay que salir a la calle y verlo, la cantidad de turistas por año en Salta creció en los últimos cinco años un 21%, la cantidad de plazas hoteleras un 46%, en el año 2007 teníamos doce mil ciento diecisiete plazas hoteleras, hoy tenemos diecisiete mil seiscientos cincuenta y ocho. Esto gracias a la inversión de los empresarios del turismo de Salta y a las condiciones que genera Salta para hacerlo.
¿Esto cómo se garantizó? Creciendo un 46%, seguir con los niveles de ocupación que todavía hoy tenemos en la Provincia. Tenemos que ver, por ejemplo, lo que significa el movimiento anual de pasajeros, fuente de Aeropuertos Argentina 2000, de cantidad total de pasajeros, creció un 74%. Las frecuencias semanales de vuelos de cabotajes en Salta crecieron un 46%. La cantidad total anual de frecuencia de Salta-Aeroparque, que es obviamente el principal destino, 68%. Todo esto significa mayores oportunidades no sólo para aquéllos que trabajan en la actividad del turismo, sino esencialmente una de las actividades que más y más multiplicación tiene.
Enorme crecimiento hemos tenido en lo que significa la puesta en valor de nuestro patrimonio cultural, ha generado un aluvión no solo de turistas, sino también de vecinos, en museos provinciales, más de doscientas quince mil visitas. Algo inusitado en nuestra Provincia.
Tenemos que seguir trabajando en eso. Vamos a trabajar en lo que es la Terminal de Cafayate, lo anuncié cuando estuve semanas pasadas allí, también lo vamos a hacer en Güemes (aplausos). Hablábamos el fin de semana, en Guachipas, respecto a la Hostería de Guachipas, que es una demanda en ese lugar de fuerte crecimiento y uno de los temas centrales. Hablábamos de los millones y millones de pesos que se invierten en mi gestión, que se invirtieron antes, en generar condiciones de turismo, pero nosotros todavía tenemos algo que debo decir nos avergüenza, tenemos unas espléndidas instalaciones en el Hotel Termas que requiere de muchísima inversión. Acabamos de llamar a una licitación, más de diez millones de pesos para obras en el Hotel Termas de Rosario de la Frontera (aplausos). En todos los rincones de la Provincia lo vamos a hacer, con la Casa de la Cultura frente a la plaza en la ciudad de Tartagal, con el Centro de Integración Urbano en Tolar, hemos visto los proyectos y vamos a avanzar, con el paseo en la zona Sur de la ciudad de Salta, los quince millones de pesos destinados al Parque del Bicentenario en la zona Norte de la ciudad y por cierto una deuda que tenemos los salteños con nuestra historia, con nuestra cultura y con nuestra fe es la refacción de las Iglesias San Francisco y la Catedral de Salta que vamos a iniciar este año. (Aplausos)
Hemos hecho todo esto, falta hacer muchísimo más, la pregunta obligada es ¿cómo se hace? Los predicadores de las malas noticias plantean el inminente impuestazo de mi gobierno hace no sé cuántos meses. Les quiero contar qué hemos hecho en esa materia en Salta. Nosotros no incrementamos la presión fiscal provincial: se eximió del impuesto a las Cooperadoras Asistenciales a los nuevos puestos de trabajo; se suspendió el pago del Impuesto a las Actividades Económicas para la mera compra; se eximió del pago de Impuesto de Sellos a los Contratos de Alquileres con fines comerciales; se eximió del pago de Impuesto de Sellos para los aumentos de Capital Societario; se eximió del pago de Impuesto de Sellos a contratos de locación de viviendas particulares; se redujo la alícuota de actividades económicas para los servicios relacionados con la salud y se eximió recientemente el pago de Impuesto de Sellos a las operaciones de créditos PROCREAR. (Aplausos)
Todo eso me da la autoridad moral para decirles que lo que estamos discutiendo, y hablan de inminencia, le dije al Presidente de la Cámara ayer, que es la Cámara iniciadora por cierto en estas normas, que no hay ningún apuro de mi gobierno, de la agenda de este gobierno, que se pretende un gobierno popular, la hace el pueblo no lo hacen los grupos de poder económico (aplausos). En ese sentido la reforma al Código Fiscal que se está discutiendo en estos días ¿saben qué es lo que se busca? Que no tomen al Estado como al “hijo de la pavota”. ¿En qué sentido? Que no se compre La Ciénaga por cien mil pesos, que no se compre parte de Pereyra Rosas a precio vil, porque escrituran a ese precio y estafan a los salteños, porque pagan impuesto por una compraventa. Antes, recordemos, cuando en Salta y en la Argentina había mayor acceso al crédito había menor nivel de evasión. ¿Por qué? Porque muchas de las operaciones eran con crédito hipotecario, entonces para llegar a la hipoteca las personas terminaban haciendo las transferencias prácticamente a precio real, hoy se hacen a precio vil. ¿Por qué? Porque es una cuestión, primero es la codicia, es la avaricia, que denuncia tanto nuestro Santo Padre, pero que al final del camino lo que busca es la construcción de un estado de cosas insolidario, porque lo que se busca es desfinanciar al Estado a través de la evasión, no estoy hablando de subir ningún impuesto, estoy hablando de aquéllos que evaden. Pero quiero que lo discuta Legislatura con total libertad, si ustedes quieren combatir la evasión lo hagamos, si no lo quiere hacer la Legislatura, pues entonces haremos lo que haya que hacer. (Aplausos prolongados)
Nosotros hemos logrado hacer esas cosas no sólo no subiendo impuestos, sino reduciendo el stock de deuda en nuestra Provincia. En el año 2007 con un presupuesto de dos mil novecientos noventa y seis millones de pesos, aprobado por esta Legislatura, el endeudamiento, el stock de deuda representaba dos mil ciento ochenta y nueve, estamos hablando de un 73%. Hoy, con un presupuesto de once mil ochocientos sesenta y cinco, representa, con tres mil cuarenta y nueve, sólo el 26% de nuestro presupuesto. (Aplausos)
Hemos pagado una pesada carga en términos de lo que significó crecer con financiamiento mal tomado, vamos a hablar de eso ahora, pero quiero hablar porque el stock de deuda es una forma de computar, cómo se computa la deuda, no se paga toda la deuda en un año, lo que se paga son los que se llaman servicios, que son capitales e intereses de la deuda por año. Cuando asumí el gobierno, el pago de servicio de deuda representaba el 11%, hoy el pago de servicio de deuda representa el 5%. Ese otro 6% es el que nos permite hacer todo aquello que hemos venido hablando últimamente.
En este sentido quiero hablar de una operación particularmente, que se ha discutido mucho en Salta y creo que este es el ámbito para conversar. Nosotros hemos tomado a través de la garantía de las regalías hidrocarburíferas un título llamado Fondo de Reparación Histórica, con una mecánica similar a la que en su momento se trató en Salta. Quiero hacer una aclaración, cuando en el año 2001 se trató este tema, no pasó por la Legislatura, se hizo por decisión del Poder Ejecutivo, no participó la Legislatura, ni en cómo se tomaba el crédito ni tampoco qué se hacía con el dinero y ¿saben por qué? Nos sentemos a discutir, no sólo discutimos montos, discutamos tasas, ustedes saben -los que saben algo de economía- que a mayor monto es menor tasa, en este caso es menor monto y también menor tasa, el 11,55 contra el 9,50.
Uno de los datos importantes que habría que ver, que alguien explique cómo fue el costo de colocación sobre la emisión, fue del 1,94%, peleamos mucho, nos costó hacerlo, nos demoramos para hacerlo, porque siempre hay gente que quiere cobrar más. El costo de colocación hace unos años había sido el 5,8%. Hablando justamente de parámetros éticos, uno de los temas centrales es el destino de ese dinero, hoy se están ejecutando ciento setenta y seis obras en los departamentos productores, de acuerdo a lo que estableció una ley de la Legislatura, no ha sido un cheque en blanco a este gobierno y que Rodolfo ejecuta con probidad a lo largo y a lo ancho de los departamentos de Rivadavia, San Martín y Orán. (Aplausos)
Uno de los actores centrales de todo este proceso es el empleado público, por eso hemos trabajado muy fuerte en lo que significa mejorar las condiciones de trabajo. Lo hicimos en su momento creando la Escuela de Administración Pública como una dependencia del gobierno, hemos entregado más de ochenta y dos mil certificados en cinco años, mejoramos dándoles dignidad a través de la formación y la capacitación a los trabajadores del Estado, se llamó a concurso para cargos vacantes, más de ocho mil trabajadores, que eran esos famosos contratados, designaciones sin estabilidad, le llamaban “artículo 30”, hoy son ocho mil trabajadores que tienen estabilidad en el Estado.
El paradigma cambió. Recuerdan que cada vez que cambiaba un gobierno se encontraba un nuevo eufemismo para decir que echaban a la gente. Se llegó hasta el denigrante nombre de “excedente”, un sujeto pasaba a ser excedente, más de cinco mil ciudadanos de Salta eran excedentes. ¿Qué significa? ¿Que excedían a la sociedad? No entiendo. Hoy ese paradigma ha cambiado, hemos crecido en el Estado, algunos nostálgicos de la desaparición del Estado plantearon cómo creció la planta de trabajadores del Estado, lo vieron en Salud, lo vieron en Educación y ahora en un ratito lo vamos a ver, si tienen paciencia, en materia de Seguridad. (Aplausos)
Para ser eficientes hemos requerido hacer algo que todos los gobernadores, a lo largo y a lo ancho de la Argentina, los de ahora y los de antes, siempre plantearon, una enorme discusión respecto del sistema federal, todos nos llenamos la boca hablando de federalismo, sin embargo en nuestra Provincia la situación hace cinco años era ésta. En el año 2005 del total de recursos coparticipables los municipios recibían 13,5% -estoy hablando de administración municipal, no de inversión que haga el Gobierno Provincial en cada uno de los municipios, que lo seguimos haciendo con más intensidad que antes-, ustedes advierten cómo hemos crecido en más de un 50% en los fondos que hoy administran los municipios. Hoy nuestros Intendentes han dejado de ser meros cobradores y trabajadores en alumbrado, barrido y limpieza. Definitivamente gobiernan en cada municipio, como se hace en esta ciudad, como se hace en Tolar Grande, como se hace en El Jardín, como se hace en Santa Victoria Oeste y como se hace en Rivadavia Banda Sur. (Aplausos)
Hemos trabajado también en coparticipar fondos a instituciones que hasta el momento de mi asunción estuvieron intervenidas permanentemente, tenemos conflictos, los asumo y nos hacemos cargo, particularmente estoy hablando del IPPIS, Instituto de Pueblos Indígenas. Históricamente el IPPIS estuvo intervenido, un funcionario del Poder Ejecutivo Provincial conducía el IPPIS y le decía a las comunidades de pueblos originarios lo que tenían que hacer, naturalmente nunca era un representante de ninguna etnia, sino de alguna rosca política de la ciudad de Salta. En ese sentido hemos normalizado el IPPIS, hay problemas, es cierto, porque hay un ejercicio democrático que todavía resta, que cada uno de aquéllos que son los actores, que ganen o pierdan, admita los resultados. Tengamos paciencia, trabajemos para garantizar, que no vayamos por el atajo de decir “como hay problemas, volvamos a viejas intervenciones”. Dejemos que cada uno pueda procesar las distintas tensiones y podamos de verdad encontrar mecanismos de autodeterminación y para eso le hemos dado un crecimiento de un 50% en los recursos, recuerden que la ley establecía un piso de dos y un tope de tres, estaba en el piso de dos, técnicamente no estaba en el piso de dos, se le daba un equivalente porque se había cedido eso, hoy se le está dando el 3% al IPPIS. (Aplausos)
Todas esas políticas, la política de inversión del Estado Provincial, la política de coparticipación y descentralización, también el trabajo que venimos haciendo con pueblos originarios, han permitido que en la Provincia de Salta, por primera vez desde 1914, en el último Censo el crecimiento poblacional del interior y el de la Capital fue exactamente el mismo. Tradicionalmente siempre se crecía más en la Capital, nos hacíamos cada vez más macrocefálicos. Evidentemente venimos trabajando en el sentido correcto e insto a cada uno de ustedes a que atendiendo por cierto las necesidades de esta ciudad, en donde vive casi el 50% de los habitantes y tenemos un fortísimo plan de trabajo y de inversión, que hace pocos días con el Intendente de la Ciudad lanzáramos, sigamos mirando a nuestros hermanos del interior que requieren más infraestructura y mejores condiciones de vida. (Aplausos)
Uno de los elementos centrales para mejorar la calidad de vida de la gente, decía, es trabajar en la pobreza, es trabajar en la indigencia, es trabajar en condiciones de integración social para evitar inequidad y garantizar servicios básicos del Estado, lo es la Salud, lo es la Educación y lo es la Seguridad. En este sentido es donde hemos crecido de ocho mil trescientos cincuenta y siete a once mil trescientos noventa en cantidad de agentes, si nosotros tomamos lo que en materia de estudios de seguridad se llama “policías operativos cada 1000 habitantes”, advertimos que hemos crecido de 3,2 cada 1000 habitantes a 5,2 policías en la calle cada 1000 habitantes. ¿Eso ha resuelto los problemas de seguridad en Salta? No lo ha resuelto todavía, naturalmente requiere un fuerte trabajo de toda la comunidad, mayor inversión del gobierno y esencialmente mayor formación de todos aquellos que actuamos en la materia.
Este crecimiento vino acompañado por ejemplo de la ampliación de la cobertura del 911, que pasó de seis a veintiséis municipios. Hemos crecido en logística, en equipamiento. Teníamos trescientos treinta y siete móviles, hoy tenemos seiscientos veinticuatro móviles en la Policía. Hemos trabajado en la instalación de nuevas comisarías, subcomisarías, destacamentos, puestos, a lo largo y a lo ancho de la Provincia -ustedes lo saben porque lo están viviendo-, estamos trabajando aquí en la ciudad e inauguramos otras en la zona Este y Norte de Orán, estamos trabajando en Chicoana y lo vamos a hacer en Sanidad y en Tres Cerritos, está prevista la construcción del edificio del 911 en Salvador Mazza (aplausos).
Tenemos muchísimas expectativas en el sistema de video vigilancia, a través de las nuevas mil cien cámaras de seguridad que vamos a instalar en toda la Provincia. Recordemos que es una contratación que hizo la Provincia, prevé no sólo las cámaras, obviamente también el sistema de monitoreo de control de esas cámaras y un sistema de conectividad, todos los edificios públicos, en todos los rincones de la Provincia, destacamentos policiales, centros de salud, hospitales, escuelas, cualquier repartición va a tener conectividad a teléfono celular y a Internet. Para los que estamos acá no es ninguna novedad, para los que están en los valles, en los cerros, en distintos lugares del Chaco es una gran novedad (aplausos). Eso va a venir acompañado de un servicio a la comunidad, más de trescientas plazas con WiFi gratuito para todos, que por cierto también va a acercar, para que cada uno de los vecinos en sus lugares pueda trabajar. Eso va a colaborar en esta tarea.
Uno de los temas centrales que no sólo nos ocupa, sino en los que debemos avanzar, tiene que ver con la lucha contra el narcotráfico. Nosotros nos podríamos escudar, como se hizo siempre en Salta, en que eso es competencia federal, que es un tema que no nos compete, que lo tiene que resolver otro, podemos hacer algunas reuniones, quejarnos, decir “qué horror lo que está”, hacemos dos reuniones con jueces y decimos “estamos trabajando en el tema” y la otra es embarrarse hasta donde puedas para resolver el problema. Es la vieja distinción weberiana entre la ética de las convicciones y la ética de la responsabilidad. Podemos pararnos impolutos y decir “es un horror que los chicos consuman droga, que acá pase la droga no es competencia nuestra, ocúpese el que se tenga que ocupar”. Nosotros nos metimos a fondo en el tema por eso ven esos indicadores (alude a la proyectado). Qué significa. La cantidad de procedimientos que se han realizado, con droga secuestrada, con detenidos por infracciones.
¿Hemos resuelto el problema? No lo hemos resuelto. Tenemos que trabajar mucho más. Otro de los temas importantes -que es creación de este gobierno- es la División de Trata de Personas. Hay cuarenta y ocho familias que tienen motivo para festejar porque hay cuarenta y ocho adolescentes que volvieron a sus casas y han sido rescatados de la Trata (aplausos). Nosotros hemos trabajado muy fuerte en esta materia pero necesitamos el concurso de todos, por eso hemos tenido un fuerte trabajo articulado con el Poder Judicial, en donde hemos llevado el incremento de personal en un 30% en tres años. Van a notar un incremento mucho más grande en el Ministerio Público, del 73%, producto del nuevo sistema que estamos llevando adelante, el Sistema Acusatorio, que promete garantizar más y mejores niveles de respuesta en la materia.
Hemos creado cuatro nuevos Juzgados, la Cámara en lo Criminal con el correspondiente Ministerio Público, Tribunal de Impugnaciones, cargos de fiscales, delegaciones en los distintos lugares de la Provincia. Hemos trabajado mucho en el tema.
Estamos invirtiendo más de cien millones de pesos en infraestructura en el Sistema del Poder Judicial: la Ciudad Judicial de Tartagal, la Ciudad Judicial de Metán, la ampliación -veía los otros días que ya está encaminada- en la ciudad de Salta.
En ese sentido, sumado a la nueva Ley Orgánica Policial, al mayor presupuesto asignado, algunas cuestiones que por lo menos buscaron recuperar confianza en el sistema, la autolimitación en la designación de los Jueces de la Corte, de este gobierno, que ha sometido a los nuevos designados a un verdadero, para algunos, calvario en el proceso de selección, pero en definitiva es bueno que participe la gente. Está muy bien que así sea.
Nosotros hemos avanzado a través de ponerle mucho énfasis al Sistema de Mediación, no sólo para acercar al ciudadano a la justicia, al concepto de justicia, sino también para descomprimir la tarea de los jueces, Juzgados en Cafayate, en Joaquín V. González, muy buenas noticias, la reforma hablada del Código Procesal Penal, pero, lo digo con total y absoluto respeto y afecto, nos tenemos que poner cada uno de nosotros al frente de cada una de nuestras responsabilidades, no se resuelve con más plata, no se resuelve con modificación de normas, esto se resuelve con compromiso (aplausos), no podemos seguir teniendo vecinos en Salta que tienen que hacer marchas para que avancen los pasos procesales para el esclarecimiento de hechos que han lastimado a familias. Requerimos que cada uno de nosotros ponga lo que tenga que poner, pero esencialmente que nos hagamos cargo, yo me hago cargo de lo que a mí me toca a través de la administración del Poder Ejecutivo, quiero que cada uno, a través de las normas o a través de la administración de justicia, lo haga también. Eso va a mejorar los niveles de seguridad de nuestra gente. (Aplausos)
De igual manera vivimos en una sociedad en donde la democracia ha ido mutando para ser un sistema, ya no sólo representativo también crecientemente participativo y en este sentido la creación del Plan de Desarrollo Estratégico, a través de distintas organizaciones de la sociedad civil, en donde han participado durante muchos años, es una buena noticia. Hemos elevado a esta Legislatura el proyecto de ley para la creación del Consejo Económico Social, que justamente lo que pretende es el seguimiento de este Plan de Desarrollo Estratégico de Salta. Creo que esa es una buena herramienta que puede colaborar con nosotros, como lo es también en poder dar al ciudadano, desde la cuestión básica, las decenas de miles de nuevos documentos que se entregan hoy en la provincia de Salta. Eso es posible, por cierto, gracias al trabajo articulado entre el Ministerio del Interior y el Ministerio de Gobierno de la Provincia, que permite que hoy no tengan que ir a buscar un pariente en la Capital para que vaya a tramitar el documento o la renovación, sino que se lo hace en un sistema móvil, en Victoria o en cualquier sucursal, en cualquier lugar de la Provincia, desde el departamento Los Andes hasta el departamento Rivadavia. (Aplausos)
Estamos transitando juntos un proceso de aprendizaje a un nuevo sistema de participación. Hablábamos de una democracia casi tan participativa como representativa. Una de las cosas que estamos transitando es justamente una profunda modificación al Sistema Electoral. No es una cuestión solamente adjetiva, en provincias como la nuestra adquiere ribetes también, no solo subjetivo decía, sino objetivo.
En este sentido creo que cada uno de nosotros, con responsabilidad institucional, debe saber usar las herramientas, debe saber tomar esto desde la Parábola de los Talentos y saber hasta qué punto los avances que vamos logrando los logra la sociedad, no los logra un partido político. Lo digo como el Presidente del partido político de mayor capacidad de movilización y organización política en la Provincia. Hemos resignado esa posición de privilegio a través de un sistema de voto con boleta única electrónica, para que no sea justamente nuestro poder, en términos de movilización, el que incide en el proceso electoral, queremos que sea el ciudadano, queremos que sea el vecino con total y absoluta libertad. Hemos dado un paso más, este año va a ser un 100% para todos los vecinos, a través de la nueva Ley de Financiamiento de los Procesos Electorales, única Provincia de la República Argentina que establece el Sistema del Financiamiento Público. (Aplausos)
¿Saben qué pasa? Queremos modificar el paradigma de relación entre el poder político y los grupos concentrados de la economía que gobiernan permanentemente la cosa pública en Salta, gobernaron en la Argentina durante un tiempo y en otros lugares del mundo. En ese sentido uno de los grandes méritos que la República Argentina reconocerá al querido ex Presidente Néstor Kirchner fue recuperar la posición de poder para la política en la Argentina. Se podrá estar a favor o en contra, pero el poder está en la Casa Rosada (aplausos), el poder está en el Congreso, y yo pretendo que el poder en Salta esté también en esta sede de la Legislatura y en el Centro Cívico Grand Bourg y no en otras oficinas. ¿Qué tiene que ver con lo que hablo? Nosotros queremos que aquéllos que lleguen a los cargos públicos no lleguen debiéndole una vela a cada santo, a través del financiamiento público nosotros este año vamos a destinar doce millones de pesos del Estado Provincial para sostener los gastos de los partidos políticos, cuatro en la primaria, ocho en la general, como dice la ley que salió de esta Legislatura, eso ya no tiene que ir a imprimir boletas, porque no se imprimen más boletas, es solamente para promocionar a los candidatos. Aparte de eso, en la elección general se ha previsto una inversión de quince millones de pesos, esto no es una ley para fortalecer el concurso de vanidades personales de los políticos, lo que busca es fortalecer los partidos políticos, órgano imprescindible del sistema democrático en la Argentina y en la Provincia. Por eso el financiamiento va a los partidos políticos, como está previsto a través del sistema de publicidad, y no a cada una de las facciones, porque en definitiva lo que haríamos, más que unir es desunir a cada una de esas organizaciones. (Aplausos)
En ese sentido quédense tranquilos que el sistema de distribución establecido en el decreto reglamentario guarda muchísimos más parámetros de objetividad que los que hasta ahora, las pocas veces que se distribuía algo de dinero, de vez en cuando, si había “cada muerte de obispo” se distribuía algo -no queremos la muerte de ninguno, mi querido Mario-. El problema es que el sistema de distribución fue siempre por votos, vos ibas al Tribunal Electoral “yo tengo diez votos”, “tomá diez pesos”, “yo tengo dos votos”, “tomá dos pesos”, así fue siempre, los que están en el sistema político lo saben. Hoy el sistema de distribución tiene el 50% igual para todos, sea grande, chiquito, tenga votos, no tenga votos, haya participado nunca, haya descubierto el amor por la política ayer, 50% igual para todos y el otro 50% obviamente de acuerdo a la performance electoral, porque tiene que haber un mínimo criterio de equidad, si no estaríamos haciendo una enorme injusticia.
Creo que venimos avanzando mucho en lo que significa garantizar derechos para nuestros vecinos, de esto se trata. Empecé hablando de los problemas más duros, desnudado de todo tipo de cobertura, de eufemismos, hablamos de pobreza, hablamos de exclusión, hablamos de mortalidad infantil, hablamos de indigencia, hablamos de los problemas que a mi gobierno y a mí me preocupan, esos son los problemas que no permiten que nosotros tengamos desuniones. Quiero invitarlos a cada uno de ustedes sabiendo que desde hace cinco años venimos cambiando humildemente esta realidad injusta. Hoy el Estado es el responsable de que la pobreza no sea parte del paisaje, trabajamos para cambiarla. Hoy el Estado protege los derechos de cada uno de los salteños, sobre todo de los vulnerables. Hoy el Estado es el que muestra, a través de las obras, que hay una sola Salta, ya no hay más dos Salta, no hay una Salta que crece dejando a otros atrás. De esto se trata, de cambiar los parámetros éticos del ejercicio de la cosa pública. (Aplausos)
Hermanas y hermanos, compañeros de mi fuerza política, partidos que integran el Frente del Gobierno, aquéllos que son circunstancialmente rivales, aquéllos que tienen responsabilidades institucionales, quiero terminar citando una frase de alguien que está cambiando al mundo para bien, que es nuestro Papa Francisco, que a mí en lo personal me conmovió. (Aplausos)
Decía Francisco: “Recordemos que el odio, la envidia, la soberbia ensucian la vida. Custodiar quiere decir entonces vigilar sobre nuestros sentimientos, nuestro corazón, porque es de ahí de donde salen las intenciones buenas y malas: las que construyen y las que destruyen. No debemos tener miedo de la bondad, más aún, ni siquiera de la ternura”. Nos animemos a ser buenos, hermanas y hermanos legisladores.
JUAN MANUEL URTUBEY

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada