febrero 24, 2012

Mensaje del Jefe de Gobierno Enrique Olivera, en la apertura de sesiones de la Legislatura (2000)

MENSAJE
DEL
JEFE DE GOBIERNO DE LA CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES
Enrique Olivera
AL ABRIR LAS SESIONES EN LA LEGISLATURA
EL 1° DE MARZO DE 2000

Señoras y señores legisladores: en cumplimiento del mandato constitucional vengo, en mi condición de Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a inaugurar las sesiones ordinarias de esta Legislatura y a dar cuenta del estado de la Ciudad cuya administración ejerzo.
Esta ceremonia no es un acto rutinario anual. Por el contrario, se trata de un importante acontecimiento institucional en el que todos reafirmamos nuestro compromiso con el sistema democrático, sustentado en una armónica y responsable división de poderes.
Destaco especialmente que éste es el último mensaje que dirige a la Legislatura el primer Gobierno de la Ciudad elegido por el voto popular.
Ésta ha sido una gestión que gozó de una creciente aceptación pública, con la culminación del Jefe de Gobierno ungido presidente de todos los argentinos. Me enorgullece haber sido vicejefe en esta gestión y haber sucedido a Fernando de la Rúa como Jefe a partir del 9 de diciembre pasado, cuando expliqué frente a esta Legislatura los rasgos de continuidad y los grandes rumbos a los que ajustaríamos nuestra acción en la Jefatura de Gobierno.
Como Presidente de la Legislatura, primero, y como Jefe de Gobierno, ahora, puedo certificar el esfuerzo, la dedicación y el patriotismo con que han ejercido su función las señoras y los señores legisladores, más allá de compromisos y banderías políticas. Les expreso mi más sincero reconocimiento.
Vuestra tarea permite que hoy podamos decir que la ciudad se encuentra con su marco institucional funcionando apropiadamente, y que la construcción de nuestro sistema autonómico está dando, sin retrocesos, los pasos previstos en la Constitución.
Para no fatigarlos, esta exposición se centrará en una síntesis de cada una de las áreas, de las que destacaré los hechos principales. La Memoria que ustedes tienen en sus bancas contiene una descripción detallada de todo lo realizado en 1999.
Por cierto, tanto en la Memoria como en mi exposición, encontrarán referencias a acciones anteriores y a proyectos para el futuro, dado que una gestión de gobierno posee una continuidad que no se agota en el marco restringido de un año.
Desde el comienzo de nuestra gestión asumimos como prioridad la necesidad de poner en orden las cuentas públicas, no sólo como un fin en sí mismo, sino muy especialmente para apuntalar el crédito de la ciudad, sostener una vigorosa política de inversiones y atender a los requerimientos sociales.
Este año hemos presentado nuevamente un presupuesto equilibrado, sin aumentar impuestos. Hemos reducido el stock de la deuda pública en 156 millones de pesos. Gracias a su situación financiera actual, la ciudad ascendió en su calificación de riesgo internacional, convirtiéndose en el distrito mejor calificado del país. Esta mejora pudo verificarse a pesar del contexto volátil de las finanzas en el mundo y de la recesión que padeció la economía argentina durante 1999.
Las finanzas ordenadas han sido el cimiento del Programa Plurianual de Inversiones para el período 2000/2002. Este Programa prevé, entre otras, realizaciones en infraestructura y una fuerte ampliación de la red de subterráneos. También se invertirá en el desarrollo del sur de la ciudad, para superar la postergación existente.
Por otra parte, el préstamo de 200 millones de dólares obtenido del Banco Interamericano de Desarrollo se utiliza en el Programa Buenos Aires y el Río, en inversiones en infraestructuras escolares y de salud, en mejoras en los teatros Colón y San Martín, y el Museo de Arte Moderno.
El Banco Ciudad, nuestro principal agente financiero, ha experimentado una notoria consolidación en los últimos cuatro años, incrementando sus depósitos hasta ocupar el noveno lugar en el sistema bancario nacional.
El Gobierno de la Ciudad presentó en tiempo y forma la totalidad de los estados contables requeridos por la nueva legislación vigente. Además, se ha mejorado la presentación de la cuenta de inversión y de la ejecución presupuestaria. Se han regularizado en su totalidad los pagos a proveedores y contratistas, hecho sin precedentes en la gestión de la ciudad.
Se inició el pago de la deuda previsional, empezando por los jubilados y los pensionados de mayor edad. Durante 1999 se abonó la totalidad de sus créditos a cerca de 15 mil beneficiarios nacidos antes de 1920, y a otros 1500, por urgencias.
En el ámbito de concesiones y privatizaciones de la Secretaría de Hacienda se han seguido recuperando espacios públicos y regularizando las concesiones acordadas.
Se recuperó el predio sito en Crisólogo Larralde 1338, ex Club YPF, y se lo asignó a la Secretaría de Educación; se desalojó el Paseo Costanera Sur, entre Avenida Brasil y Avenida Belgrano; se recuperó el Polideportivo Coconor, en Costanera Norte. Hace pocas semanas se recuperaron casi 70 hectáreas del Parque Sarmiento, y el viernes último, el Picadero, ubicado en Dorrego y Figueroa Alcorta.
Pasaré a referirme a la gestión de la Secretaría de Gobierno, otro de los sectores centrales de nuestra administración.
Podríamos decir que la tarea de la Secretaría de Gobierno se ha orientado básicamente en tres direcciones: una indeclinable lucha contra la corrupción; el fortalecimiento del marco institucional de la ciudad y la colaboración con la Policía Federal.
En conjunto se han formalizado, por parte de la Procuración General de la Ciudad, más de 2400 denuncias penales y más de 64 querellas a funcionarios públicos y empresas, la mayoría por delitos contra la administración. Fueron cesanteados o exonerados más de 100 empleados por la misma causa. La transparencia ha sido norma inflexible de nuestra administración.
La Escribanía General ha registrado y archivado 794 Declaraciones Juradas Patrimoniales de funcionarios del gobierno, obligatorias a partir de determinados niveles jerárquicos.
El combate frontal contra la corrupción contempla el proceso de saneamiento de la llamada Policía Municipal, cuya función ha sido absorbida por la nueva Dirección General de Verificaciones y Habilitaciones, que ha suprimido trámites burocráticos y está desconcentrando la tarea de los inspectores, permitiendo un mejor control.
La constitución del Poder Judicial de la Ciudad ha continuado de acuerdo con el mandato constitucional. En el seno de la Secretaría de Gobierno se ha creado una Subsecretaría de Justicia y Gestión Legislativa, que centraliza tanto las relaciones con el Poder Judicial como con la Legislatura de la Ciudad.
Funcionan en plenitud el Tribunal Superior de Justicia y el Consejo de la Magistratura. Están en desarrollo los concursos públicos que designarán a los nuevos jueces y camaristas
Se ha profundizado el diálogo con las nuevas autoridades de la Policía Federal para alcanzar un acuerdo en torno a la prevención, el mantenimiento de la seguridad y la represión del delito. Éste es un problema central y prioritario. El Gobierno de la Ciudad debe tener autoridad y facultades suficientes para proteger a los ciudadanos. En las próximas semanas se suscribirá, con el Gobierno Nacional, el primer acuerdo sobre esta cuestión.
En el mismo sentido, está en vigencia el Programa de Seguridad Ciudadana, creado en 1998. Además de acciones destinadas a mejorar las relaciones entre la comunidad y la Policía, se desarrollaron iniciativas de prevención situacional, y se elaboraron propuestas de reforma a la Ley Cafiero, al Código Penal, al Código Procesal Penal y al Código Contravencional de la Ciudad.
También fueron creados los Consejos Barriales de Prevención del Delito. Actualmente hay quince en funcionamiento. Dentro de las tareas que se les asignó, se otorgó especial importancia a la construcción de los mapas locales del delito, utilizando encuestas existentes y realizando otras nuevas con amplia participación vecinal.
Debo puntualizar, asimismo, que la Secretaría de Gobierno está abocada a la organización de las elecciones a través de las cuales, el próximo 7 de mayo, la ciudadanía elegirá sus nuevas autoridades ejecutivas y legislativas. Lo estamos haciendo con la colaboración de todas las fuerzas políticas de la ciudad y convencidos de que este nuevo proceso electoral será otro limpio eslabón de la construcción democrática de nuestra autonomía y de nuestro desarrollo en prosperidad.
Todos ustedes conocen la existencia de los dieciséis Centros de Gestión y Participación de la Ciudad. Según la experiencia de tres años, se advierte que la gestión de los CGPs y en general el proceso de descentralización, han crecido en credibilidad y en eficiencia. Trescientos mil vecinos concurren mensualmente a sus dependencias. La mitad de las cuestiones planteadas se resuelve en plazos relativamente breves, lo que constituye un alto índice estadístico. Está operando un centro de llamados con línea gratuita que atiende 1.500 llamadas diarias.
Las cuadrillas de despliegue rápido que actúan en cada CGP son fundamentales para acortar los tiempos de satisfacción de los reclamos.
En transición hacia la entera división de la ciudad en comunas, se ha presentado ante la Legislatura un proyecto de ley que contempla la creación de 16 comunas que representan las centralidades y subcentralidades más importantes de la ciudad. Confiamos en que pronto esta relevante ley pueda ser aprobada, para dar otro paso en la institucionalización definitiva de la ciudad.
En materia de Obras Públicas, corresponde destacar, en primer lugar, la continuación de los trabajos de ampliación de la red de subterráneos. Se inauguró la estación Juramento de la Línea D, la más avanzada tecnológicamente de toda la red. En abril del presente año habilitaremos la última estación de esta línea. Mientras tanto, se está ampliando la Línea B y se está licitando la Línea H. Hacia fines de año, por primera vez en la historia de Buenos Aires, se va a estar trabajando simultáneamente en tres líneas de subtes.
Hemos remodelado paradas en la zona del Correo Central y en el área de Retiro. Se han instalado nuevos refugios peatonales y se ha puesto en funcionamiento el carril exclusivo para transporte público en las avenidas Entre Ríos y Callao, en tanto se refuncionalizaban los ya existentes en las avenidas Córdoba y Pueyrredón. Dimos fuerte impulso a la educación vial.
Respecto de la higiene urbana, la división de la ciudad en cinco zonas ha implicado una mejoría en la limpieza de la ciudad. Incrementamos la frecuencia del barrido manual de calles en un total aproximado de 2 mil cuadras, que antes se atendían sólo tres veces por semana. De tal forma, todas las calles de la ciudad se atienden por lo menos una vez al día, de lunes a sábados.
Durante el año anterior se inauguraron 13 kilómetros de bicisendas, desde Lugones hasta Agronomía. El tramo siguiente, que llegará hasta los Parques Centenario y Rivadavia, será habilitado en los próximos meses.
Entre las obras de infraestructura vial, cabe destacar la eliminación del cruce a nivel de la Avenida Chorroarín y las vías del Ferrocarril Urquiza, con la construcción de un túnel de cuatro carriles que agilizó el tránsito en la zona, mejorando su conexión con el resto de la ciudad. El puente sobre la Avenida Riestra satisface una antigua necesidad de los vecinos de Villa Lugano. En su inauguración, algunas semanas atrás, los miembros de una comisión vecinal me informaron que el primer proyecto de ordenanza sobre este puente data de la década del 30.
Quiero destacar, como una de las grandes obras de infraestructura, la construcción del Plan Hidráulico, que terminará definitivamente con el problema crónico de las inundaciones.
Las obras de defensa y control en la Boca y Barracas se han concluido en un 95 por ciento, con seis de las siete estaciones de bombeo previstas ya en funcionamiento. Se finalizó el entabicamiento del emisario principal del Arroyo Maldonado. Se adecuó el puente de la Avenida Santa Fe sobre este mismo arroyo.
También se construyeron nuevos sumideros y obras conexas de ampliación a la red de protección pluvial. Se reconstruyó el sistema de desagües del túnel de Salguero, y están en marcha el resto de las obras hidráulicas, entre ellas la del Arroyo Vega.
Se continuó con la política de repotenciación de luminarias y, por primera vez en la historia, se encaró un programa de iluminación de veredas en varias avenidas de la ciudad. A su vez, se inició la iluminación de monumentos y obras arquitectónicas de gran valor, como la fachada del Teatro Colón, del Instituto Bernasconi, del Planetario y de los monumentos al General Urquiza y de los Españoles.
Con el fin de recuperar un tradicional paseo porteño, se reconstruyeron en su totalidad las veredas de las peatonales Florida y Lavalle, y están en plena ejecución las obras sobre la Avenida Corrientes. Tres mil ochocientas rampas para personas con necesidades especiales contribuyen a eliminar las barreras arquitectónicas que existen en la ciudad.
Párrafo especial merece la labor cumplida por la empresa Autopistas Urbanas. Se remodelaron totalmente las cabinas de peaje, y se realizó una fuerte inversión en renovación de luminarias y en construcción de nuevas banquinas sobre la Autopista Dellepiane.
Como contribución al incremento del espacio público, cincuenta y siete predios remanentes y bajo autopistas fueron reciclados, siendo adaptados fundamentalmente para personas con necesidades especiales. La autopista AU7 se encuentra en su última etapa de ejecución, previéndose su habilitación para los próximos meses, junto con un tramo de la Avenida 27 de Febrero.
Corresponde ahora hablar del ámbito de Planeamiento Urbano. El Consejo del Plan Urbano Ambiental ha formulado ya su diagnóstico, y en noventa días más estará listo el informe final para la Legislatura. En cuanto al Código de Planeamiento Urbano, después de intensos trabajos preliminares, en junio del año pasado la Legislatura aprobó en primera lectura la Ley de Ajuste y Actualización del Código.
Se ha puesto en marcha un programa de protección de áreas históricas; se ha reorganizado administrativamente la Dirección General de Fiscalización de Obras y Catastro. Se han llevado a cabo importantes mejoras en el casco histórico de la ciudad, sobre todo en los barrios de Montserrat y San Telmo, con inauguración y rehabilitación de plazas y plazoletas, y diversos circuitos institucionales y culturales.
El ambicioso programa Buenos Aires y el Río tiene por objetivo impulsar una gran renovación urbana en el frente costero de la ciudad. La gran cantidad de obras ya terminadas se suman a las que están en ejecución, a las licitadas y a las próximas a licitarse.
La plaza Puerto Argentino (ex Sky Ranch) y el Parque de los Niños que cubre dieciocho hectáreas son apenas dos muestras concretas y a la vez simbólicas de este gran programa.
En materia de vivienda hay: 2.841 unidades habitacionales terminadas y en ejecución; 1.650 unidades ya licitadas; otras 1.380 en proyecto de desarrollo, y 2.991 viviendas regularizadas mediante su escrituración.
La política para las villas de emergencias ha consistido en procurar su transformación en nuevos barrios de la ciudad mediante la ejecución de obras de infraestructura urbana -agua corriente, cloacas, pavimento, desagües pluviales, forestación, alumbrado público y la regularización y transferencia dominial de estos lotes. Éste es un programa de hondo contenido social.
No puedo olvidar lo acontecido durante una de las recorridas en las que verificaba el cumplimiento de los programas en la villa que se encuentra frente a la Cancha de San Lorenzo. Se me acercó un joven, al que le pregunté qué le parecía la apertura y pavimentación de la calle central de la villa; me dijo que le parecía bien, muy bien. Y agregó: “Necesito tener una calle y un número. Soy un desocupado; no estoy aquí al mediodía por gusto; pero sucede que cuando presento mi solicitud de empleo y escribo ‘manzana tal, pasillo al fondo’, sé que mi solicitud va a parar al canasto”. Esto no puede seguir ocurriendo en Buenos Aires. (Aplausos).
Entramos ahora en una nueva área de gestión especialmente relevante para el Gobierno de la Ciudad, las políticas sociales, constituidas por cuatro sectores principales: Salud, Educación, Cultura y Promoción Social. La exposición, por fuerza, debe ser somera y sintética.
En materia de Salud, las realizaciones están a la vista. El Programa de Médicos de Cabecera, diseñado para la atención gratuita de los habitantes de Buenos Aires que no tienen cobertura médica, se ha expandido e incluye, hoy, a 150 profesionales de distintas especialidades que atienden a 80 mil vecinos en sus consultorios particulares. También se proveen medicamentos gratuitos, prótesis y lentes para los mayores de 65 años. Los hospitales Fernández y Durand se incorporaron en 1999 al Plan de Reconversión Hospitalaria, que implica la extensión de la oferta de servicios de 8 a 20 horas, turnos telefónicos con líneas rotativas de 8 a 16 horas y áreas de informes con procedimientos computarizados.
En el curso del año pasado continuó la ejecución del Proyecto de Reestructuración Hospitalaria, el PRESSAL, con fondos del Banco Mundial. Se realizaron obras de remodelación y refuncionalización en los hospitales Argerich, Fernández, Santojanni y Durand por un monto de 16 millones de pesos.
Hace pocos días tuve el placer de abrir los sobres de la licitación para reciclar la Casa Cuna, también con una financiación que nos permitirá encarar una obra de 34 millones de pesos. Ésta es también una obra largamente esperada por los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires.
Se han introducido mejoras en el Sistema de Atención Médica de Emergencia, el SAME, entre ellas, la adquisición de quince nuevas ambulancias de emergencias con equipamiento de última generación.
Además de la optimización de costos hospitalarios, de la incorporación de tecnología en la mayoría de los hospitales de la ciudad, de las mejoras en los centros de salud y de la continuación de los programas de Salud Mental y Salud Escolar, deben mencionarse importantes campañas de prevención para la mujer, la minoridad y el conjunto de la población.
La afluencia de pacientes del interior y del exterior del país y las distinciones recibidas por nuestro personal médico y paramédico nos permiten afirmar que el Sistema de Salud Pública de la Ciudad de Buenos Aires es, sin duda, uno de los mejores del continente.
Debemos referirnos ahora a la Educación.
Hay que decir, ante todo, que los alumnos de la Ciudad han obtenido en 1999 –evaluación realizada el año anterior– el primer lugar a nivel nacional en, prácticamente, todas las disciplinas, en el Proceso de Evaluación de Calidad Educativa. Nuestro sistema educativo se consagra así como el de mayor rendimiento de la Argentina.
Quiero aprovechar esta circunstancia para felicitar efusivamente a todos los miembros de la comunidad educativa de Buenos Aires, que han permitido estos logros que significan mayor esperanza para el futuro de nuestros hijos. (Aplausos).
La Secretaría de Educación se ha trasladado a la sede de Paseo Colón 250, que es el edificio tecnológicamente más moderno de toda la administración de la ciudad. Inauguramos el nuevo edificio de la Escuela de Bellas Artes Lola Mora, viejo reclamo de los vecinos de Villa Lugano. Trece nuevas escuelas serán inauguradas en el curso de este año; tres de ellas, en los próximos días.
Las Zonas de Acción Prioritaria –el Z.A.P.–, situadas en el sur de la ciudad, han vuelto a merecer atención preferencial con el resultado de una pronunciada baja del índice de repitencia en las escuelas primarias y secundarias.
El Programa Adultos 2000 ha continuado con marcado éxito, alcanzando un total de 29 mil inscriptos a fin de año, lo que lo convierte –a poco más de un año de creado– en el tercero de su especialidad en el país. Ya se han registrado los primeros egresados de este programa.
Se ha constituido la Red Porteña Telemática, que ha unido por Internet e Intranet a cincuenta y un establecimientos de enseñanza media y superior con el Centro de Pedagogía de Anticipación y la Biblioteca del Docente. En el 2000, se prevé la conexión de todas las escuelas medias y superiores a esta red.
La capacitación docente alcanzó a todos los niveles y disciplinas: se dictaron más de mil cursos para 40 mil docentes.
Buenos Aires es una ciudad que se distingue por su rica vida cultural y por una población preparada y exigente en esta materia.
El Teatro Colón, la mayor escena lírica de América del Sur, ha desarrollado una temporada de ópera de gran jerarquía, además de sus otras actividades de conciertos y ballet. Con la intención de conquistar renovados públicos, se pusieron a la venta nuevos abonos que tuvieron gran aceptación.
El Teatro San Martín y la Organización Teatral Presidente Alvear también llevaron a cabo temporadas con importantes estrenos y reposiciones. Se restauraron y refaccionaron varias bibliotecas de la ciudad. En cinco de ellas se inauguraron espacios multimedias y, en siete, comenzó la instalación de una base de datos que terminará con una completa informatización.
El Centro Cultural Recoleta ha sido el escenario de 223 muestras y exposiciones artísticas, 163 conciertos, 484 funciones de teatro y 442 actos culturales de diversa índole, con un total de más de un millón y medio de visitantes.
Se ha proseguido con la restauración del Palacio La Prensa, actual Casa de la Cultura y sede de la Secretaría del área. Se han seleccionado establecimientos relacionados con la vida cultural, cuya antigüedad, relevancia o valor arquitectónico las distingan. Se entregarán subsidios para colaborar en el sostenimiento y conservación de sus aspectos edilicios.
Entre los festivales, debe destacarse: Buenos Aires Supernova, el Festival de Cine Independiente, el Festival de Tango y el Segundo Festival Internacional de Teatro.
Nuestra ciudad es un centro de actividades culturales de excelencia al alcance de todos los públicos.
Pasaré ahora a trazar un breve balance de nuestra gestión en Promoción Social, orientada a la atención de la Infancia, la adolescencia, la juventud y la tercera edad, además de brindar acciones y servicios de desarrollo social a los sectores considerados más vulnerables y de promover la práctica del deporte.
El Programa “Personas Sin Techo” brindó asistencia durante 1999 a 1.165 personas sin hogar, y lo hizo a través de servicios propios y unidades especiales de alojamiento.
También el año pasado se creó el Programa “Buenos Aires Presente”, que consiste en un servicio de atención telefónica permanente para la recepción o derivación de personas en situación de abandono o riesgo social.
La Secretaría de Promoción Social posee nueve móviles que están a disposición de sus programas las 24 horas del día.
Hemos seguido proporcionando a la tercera edad asesoramiento previsional especializado, además de permitir el pago de haberes a domicilio para jubilados y pensionados que presentan dificultades físicas.
Se han reempadronado los centros de jubilados y se han organizados talleres culturales con la participación de 26.187 personas. Se prosiguió con excursiones de turismo social, y se trazó un nuevo modelo de Hogar de Ancianos, más abierto y participativo.
Se intensificaron los programas para discapacitados, con actividades de prevención, rehabilitación y equiparación de oportunidades.
Se promovieron las jornadas de trabajo voluntario y la capacitación de los voluntarios.
Los jóvenes y la mujer merecieron especial atención a través de programas particulares. A su vez, el deporte ha tenido impulso y difusión con programas como “Buenos Aires en Zapatillas”, con actividades deportivas y recreativas al aire libre, asistida por profesores especializados, y con la Maratón de Buenos Aires, incorporada al calendario internacional y en cuya edición de 1999 participaron 40 mil personas.
La Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Regional diseña las políticas ambientalistas y de protección del entorno que requiere la Ciudad de Buenos Aires, aparte de preservar, mantener y ampliar sus espacios verdes, trazar proyectos de desarrollo y transformación para el sur de la ciudad, en situación desventajosa frente al resto de los barrios. Desde este ámbito fueron enviados en 1999 los proyectos de ley de Información Ambiental en relación también con el tema de impacto ambiental, Residuos Especiales, Régimen de Prevención y Control Obligatorio de Plagas Urbanas, y Calidad del Aire.
En la Memoria que se ha entregado a las señoras y señores legisladores podrá encontrarse un listado completo de la intervención de esta Secretaría en parques, plazas y plazoletas de la ciudad con un sostenido trabajo de recuperación y mejoramiento de espacios verdes, y de preservación y mantenimiento de monumentos y obras de arte.
Se instrumentó también un programa para la limpieza y el saneamiento de los lagos de Palermo, a través de un convenio con Aguas Argentinas. En la Reserva Ecológica Costanera Sur todas las áreas fueron informatizadas y se adquirieron tres nuevos móviles de reciente tecnología.
Ante los riesgos que implica un eventual brote epidémico de dengue, se está actualizando, en conjunto con la Secretaría de Salud, un programa de prevención y difusión sobre la materia , del que se informará en los próximos días.
Otro nuevo espacio de la gestión gubernativa, también de valor estratégico, es la Secretaría de Industria, Comercio y Trabajo. El apoyo a la pequeña y mediana empresa se está manifestando en la creación de los Centros Pymes barriales que interactúan con las cámaras empresarias, las ONGs, los sindicatos, los bancos, las universidades, las escuelas técnicas y nuestros CGPs.
A la vez, el Centro de Tecnología 2000 que funciona en un predio de 400 metros cuadrados, brinda asistencia tecnológica y crediticia a Pymes y microempresas para crear y fortalecer pequeñas cadenas productivas y de servicio.
Además del Centro de Diseño, se impulsan los programas “Nuevos Trabajos”, “Nuevas Empresas”, para dar respuestas creativas e innovadoras al desempleo; “Jóvenes Emprendedores”, que junto con la Secretaría de Educación convoca, en su primera etapa, a egresados de las escuelas técnicas para capacitarse en la instalación de microemprendimientos; "Empresa Social en el Barrio", que procura, mediante la solidaridad asociativa, mejorar los equipamientos de talleres y fábricas, y generar en ellos nuevos puestos de trabajo.
También se ha activado un Programa de Defensa del Consumidor, en cooperación con los 16 Centros de Gestión y Participación. Los nuevos laboratorios de prevención y control de alimentos y de ensayo de materiales construidos en el Parque Centenario serán inaugurados mañana.
Llegamos ahora a un sector de gran dinamismo en la gestión de gobierno y que tiene especial interés para la Ciudad de Buenos Aires. Estamos hablando del turismo. Ante el constante crecimiento del sector, el Gobierno de la Ciudad elevó a Secretaría la Subsecretaría existente, dotándola de los recursos necesarios. Se incrementaron los Centros de Atención Turística y se inició un Programa de Señalización Turística de la Ciudad. Buenos Aires consolidó también su posición como centro de congresos y convenciones. Se realizaron durante 1999, en las distintas instalaciones de la ciudad, 626 eventos. Próximamente será habilitada al público, en forma permanente, la Torre Monumental. Se ha licitado el servicio del Bus Turístico, que con seguridad estará en funciones antes de fin de año.
Finalmente, deseo destacar la labor cumplida por la Comisión de Derechos Humanos y la dedicación y entrega de los hombres y mujeres que integran la Defensa Civil y la Guardia de Auxilio, que acuden, inmediatamente, ante situaciones de emergencia urbana.
Señoras y señores legisladores: siento una muy especial emoción al ir finalizando este mensaje. Como dije al comienzo, se trata del último mensaje de nuestra gestión. Tengo la sensación del deber cumplido; sé que trabajamos mucho, sin reservas, por la ciudad y el bienestar de sus habitantes. Pero sé también que falta mucho por hacer, y que sólo la paciente y persistente continuidad de la democracia y sus instituciones hará que nuestro esfuerzo se consolide.
Muchos son los gobernantes que trabajaron para la ciudad a lo largo de su historia. Nos tocó a nosotros el alto honor de formar parte de la primera fórmula elegida por el voto popular. La ciudad ha demostrado que puede gobernarse a sí misma con honestidad, transparencia, participación y eficacia.
En pocos días más se iniciará la campaña electoral que culminará el 7 de mayo con la elección de un nuevo Gobierno y de una nueva Legislatura de la Ciudad. Es el momento de desear suerte a todos ustedes y a quienes los sucedan en las bancas, porque representan uno de los poderes del Estado: el que hace las leyes en nombre de los ciudadanos, a quienes representa. Para la tarea futura de quien sea elegido por el pueblo porteño, menciono prioritariamente la extensión a cien kilómetros de la red de subterráneos, la recuperación como espacios verdes de las antiguas playas ferroviarias y, sin ninguna duda, el traspaso de la Policía al Gobierno de la Ciudad, para mejorar la seguridad de todos.
Creo en el destino de Buenos Aires como ciudad mundial en el escenario global de grandes ciudades. Creo en el lugar protagónico que ocupa y ocupará en la Nación, en la región y en el mundo. Creo en la igualdad y creo en la libertad. Defenderé estos valores en cualquier lugar de la vida pública o de la actividad privada que deba ocupar en el futuro.
Y otra vez agradezco a todos ustedes la colaboración, el afecto y el respeto que me han brindado, antes como presidente de esta Legislatura y hoy como Jefe de Gobierno.
Con este espíritu y estas ideas, dejo formalmente inaugurado el tercer período de sesiones ordinarias de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Muchas gracias (Aplausos prolongados).
ENRIQUE OLIVERA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada