mayo 02, 2012

Mensaje del Gobernador de Mendoza, Francisco “Paco” Pérez, en la apertura del período de sesiones ordinarias (2012)

MENSAJE
DEL
GOBERNADOR DE LA PROVINCIA DE MENDOZA
Francisco “Paco” Pérez
EN LA APERTURA DEL PERIODO DE SESIONES ORDINARIAS
EL 1° DE MAYO DE 2012

Mendocinas y mendocinos:
Vengo a hablarles de una Mendoza inserta en un proceso de cambio sostenido en derechos adquiridos y garantías.
Mendoza tiene Espíritu Grande y hoy, como Provincia, podemos concebir nuestra dinámica en el marco de una gestión nacional y de un momento particularmente diferente de América Latina. Asistimos a un tiempo donde la solución está basada en asumir las dificultades, en plantearse los fuertes desafíos, en eliminar cada día un poco más las muchas hipocresías sociales con las que solemos justificar una Mendoza que algunas veces no se corresponde con la realidad. Así podremos avanzar con nuestro proyecto de gobierno.
Estoy al frente de la Provincia con el convencimiento de poder mejorarle la vida a cada mendocina y mendocino. Con esa intención, quiero manifestar 4 principios rectores que fundan, motivan y motivarán la mayor parte de mis decisiones, de mis políticas públicas y las de mi equipo de gobierno. Ellos son:
PRINCIPIO 1.
La Política es Más que la Administración
Mendoza nos exige en este tiempo que la nuestra, no sea una gestión más. Nos pide con nobleza que no entremos en la tímida categoría de sólo querer administrar, como único horizonte de gobierno.
En mi concepción, la administración no puede ser garantía de transformación. Ahí es donde la responsabilidad de esta acción migra a la política. Porque la política no puede tener un rol anecdótico y ocasional. La administración administra y es la política la que resuelve y ordena las metas en la gestión, nunca al revés.
Nosotros no nos asumimos eficientistas. El Estado, en situaciones de carencias estructurales, primero debe garantizar eficacia y recién ahí resolver como aplica la eficiencia a esos procesos. La eficacia es la que hace palpable los derechos. La eficacia es llegar y poder transformar beneficios en derechos, crecimiento en bienestar.
PRINCIPIO 2.
No Entiendo al Estado como Problema. El Estado es Solución
No comparto que por inercia muchos sigan defendiendo las “teorías minimalistas” que inspiran a limitar los alcances de la acción estatal al establecimiento y mantenimiento de las relaciones de propiedad privada. En la Argentina del 2003 había más pobres que gente con trabajo y el Estado era un problema.
La pobreza ha sido una consecuencia de la ausencia histórica del Estado en los últimos treinta años en nuestro país, o peor aún, de su presencia selectiva en beneficio de unos pocos.
Por ello, buscamos transformar esta realidad con un Estado presente, con compromiso social, un Estado que permita dejar en el olvido los cíclicos ajustes económicos de este país y se asuma como solución. Un Estado que enfrente las grandes tragedias nacionales promoviendo el empleo, y particularmente el trabajo formal y la modificación de la matriz productiva.
Y este Estado puede y debe trabajar desde la calidad institucional. Pero los Estados no pueden ni deben focalizarse exclusivamente en ella, porque la calidad de vida no sólo es importante, sino que además debe ser una prioridad.
Mi gobierno, el gobierno de la Provincia de Mendoza, se ejerce en un contexto nacional e internacional de un mundo que crujió y se está contrayendo, tal como las principales economías del mundo lo demuestran. Y cuando el mundo cruje, los estados se achican en sus respuestas sociales.
Sin embargo, aún con una merma del potente ciclo expansivo local, la crisis no hizo crujir a la Argentina como para desestabil izarla. Es más, es desde ese momento en que se refuerza el proceso de inclusión social desde el Estado.
Por ejemplo, ahora que regreso de una gira que incluyó el sudeste asiático, he visto cómo los fuertes procesos de industrialización y desarrollo de esa región, tuvieron al Estado con un papel central en la “acumulación de riqueza con base industrial”, encauzando el capital hacia inversiones de riesgo, mejorando la idoneidad de las empresas privadas para insertarse en los mercados internacionales y asumiendo directamente funciones empresariales a través de las empresas públicas.
Ya en el 2003, Néstor Kirchner puso tempranamente en evidencia el peso del Estado desde su propio discurso de asunción. Hoy, a 9 años, el Estado es una solución asociada a la eficacia.
PRINCIPIO 3.
Los Más Débiles Primero
El Estado históricamente, y más en décadas recientes, no aparecía como árbitro para disminuir las brechas sociales. Tanto es así que, incluso, se suele olvidar que los que menos tienen, no tienen menos porque quieren, sino porque carecen de oportunidades.
El Estado no siempre se erigió como responsable de la redistribución. No dejo de recordar la frase de un vecino de El Pozo cuando con crudeza afirmaba que si nosotros hubiéramos ido antes, tal vez algunos de ellos estarían en nuestro lugar aludiendo directamente a la falta de oportunidades, principalmente culturales y educativas. Cada avance que pudo haber celebrado la economía, no siempre se tradujo en mejorías concretas para los ciudadanos.
En Argentina, y también en Mendoza, no todos viven igual. No es ilegítimo aspirar a altos estándares de vida. Claro que no. Es absolutamente legítimo aspirar al mayor crecimiento individual posible. Es parte de las libertades, especialmente de las libertades económicas, si se aporta y contribuye impositivamente.
Pero en cambio, lo que sí es cuestionable, es que no haya garantías de derechos básicos. Es cuestionable la visión de los que propiciaban una Argentina macroeconómicamente sólida, económicamente obediente de designios internacionales pero sin redistribución; una Argentina dócil que iba a las reuniones internacionales sin postura tomada por la liberalización del comercio sobre bienes estratégicos que afectaban al país; una Argentina que consideraba que el desempleo sólo se combate con flexibilización laboral (lo mismo que ahora sucede en Europa).
Aun reconociendo que hay y habrá desigualdades, queremos que nuestro foco de acción apunte a la remoción de obstáculos que hagan a las mendocinas y mendocinos menos desiguales.
PRINCIPIO 4.
Una Provincia con identidad propia en un Modelo de País
Hemos iniciado procesos que no tienen vuelta atrás y paso a paso evidenciamos transformaciones que modelaran una Argentina de décadas.
El reclamo de autonomía de los estados provinciales, la defensa de sus derechos y las posiciones tendientes a la protección o promoción de sus intereses son nuestros deberes irrenunciables.
Pero tampoco podemos negar, ni caer en hipocresías respecto a que Argentina ha tenido mucho más que un viento de cola (para citar palabras de quienes no comparten nuestro modelo). Con datos del FMI, desde el 2003 y hasta el año pasado, 2010, el PBI argentino creció a valores constantes hasta constituirse en el tercero más alto de todo el mundo, sólo superado por China e India, y el más alto de América Latina, casi duplicando los valores de Brasil y Chile. La distribución del ingreso, según datos del Banco Mundial, pasó de ubicarse del 0,52 en el 2002, a 0,43 en el 2011, demostrando una sustancial mejora en la promoción de la justicia social en la Argentina.
Eso nos hace parte porque Mendoza es una porción de Argentina.
Y orgullosamente nuestra Mendoza, única y sin igual, está dentro de un Modelo de País, más inclusivo y solidario, con un crecimiento sostenido y una economía sustentable, aún en la complejidad internacional.
Esta Mendoza que ha adquirido y restituido derechos sociales, también mantiene una memoria activa en clave de verdad y justicia al tiempo que adquiere una identidad que nos nuclea en causas comunes con América Latina, y en particular desde el MERCOSUR y la UNASUR.
Así, somos parte de una Nación que nos modela, tanto como la construimos. Es desde estos principios desde donde quiero plantear los siguientes desafíos:
1.         Desafíos estructurales y de larga data
2.         Desafíos actuales y transversales
3.         Desafíos como oportunidades y generación de identidad
DESAFÍOS ESTRUCTURALES Y DE LARGA DATA
Año tras año Mendoza enfrenta desafíos estructurales concurrentes producto de su historia y otros de su ubicación geográfica.
Se trata de desafíos de larga data como el cuidado del agua, la provisión de energía, asuntos que requieren de grandes acuerdos sectoriales para producir estrategias de largo plazo que tracen horizontes de valor y de gestión.
Se destacan entre estos desafíos estructurales la generación de energía, la explotación hidrocarburífera y minera, la construcción de infraestructura para la producción y la integración regional, el uso responsable del agua, y otros importantes, como el acceso a la vivienda.
También se ubica aquí, por su condición estructural, el necesario proceso de Reforma de la Constitución Provincial.
Desarrollaré a continuación cada uno de estos puntos.
En estos pocos meses de gestión hemos colaborado desde Mendoza haciendo punta con decisiones estratégicas para que la Argentina avance hacia la soberanía energética que perseguimos y que resultó en una decisión histórica de nuestra valiente Presidenta, Cristina Fernández de Kirchner.
Identificamos la falencia: desinversión y desidia en zonas concesionadas a Repsol YPF en Mendoza. Actuamos rápidamente, priorizando el interés común y la estratégica provisión de energía para nuestra Provincia. Una acción que siguieron inmediatamente otras provincias y que con el aval de la Nación hoy nos permite recuperar nuestras reservas, nuestra producción y, finalmente, nuestras decisiones para acompañar el proceso productivo de la Argentina.
Los mendocinos alzamos la voz y hablamos de soberanía energética para continuar con la obra fundadora de Mosconi y de todos aquellos que sostuvieron, a pesar de tendencias políticas pasajeras, que la energía debe ser administrada por nuestro Estado, es decir, por cada uno de los habitantes de esta Provincia, integrados a una gran voluntad soberana nacional.
No hay Nación en el mundo que ignore que el petróleo es un recurso que pesa de un modo decisivo en las estructuras económicas. En este sentido no deben dudar de que la posición de Mendoza será la más conveniente frente al nuevo esquema nacional de energía administrado por el Estado. En 2010, con sumas ridículas de reinversión, las cantidades de hidrocarburos importadas fueron mayores a las exportadas. Este esquema es imposible en un país que crece sostenidamente a tasas muy altas. Ahora nos enfrentamos al paradigma de la recuperación y del crecimiento de los hidrocarburos.
Pero ello no nos exime de la tarea de reconvertir nuestra matriz energética, haciéndola más sustentable en el tiempo y ecológicamente limpia.
Tenemos convenios con las universidades para mejorar las técnicas de desarrollo de energía solar en los departamentos del Sur, y para iniciarnos en la generación de la energía geotérmica, a la largo de la cordillera de Los Andes.
Articulando y consolidando estos vínculos fomentamos la conformación de equipos multidisciplinarios para avanzar sostenidamente. Destinar calefones solares a zonas rurales, es un ejemplo del mejor aprovechamiento de biomasa y del biogas.
En lo inmediato, y en cuanto a la distribución de energía eléctrica, estamos licitando en Julio la línea de alta tensión Estación Transformadora Villa Nueva, una inversión de 22 millones de pesos que beneficiará directamente a 100 mil habitantes. La provisión y la distribución de energía son asuntos centrales en mi gobierno.
Se está trabajando para que todos los nuevos edificios que licite el Gobierno contemplen criterios de eficiencia energética y aprovechamiento del recurso solar tan abundante en nuestro territorio. Estas nuevas energías también van de la mano con la inclusión social. Es así como gracias al Programa PERMER se les ha provisto de paneles fotovoltaicos a 1.562 puesteros de toda nuestra Provincia que no tenían acceso a la red eléctrica.
Asimismo, estamos realizando gestiones para concretar un proyecto de parque fotovoltaico de 15 MW, al que se suman otros cuatro parques solares que están siendo estudiados, con el objeto de aprovechar al máximo este recurso, dando trabajo local y aprovechando terrenos improductivos.
Mendocinas y mendocinos, reitero que la articulación inteligente entre el sector público y el sector privado, orientada a la calidad de vida de los ciudadanos, es una facultad indelegable del Estado.
Es por ello que la creación de una sociedad anónima con ámbito de incumbencia sobre recursos energéticos provinciales, se inscribe como un hito imprescindible para promover inversiones y ejecutar en forma coordinada una política de Estado que le permita recuperar el rol de principal promotor del plan estratégico de energía de la Provincia.
Esta herramienta institucional se presenta como una señal concreta del proceso de Reforma del Estado, que producirá una profunda dinamización de la política energética trazada. La Empresa Mendocina de Energía, que actualmente se encuentra en debate en este ámbito legislativo, brindará al Estado Provincial y a los Municipios que la integren, un valioso instrumento para interactuar entre los individuos desprotegidos y el mercado conformándose como un catalizador político-institucional de las necesidades sociales a través del impulso de los recursos energéticos.
La conformación de esta nueva empresa permitirá el desarrollo de proyectos energéticos convencionales y alternativos, teniendo en miras no sólo la rentabilidad sino también la sustentabilidad social y territorial de la Provincia, como elementos imprescindibles de una matriz energética integral para todos los mendocinos.
Al hablar de hidrocarburos, electricidad o minería estamos hablando de “soberanía energética”, un concepto que se suma a la soberanía cultural, la económica y la financiera; todas ellas restituciones básicas, necesarias para seamos los argentinos, y no otros, los que construyamos el futuro que habitarán nuestros hijos.
Mendoza no es indiferente a la necesidad de obtener riqueza para volcarla en beneficio de la vida diaria y del futuro de las personas. Tenemos en Mendoza una geografía agreste y hostil pero generosa en recursos minerales que permiten desarrollos en los tipos de bentonita (para hidrocarburos), talco, sales de potasio (como fertilizantes), ripios y arenas (para la construcción), rocas (construcción y ornamento), turbas (para cementeras), piedra pómez (en construcción), baritina, yeso y cemento, entre otros.
En materia de minería quiero ser claro y categórico. La agenda del gobierno, o sea la agenda del gobernador, es la agenda de los mendocinos y mendocinas, no es la agenda de algunas editoriales ni la de algunos grupos de presión. A estos, les pido que transparenten sus posiciones y sus intereses como hace cualquier mendocino cuando se expresa a favor de uno u otro tema de la vida pública mendocina.
Una acción firme y decidida en este sentido ha sido la radicación de la empresa brasilera VALE que constituye el mayor hito nacional en términos de inversiones de gran magnitud orientada a la extracción de sales de potasio.
Otra, más actual, es la firma del acta constitutiva de la OFEMI (Organización Federal de Estados Mineros); en este organismo las provincias argentinas que desarrollan estas actividades convergen para coordinar acciones y criterios, reafirmar el desarrollo minero sustentable y sostenible, incorporar valor agregado industrial, desarrollar procesos productivos orientados a sustituir importaciones, articular acciones con el sector universitario y científico, capacitar recursos humanos y actuar como órgano que contribuya a la resolución de conflictos en la actividad.
Pero como dije al principio, Mendoza se inserta con identidad propia en un modelo de país que construye y del que participa. Con valores claros y con nuestras prioridades explicitas estamos dispuestos a fomentar, discutir y respetar los proyectos que se presenten, con voluntad de generar desarrollo y fuentes de trabajo; pero toda iniciativa deberá estar dentro del marco jurídico dos normas: la Ley 7722 y la Ley 8051 de ordenamiento territorial y uso del suelo.
Entendemos así que la licencia social es un imperativo ineludible en este tipo de proyectos, la autonomía de la defensa de los derechos ambientales y el uso responsable de los recursos. La creación de la Agencia Territorial de Uso del Suelo, en cumplimiento de la ley, respalda nuestras decisiones.
Debemos plantear nuestras estrategias de crecimiento en base al respeto de las leyes, de la voluntad popular y en saber identificar las necesidades de infraestructura que apoyan ese crecimiento.
Un eje importante son las comunicaciones de la Provincia con las economías contiguas, por ello hemos avanzado en un convenio entre la Nación y la Provincia que en el mes de Septiembre nos permitirá licitar la construcción de una obra estratégica como es la autovía en la Ruta 40, con doble vía desde el Aeropuerto Gobernador Francisco Gabrielli hasta el límite con San Juan. Asimismo hemos logrado en el mes de marzo la habilitación total de la doble vía de la ruta Nª7 hacia San Luis, y estamos trabajando junto a la Nación en todos los tramos de la Ruta 40 hacia el sur provincial que todavía no se encuentran pavimentados.
Subrayo la importancia de la integración regional y la decidida trascendencia de Mendoza en el contexto del Mercosur. Por ello ratifico nuestro compromiso con el proyecto del Ferrocarril Bioceánico Aconcagua y estoy impulsando la postulación de Mendoza a la presidencia del Ente Binacional Ferrocarril Trasandino.
Es nuestro objetivo también encaminar decididamente el paso internacional Las Leñas entre San Rafael y Rancagua, es el paso de baja altura (a 2200 msnm.) mejor ubicado de los 82 posibles a lo largo de frontera entre Argentina y Chile.
A partir de la creación de Aguas Mendocinas y la intervención del Estado trabajamos para que los mendocinos tengan agua potable de calidad y en cantidad suficiente, siempre apelando al uso racional de este vital elemento.
Con el Programa de Mejoramiento Operativo vamos a renovar la flota de 69 vehículos que tienen más de una década de antigüedad (camiones, topadoras, retroexcavadoras y camionetas), recuperando así la presencia de AYSAM en las calles disminuyendo los reclamos de los usuarios. Colocaremos medidores en la plantas, acueductos y en 10.000 domicilios para ir mejorando el control y las pérdidas de agua potable.
Incorporaremos tecnología en las plantas potabilizadoras mejorando en un 15% la capacidad de producción de agua potable. Con el Plan Estratégico de Obras de Agua y Saneamiento se está construyendo la ampliación de la Planta Depuradora de Benegas, que mejorará la dotación de agua en Godoy Cruz y Guaymallén y licitaremos este año las estaciones depuradoras de Santa Rosa, San Rafael, Villa Tulumaya¬Lavalle, General Alvear y Tunuyán, además de varias conexiones cloacales nuevas.
Para determinar las posibilidades de crecimiento de la Provincia, este año comenzaremos el necesario balance hídrico que se viene postergando desde la promulgación de la Ley de Aguas en 1884.
En el mismo sentido ya hemos convocado a las universidades, a los especialistas de todo el sector del conocimiento, a los organismos públicos, para elaborar el Plan Agua 2020. Necesitamos optimizar cada gota para multiplicar el potencial de cada cauce de agua y proyectarnos en un crecimiento armónico urbano y rural.
La puesta en marcha de los Consejos de Cuencas, convocando, como es característica de este Gobierno Abierto, a todos los actores sociales, nos ofrecerá una herramienta para alcanzar mayor eficiencia en la distribución del recurso hídrico y definirá las obras a realizar para lograr el gran objetivo de eficiencia para el crecimiento.
Quiero ampliar el camino del cambio que hemos abordado los mendocinos con dos proyectos de ley que enviaré a esta Honorable Legislatura.
Con el primer proyecto, buscamos posibilitar un marco legislativo para las tierras sin derecho de agua, a través de una metodología de selección que nos permita desarrollar nuevas zonas a ser irrigadas por aguas subterráneas y aumentar así la producción de la Provincia, manteniendo las preferencias establecidas en la Ley 4.035.
Con el segundo proyecto, pretendemos recuperar tierras para la actividad productiva. Dada la crisis hídrica actual en la Provincia no podemos permitir que derrochemos el agua en tierras incultas, en zonas con grandes posibilidades de generar riquezas, por ello propongo el debate en relación a proceder a la expropiación de las tierras abandonadas cuya deuda con Irrigación supere el avalúo fiscal.
El objetivo de este proyecto de Ley será reintroducir más de 13.000 hectáreas en el sistema productivo para potenciar nuestra economía, declarando de utilidad pública y sujetos a expropiación forzosa los bienes inmuebles rurales que al 31 de agosto de 2012 registren deudas impagas ante el Departamento General de Irrigación que exceda el monto del avalúo fiscal, con más de 10 años de deuda y que se encuentren en estado de abandono productivo, con el objeto de ser afectados a los planes de colonización establecidos por la ley 4.711 o por el régimen legal que lo sustituya o modifique.
Conozco perfectamente el déficit habitacional de nuestra Provincia, esa es una de las grandes deudas que tenemos con nuestra sociedad; y no se trata simplemente de números y de proyecciones o de culpas del pasado, sino de medidas y de gestión para que cada familia mendocina tenga las herramientas lo suficientemente ágiles y posibles para aspirar a la casa propia.
Desde que puse en marcha del Plan Estratégico de Viviendas 2012–2016, con sus 12 líneas de acción hasta hoy, se encuentran en construcción 2.273 viviendas en toda la Provincia y se han licitado para su construcción otras 2.107 viviendas. Además estamos trabajando en la ampliación y mejoras de otras 879 viviendas.
Gran parte del empréstito que tomará la Provincia será dedicado a la vivienda y aplicaremos creatividad financiera para ir incorporando recursos a la estrategia.
Estamos diseñando una acción conjunta entre la Provincia y el Banco Nación a fin de crear un fideicomiso que otorgará créditos individuales destinados a la construcción y/o ampliación para familias con ingresos superiores a los $6.000 del grupo familiar, a una tasa fija en pesos y de 12,9 % y con un máximo de 20 años para su cancelación. Esta nueva alternativa nos permitirá otorgar hasta 2.000 créditos anuales entre los $ 200.000 y $ 400.000.
Sinceramente siento que es hora que los dirigentes mendocinos nos pongamos a la altura de los tiempos que nos toca vivir y seamos lo suficientemente maduros y abiertos, como militantes y como ciudadanos, para ponernos de acuerdo y no postergar más la indispensable reforma institucional de la Provincia.
Hablo de una reforma institucional basada en dos grandes ejes, la reforma política y la reforma de nuestra Carta Magna.
Como Gobernador asumo el compromiso de trabajar en una agenda abierta con ustedes Señoras y Señores Legisladores para abordar todos los temas que formarán parte de la reforma política y de la ley que declare la necesidad de la reforma constitucional a fin de que puedan debatir estas iniciativas y aprobarlas durante este año.
Imagino durante el año próximo a los mendocinos eligiendo una convención constituyente para debatir con grandeza un nuevo modelo político y social más amplio, plural y participativo que permita mejorar la vida de nuestros comprovincianos y de las generaciones que vendrán.
La construcción política siempre se realiza sobre la imagen de futuros posibles, en este sentido quiero decirles que podemos transcurrir nuestros mandatos sin trascender y ser meros administradores, mientras la gente mira de lejos la cosa pública; o podemos ser la generación que tuvo el coraje de pensar distinto y ponerse de acuerdo para sentar las bases de una Provincia donde cada uno pueda desarrollar sus proyectos de vida plenamente.
De corazón les digo que deseo ese futuro, el que nos permita sentir que ha valido la pena que estemos aquí cumpliendo el honor de representar a nuestro pueblo.
DESAFÍOS ACTUALES Y TRANSVERSALES
Existe un segundo bloque de temas que trabajamos junto a mi equipo bajo el subtítulo de “Desafíos Actuales”.
Se trata de problemas abordables en el mediano plazo, a los que nos acercamos mediantes equilibrios políticos y consensos sectoriales que establecen prioridades, conllevan una asignación presupuestaria de las más significativas, y requieren de políticas públicas y de programas transversales.
Me refiero a temas de educación, salud, promoción social y seguridad, y a las propuestas concretas que tenemos para mejorar la calidad de estos servicios públicos.
 Sólo mediante decisiones políticas adecuadas podemos alcanzar las metas que nos proponemos, metas relacionadas con el bien común, el respeto a los Derechos Humanos, las libertades individuales y el crecimiento.
No somos una Provincia que bregue en solitario por incluirse en un panorama político nacional, no somos un sector que tímidamente se arrima al centro de las decisiones, nada más errado. Somos protagonistas de un proceso de restitución de soberanía y de bienestar ciudadano.
Quiero que la estrategia más clara de mi Gobierno esté orientada hacia la educación y en eso trabajo todos los días; nuestra participación en la historia de Mendoza será valorable sólo si conseguimos que el concepto de educación se instale nuevamente en los asuntos centrales de la vida cotidiana de los mendocinos. Debemos tener una mirada positiva, absolutamente positiva y llena de confianza porque la educación es nuestra gran herramienta de inclusión.
Estamos acompañando un proceso de reafirmación de la educación, desde la universalización de las salas de cuatro años (87% de las salas que se postularon fueron incorporadas), pasando por una educación inicial sustentable y diversa en cada uno de los sectores sociales y hacia una instrucción superior de calidad que abra a nuestros chicos y chicas las puertas de las universidades.
Todo el apoyo que el Estado pueda brindar a los estudiantes debe ir acompañado del mismo nivel de exigencia. Cuanto mejores sean nuestras herramientas más altas deben ser nuestras metas.
La consigna de nuestro Gobierno Abierto se ha reflejado rápidamente en el área de educación, porque las autoridades del área caminaron el territorio y mantuvieron 120 reuniones con 1.500 directivos y 1.500 padres de toda la Provincia. Hemos salido enriquecidos y fortalecidos de esos encuentros; hoy sabemos más y conocemos más a fondo qué pasa en las escuelas y en los hogares porque nuestro primer objetivo fue hacernos dueños de un diagnóstico claro y realista para enfrentar el desafío.
La Directora General de Escuelas se reunirá cuatro veces al año con todos los actores relevantes del sistema educativo, en una acción inédita en nuestra Provincia. Cuatro veces al año serán convocados docentes, padres y alumnos, los tres pilares fundamentales para que el acompañamiento del Estado se refleje en más y mejor aprendizaje, con un progresivo y mayor involucramiento de las familias.
Hay más de medio millón de estudiantes en Mendoza, desde el nivel inicial hasta el nivel terciario, a esto sumados los casi 20 mil chiquitos en los jardines maternales. Allí está el cambio, ese es el futuro, esa es la esperanza de nuestra sociedad.
Así como otros socavaron nuestra sociedad desde la base, excluyendo a los niños y jóvenes del sistema educativo, nosotros debemos ser creativos y poner más y más energía en la reparación y consolidación del sistema educativo.
Con la educación modelamos los buenos deseos de una sociedad. Allí hay que aplicar energía de gestión para reconstruir y recuperar aquella escuela, poniendo en valor y respetando cada día más el rol docente. Nos preocupa hoy vivir una realidad bastante más ingrata; pero esa realidad debe ser aceptada para poder superarla en la educación de este tiempo.
No debemos quedarnos en un diagnóstico facilista e ir al fondo del asunto. He dispuesto 18 millones de pesos para la construcción de una biblioteca pública en cada departamento mendocino y la movilización de recursos de varias áreas del Estado para apoyar a las más de ochenta bibliotecas populares de la provincia con libros, equipamiento, mobiliario y tecnología.
Durante 2012 todas las escuelas secundarias de Mendoza serán cubiertas por el Plan Conectar Igualdad, con la entrega de 44.200 netbooks para los chicos y sus docentes. El 90 por ciento destinado a estudiantes de nivel medio. El desafío de recuperar aquello que se ha perdido siempre es estimulante, por eso quiero que compartan un sentimiento de alegría conmigo.
Fortaleceremos el plan FINES, que estimula y facilita la terminalidad del secundario para quienes no pudieron hacerlo, incrementando las posibilidades que tengan estas personas de conseguir un mejor trabajo.
Mendocinas y mendocinos, nada hay más importante que la educación en la vida de los hombres. En Mendoza hemos capitalizado un concepto: la Cultura del Trabajo, hoy debemos concebir esa idea únicamente si está acompañada por la educación.
No voy a permitir que chicas y chicos mendocinos sean tomados como mano de obra barata. Insistimos en la erradicación del trabajo infantil con una labor interministerial e incluso actuando como querellantes en causas judiciales donde la explotación del hombre por el hombre en el agro y la inclusión de los niños en la tareas rurales o en los hornos de ladrillo se equipare a la trata de personas.
Los chicos deben estar en la escuela, esa es una garantía que debe ofrecer el Estado, pero de la que se tienen que hacer eco los empresarios y las familias.
No es factible, no debe ser aceptable hoy en Mendoza promover capacitaciones en oficios o en labores rurales sin que nuestros chicos estén incluidos y sostenidos por el sistema universal de derechos y garantías desde la escuela pública.
El Programa Buena Cosecha ya instaló 70 centros socioeducativos, gracias a convenios que incluyen esfuerzos de los Municipios, la Provincia, la Nación y organizaciones de la sociedad civil.
La tarea es prevenir y erradicar el trabajo infantil para que cada vez que alguien en el mundo consuma un producto mendocino, sepa que no hay en él ni una gota de trabajo esclavo o de explotación de la infancia.
En vías a construir el Seguro Provincial de Salud hemos puesto en funcionamiento el registro único del sistema, que será el resultado del cruce de los datos de todos los registros públicos y privados existentes en materia de salud, base fundamental para lanzar el Seguro y para conocer a quienes están excluidos.
Vamos a crear el primer laboratorio de productos medicinales, ubicado en el departamento de San Rafael. De modo articulado con la Nación, estamos definiendo qué productos se elaboraran y donde se distribuirán para integrarnos al sistema nacional de provisión de medicamentos “Remediar” y colocar los excedentes en todo el territorio nacional.
Se pondrán en marcha las unidades de diagnostico intensivo de complejidad intermedia que atenderán las 24 hs, de los 365 días del año con el objetivo de descomprimir las guardias de los hospitales y dar una respuesta en el territorio a sus habitantes; las mismas estarán ubicadas en puntos estratégicos como La Paz, Lavalle, Las Heras, Tupungato, Gral. Alvear y Maipú. Asimismo profundizando el cambio que queremos para nuestros efectores públicos crearemos las unidades de cirugía ambulatoria con el objetivo de reducir las listas de espera quirúrgica en los hospitales.
También incorporaremos un centro móvil de diagnostico y asistencia, que incluye servicios de radiología, mamografía, ecografía y consulta general, para las poblaciones mas alejadas de los centros urbanos en un plan de asistencia programada que comenzará con la atención directa a nuestros pueblos originarios.
Desde nuestras funciones públicas observamos los problemas sociales de la Provincia y trabajamos día a día en sus soluciones; soy un gestor sincero que ha decidido invertir su periodo frente al Ejecutivo para cambiar y mejorar la vida de las personas.
Fuimos al Pozo, donde, como en otros vaciaderos de la provincia, las personas trabajan y viven en condiciones inaceptables. Hemos puesto allí todas las herramientas con las que cuenta el Estado en materia de infraestructura, ambiente, salud, educación, cultura, deportes, e inclusión ciudadana, con operativos de documentación y asistencia social.
La idea es que los excluidos puedan reinsertarse plenamente, por eso actuamos en un trabajo conjunto con los habitantes, para conocer a fondo su realidad y brindarles una verdadera oportunidad.
Tal vez en otros tiempos lo aconsejable era sacar de la agenda pública estos problemas, mirar hacia otro lado, ocultar la pobreza y seguir evitando las responsabilidades. En estos tiempos las cosas no son así, no estoy al frente de la Provincia para perpetuar la indignidad de los más débiles.
Creo en la intervención del Estado, en una intervención plenamente positiva que no deje a nadie aislado o sin chances de integrarse. La larga serie de medidas provinciales y nacionales pensadas para el bien de las mayorías han dado como resultado un ciclo de desarrollo de una magnitud plena y de una duración que no conoció jamás nuestro país.
Un componente de ese desarrollo es la Seguridad Ciudadana, a la que entendemos como un bien público, una condición necesaria para el desarrollo económico y el bienestar social. Sin seguridad ciudadana no hay gobernabilidad del territorio.
Las políticas públicas exitosas en materia de seguridad ciudadana son aquellas acciones transversales que articulan al Estado con la Sociedad Civil, a través de mecanismos efectivos de participación y que mantienen un adecuado equilibrio entre prevención y coerción.
Estamos Reforzando el Sistema Preventivo Integrado de Seguridad de Mendoza, incorporando 470 nuevos policías en el año en curso.
Se ha intensificado la capacitación, obligatoria y constante, para más del 90% de los 9.470 miembros de la Policía de Mendoza, lo que permitirá optimizar su labor y revalorizar su papel en la sociedad.
He decidido destinar 25 millones de pesos para la compra de 260 cámaras de video y vigilancia urbana, que se instalarán en las zonas Sur, Este y Valle de Uco.
Continuaremos incorporando equipamiento, como las netbook que modernizarán el sistema de identificación en los patrulleros y las cámaras que se integrarán a los móviles.
Diseñaremos un sistema único de información sobre violencia y delincuencia en articulación con universidades y las organizaciones de la sociedad civil y ampliaremos la atención integral a víctimas de delitos.
Pero quiero hablarles con franqueza, el esfuerzo que todos los mendocinos podamos hacer como Estado, con el diagnóstico de los problemas de seguridad y con las acciones concretas que nos equipen para enfrentar el delito siempre serán incompletas o tardías, porque trabajan solamente con los síntomas del problema, no con sus causas más profundas.
De los 3.040 internos que hay alojados en las penitenciarias de Mendoza, más del 70 % no supera los 34 años de edad, y un 50% de ellos tienen entre 18 y 24 años de edad. Además el 90% de esa población no tiene la terminalidad educativa y el 60% de ellos no terminó la escuela primaria, siendo solo 56 internos que cursan carreras universitarias. El 40% de esa población reincide en el delito.
Apelo aquí a todas las familias mendocinas, porque es muy triste que se estén diseñando cárceles para chicos que todavía no han sido detenidos. Hay que frenar la indignidad de que el hijo de una familia salga armado a la calle y mate al hijo de otra familia porque los códigos de la calle lo sustentan. Queremos que los chicos y chicas de Mendoza empuñen un libro, un pincel, una guitarra o una pelota; nunca un arma.
Debo reconocer que cada dura prueba a la que pueda estar sometido en el ejercicio del poder, es un aprendizaje que lo hace a uno acercarse al dolor ajeno. Y el Estado, por más que haya aumentado su eficacia, puede verse lento, cuando no impotente frente a ello.
Muchas veces siento angustia, pero es mi responsabilidad, como gobernante, aún frente a hechos conmocionantes, responder y hacer más cercano y humano el trato del Estado para que estemos presentes en cada necesidad.
Me conmueve el dolor de una víctima a manos de delincuentes, o el de las víctimas de los cientos de accidentes viales en nuestra Provincia. Me conmueven los barrios postergados y marginados, que necesitan de más presencia del Estado, de más oportunidades. Siento angustia al enterarnos que chiquitos de 12 años están trabajando. Me indigna el dolor de un paciente que espera horas por un turno para ser atendido. Me genera impotencia cada familia sin un techo.
Es en estas situaciones en donde pido a Dios fuerzas, entereza a mi familia para que nunca deje de acompañarme, para estar a la altura del dolor ajeno que se siente como propio.
Es ahí donde intentamos focalizar nuestra acción para no llegar tarde con medidas efectivas y para no temer al fracaso.
Por eso, quiero anunciar que trabajaremos para construir una fuerte unión de esfuerzos, una tríada de relaciones articuladas formadas por un “Estado Presente, por Barrios Integradores y por Familias Responsables”.
El gobierno de la Provincia iniciará un proceso de intervenciones sociales y acciones coordinadas con los Intendentes respectivos, con los propios ciudadanos, con empresarios comprometidos, con las Iglesias y las ONGs, para brindar soluciones en los departamentos, barrios o sectores que presenten fuertes fragmentaciones urbanísticas y sociales. Esto constituye “la asignatura pendiente” de las políticas públicas locales.
Esta combinación conocida en la academia como “Urbanismo Social” o “Políticas Territoriales Concurrentes” es una apuesta política fuerte que reconoce la potencialidad en el problema, y que tiende verdaderos puentes hacia la inclusión. Varias ciudades latinoamericanas han entrado en transformaciones profundas para acotar la fragmentación social y urbanística el lema: “lo más bello en los lugares más complejos”.
Las Políticas Territoriales Concurrentes del urbanismo social se orientan a integrar social y urbanísticamente la ciudad apoyando a las zonas marginadas con obras públicas y equipamiento urbano, impulsar la capacidad ciudadana de organización y acción de un territorio para afrontar sus propios retos económicos, y mejorar las capacidades del gobierno local como autoridades innovadoras en los territorios.
Apoyar la formación de comparsas, muralistas, grupos y orquestas infanto¬juveniles, teatro comunitario, y grupos de murgas en barrios marginados, son sólo algunas acciones utilizadas para sacar a la luz todo el potencial creativo y cultural que están latentes en los barrios.
Sin embargo, sabemos que no existe integración social genuina si el Estado tiene que estar permanentemente sosteniendo acciones reparadoras. Por ello acentuamos la importancia del trabajo digno como modo de despertar las capacidades de autonomía de cada persona. La acción complementaria al urbanismo social tiene que ver con la integración de los jóvenes al mercado laboral.
El 50,6% de los desocupados de la Provincia, son jóvenes; la mayor franja etaria de desocupados hoy, la ocupan nuestros jóvenes hasta los 25 años de edad. Por ello, y con la convicción de que la formación y el empleo son fuentes directas de inclusión social, es que desde Mendoza, en complementación con los planes de la Nación, vamos a poner en marcha a partir de octubre de este año el Programa INICIAR.
Este Programa, en su primera fase, tiene como objetivo la inserción laboral de 5.000 jóvenes de entre 18 y 25 años, que hayan terminado el secundario, para la obtención de su primer empleo. Las PyMEs que contraten a estos jóvenes tendrán incentivos, ya que durante el primer año de trabajo el empleador deducirá del salario que le paga al joven $1.000, que éste último cobrará en forma directa a través del programa.
DESAFÍOS COMO OPORTUNIDADES Y GENERACIÓN DE IDENTIDAD
Este último bloque de desafíos nos acerca a las oportunidades que se nos brindan y a la enorme potencialidad de nuestra cultura mendocina, una cultura basada en el trabajo y el esfuerzo, en el respeto por la naturaleza y por nuestras diversidades.
Las mendocinas y mendocinos disfrutamos de nuestro aire puro y de nuestras montañas, de nuestro arte, de la música y del deporte. Es desde esta cultura provincial y desde sus valores locales que dialogamos con un mundo cada vez más integrado y globalizado.
Pero es también en este suelo donde producimos, donde queremos y tenemos la oportunidad de seguir creciendo, y desde donde nos proyectamos a Argentina y al mundo.
Es además en este contexto en donde surge una relación necesaria entre el Estado y la ciudadanía, dando formas a un nuevo estilo de interacciones que modelan también un nuevo estilo de gobierno.
Los pequeños productores mendocinos llegarán este año a los consumidores con un volumen de negocios de 50 millones de pesos a través del “Programa Frutas y Verduras Frescas para Todos”. Es un volumen importantísimo que haremos crecer cada año porque también es un modo de revalorizar el trabajo de los que viven y sostienen a sus familias en las zonas rurales y además permite a los consumidores tener un producto a un buen precio y de buena calidad.
Hoy a la Provincia ingresan más de 100 millones de kilos de carnes de pollo, cerdo y bovina desde otros lugares del país, impulsaremos con medidas de promoción, reducir en un 20 % para este año esa cifra avanzando progresivamente hasta lograr el autoabastecimiento de la Provincia, para generar así valor agregado de nuestra producción y sumando en la tarea de diversificar y ampliar nuestra matriz productiva.
En los próximos días crearemos la Agencia Provincial de Atracción de Inversiones que tendrá como objetivo promover la radicación de inversiones productivas que contribuirán al desarrollo local integrado.
Llevaremos adelante la implementación de un seguro agrícola obligatorio por contingencias climáticas que permitirá la continuidad de los procesos productivos y la recuperación de las estructuras dañadas. De esta manera terminaremos con las incertidumbres, transformando en una política de estado la creación de un sistema previsible que redundará en beneficio de los productores y de toda la cadena agroalimentaria.
Para agregar valor a nuestros productos exportables este año se licitará la construcción del Centro Provincial de Frío, que ofrecerá un servicio de cámaras frigoríficas a los productos locales que salgan al exterior desde el Aeropuerto Internacional Gobernador Francisco Gabrielli.
Pensamos como un símbolo para el futuro de la economía de nuestra Provincia el ofrecer una bodega para la inclusión de los pequeños productores vitivinícolas no integrados, que concentrarán el creciente nivel de vinos artesanales que se realizan en Mendoza.
Continuando con la cadena de valor de la industria, instrumentaremos un pool de compras de insumos secos vitivinícolas, con el objetivo de lograr economías de escala. Esto permitirá a las PyMEs vitivinícolas acceder a los mismos precios que las grandes bodegas. Asimismo avanzaremos en el proyecto del servicio de fraccionamiento móvil para pequeñas bodegas y elaboradores. El objetivo será generar mayor valor agregado en la industria, a costo competitivo.
Participaremos este año del lanzamiento al mercado, de productos argentinos en conjunto con el INV, la Bolsa y el Mercado de Valores, este será un mercado electrónico de productos físicos del agro que permitirá la formación de precios institucionales, la concurrencia libre de compradores (nacionales y extranjeros) y de vendedores. Es una herramienta más para que el productor agropecuario pueda acceder a los mercados a través de este novedoso mecanismo y tenga plena garantía de cobro de sus productos.
Vamos a destinar un monto de 6 millones de pesos en crédito a tasa cero a proyectos de innovación tecnológica apostando de este modo desde la Provincia a la anhelada inserción en la sociedad de la información y el conocimiento. Por ello, a fin de mes vamos a licitar un Polo de Ciencia y Técnica con un presupuesto de 20 millones de pesos y a continuación licitaremos los espacios destinados a las distintas empresas del rubro -dando prioridad a las locales-, generando 800 puestos de trabajos profesionales calificados.
Vamos a continuar corrigiendo las asimetrías de la economía con medidas de acción directa como son los fideicomisos. Ejemplo de ello es el Fideicomiso Olivícola que protege a nuestros productores y empresarios ante circunstancias adversas.
No hay Estado posible sin recaudación fiscal que permita cumplir con los servicios públicos. Sabemos que los cambios estructurales para mejorar la recaudación de impuestos es una decisión largamente postergada.
Es mi intención que hagamos frente a este desafío y así avanzamos. En estos primeros meses de gestión hemos avanzado promoviendo un nuevo sistema de telemedición para el control de las regalías petrolíferas. Eliminamos la tasa cero en ingresos brutos a más de 250 actividades económicas con el acompañamiento de esta Legislatura. Recientemente hemos incorporado 100 estudiantes de ciencias económicas para el control de la evasión fiscal.
No obstante, Señoras y Señores Legisladores, necesitamos ir por más. Por ello remitiré a esta Honorable Legislatura un proyecto de Ley para la creación de una nueva Agencia de Recaudación Fiscal, esta será una herramienta con autarquía que dará mayor agilidad a la toma de decisiones para incrementar la recaudación.
En materia de eficiencia del gasto público enviaré en los próximos meses dos proyectos de Ley: uno versará sobre el nuevo sistema de administración financiera y el otro establecerá el nuevo régimen de compras y contrataciones, reemplazando el Decreto Acuerdo que data del año 1967.
En síntesis, queremos promover cambios estructurales siguiendo dos grandes cursos de acción: la mejora de la recaudación y la eficiencia en el gasto.
Continuaremos con el desarrollo del Metrotranvía, licitando en el mes de julio la segunda y tercera etapa del mismo, cuyos nuevos recorridos serán: hacia el Norte hasta la Plaza Las Heras y hacia el Sur hasta la Estación Benegas, Godoy Cruz.
Es por ello que procederemos a la compra de 24 duplas, completando de ese modo un parque móvil uniforme para brindar servicio en todas las etapas que restan desarrollar en la provincia de Mendoza.
Complementando esta línea de trabajo vamos a crear la escuela de conductores en el ámbito de la Empresa Provincial de Transporte de Mendoza, para capacitar a los choferes de la misma, logrando una formación integral y permanente en el manejo del servicio de transporte público estatal.
Apoyando el desarrollo de sistemas de transporte no contaminantes, vamos a proceder a la ampliación del Ramal Dorrego del recorrido de trolebuses, el cual estará operativo en el mes de septiembre de 2012. En esta línea, hemos iniciado el desarrollo del proyecto para la construcción del primer prototipo de trolebuses de fabricación propia, con componentes nacionales, con piso bajo y aire acondicionado.
En el proceso de mejora del servicio publico de pasajeros estatal procederemos a incorporar 6 colectivos cero km con piso bajo y aire acondicionado, para afectarlos a líneas con mayor carga de pasajeros en la provincia de Mendoza.
Acondicionaremos también 300 paradas de colectivos con señalización especial para personas no videntes de modo de lograr un transporte más inclusivo.
El tiempo de cada mendocino es invaluable y hace a la libertad de cada individuo que se lo respete. Es prioridad de esta gestión digitalizar todo el sistema de trámites provinciales y acercarnos a las poblaciones para facilitar la concreción de gestiones personales. En los próximos días estaremos llamando a licitación para iniciar la primera etapa de Wi-fi libre en los principales espacios públicos de toda la Provincia de Mendoza
La acción de los centros de documentación rápida, donde también se podrán gestionar los certificados de buena conducta, las 16 sedes para tramitar la licencia de conducir y el fácil acceso a toda la información del Estado nos ponen en un lugar de vanguardia en el contexto nacional y nos ofrecen una base para seguir creciendo en nuestro concepto de Gobierno Abierto, donde la eliminación de los procesos burocráticos hagan una administración pública más eficaz.
Los procesos de Justicia deben estar integrados a la vida cotidiana y desde el Estado tenemos la obligación de hacer crecer el universo de garantías de los ciudadanos; por eso, la puesta en funcionamiento de la Policía Judicial ofrecerá un plus de confianza a las personas que se acercan a ejercer su derecho a la Justicia. Aspiramos a que una buena Policía Judicial se transforme en el peor enemigo de la impunidad.
Seguimos aplicando nuestro concepto de que el ejercicio de los derechos involucra la existencia de órganos independientes de control dentro del Estado. En este sentido resulta importante que esta Legislatura avance en la creación de la Defensoría del Pueblo de Mendoza.
Quiero agradecer además, la voluntad de esta Legislatura para avanzar en el tratamiento del nuevo Código Procesal Laboral que permita agilizar los procesos y no resentir las garantías que involucran a la defensa del trabajador. Queremos que se efectivice el principio de tutela judicial efectiva para acortar los tiempos procesales, de modo que el trabajador obtenga una solución a su litigio en un plazo prudencial.
También propiciaremos acciones que vayan en sintonía con la defensa de derechos, nos lleva a ocuparnos de acciones vitales, como aquellas centradas en la protección ambiental.
Cumpliendo con el primer punto de mi discurso de asunción, he firmado el Decreto de creación de la estructura administrativa de la Agencia de Ordenamiento Territorial y Uso del Suelo, integrada por miembros del sector científico, Universidades, Municipios y el Poder Ejecutivo Provincial. La próxima semana en la reunión del Consejo Provincial de Ordenamiento Territorial y Uso del Suelo se presentará la metodología para realizar el Plan de Ordenamiento Territorial.
Uno de los espacios que se beneficiará con este ordenamiento es el Parque General San Martín, en el que se realizarán permanentes mejoras como la incorporación de luminarias, la mantención del equipamiento, la limpieza de acequias y la mejora de la señalética. Para cuidar este equipamiento y proteger a las personas se ha creado la Policía del Parque una figura que además de custodiar la zona, también informa al turista y promueve el cuidado del medio ambiente.
Para volver a la cultura del árbol se plantarán 100.000 árboles entre junio y septiembre, en los 18 departamentos, como inicio de una campaña que durará los cuatro años de mi gestión.
En agosto se licitará el sistema necesario para resolver la disposición final de los Residuos Sólidos Urbanos del Este, por un total de 42 millones de pesos. El Consorcio que integran los Municipios de La Paz, Santa Rosa, San Martín, Junín y Rivadavia, podrán así contar con una mejora estructural en la administración de sus residuos. Inversión en infraestructura, educación ambiental y gestión responsable de los residuos son la clave de una Mendoza limpia.
Hoy los mendocinos generamos 1.800.000 toneladas de residuos sólidos urbanos por día, un kilogramo por cada habitante. Ese volumen debe ser recolectado, tratado y dispuesto del mejor modo por los municipios. Desde la Secretaría de Ambiente trabajaremos colaborando con las comunas para mejorar los sistemas de tratamiento y disposición final de residuos sólidos urbanos.
Preservaremos así la calidad de nuestro un medio ambiente limpio, para nosotros y para nuestros visitantes.
El turismo es la segunda actividad económica de esta Provincia con un ilimitado horizonte de crecimiento. En la actualidad representa el 7% del Producto Bruto Geográfico directo y moviliza un 8% adicional, llegando a un 15% en total. Existen 800 empresas registradas que prestan servicios turísticos. Durante el año 2011 la Provincia de Mendoza recibió 2,5 millones de turistas, cifra record en la historia, pero que no es un techo de crecimiento, sino un desafío para redoblar esfuerzos públicos y privados.
Por ello vamos a llevar adelante políticas activas que promuevan la conectividad, el desarrollo y la promoción turística. Desde Octubre Mendoza tendrá vuelo directo a San Pablo, Brasil, convirtiéndonos en la Provincia con mayor conectividad aérea del Oeste argentino y en este mismo sentido, considerando que tenemos la segunda terminal de Argentina después de Retiro, procederemos a llamar a Concurso de Proyecto y Diseño de una nueva Terminal de Ómnibus en Mendoza.
Todo la infraestructura pública y privada existente nos ha convertido en la segunda plaza de la Argentina para la realización de Congresos, es por ello que daremos un paso más y procederemos a llamar a licitación para la construcción de un predio ferial en Parque Metropolitano Maipú, que nos permita posicionarnos como el lugar más importante del interior del país en Turismo de reuniones, congresos y ferias nacionales e internacionales.
Mendoza se abre al mundo para ofrecer sus productos turísticos, en ese sentido trabajaremos en implementar rutas que complementen la oferta a los bellos paisajes de nuestra tierra, a los consolidados Caminos del Vino y al Festival Internacional de Música Clásica de Semana Santa. Desarrollaremos nuevos productos, entre ellos destacamos la Ruta Gastronómica, un recorrido que incluirá los sabores y la diversidad de comidas de los 18 departamentos.
En el mundo de hoy el 60 % de los potenciales turistas se informan por internet antes de elegir un destino. En este sentido vamos a sistematizar el inventario turístico de Mendoza y desarrollar un Sistema Integrado de Información Turística, el cual permitirá, mediante un espacio dinámico, la interacción entre Estado, Prestadores y Turistas colocando toda la oferta turística de forma digital y en tiempo real, facilitando la toma de decisiones.
La actividad turística necesita un marco regulatorio estable, que nos ofrezca previsibilidad a mediano y largo plazo. Esta es la razón por la que estoy remitiendo un proyecto de ley de Desarrollo y Promoción Turística, que plantea tres nuevos ejes:
a. Regionalización y federalización plena de la actividad.
b. Registración adecuada de todos los prestadores turísticos.
c. Constitución de un Fondo de Promoción e Infraestructura turística, que nos ofrezca un sustento, una base fuerte para incrementar la promoción de la Provincia de Mendoza y se lleven adelante obras de desarrollo turístico largamente demandadas, como centros de servicio al turista en el camino de alta montaña o centros de información en los ingresos a la Provincia.
Cuando un turista llega a la Provincia de Mendoza, cuenta con servicios, productos, rutas, caminos, plazas, restaurantes, bancos. Es necesario que todos tomemos conciencia del valor inmenso que tiene esta actividad que genera ingreso de divisas, promueve la inversión genuina, crea y consolida puestos de trabajo.
Debemos facilitar y crear mecanismos de participación y compromiso de todos los actores a lo largo de la Provincia de Mendoza. Ya somos definitivamente en una Provincia Turística. El gran desafío es seguir creciendo en esta actividad con plena conciencia de todas y todos.
Seguramente quienes estamos hoy aquí reunidos, sabemos que la Economía Social y Solidaria genera trabajo, y que como tal, posibilidades de una vida digna a cada trabajador y su familia.
La economía social representa en nuestro país el 10 por ciento del Producto Bruto Interno, en Mendoza hay más de 2.500 organizaciones de economía social a la que están ligados más de 180 mil mendocinos. Mujeres y hombres que supieron qué hacer cuando los políticos no supimos ni tan siquiera ver el problema en su completa dimensión.
Se trata de otra concepción ética y humana del trabajo y de la producción, que se sustenta en lazos solidarios y de respeto promoviendo la autonomía de gestión y los procesos de decisión democráticas en las unidades económicas.
Esta visión, sostenida por la Nación desde el 2003, no aborda a los trabajadores como víctimas de la exclusión social a los que hay que asistir, sino que los incorpora en un proyecto que re-sitúa a los trabajadores dentro del aparato productivo. Y lo hace de una forma que también les permite discutir las relaciones sociales en las que se insertan, planteando otras formas organizativas de la producción, otra distribución de las ganancias, el fomento de redes de consumo responsable.
Hay que reconocer, fundamentalmente, el trabajo de las mujeres en el crecimiento de este sector, que acaso represente una de las caras más visibles de la economía local, ahora decididamente apoyada por el Estado y con políticas de crecimiento orientadas con fondos provinciales y nacionales.
De los 400 mil hogares mendocinos, más de 90 mil son llevados adelante por mujeres que se han puesto al frente de los desafíos. Llevamos de 49 mil a 1.400.000 pesos el presupuesto anual para el “Área Mujer” de la Provincia.
Queremos que en los 18 departamentos se trabaje en el concepto de género y diversidad, formando a los equipos y generando ámbitos de contención y de debate. No se trata sólo de estrategia política, es nuestra obligación estar con ellas y apuntalarlas, Por ejemplo, trabajamos con las instituciones financieras privadas para que ningún moroso de cuotas alimentarias pueda obtener créditos o poseer una cuenta bancaria hasta que no cumpla con la obligación esencial de proveer de alimentos a sus hijos.
Gracias a las acciones coordinadas con la Nación fortaleceremos el programa Jóvenes con Más y Mejor Trabajo, con una transferencia de 180 millones de pesos que irán directamente hacia 30.000 jóvenes de toda la Provincia. Esto, sumado al programa INICIAR, que hoy acabo de anunciar, darán una respuesta concreta para el trabajo joven en Mendoza.
La iniciativa de que el Estado local tome como proveedores a los productores sociales inscriptos en el monotributo social y que se creen cadenas de valor constantes como la Ruta de los Artesanos, nos dan la pauta de que la presencia de la gestión es una realidad en cada barrio, en el patio de cada casa, donde dos personas se reúnen con una idea para articular un mejor presente y planear un futuro de mayor bienestar.
El comercio justo ya no es un imposible, sino un concepto que es real, con el que se manejan miles y miles de personas en esta Provincia, un modo de generar riqueza que observa la situación de cada uno y contempla la realidad no sólo del que produce, sino también del que compra.
Comercio y precio justos, no olviden estos conceptos porque serán centrales en nuestra estrategia de desarrollo.
En Mendoza se financian con continuidad más de 1.700 pensiones graciables y también se brinda asistencia integral a ancianos en distintos hogares y se ha reforzado el Macro Hogar Santa Marta.
A través del programa “Mendoza Solidaria”, iniciado por el vicegobernador, Carlos Ciurca, cuando era Ministro de Desarrollo, continuaremos potenciando el “Centro de Campamentismo”, cuya premisa es la inclusión, la contención familiar y el apoyo social, dejando atrás las viejas estructuras de patronato de menores.
Permitirá a nuestras niñas y niños tener momentos de esparcimientos, de recreación, de interacción, de juego y de alegría. Así, comenzamos a refaccionar, remodelar y acondicionar un predio de 70 hectáreas en Agrelo, Luján de Cuyo, que, inagurado 1942, desde hace muchos años fue abandonado por el Estado.
Allí se trabaja desde la interacción, corresponsabilidad y participación de diferentes actores sociales como Estado Nacional, Provincial, Municipio, los credos, las organizaciones de la sociedad civil y más de 300 jóvenes que se dieron cita el 21 de abril próximo pasado. Se propicia así la inserción y acompañamiento de la sociedad civil en el trabajo mancomunado por el fortalecimiento y recuperación de valores.
Este lugar estará abierto para todas las organizaciones sociales de nuestra provincia, para todos los establecimientos escolares y también está pensado para que en fechas especiales como la Vendimia, hijos de trabajadores rurales de todo el territorio puedan venir a disfrutarla.
En el marco del desarrollo turístico y cultural de la provincia, licitaremos la restauración de la mansión Stoppel, en calle Emilio Civit que albergará una muestra permanente del gran artista plástico mendocino Carlos Alonso. Un homenaje que se merece uno de los hijos más talentosos de esta Provincia.
Nuestra Mendoza compone un ámbito propicio para el desarrollo artístico. Pusimos en marcha el programa de producción de la Ópera y Ballet del Nuevo Cuyo, y hemos lanzado el 1 er Concurso Nacional de composición de Opera y Ballet de Cámara, basados en obras de literatos mendocinos, concurso que nos posiciona en la vanguardia cultural de Argentina.
La creación de la “Film Comission Mendoza”, que ya cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados, otorgará dinamismo y mayor proyección profesional al mundo de la creación audiovisual mendocina y apoyará el proceso nacional de crecimiento de la industria del cine.
Para recuperar los ciclos de formación de espectadores, he instruido las acciones necesarias para que el Estado Provincial recupere aquellos cines departamentales que están abandonados y que puedan ser parte del “Circuito Provincial de Infraestructura Cultural” que vinculará a los 18 Departamentos y que pondrá al alcance de todos, las imágenes de esta nueva Argentina.
El resurgimiento de la imprenta oficial de Mendoza, permitirá reeditar libros clásicos de autores mendocinos para ponerlos al alcance de las nuevas generaciones. Vamos a recuperar obras de grandes maestros locales de las letras. Todas las acciones estratégicas en el campo de la cultura, que contemplan un medido equilibro entre el desarrollo cultural propiciado en cada barrio y los grandes espectáculos, se enmarcan dentro del Programa “Espíritu Federal”, que incluye actividades en los 205 distritos de la Provincia.
El “Verano Vendimia” constituye una oferta turística, cultural y deportiva de gran magnitud. Para renovar y mejorar la propuesta se ampliará el calendario dando comienzo en noviembre con el Americanto, incorporando además, eventos deportivos nacionales e internacionales de envergadura.
Ha llegado también la hora de renovar nuestra Fiesta Nacional de la Vendimia. Preservando su tradición pero desarrollando todo su potencial, sumaremos más figuras provinciales, nacionales e internacionales que protagonizarán un nuevo ciclo vendimial.
Como primera medida pondremos en marcha el programa "10 noches de Vendimia" agregando más noches al acto central, para que más mendocinos y mendocinas, sobre todo los productores y contratistas, también puedan asistir a disfrutar del festejo que hace honor al trabajo que realizan cada año. Vamos a transformar la Fiesta Nacional de la Vendimia para que brille en su esencia el Espíritu Grande de Mendoza.
El deporte y la cultura, además de ser los complementos naturales de la educación ayudan a mantener el bienestar psicofísico y facilitan la integración social. Como deportistas o como espectadores, los mendocinos y mendocinas tienen importantes oportunidades para disfrutar de un completo calendario anual de actividades y eventos.
Tenemos el firme objetivo de que Mendoza sea en los próximos años un escenario único en el oeste Argentino para el Deporte en general y un centro regional de preparación para deportistas y atletas orientados al Alto Rendimiento Deportivo.
Para ello continuaremos mejorando las áreas deportivas del Estadio Malvinas Argentinas y coordinando con otras infraestructuras deportivas disponibles en la Provincia. Construiremos una Pista de Atletismo de Solado Sintético única en el país, apta para el deporte de elite y para la organización de eventos internacionales como es el torneo sudamericano de menores que se disputara en el mes de octubre. Se construirán luego una Pileta Olímpica, Albergue y Parque Deportivo.
Este año, después de décadas de promesas y contramarchas, podremos dotar al Instituto Educación Física (IEF) de unas instalaciones adecuadas para la formación de docentes que son de gran importancia a la hora de apostar por la inclusión en las escuelas y en los barrios.
Llegaremos a 40 mil niños y adolescentes con el Programa Mendoza Integra y el Programa Provincial de Deporte Barrial que incluye a discapacitados y forma en valores a ese gran universo de jóvenes.
Los tradicionales Juegos Evita aumentarán este año en Mendoza un 30% su cobertura y llegarán a 20 mil personas en 14 disciplinas incluyendo a adultos mayores y a discapacitados.
ESPÍRITU GRANDE
Les pido a ustedes, representantes del pueblo en este recinto, su acompañamiento. Les propongo que cada quién en su lugar y con su visión, pueda ser parte de una gran iniciativa provincial y de una fuerza que transforma.
Nadie debe renegar de sus posturas partidarias. Nadie debe dejar de defender sus convicciones. Es la diversidad la que nos enriquece. Pero hagamos que por un rato las mezquindades se aparten para que la sociedad advierta la calidad de nuestro debate, medido por los avances concretos sobre los grandes temas.
Somos una Provincia en donde la sociedad juzga, tanto como el peso de la historia nos condiciona. Hoy me toca gobernar Mendoza y tengo conciencia de que soy una circunstancia de una voluntad colectiva que nos supera y nos exige.
Haré lo imposible para estar al frente de las decisiones y de los consensos.
Es celoso custodio de esta visión y consciente de las dificultades que acarrea el consenso, el Sr. Vicegobernador Carlos Ciurca, compañero y gestor de este gran desafío. Junto a todos ustedes, legisladoras y legisladores, junto al equipo de gobierno y los Intendentes y Concejales, no queda otra opción que correr los límites de la imaginación para avanzar.
Estamos juntos en esto, y nadie estará ajeno al destino de todas y todos. Las organizaciones de la sociedad civil y el empresariado también deben orientar el esfuerzo hacia el bien común, respetando sus intereses sectoriales, pero comprendiendo un bienestar colectivo superior, un Espíritu Grande para Mendoza.
Porque tener Espíritu Grande es reconocer derechos imprescindibles para el desarrollo humano apelando a una conciencia solidaria.
Espíritu Grande es saber que necesitamos más y mejores puentes hacia la inclusión, en especial de quienes menos tienen, de los jóvenes y de cada abuela y abuelo mendocino.
Espíritu Grande es haber duplicado la inversión social tendiente a solidificar las respuestas a los jóvenes a través de los programas “De la esquina a la escuela” y “De la esquina al trabajo”.
Espíritu Grande es proyectar internacionalmente a nuestra Provincia, es conectarnos con Chile, es aumentar nuestro mercado en el mundo, es ser atractiva para el turismo receptivo y es realizar procesos de consolidación de nuestra marca en el exterior.
Espíritu Grande es haber hecho punta en la decisión energética que hizo posible la histórica gran medida de expropiación de YPF, apoyada por todos los Senadores Nacionales Mendocinos.
Espíritu Grande es aceptar, con humildad, pero con firmes convicciones, que muchas soluciones requieren de esfuerzos compartidos, concurrentes, que sobrepasan la mera acción del Estado y en los que no caben soluciones realistas si no es con la participación de todas y todos. Y reconocer ahí que el Estado no tiene margen para bajar los brazos.
Espíritu Grande es saber que la mayor radicación productiva extractiva del país está en nuestra provincia, pero que además contamos con instrumentos que protegen el medioambiente y el uso del suelo sin el arbitrio de las decisiones que pudiesen estar por encima de la voluntad de una gran mayoría.
Espíritu Grande es pensar que no queda otra opción que dotar de oportunidades a las y los jóvenes, apostando a respuestas integrales para su futuro.
Espíritu Grande es reconocer y concientizar sobre derechos, entre ellos todo lo que concierne a la prohibición del trabajo informal, y más grave aún, al trabajo infantil, a avances en materia de equidad de género, de integración de las diferencias.
Espíritu Grande es saber que Mendoza ha iniciado un proceso de construcción de viviendas y soluciones habitacionales que será un verdadero hito en la historia de la Provincia.
Espíritu Grande es seguir creyendo que la cultura, tanto como el deporte, modelan una sociedad activa, con una identidad auténtica, viva, que estimule, que nos identifique y genere lazos sociales con fuerte densidad.
Espíritu Grande es intervenir con un criterio de justicia en cada barrio y cada lugar que tenga carencias estructurales reconociendo que hay obras que no deben distinguir por sectores, ni generar estig matizaciones. Es promover que grandes y bellas obras vayan rompiendo con el concepto de centro y periferia.
Espíritu grande es aportar más tierras productivas al desarrollo de Mendoza y cuidar el agua.
Espíritu Grande es animarse a discutir y proponer una nueva Constitución acorde a los tiempos, que garantice los derechos y modele una Provincia para el futuro.
Vamos, mendocinas y mendocinos, desde esta Legislatura, como caja de resonancia de los grandes debates, a trabajar en este momento histórico con Espíritu Grande.
Muchas Gracias.
FRANCISCO “PACO” PEREZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada