junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner después de la firma de acuerdos comerciales entre Venezuela y Argentina y la presentación de la "Declaración del Orinoco" (2005)

DISCURSO DESPUÉS DE LA FIRMA DE ACUERDOS COMERCIALES BILATERALES ENTRE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA Y LA REPÚBLICA ARGENTINA Y LA PRESENTACIÓN DE LA “DECLARACIÓN DEL ORINOCO”, EN VENEZUELA
Néstor Kirchner
[21 de Noviembre de 2005]

Señor Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, querido amigo Hugo Chávez; señores ministros y autoridades de ambas naciones; señores empresarios; señoras y señores: en estas 24 horas que estamos en esta querida República Bolivariana de Venezuela hemos trabajado intensamente los distintos equipos de trabajo de su nación - que usted preside con tanta dignidad, señor Presidente – y de la República Argentina, pensando en el objetivo de integración, en el objetivo del crecimiento económico, en los deseos que tenemos ambos países, y que queremos para toda la región, de la lucha contra la exclusión social, contra la pobreza, contra la indigencia, contra el desempleo.
Todos sabemos que puede haber muchos discursos mágicos, pero si no hay acciones concretas, direccionadas para generar la inversión, consolidar el crecimiento y consolidar realmente la producción, en darle fuerza a la industrialización de nuestros países, todos estos discursos, muchas veces, carecen de contenido. Por eso es muy importante lo que estamos logrando en la tarde de hoy, lo que estamos firmando en la tarde de hoy.
Estamos dando un paso en la relación bilateral que creo es un paso histórico, que tiene la finalidad concreta de sentar precedentes, también, para la integración de toda la región; queremos fortalecer el MERCOSUR y queremos fortalecer el espacio de las naciones de América del Sur. También queremos integrarnos al resto del mundo y nos interesa hablar con todos los países del mundo de integración, con justicia, con equidad, sin estos subsidios que son realmente aberrantes y perjudican tanto a las economías de los países más débiles. Por eso decimos siempre que creemos en la integración con justicia, con igualdad de posibilidades, donde realmente la integración le de la posibilidad a nuestra región de poder ser lo que debe ser y lo que no ha podido ser, durante tantos años, por las cosas que todos nosotros conocemos.
Por eso los distintos acuerdos que hemos firmado hoy, la participación de las empresas privadas en el trabajo que hemos llevado adelante, tanto de la República Bolivariana de Venezuela como de la República Argentina, el claro respeto a las posibilidades y a los derechos de dichas empresas para que puedan invertir, puedan producir y puedan poner todo su potencial para hacer crecer la producción de nuestros países, la cooperación tecnológica, la cooperación económica, la cooperación financiera entre nuestros países, la necesidad de ir logrando las herramientas que nos permitan la independencia con integración; fundamental la cooperación para trabajar en los procesos naturales de desendeudamiento que tienen que tener nuestros países para ir construyendo las alternativas superadoras, que definitivamente garanticen la integración de nuestra regiones.
Es muy difícil que naciones sometidas permanentemente a procesos de gran endeudamiento y de gran decaimiento económico por las políticas aplicadas en la década pasada y anteriormente, hace muchísimos años también, pero que en la década pasada tuvieron su profundización, se hace muy difícil reconstruir la potencialidad productiva cuando a estos países, en vez de ayudarlos, en vez de fortalecerlo, en vez de tratar de darles las potencialidades y viabilidades, muchas veces, se los cerca en el camino.
Tanto Venezuela como Argentina están creciendo. Nosotros hoy le podemos decir al mundo que después de la crisis durísima que tuvimos en el año 2001, tenemos un superávit fiscal primario, por tercer año consecutivo querido presidente, estamos creciendo en los primeros 9 meses del año al 9 por ciento anual  Hemos bajado el desempleo del 28 por ciento, del mayor momento de la crisis, en los últimos tres años, al 24 por ciento, al inicio de mi mandato y al 11.1 por ciento al día de la fecha, en el último trimestre, en los primeros 9 meses del año y esperamos seguir en esta tarea; hemos bajado la pobreza del 58 al 37 por ciento. Claro, nos queda mucho camino por andar pero hemos bajados cerca de 21 puntos; hemos bajado la indigencia del 27,6 por ciento al 12,6 por ciento, también como otro dato ilustrativo de los esfuerzos importantísimos que se han hecho y, si bien la desigualdad sigue siendo importante, hemos bajado la brecha entre ricos y pobres en forma realmente importante, no todavía con toda la fuerza que nosotros quisiéramos, pero viene en una tendencia claramente descendente a partir, evidentemente, de los límites tremendos que había llegado en 2001 cuando tuvimos la profundización de la crisis.
Creemos en la integración, querido Presidente y amigo, y lo hacemos con absoluta firmeza; creemos que a América del Sur y al MERCOSUR, se les debe hablar con mucho respeto y con mucha seriedad. Nosotros estamos dispuestos a hablarle a todo el mundo con mucha seriedad y mucho respeto. Creemos que el factor de integración es central pero, como les decía recién, con equidad, con justicia y con igualdad de posibilidades. Los hechos de las discusiones recientes que tuvo por eje a Mar del Plata en cuanto a la integración de toda la región incluyendo a países caribeños, Estados Unidos y demás y los hechos que se sucedieron posteriormente, lamentablemente nos están dando la razón por la discusión que hoy tenemos respecto del tema de los subsidios donde, inclusive, la propia Comunidad Económica Europea y demás no están dispuestos a retroceder en estos subsidios, lo que hace imposible la integración de una región como la nuestra.
Por eso, la integración no se logra con voluntarismo, se logra con acciones concretas y claras. Y esto, ni siquiera muchas veces tiene factores de un ideologisismo, que es el concepto que le quieren dar muchas veces algunos países para tratar de decir que no se quiere la integración porque se tienen visiones políticas determinadas. Nosotros, en América del Sur, somos naciones y pueblos maduros que, más allá del enfrentamiento político e ideológico que pueda tener cada presidente, cuando hablamos de integración económica, política, social y cultural con todos los países del mundo, pero fundamentalmente desde el punto de vista de la integración económica, lo hacemos con el punto de conciliar intereses y queremos que nos tomen, reitero, como países maduros, responsables y serios. Porque si podemos conciliar intereses, nunca vamos a anteponer ninguna actitud ideologisista para lograr la compatibilización de esos intereses que nos permitan fundamentalmente hacer crecer a nuestros pueblos, ya que nuestra tarea es tratar de hacer crecer a nuestras naciones y pueblos.
Me voy realmente muy contento de Venezuela y agradecido por vuestra solidaridad y vuestra hospitalidad. Sé que la relación bilateral hoy a pegado un salto absolutamente cualitativo y que tanto Venezuela como Argentina como Brasil como Uruguay como Paraguay como Bolivia como Chile como Perú como Ecuador y como todos los pueblos de la región van a trabajar fuertemente en este proceso de integración porque todos sabemos que es fundamental encontrar los pasos superadores que nos permitan encontrar la síntesis que nuestras naciones necesitan. Entre Venezuela y Argentina hemos subido muchos escalones en el día de hoy y realmente esperaba avanzar, querido presidente Chávez, pero hemos avanzado mucho más de lo que realmente pensaba que podíamos hacerlo en el día de hoy.
Me voy absolutamente gratificado y realmente agradezco profundamente las tareas realizada por sus equipos conjuntamente con los nuestros y también con la seriedad con que se ha trabajado, con la seriedad que se ha hecho todo y con la visión de futuro que también se han concretados los instrumentos y las acciones que hemos decidido llevar adelante.
Así que, al pueblo argentino y al pueblo de la República Bolivariana de Venezuela, les puedo asegurar que ha sido un día fructífero, de mucho trabajo, de mucho avance, de realizaciones concretas y de saber que estamos construyendo un nuevo amanecer para la región.
Muchísimas gracias y muchas gracias por compartir esta reunión.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada