junio 20, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en el acto de homenaje a los policías caídos en cumplimiento del deber (2003)

DISCURSO EN EL ACTO DE HOMENAJE A LOS POLICIAS CAIDOS EN CUMPLIMIENTO DEL DEBER
Nestor Kirchner
[2 de Julio de 2003]

Señor jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires; señores ministros; señor jefe de la Policía Federal; funcionarios judiciales; cuadro de oficiales y suboficiales de la Policía Federal Argentina; familiares de los policías víctimas caídos en defensa de la seguridad de los argentinos; amigos y amigas: en primer lugar, señores y señoras, señor jefe de la Policía Federal, quería estar presente como estuve permanentemente presente durante mi gestión de gobernador, acompañando en este día a toda la familia de la Policía Federal Argentina.
Y también, porque creo que la circunstancia y la realidad que le toca vivir a la Argentina, que no es de hoy sino de largo tiempo, no da lugar a las hipocresías ni a buscar palabras de circunstancias, tan habitual en los argentinos para ir superando cada instancia y cada momento que nos toca vivir de nuestra –vaya la redundancia- vida institucional.
Les puedo asegurar que como todos los argentinos lamento profundamente cada vida que se pierde en la Argentina y cada vida, por supuesto, en este caso específico de cada agente, oficial o suboficial de nuestra querida Policía Federal Argentina, nos duele en el alma, nos da bronca, pero todo esto tiene realidades concretas, que la dirigencia institucional de este país en todos sus ámbitos debe afrontar. Debemos afrontar situaciones límite que nos tocan vivir, una sociedad angustiada, una sociedad que a veces no cree en sus instituciones, que a veces no tiene confianza ni siquiera en las instituciones policiales. No digo en el caso particular de la Policía Federal, que también la abarca, sino en el conjunto de policías de este país, por las distintas circunstancias que nos ha tocado afrontar, por dirigencias políticas que no han estado a la altura de las circunstancias, por la corrupción, por cuadros innobles de las policías argentinas, porque mientras hay policías que dejan sus vidas ellos delinquen usando el uniforme que les da el pueblo argentino. También esto hay que decirlo, porque eso es lo que a veces crea y genera las inseguridades en la población. Y además, como dijo el señor jefe de la Policía Federal, por una situación social de exclusión, que no puede servir como justificativo, pero hay argentinos y argentinas que también son familias de los propios policías o a veces nuestros propios policías que están viviendo en una situación límite. Tenemos que refundar, tenemos que reconstruir la patria y eso va a traer la reconstrucción de la seguridad interna.
Por eso realmente les digo que tenemos que afrontar con absoluta responsabilidad, tenemos que ir a las causas. No se puede seguir hablando en la Argentina como se habla, y a veces con razón, de la complicidad de cierta dirigencia institucional y política de este país con los delincuentes, sean, vistan o no uniforme, gente civil que existe y participa activamente de estos temas. Tenemos que afrontar e ir al núcleo de los hechos que van generando la consolidación de esa delincuencia perversa que estamos sufriendo los argentinos.
Ante los familiares de nuestros hermanos de la Policía Federal Argentina que dieron la vida por vivir en una patria mejor, más segura y más digna, nosotros tenemos que entrar a dar ejemplos. No alcanza con los discursos y tenemos que afrontar y avanzar institucionalmente, toque a quien le toque, en tener políticas muchísimo más claras desde el punto de vista institucional. También, desde luego, tenemos que hacer las inversiones que consoliden la seguridad no solamente desde el punto de vista material, sino que nos permitan avanzar en la conformación de nuestros cuadros y en la cualificación de los procedimientos, y en la profundización de la capacidad de inteligencia para resolver con antelación todos los problemas que podamos tener.
Estamos ante grandes desafíos. Espero que el próximo 2 de julio podamos decir todos juntos que hemos avanzado, que estamos viviendo en una sociedad más segura, más justa, que estamos viviendo en una sociedad donde renace la esperanza de tener una vida mejor y también que el proceso de saneamiento institucional que este país necesita, el mejoramiento de la calidad institucional, está avanzando. En otras palabras, que la corrupción que lamentablemente existe y está mirada en las instituciones en su generalidad en la República Argentina, entre a retroceder porque ha habido un despertar de la conciencia cívica y la solidaridad de los argentinos.
Este es nuestro compromiso, es nuestro compromiso ante los familiares, es nuestro compromiso ante los argentinos de volver a reencontrar la unidad y la solidaridad de la familia argentina, para que todos veamos que el que está al lado de otro está trabajando por una Argentina que nos contenga a todos.
Señor jefe de la Policía Federal: nosotros vamos a acompañar, a apoyar a través del área que corresponde, con todas nuestras fuerzas, esta gran batalla que tenemos que dar todos los argentinos. Pero sería inútil tratar de brindar sólo la seguridad que naturalmente hay que brindar en las calles, la presencia que debemos tener de nuestra Policía, si en las cabezas máximas del poder político del Estado Argentino y de los estados provinciales y municipales, no se dan los ejemplos que hay que dar para que definitivamente recuperemos la confianza entre todos los argentinos.
Señoras, señores: les pido por favor que nos ayudemos entre todos en esta gran batalla que tenemos que dar y Dios quiera que las generaciones que vienen puedan ver en nosotros la calidad, la responsabilidad y que hemos estado a la altura del tiempo histórico de ponerle una bisagra a tanto dolor, porque si no vamos a seguir haciendo discursos, vamos a seguir por allí con dolor sintiendo las cosas que nos pasan, pero seguirán cayendo vidas casi inútilmente porque no habremos entendido la lección de las cosas que nos pasan cotidianamente. Quiera Dios Nuestro Señor darnos la fuerza espiritual y las convicciones para avanzar a fondo en este tema, porque sé que una nueva Argentina va a poder alumbrar.
Gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada