junio 20, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en el acto de lanzamiento de Fondos Fiduciarios para la ampliación del transporte y distribución del gas natural (2004)

DISCURSO EN EL ACTO DE LANZAMIENTO DE FONDOS FIDUCIARIOS PARA LA AMPLIACIÓN DEL TRANSPORTE Y DISTRIBUCIÓN DE GAS NATURAL
Néstor Kirchner
[22 de Abril de 2004]

Señor presidente provisional del Honorable Senado de la Nación; señor gobernador de la provincia de Chubut; señores ministros del Poder Ejecutivo Nacional; autoridades nacionales, provinciales; señores empresarios; señoras, señores: Qué historia lo de la crisis energética en la Argentina, ¿no? La verdad que en estos casi 10, 11 meses de gobierno que me toca llevar adelante escucho y leo muchas cosas, pero las que tuve que escuchar en los últimos tiempos francamente me sonaron poco comprensibles.
Pensar que un gobierno que está 10 u 11 meses es culpable de la crisis energética es un acto de reduccionismo político e institucional tremendo y una falta de sinceridad. Lo digo acá y a los que me están escuchando por televisión, es tratar de no decir la verdad o quedar sujetos a los lobbies que ejercen legítimamente muchas empresas prestadoras de este servicio. Hay que terminar con la hipocresía en la Argentina y yo no estoy dispuesto a seguirla bajo ningún aspecto.
Cuando me tocó asumir el gobierno venían empresarios del sector y funcionarios del anterior gobierno a decirme que había que pasar todo el parque automotor de colectivos y camiones a gas; hacían cola para verme, está el proyecto en la Cámara de Diputados. Como vengo de una provincia que tiene que ver con los hidrocarburos y sé los problemas que había con la explotación del gas, les decía: “me parece que no va a haber gas, miren que la Argentina está creciendo a niveles muy importantes gracias a Dios y encima estamos exportando”. Algo tampoco muy lógico, que nosotros exportemos gas y no tengamos gas para el consumo interno. ¿Quién entiende esto? Si ese gas que exportábamos era porque no generábamos productos con valor agregado en la Argentina, ahora estamos generando productos industriales, se está moviendo la industria, hay necesidad de gas, es decir tenemos que construir un país con calidad de previsión, un país serio.
Creo que hay que decir la verdad, los empresarios también tienen que decir la verdad del sector. Si uno mira desde el ´96, inclusive a partir del ´99, evidentemente el grado de inversión fue de la mano de la situación recesiva que vivía la Argentina, nadie esperaba que la Argentina creciera lo que creció el año pasado ni tampoco que siguiera un período de crecimiento este año.
Por eso en la Argentina tenemos que empezar a asumir cada uno nuestras responsabilidades. Eso de que con los precios hubiéramos tenido más volumen tampoco es cierto; yo primero quiero que me garanticen volumen y después cambiamos de precio; ¿por qué los precios y después el volumen? Vamos a una discusión seria, responsable, racional, vamos a sincerarla ante toda la sociedad argentina.
Y obviamente también sé que todo el proceso que se llevó delante de privatización de esta área dejó absolutamente desprotegido al Estado argentino, tarea que me voy a ocupar de remediar; no para volver a aplicar viejas metodologías del pasado, sino por el contrario, para tener la presencia de un Estado promotor, testigo, que definitivamente impida que vivamos este tipo de circunstancias.
Porque de golpe uno ve una sociedad, una dirigencia empresaria o una dirigencia política también, donde cada uno va tratando de cargarles responsabilidades a los demás. Yo las asumo, no tengo problemas; voy a cumplir este tiempo histórico de la Argentina con toda seriedad, con toda responsabilidad y con toda humildad. Pero creo que hay que hablar con la verdad, cada uno tiene que hacer un mea culpa y me parece que grupos empresarios que pagan 2.600 millones de pesos de impuesto a las ganancias, por lo bien que les ha ido, podían haber invertido mucho más en la Argentina, tendrían que haber invertido mucho más y van a tener que invertir mucho más en la Argentina, porque ésta es la forma de que podamos hacer un país absolutamente diferente, con posibilidades, que tengamos los recursos necesarios y podamos dar las respuestas que hay que dar.
Ahora, la verdad es que no quiero seguir profundizando en el por qué de estos temas, sino buscar las soluciones, como estaba explicando el ingeniero Cameron; esperamos en el mes de mayo profundizar las ideas de un plan energético con características estratégicas. Espero que podamos trabajar juntos con todo el sector, con todas las empresas, que entendamos que la construcción de la Argentina es parte conjunta de todos, que también entiendan que a mí no me condicionan los artículos de los diarios ni todo el lobby que se pueda hacer, no importa, los escucho, los leo, soy un hombre totalmente democrático, pero tengo una visión diferente de la sociedad.
De alguna manera tenemos que hacer un cambio cultural en la Argentina que nos permita realmente poder hablar con objetividad de estos temas. Porque he escuchado hablar de tantos análisis de la crisis energética pero no he escuchado hablar de algo que sí se habló en su momento y que es este proyecto que les recordaba a ustedes recién cuando se quería transformar todo el parque automotor a gas. Fíjense lo que somos los argentinos, los sectores empresarios, políticos y demás, querían transformar los colectivos, camiones, todos a gas, y hoy quieren hacer desaparecer el GNC. La verdad que me parece muy poco serio, de gente que supuestamente tiene proyectos estratégicos o que están mirando con determinada visión, se ponen serios, supuestamente racionales y no es así. La racionalidad es realmente ver la proyección con seriedad y responsabilidad en estos temas.
Creo señores que tenemos que ser todos muy serios, el Gobierno el primero, estoy dispuesto a hacerlo totalmente, con todos los errores que uno pueda cometer porque nadie es perfecto, los comete en las ganas de hacer cosas. Pero también entendamos que esta crisis energética a la que se llegó en la Argentina no es por la responsabilidad de un gobierno que está hace 10 meses, que asume todas las responsabilidades que le han tocado vivir, pero si hay problemas de tarifa también -que tampoco lo dicen esto- es porque hubo una devaluación que se hizo en forma poca prolija -esto es así, no hubo una salida gradual de la convertibilidad- que generó problemas fundamentalmente en esta área y en estos sectores también importantes.
Son temas que también hay que hablar, que nadie toca y que fueron generando un cúmulo de problemas. Obviamente, pasar de una tarifa que estaba a valor dólar a la situación que después se produjo con la pesificación, puede haber generado un esquema de pérdida de rentabilidad empresaria discutible, entendible y que se debe conversar, pero lo que digo es que por favor tratemos de tener un diálogo absolutamente sincero, vayamos haciéndonos responsables de las cosas que nos tocan y tengamos la voluntad de confluir en realizaciones claras y concretas, no cuando pase un problema ver a quién se lo cargamos en la espalda sino que asumamos para atrás. Hay que sacar una fotografía de lo que se hizo y la sociedad y los que nos están mirando por televisión si ven esa fotografía se van a dar cuenta bien de cómo fue esa situación.
También, aprovechando este momento, les puedo decir que tuvimos una reunión muy positiva con el secretario de Estado, el señor Taylor, en el día de ayer. En la reunión que tuvimos con él, el embajador de Estados Unidos como testigo por medio, no se me hizo ningún planteo de aumentar el superávit, por el contrario fue absolutamente elogioso con la Argentina. Tampoco recibí ninguna orientabilidad de qué debíamos hacer con nuestro superávit fiscal; estaría faltando a la verdad, no sé si habrá pasado en otra ronda pero en la conversación que tuvo conmigo no fue así. Obviamente si me hubiera planteado este tema le hubiese reafirmado que el superávit fiscal primario que la Argentina va a aceptar es del 3 por ciento como hasta ahora, es decir que no lo va a variar, pero no tocamos para nada este tema. Fue una reunión muy positiva, conversamos muchísimos temas que hacen al futuro de la Argentina con un verdadero ida y vuelta muy positivo, y también me expresó en esa conversación que los acreedores de la Argentina estaban con una actitud más positiva. Esto fue lo que me dijo el secretario Taylor que se los quería comentar porque fue una reunión realmente muy buena, correcta y donde no recibí ningún tipo de planteo, pero si lo hubiera recibido habría respondido con absoluta coherencia con lo que vengo diciendo hasta ahora.
Nosotros estamos realmente contentos con la iniciación de esta obra en la Patagonia, de Río Negro hasta Puerto Madryn, que es muy importante, es transformadora. Dios quiera que podamos avanzar fuertemente con el Fondo Fiduciario, con todas las inversiones que tenemos que hacer. Le vamos a alcanzar ideas creativas a los empresarios porque nuestra intención es que además hay que ampliar el gasoducto San Martín que es muy importante. Si nosotros ampliamos este gasoducto, construimos el gasoducto del noreste, el 18 de julio el presidente Mesa tiene un resultado positivo en su plebiscito en Bolivia y hacemos todo el transporte necesario que necesitamos para la distribución -que realmente falta bastante inversión, como lo estuvo explicando Cameron recién- creo que vamos a poder tener un horizonte casi estratégico con el tema del gas y la energía en la Argentina y vamos a superar este problema entre todos.
Cada vez que se nos presente una crisis en cualquier área -en este momento es en ésta pero nunca se está libre de tener crisis- tengamos todos buena memoria, asumamos todos nuestras responsabilidades, porque eso va a llevar a que evidentemente podamos encontrar entre todos más rápidas soluciones.
Les agradezco profundamente vuestra presencia acá, los insto a trabajar juntos, fuerte, a construir una Argentina que siga permanentemente esta tarea de crecimiento. Está creciendo bien la Argentina y va a seguir así, estamos recaudando muy bien, seguimos viendo con mucho entusiasmo durante el mes de abril el crecimiento que tenemos en el Impuesto a las Ganancias, en el IVA, que son impuestos que marcan el crecimiento del consumo y de la actividad. Estamos absolutamente dispuestos a seguir en esta línea, con políticas monetarias correctas, con un absoluto cuidado del esquema fiscal, no tomando ninguna medida anticipada que nos ponga en juego este esquema. A su vez hemos tomado medidas como la devolución del IVA y la amortización acelerada, que ya hemos firmado los decretos, que nos van a permitir y van a permitir a grupos empresarios de la Argentina hacer inversiones interesantes e importantes.
Los invitamos a trabajar juntos, a hablarnos con sinceridad, a saber encontrar posiciones que nos permitan sintetizar y a dar las respuestas que la Argentina necesita para que el crecimiento definitivamente nos aleje de los malos momentos que nos han tocado vivir.
Muchísimas gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada