junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en el encuentro con Intendentes electos y reelectos (2007)

DISCURSO EN EL ENCUENTRO CON INTENDENTES ELECTOS Y REELECTOS, EN EL SALÓN SUR DE CASA DE GOBIERNO
Néstor Kirchner
[3 de Diciembre de 2007]

Señores ministros; señor presidente de la Federación de Municipios, querido amigo, compañero Julio Pereira; señores y amigos Intendentes; compañeros Intendentes; señoras y señores: les agradezco profundamente las palabras y el recuerdo, llevaré siempre la placa recordatoria en mi corazón, no por lo que significa la placa en sí misma, sino por lo que significa a nivel espiritual, políticamente y por lo que significa desde el punto de vista de la solidaridad y el afecto.
Para mí ha sido una profunda alegría empezar a construir la nueva metodología de contacto, democrática, federal, amplia con todos los Intendentes del país, sean del signo que sean, sin ningún tipo de distinción. Y no tengan ninguna duda que quien va a asumir, precisamente el próximo lunes, nuestra presidenta electa va a profundizar esta tarea porque es la forma de profundizar el federalismo, la justicia, la equidad y la inclusión en la Argentina.
También quiero decirles que entre todos hemos construido un proceso de transformación y entre todos creo que estamos saliendo del infierno. Es una victoria lograda por todos los que tuvieron responsabilidades y, por supuesto, por el pueblo argentino, por los empresarios, por los trabajadores. Entre todos, siempre actuando en forma solidaria, amplia y con un profundo sentido de solidaridad. Solidaridad que quiero aprovechar, antes de seguir profundizando respecto a la actitud que tuvo hacia la Argentina y que hoy le ha tocado perder una elección, y que ha demostrado ser un gran demócrata ajustando el resultado, perdió por 1 punto 23 o un punto y medio o dos puntos, pero en nombre de los argentinos queremos agradecer al pueblo de Venezuela y al presidente Chávez la permanente actitud de solidaridad que tuvo con la Argentina en nuestros momentos más difíciles. Y también felicitar al pueblo venezolano como resolvió el tema sin interferir su vida interna que no lo haríamos jamás, como resolvieron democráticamente con un verdadero ejemplo, el tema de la reforma constitucional y como con un puntito o dos puntitos, no hubo ningún problema. Quien perdió reconoció la derrota en una actitud democrática y, bueno, a quienes ganaron, a quienes también felicitamos, lograron una victoria, la convivencia del pueblo venezolano que nosotros los vemos muy bien.
Ahora fíjense ustedes, qué hubiera pasado en la Argentina, si hay una candidata que perdió casi por 23 puntos y dice que le hicimos trampa. ¿Se imaginan si hubiera perdido por 1 punto? ¡Señora, por favor! Aprenda a respetar al pueblo argentino y dése cuenta que el pueblo votó masivamente por la continuidad del cambio. Esto es central y esencial. 
Yo se lo digo con todo afecto y con todo respecto. La democracia es así, se gana por un punto, se pierde por 10, se gana por 5, a veces se gana, a veces se pierde.
Yo, cuando me tocó ser intendente, lo dije la vez pasada, gané por 110 votos. Estábamos con el intendente que es un amigo, un correligionario radical y ninguno de los dos pedía salir a festejar porque a mí me daba que perdía por 23, a él el daba que yo ganaba por 50, 60 votos y al final gané por 110 votos.
Eso es la democracia, es decir, uno acepta como corresponde los resultados porque este pueblo argentino es un pueblo cristalino, después hay que trabajar en forma conjunta, hay que construir ideas, hay que tener capacidad de construir alternativas, hay que pensar con pasión, hay que pensar con alegría la nueva Argentina.
Nosotros tenemos que trabajar por la felicidad de nuestro pueblo. Yo les puedo asegurar que hay cosas que creo que se van a profundizar y son muy importantes y que entre todos las hemos logrado. Hay que darle valor a la obra pública como generadora de soluciones y de infraestructura y darle valor al trabajo que genera esa obra pública y a las miles de soluciones que generaron en los miles de municipios de la República Argentina.
La tarea de trabajar juntos intendentes, gobernadores y la Presidencia de la Nación, de acuerdo con cada circunstancia, con cada momento, atendiendo fundamentalmente a la gente.
El superávit fiscal primario, fundamental para conducir la Argentina, que es un logro muy importante que hemos logrado en este tiempo. Recién acabamos de anunciar la recaudación como otro récord importantísimo en el mes de noviembre y como la segunda recaudación del año con 18.405 millones de pesos.
Otro hecho realmente importante es el superávit comercial, el crecimiento de las exportaciones, el crecimiento de los bienes de capital de importaciones, el crecimiento del empleo, la baja de la indigencia, la baja de la pobreza, hemos logrado muchísimas cosas entre todos, el crecimiento de la Argentina con un 50 por ciento en estos cuatro años y medio, 58 meses consecutivos de crecimiento.
Yo creo que hemos logrado muchísimo en toda esta etapa y no la ha logrado un gobierno en particular ni un dirigente en particular, la hemos logrado entre todos. Nosotros seamos bien humildes, seamos bien solidarios, es imposible que un país pueda lograr triunfos en base a individualidades. Los resultados se logran en base a la construcción colectiva.
Por eso, ahora es fundamental profundizar el trabajo, profundizar la humildad, trabajar con nuestro pueblo, trabajar con nuestra gente y no responder agravios, no responder a descalificaciones, madurar profundamente para que en la Argentina en el trabajo constructivos pueda seguir dando respuestas, pueda seguir creciendo, pueda seguir logrando realmente lo que hemos logrado en educación, la nueva Ley de Educación, los 6 puntos del Producto Bruto Interno para el 2010 que realmente es muy importante, que generemos un verdadero programa de salud federal que profundice las tareas que hemos llevado adelante hasta ahora que han sido muy importantes, que sigamos profundizando lo que hicimos bien, corrigiendo lo que hicimos mal y mejorando lo que hicimos más o menos. Porque evidentemente, nadie es perfecto y nadie tiene las condiciones concretas y totales que pueda acertar siempre en cada determinación, en cada decisión que se toma.
Estoy feliz de haber sido parte de la construcción de la Concertación Plural, que es un verdadero paso que se inicia en la Argentina. La Concertación Plural busca crear, busca imaginar, busca superar, busca que de las verdades relativas logremos verdades superadoras que nos contengan a todos, no busca enfrentar a nadie, no busca denostar a nadie. Sino por el contrario, trata de generar un consenso plural para profundizar la gobernabilidad en la Argentina.
Por eso, a todos los intendentes radicales, vecinalistas, socialistas, de otras fuerzas políticas que nos acompañaron, pero muchísimas, muchísimas gracias por esa voluntad y ese desprendimiento conjunto en una Argentina que todos sabemos en qué situación estaba. A todos los compañeros también.
No hubo una prioridad a ver en aquel momento o en aquel otro momento tuvimos una diferencia; lo primero era la Patria, lo primero era el pueblo, lo primero era la Nación, los primero eran los municipios y creo que todos ustedes nos dieron un ejemplo muy grande.
Yo estoy muy contento, lo digo con sinceridad, de estar con todos ustedes hoy, son tantas cosas las que compartimos, y estoy muy contento porque sé que la Argentina está mejor y estoy muy contento porque todos nosotros tenemos los pies sobre la tierra y sabemos que falta muchísimo porque la Argentina tiene que estar mucho mejor. Estoy muy contento porque sé que todos ustedes, conjuntamente con los gobernadores y la nueva presidenta electa, van a hacer mucho mejor gobierno que este y esto es lo que debe pasar para que la Argentina siga avanzando. Estoy muy contento porque sé que en ese ida y vuelta y esa lealtad, ustedes han tenido, no con una persona en particular, sino con la Patria, con la Nación, con la gente, con los pobres, con nuestra clase media, con los empresarios, creo que culturalmente estamos construyendo otra forma de convivencia y a todos los argentinos, queridos intendentes, que yo sé que son las palabras de lo que ustedes piensan, trabajemos para consolidar la convivencia, para respetarnos en la diferencia, para saber en pluralidad, en democracia y sabiendo que las elecciones a veces se ganan y a veces se pierden. Pero lo importante es la continuidad institucional de la Argentina, la profundización de las políticas que estamos llevando adelante y saber que nuestro pueblo va decidiendo en cada momento y en cada tiempo de la historia de acuerdo a como hemos gestionado y a como hemos llevado nuestras cosas adelante.
Creo que hemos vivido un tiempo muy lindo, feliz, yo me puedo olvidar de cada municipio, de cada lugar que fuimos, el abrazo de la gente, la gente que nos debe estar mirando por la televisión, muchas gracias, pero realmente muchas gracias porque miles y miles de personas en toda la Argentina siempre estuvieron extendiendo esa mano solidaria.
Cuando nosotros recién empezábamos, la verdad era muy difícil saber cuál iba a ser nuestro resultado final después de todas las cosas que habían pasado en la Argentina. Pero el pueblo argentino, la gente, en cada municipio, en cada ciudad, en cada provincia, estuvo en la calle esperándonos y dándonos su apoyo. Por eso, realmente muchísimas gracias.
Les puedo asegurar que el día 28 de octubre para mí fue una profunda felicidad. Una profunda felicidad porque la gente ratificó y confirmó un rumbo, la continuidad del cambio, más allá que algunos...está bien, algunos periodistas, amigos muchos de ellos, nos querían hacer el Gabinete por los diarios. Entonces, a mí por ahí me lo hacían porque soy medio débil, pero a Cristina es medio difícil que se lo hagan.
Habíamos ganado nosotros y hemos ganado nosotros y me parece muy bien que la presidenta electa haga el Gabinete que ella crea conveniente para la etapa que la Argentina necesita. Esto es central y esencial. Es ella quien tiene que tomar las iniciativas y, por supuesto, nosotros acompañarla como hace cada gobernador, como lo que tiene que hacer cada gobernador, tiene que formar un gabinete que sea de confianza y que pueda gestionar y como tiene que hacer cada uno de ustedes. Nadie les tiene que venir a decir cómo tienen que armar el gabinete. Y ustedes saben que es así porque nosotros somos bien democráticos en esas decisiones: cada uno de ustedes va a armar el gabinete para generar los instrumentos necesarios para gobernar mejor. Me parece bárbaro, porque la gente necesita gabinetes que funcionen y esto es fundamental. Muy contento.
También feliz con los resultados que tuvimos a nivel nacional, con los 21 triunfos que tuvimos en todo el país, que fueron muy importantes, a pesar de todas las cosas que pasaron y sucedieron, muy agradecidos a los cordobeses, también muy agradecidos a los capitalinos, aquí en Capital Federal, que nos han acompañado y bien, nosotros aceptamos el resultado porque creemos que fue una elección positiva y seguiremos trabajando para que definitivamente nuestros hermanos y hermanas de Capital Federal se tienen que dar cuenta que pueden aportar mucho junto a nosotros y estoy seguro que en las próximas elecciones nos van a estar acompañando, ya nos han acompañado mucho y nos van a acompañar mucho más porque saben que la Capital se tiene que incorporar al sentir propio del corazón que viene con esa fuerza interior de toda la Argentina que eso es lo importante. La Capital tiene que reflejar la visión global, federal de este país.
Por supuesto, también agradecidos a todos los sanluiceños que nos votaron y no nos votaron pero sabemos que paulatinamente, cuanto más nos conozcan, más nos van a ir votando porque ellos también aspiran a vivir en un mundo democrático, federal, pluralista, donde la alternancia sea una cuestión central para la que la democracia se consolide.
Siempre decía, yo veo acá muchos intendentes que comienzan y otros que...Pero uno siempre se acuerda de su terruño. Yo que tuve que aguantar este año tantas cosas que se dijeron de la provincia de Santa Cruz, después de haber sido intendente y de haber sido gobernador de esa provincia, les agradezco a los ciudadanos de Santa Cruz, pero ustedes los pudieron ver, que hay muchos que escribieron tantas cosas de Santa Cruz, donde Cristina ganó por más de 50 puntos, el gobernador ganó por más de 22 puntos, muchas gracias a los santacruceños por esa gran victoria también que deja en claro quién es quién en cada lugar.
Me acuerdo que había un periodista respetable que decía dos días antes de las elecciones de Santa Cruz: “Se espera una gran elección de la izquierda y hay un candidato –que había sido vicegobernador mío- que va a hacer una gran elección”. Uno sacó el 0,5 y el otro 1,98. Todavía no vi la autocrítica de ese señor periodista, espero que algún día la haga porque se equivocó bastante feo.
Estas son las cuestiones que en la Argentina nosotros requerimos. Es decir, que tratar de ser objetivos, hay que hablar con todos los sectores, hay que hablar realmente con todos para saber realmente las cosas que suceden. Lo digo desde la mejor de mis intenciones, no lo digo con un sentido descalificatorio, sino con un sentido, por el contrario, de que cada uno de nosotros tenga sentido de la autocrítica. Así como la dirigencia política la tiene que tener permanentemente, todos los sectores la tienen que tener hacia un país industrial, hacia un país con trabajo, hacia un país con felicidad, hacia un país que se inserte como corresponde con autonomía en la globalización, hacia un país que definitivamente tenga el rol que tenga que tener tanto en América latina, en el mundo y que internamente pueda consolidar este proceso de distribución del ingreso, de inclusión social, de justicia que nosotros estamos necesitando y a la construcción de un país donde la industria y el campo no sean contradictorios y a la construcción de un país donde el trabajo, nuestra clase trabajadora, nuestra clase media, los empresarios nacionales constituyan este proyecto nacional y popular que se consolidó en aquel 17 de octubre de 1945, que fue amplio, que hubo gente de todas las vertientes que apoyaron y que acompañaron y que nosotros adecuados a los tiempos de la historia, seguimos diciendo que somos nacionales y populares, no populistas, porque no renunciamos ni a nuestra idea ni a nuestra historia ni a la necesidad de representar al pueblo argentino cabalmente en su pensamiento.
Muchísimas gracias, mucha fuerza y adelante.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada