junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la firma de contratos de construcción de viviendas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (2005)

DISCURSO EN EL ACTO DE FIRMA DE CONTRATOS DE CONSTRUCCIÓN DE VIVIENDAS EN LA CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES
Néstor Kirchner
[12 de Julio de 2005]

Señor jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires; señores ministros del Poder Ejecutivo Nacional, autoridades nacionales y del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires; señores empresarios; señores representantes gremiales; señoras, señores; querido amigo y compañero secretario general de la UOCRA:
Realmente este proyecto tiene la virtud inicial de que aparte de los 40 millones de pesos de inversión, en la cual el Ministerio de Planificación Federal aportará recursos no reintegrables del 37 por ciento, también participa activamente el Instituto de la Ciudad de Buenos Aires en un 25 por ciento y el Banco de la Ciudad en el marco de la programación de viviendas porteñas, en un 28 por ciento; el 10 por ciento serán los adjudicatarios y la UOCRA aportará el costo de adquisición del terreno, el de la elaboración del proyecto y propondrá el listado de los demandantes.
Esto es muy importante, es una colaboración entre el Gobierno Nacional, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, la UOCRA y el Banco de la Ciudad. Es una Argentina diferente y nos pone tremendamente contentos realmente poder seguir adelante con este plan y saber que en la Argentina se puede combatir la falta de viviendas, se puede generar el piso social necesario, se puede generar mano de obra, se puede generar una economía distinta. Está absolutamente demostrado que para aquellos que durante tanto tiempo defendieron y dijeron que la inversión pública en la Argentina y la participación del Estado en inversión pública era un costo improductivo que tenía el Estado, esa visión que llevó a que se llene de millones de desocupados la Argentina, un país que se reindustrializa, que hace una reconversión productiva, que vuelve a consolidar fuertemente ese crecimiento productivo y que tiene una visión keynesiana de fuerte inversión en obra pública, es una economía que crece, que genera trabajo y que paulatinamente va buscando la justicia y el equilibrio.
Haciendo frente a las múltiples responsabilidades que nos dejaron en un país absolutamente devastado y aún estando en el infierno, como decía Gerardo, estamos poniendo en marcha la Argentina y nos pone tremendamente feliz que de 90 mil libretas de la construcción que había en el país en el 2001, hoy estemos en 300 mil y estemos llegando a 400 mil trabajadores de la construcción. Recién estamos en camino, porque en los próximos días seguramente lanzaremos más inversión pública, más viviendas, más obras de infraestructura, porque la Argentina para cambiar, para tener mucho trabajo, para crecer, incorporar e incluir, tiene que invertir parte del superávit en inversión interna para ser un país absolutamente distinto, a pesar de todas las cosas que cotidianamente nos tocan sufrir.
Es difícil esta tarea de gobernar el país, porque pareciera ser que muchos se acostumbraron al fracaso permanente. Si ustedes me permiten disgregar algunas ideas, esta mañana veía que algunos dirigentes de la política argentina se presentaban a la justicia para que Cristina no pueda ir a elecciones. Nos quieren proscribir como hace 40 años atrás, diciendo que no podemos ir porque somos del Frente para la Victoria, que esto, lo otro y aquello, que somos afiliados justicialistas, etcétera. Claro que somos afiliados justicialistas pero la posibilidad electoral, el instrumento electoral para poder ir se va adecuando a los tiempos y nosotros encontramos un camino con el Frente para la Victoria por distintas circunstancias que todo el mundo sabe.
Ahora, digo yo ¿tan poco confían en la gente?, ¿esa es la oposición que hay en nuestro país que nos quieren proscribir buscando alguna situación judicial, imposible por supuesto, absurda total?, ¿tan poca fe se tienen?, ¿no dicen que somos tan malos gobernantes? Si somos tan malos gobernantes tendrían que ir tranquilos el día 23 de octubre sabiendo que el pueblo no nos iría a acompañar. Y se presentan a la justicia para decir que hay que proscribir la lista que encabeza Cristina, porque evidentemente es una trampa.
La verdad, argentinos y argentinas, nosotros sufrimos mucho tiempo la proscripción y vimos este tipo de cosas en los mismos sectores. ¿Se acuerdan cuando habían radicales del pueblo, radicales intransigentes, socialistas populares, socialistas democráticos? Ellos sí podían llevar diez mil posturas diferentes. Yo no sé por qué ese sentido y esa visión que no la quiero definir porque no quiero agredir a nadie, pero la verdad es que no nos van a poder proscribir, porque es absolutamente legal lo que hacemos y creo que el pueblo argentino el 23 de octubre le va a dar una lección a este tipo de acciones. No tengan miedo, si tienen ideas, si tienen palabra, si tienen la forma de hacer mejor que nosotros las cosas, no le tengan miedo a la urna, vayan a la urna que el pueblo va a decir quien tiene que estar y quien no tiene que estar. La democracia, la democracia, niños, que esto es lo importante.
También dice un matutino por allí que acá arman la cadena de la felicidad haciendo obras públicas. ¿Qué quieren, que no vayamos a elecciones el día 23? Nos quieren proscribir. ¿Y quieren que no gobierne más hasta después de octubre? Yo desde el primer día me puse a gobernar con todo; quiero gobernar, gobernar, hacer cosas. ¿Cómo voy a paralizar un gobierno porque vienen unas elecciones? Las elecciones en la democracia son permanentes y es muy bueno, pero no se puede paralizar los gobiernos. Yo voy a seguir gobernando con todo, las obras se están haciendo; recién dijo Gerardo que había 300 mil trabajadores ocupados de la UOCRA, 400 mil con 100 mil cuentapropistas y hay una cantidad de inversiones que vamos a seguir lanzando en cada ciudad y en cada pueblo.
Cuando vaya a un pueblo donde el intendente me acompañe, van a decir: ¡ah, fue a hacer oficialismo! Cuando vaya con un intendente o un gobernador que no nos acompañe, van a decir: lo fue a presionar. Pero por Dios, ¿por qué no terminan con esa histeria y nos dejan gobernar? No se dan cuenta que estamos gobernando y que tenemos muchísimas ganas de gobernar. Yo tengo muchas ganas de hacer cosas, las hago contento, con amor, apasionado, con ganas, así que ni vamos a dejar de gobernar ni vamos a dejar de ir a elecciones el 23 de octubre. No vamos a dejar de gobernar por respeto al pueblo argentino como corresponde, por más que ellos quieran que no lo hagamos y el día 23 de octubre nosotros como siempre, demócratas como somos y después de haber sufrido tantas proscripciones y tantas cosas, confiamos tanto en el pueblo argentino que sabemos que se va a profundizar la historia del cambio.
Discúlpenme que les haya dicho esto pero realmente es muy importante que vean estas cosas, ustedes y tantos televidentes; que vean todas las trabas que nos ponen y me ponen cotidianamente; todos los días trabas, trabas, trabas. No, yo soy un sureño con muchas ganas, con mucha fuerza y un argentino de ley. Soy criollo, me gusta luchar y me gusta cambiar el país, así que cuanto más trabas me ponen más potencia espiritual me dan para tratar de que esta Argentina vaya adelante.
Gerardo, fuerza, adelante, muchas gracias por lo que está haciendo la UOCRA, adelante con las inversiones la Ciudad de Buenos Aires, adelante el Banco Ciudad, me parece que este gesto del Banco de la Ciudad lo tienen que seguir muchos bancos en la Argentina que hoy tienen buena liquidez y tienen que hacer inversiones muy importantes. Eso es trabajo, es movilizar la economía y vamos a seguir cambiando el país, con aciertos y errores, profundizando los aciertos y corrigiendo los errores porque nadie es perfecto, pero siempre con alegría, contentos y con pasión.
Muchas gracias a todos los amigos y a todos los trabajadores que nos acompañan y están en su casa; a trabajar y a seguir construyendo un nuevo país.
Muchas gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada