junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la firma de convenios con Municipios de la Provincia de Chubut (2007)

DISCURSO EN EL ACTO DE FIRMA DE CONVENIOS CON MUNICIPIOS DE LA PROVINCIA DE CHUBUT
Néstor Kirchner
[4 de Julio de 2007]

Señor Gobernador, amigo y compañero de la provincia del Chubut, Mario Das Neves -no sos doctor, es increíble como a veces no les queda qué decir y dicen cualquier cosa- pero fundamentalmente sos un señor, esto es central y fundamental; señores ministros del Poder Ejecutivo Nacional y Provincial; autoridades nacionales, provinciales; amigos intendentes de todas las ideas de la querida y amada provincia del Chubut; señores legisladores; señoras y señores:
Ustedes, como nosotros, saben perfectamente que durante muchísimos años la Patagonia, la Patagonia Norte y la Patagonia Sur especialmente, la Patagonia en general fue el patio trasero de la Argentina.
Por más vueltas, anuncios y viajes que se hicieron durante aquella etapa y supuestas obras que se iban a llevar adelante, todos sabemos que los patagónicos fuimos un ente central en la variable de ajuste, tuvimos que soportar precios del petróleo lamentables, por supuesto con una participación en la medida de las regalías y una coparticipación fundamentalmente hechas no tanto por el territorio, por las necesidades, por las riquezas, sino por el número de habitantes que se tiene, es decir que realmente perjudicaron fuertemente a la región.
También nosotros sabemos perfectamente que si alguna noticia hoy sale de la Patagonia Sur y demás, sale porque hay un Presidente que es de la Patagonia, sino tampoco se acordarían, porque lamentablemente muchas veces hay una visión muy centralista del país.
El compromiso que nosotros tomamos fue transformar y cambiar esa región, darle el lugar que esa región se merece y lo estamos haciendo; lo estamos haciendo con profunda acción, profundas inversiones, con una profunda decisión, con un profundo sentido federal y la transformación que tiene el Chubut, provincia que uno la siente como la casa propia, ha sido total y absoluta.
La gestión de Mario en esta tarea es inobjetable, la tarea de los intendentes también; evidentemente el crecimiento en todos los aspectos, en todas las variables que ha tenido el Chubut es muy importante y a nosotros nos alegra muchísimo, porque es una provincia rica, una provincia que puede aportar su riqueza al país, porque se han terminado las angustias que le tocó vivir durante mucho tiempo con desocupación, caída total y absoluta de la inversión, con los brazos caídos tanto en Comodoro Rivadavia, Trelew y tantos lados que nos tocó ver durante muchísimo tiempo, mientras que desde los órdenes nacionales se miraba pasivamente y por supuesto, nadie decía que estaba paralizada la región ni mucho menos, porque en el contexto nacional a veces cuando se hacen las valorizaciones, no existía.
La satisfacción que tenemos nosotros es que podemos mirar la los chubutenses de frente, cumpliendo, hermanados, siguiendo a fondo el trabajo con la provincia del Chubut, y no tengan ninguna duda que, el compromiso que este proyecto de construcción colectiva tiene, con Cristina aún se va a profundizar mucho más, porque ahora estamos dando el escalón fundacional y nosotros a partir de salir el 10 de diciembre de 2007 de la situación de infierno que le tocó vivir a este país, vamos a definir un país con un perfil estratégico, claro en sus grandes políticas que va a permitir que definitivamente la Argentina pueda ser una sola.
Los que conocemos, como es el caso de Cristina y yo, tan a fondo la realidad de la Patagonia, la Patagonia Sur, no tengan ninguna duda que acompañados por los gobernantes de aquellas regiones, vamos a darle el lugar definitivo que la Patagonia merece en el corazón del país, porque han sido años de lucha, años de esfuerzo, años de sacrificio donde muy pocas veces he escuchado y hoy creo que tenemos que seguir a fondo con este período de recuperación.
Pero no solamente lo hago porque soy un hombre del Sur y estoy enamorado del Sur, de mi tierra, de mi provincia y de provincias como Chubut, Tierra del Fuego, Río Negro y Neuquen, sino porque creo también como argentino que no haber mirado al Sur como no haber mirado al Norte, fue uno de los grandes errores de este país tan centralista que se ha construido donde muchas veces importa mucho lo que pasa en el centro del país pero importa poco lo que pasa más allá de la General Paz; y tiene que importar lo que pasa en el centro del país y lo que pasa más allá de la General Paz.
Así que, en primer lugar podemos decir que a fondo con el Chubut, a fondo con los señores intendentes, a seguir construyendo esta política federal desde lo nacional, federal desde lo provincial y por supuesto, a seguir imaginando ideas, a seguir teniendo capacidad transgresora, a seguir teniendo atrevimientos de hacer las cosas que hay que hacer, porque lo importante es hacer cosas permanentemente. Se pueden decir muchas cosas, pero las cosas que quedan son las que se hacen.
Les puedo asegurar que cuando uno va llegando a distintos lugares por el tema de viviendas, rutas e inversiones de todo tipo de infraestructuras, las ve y se emociona. Durante muchísimos años no se hicieron tantas miles de viviendas en la Argentina con una actitud reparadora, de justicia, con una actitud de inclusión que está llegando a miles y miles de hermanos en todo este país.
Este país lo estamos construyendo entre todos. Claro que empezamos desde el más allá, claro que empezamos en un país que estaba totalmente dislocado, caído y vencido. Seremos capaces de construir seguramente un país que crezca por décadas para que definitivamente la Argentina tenga el lugar que deba tener.
Nosotros seguiremos trabajando con mucho esfuerzo para ese tema y es importante tener en cuenta todo el esfuerzo que se está haciendo acá en la Argentina, porque lo están haciendo también los chubutenses para llevar la Argentina adelante que es muy importante, es muy importante también el aporte que hacen a la economía de Argentina.
En primer lugar les quiero decir a los argentinos que salvo que algún matutino esté más informado que yo -puede pasar pero no creo que así sea- acá no hay previstos ni cortes domiciliarios de energía ni aumentos de tarifas en esta instancia y en este tiempo.
La verdad que es una información absolutamente poco seria y muy precaria; pareciera ser que hay que buscar alguna forma de desequilibrar el Gobierno y en aquellos que son formadores, decía un filósofo muy importante, inclusive algunos publicistas que no son por supuesto nuestro espacio, que durante mucho tiempo en la Argentina se construyó el discurso exitoso como el discurso del fracaso. Aquellos dirigentes que pueden impulsar el discurso del fracaso son los dirigentes que se pueden convertir en la alternativa política que viene.
Gracias a Dios, nosotros logramos hacer un quiebre muy fuerte, un punto de inflexión muy fuerte y creo que la cultura argentina está recuperando su cultura tradicional, donde lo que tiene que triunfar es el discurso de las realizaciones y del éxito. Es decir, que para ir avanzando y que la gente pueda encontrar alternativas, tienen que llegar aquellos que tengan más propuestas y más seguridad de dar éxito, que aquellos que nos vuelvan a garantizar los fracasos que tuvimos durante tantos años, aquellos que pronuncian el Apocalipsis, que las cosas van a dar mal y que son incapaces de crear las condiciones para que la Argentina pueda crecer.
Fíjense ustedes que son los mismos que fueron responsables de los fracasos de los últimos años, basta ver los nombres, fueron funcionarios, candidatos, fueron de todo y fueron responsables del fracaso de todos estos años y creen que con ese discurso del fracaso van a llegar. El 28 de octubre, Mario, la Argentina les va a dar una lección y acá se terminó el discurso del fracaso, acá lo que vale es la construcción de un éxito del discurso de las realizaciones, de las esperanzas, que se ve con realidad y en forma concreta.
También leí por ahí que un cronista decía que la Argentina se transformó de exportador en importador de energía. Yo me pregunto, ¿queremos que el país crezca, queremos que haya trabajo, queremos que las industrias se desarrollen, queremos batir la pobreza, la indigencia? Pues bien, prefiero mucho más gastar todo lo que tenemos adentro de energía que no ventearla, porque ese cronista tendría que ir a recorrer como se venteaba, ustedes lo saben bien, los pozos de gas en la Patagonia porque no se explotaban, no se podían transportar, producir y demás. Entonces si nosotros consumimos todo lo que producimos y estamos importando como lo estamos haciendo hoy con el caso de Brasil o también con acuerdos que podemos tener con Paraguay y otros países, significa que la Argentina está creciendo a ritmo importante. Tenemos seguir invirtiendo en tratar de producir todo lo que podamos, pero no vamos a parar el país por no importar, y si nos sale un poco más caro, es porque cuando uno va importando primero entra la cadena de importación el agua, después la energía que se produce nuclear, después la del gas, toda una escala hasta llegar a las energías que son más caras, pero no porque nos hayan puesto un puesto más sino porque hay una clasificación clara y concreta en este tema. Es muy importante tener toda la energía necesaria para que la Argentina siga creciendo.
Nosotros estamos muy agradecidos a los pueblos paraguayo, brasilero, a sus gobernantes que nos venden energía y nosotros le pagamos. Con Brasil hemos firmado un convenio que durante el verano le exportamos nosotros y durante el invierno nos exportan ellos, es una forma de generar la solidaridad del MERCOSUR y ayudarnos cuando cada uno tiene de acuerdo a sus necesidades las mayores necesidades, vaya la redundancia. Esto es muy bueno.
Lógicamente que estamos invirtiendo, acá en la Argentina cuando llegamos en el 2003 la inversión en producción de energía, gas y demás, era nula. También es cierto que hay un lobby que hacen las empresas del sector, respecto al tema tarifario, para decir: es necesario subir la tarifa para que haya más gas. Acá, despacito señores, sin extorsiones, sin nada, produzcan, inviertan, cumplan con los compromisos que tienen e iremos valorizando los temas que correspondan. Hoy no hay por qué subir las tarifas, pero todos esos lobbies que aparecen a veces en los diarios, son lobbies impulsados por las empresas que dicen que la Secretaría de Energía no dijo nada, y con absoluta claridad son empresas que quieren aprovechar porque el crecimiento en la Argentina tiene mayor demanda de energía para tratar de sacar más rédito a las pocas inversiones que hacen y tendrían que hacer muchas más para estar cumplimentando.
Pero es Estado nacional está invirtiendo en obras de ampliación de energía, en obras troncales, 52,9 millones de metros cúbicos día, son más o menos 16.900 millones de pesos; en energía eléctrica, estamos invirtiendo en total cerca de 8.000 millones de líneas de 5.000 kilowats, 500 kilowats, 220 kilowats y 132 kilowats, 5.517 kilómetros, 8.221 millones; en generación, estamos invirtiendo 8.272 megawats con una inversión de 23.429.348 y en transformación 488 millones de pesos. Estos aportan 9.117.000 al presupuesto nacional, 27 millones en fideicomiso, financiamiento externo 3.200.000, financiamiento a definir 8 millones 109, inversión privada 1.997, lo que hace un total con las obras que estamos llevando adelante y que estamos empezando, de cerca de 50 mil millones de pesos, entre las que se han terminado, las que se están empezando a hacer y las que se van a licitar. Esto es muy importante, porque se está invirtiendo como nunca en energía en la Argentina.
Claro, el país está creciendo como nunca, nosotros anteriormente decrecíamos; un país que le sobraba energía y no invertía, decrecía. Era un país que no llegó a necesitar los trenes, rutas, no se hacían viviendas, teníamos del 25 al 30 por ciento de desocupación, tenía más del 60 por ciento de pobreza, ese era el país que teníamos cuando poseíamos algunos saldos exportables de energía y donde se venteaban los pozos de gas.
En esto hay que ser serios, les digo a todos los argentinos y a todos ustedes hermanos chubutenses, vamos a seguir trabajando con muchísima fuerza, vamos a seguir estando seguramente durante muchos años los argentinos al límite de nuestra producción. Pero, la Argentina oscura que quieren ver, la Argentina paralizada que quieren ver porque no tienen una sola idea, no la van a ver. Van a ver una Argentina trabajando, con esfuerzo, que va afrontando todos los desafíos. Fíjense los problemas que han tenido en Nueva York, Estados Unidos, las veces que han tenido que cortar con cortes programados por el tema de calor, los cortes programados que tiene España, Madrid, en Shangai tienen 6 horas de corte por día. Es decir, lo que estamos haciendo acá en la Argentina es un verdadero esfuerzo para mantener el crecimiento, la producción, la creación de empleo, el crecimiento industrial, el crecimiento del PBI, el crecimiento del ingreso per cápita, la baja de pobreza, el mejoramiento de la distribución del ingreso y terminando con las desigualdades.
Es decir que estamos afrontando los desafíos de un nuevo país, podríamos afrontar otro marco y otra realidad, pero nosotros no le tenemos miedo a los grandes desafíos y sabemos que tenemos que hacer todos los esfuerzos, porque hay millones de argentinos que están necesitando que este país lo contenga. Nosotros queremos un país con inclusión, con Justicia y con equidad.
Discúlpenme si les hablé de este tema pero es central que toquemos todos estos temas, con mucha tranquilidad, con mucha responsabilidad. Realmente llévense estas frases, porque es muy buena: trabajemos en toda la Argentina por un discurso de futuro, de realizaciones, optimista. Es decir, la Argentina de la mala onda, la Argentina del fracaso tiene dueños, apellidos, que ya le han hecho suficiente daño.
Nosotros construyamos esa Argentina donde los argentinos nos podamos sentir capaces de ir transformándola, para eso estamos capacitándonos, preparándonos y estamos afrontando los desafíos que van llegando día a día y en forma muy fuerte.
En el caso de Chubut, querido Mario, con todo nuestro apoyo incondicional, con toda la fuerza, con todo el amor hacia el Chubut, con una provincia que tiene un potencial bárbaro y que no tengo ninguna duda que los éxitos se van a seguir realizando. Todos recuerden, porque yo lo viví de cerca, era gobernador de Santa Cruz cuando pasaban muchas cosas en el Sur que realmente causaban dolor, muchas veces porque inclusive ni siquiera se tenía la voz para levantarla un poquito más fuerte para que juntos pudiéramos reclamarle al Gobierno nacional las cosas que no llegaban. Hoy escucho hablar a algunos dirigentes que cuando tuvieron que tener lo que tenían que tener lamentablemente no lo tuvieron y después por allí generan máquinas de impedir. No importa.
Amor, brazos abiertos, que esos discursos queden en el pasado, nosotros en la Argentina tenemos que construir la convivencia, la superación, un nuevo país, que es la tarea para la cual confiamos fuertemente en la capacidad, en el estilo, en la capacidad intelectual, en la de trabajo, en la de compromiso, que tiene Cristina que no tenemos ninguna duda que va a hacer muchísimo mejor Gobierno que nosotros y que va a permitir que este país pueda avanzar muchísimo más rápido, porque para eso nos renovamos. Siempre es bueno renovarse para cambiar, para mejorar, para crecer, porque siempre los tiempos que vienen tienen que ser mejores de los que se realizaron hasta ahora.
No somos un país que nos conformemos ni con retroceder ni con lograr todo esto, estamos contentos con lo que hemos logrado pero queremos lograr muchísimo más.
Muchas gracias, muchas gracias Chubut por estar presente acá.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada