junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la firma de convenio de ejecución de obras en las Cuencas de la Matanza, Riachuelo y Reconquista (2007)

DISCURSO EN EL ACTO DE FIRMA DE CONVENIO DE EJECUCIÓN DE OBRAS EN LAS CUENCAS DE LA MATANZA, RIACHUELO Y RECONQUISTA
Néstor Kirchner
[30 de Abril de 2007]

Señor Vicepresidente de la Nación; señores presidentes de ambas cámaras legislativas; señor Gobernador de la provincia de Buenos Aires; señores ministros; señores intendentes; señora secretaria, autoridades municipales; señora legisladora; señoras y señores: la verdad que seguir cumpliendo la palabra empeñada es algo que fortalece, empezamos obras por 102 millones de pesos, cumplimos lo que nos comprometimos, estamos empezando a dar la larga batalla de combatir y derrotar la contaminación.
Esa es una batalla cultural, institucional, política y debemos convencernos nosotros mismos que podemos, porque lamentablemente después de todas las cosas que pasó en la lucha del medioambiente, la concepción del medioambiente, la internalización de lo que es medioambiente, la perdida de credibilidad de muchos sectores de la sociedad, que los gobiernos sean capaces de luchar por el medioambiente y dar todos estos pasos es empezar a tratar de sembrar credibilidad.
Yo sé que cuesta, pero la gente sabe – los que están acá y los que nos miran por televisión –que nosotros hemos cumplido todo lo que hemos dicho y lo hemos hecho con muchísimo esfuerzo, entre todos, sin distinción ideológica, sino pensando en la Patria y en la Argentina. Quiero también felicitarlos por esta tarea y por este convenio logrado que es muy importante.
También me quiero referir a algunas cosas, a la palabra verdad: en primer lugar, es muy importante que el periodismo argentino, algunos periodistas, no me gusta generalizar, cuando escriben una información la traten de constatar. Pueden preguntar cuando tienen alguna duda a la Casa de Gobierno que alguien les va a responder si lo que dicen es cierto o no.
Sorprendentemente hoy - también en el día de ayer - pero me refiero a hoy, en un artículo periodístico, realizado por el periodista Lucio Fernández Moores, a quien no conozco ni quiero juzgar su conducta moral, bajo ningún aspecto, cometió un error lamentable por no consultar.
Yo soy nacido, criado, tercera generación de riogalleguenses, amo a Santa Cruz, amo a Río Gallego, no estoy de taller allá, tengo todo allá y allá construí mi vida y mis sueños, como la Patria toda hoy la siento igual que a Río Gallego y a Santa Cruz, son mi vida y mis sueños y cada cosa que nos va bien me abrazo a los intendentes, a la gente común, no importa de que partido sean y nos tomamos de la mano. Este periodista dijo que yo había vendido mi casa – bueno después de lo que me pasó tal vez hubiera sido un acierto – al Consulado Chileno, a Chile.
Y acá dice una carta a Taiana - señor periodista Fernández Moores poco le hubiera costado consultar, espero que otra vez lo haga - acompaño la declaración concordada, nuestra oficina de prensa difundirá de inmediato para ayudarla a su difusión. Dice: “Declaración. El día domingo 29 de abril, el diario argentino Clarín entregó una información, en página diez, donde se afirma que el Gobierno de Chile había adquirido una casa propiedad del Presidente Néstor Kirchner para el funcionamiento del Consulado de Chile. En relación con tal afirmación quisiera declarar que Río Gallegos no se encuentra en el listado de ciudades en que estamos adquiriendo inmuebles para sedes consulares, por lo que no hemos realizado allí ni realizaremos en el tiempo próximo gestión alguna en tal dirección. Firmado: Dr. Luis Maira, Embajador de Chile”.
Y para que no quede ninguna duda, como yo tengo todas mis cosas declaradas ante la ley, como corresponde, ante la AFIP, acá está el título de mi casa, que no está ni vendida ni nada por el estilo. Yo soy un sureño, firme y claro, transparente - les digo a los que están acá y a todos los hermanos y hermanas de la Argentina, que me escuchan a través de los medios – que es hora que lo que escriben algunos periodistas sea certificado porque se escriben muchísimas cosas, como ha pasado con otros temas y pasa diariamente y después no lo pueden corroborar.
La dignidad y la moral de las personas vale, si alguien se quiere dedicar a una profesión tan noble como la de ser periodista, tiene que trabajar con toda la nobleza y toda la objetividad. Y si trabaja con objetividad tiene que buscar todas las certezas, no puede ser que los ciudadanos –estemos circunstancialmente en funciones o no – quedemos expuestos a este tipo de errores.
Argentinos, su Presidente no les miente, acá está el titulo, acá la carta de la Embajada, yo no les miento. Me equivoco como cualquiera, pero no les miento porque me gusta moverme con la verdad y si me equivoco soy el primero en pedir disculpas. Naturalmente nadie está libre de la equivocación, pero esto se los quería decir. Cuando lo leí me conmovió porque yo tengo allá los huesos de mi viejo, de mis abuelos y de muchas gentes que quiero mucho, tengo todas mis inversiones en el sur. Así que cualquier cosa que el señor periodista quiera saber estoy a su disposición y dispuesto a informarle.
También escuchaba a un candidato a presidente decir que el no creía sobre la teoría de que habían arremetido contra mi casa, no fue sólo contra la casa, la casa de mis hijos, de mi mujer, sino lamentablemente se llevaron por delante once vehículos, hay una señora muy mal herida. Un hecho lamentable, pero esa persona, ese candidato a presidente hizo un escándalo, siendo candidato a presidente, por una amenaza que lamentablemente tuvo o no, pero pudo haber tenido por teléfono. Se imaginan ustedes qué le hubiera pasado si le hubiera sucedido lo que nos pasó a nosotros el día sábado. Es decir, siguen viendo la paja en el ojo ajeno y no en el propio, por una denuncia.
Yo les voy a contar una anécdota, a mí me amenazan diaria y cotidianamente por muchas cosas, por los derechos humanos, por esto y lo otro. Yo me meto en muchos temas que nadie se metía y entonces - ustedes saben, los que están acá y los que están afuera – cuando se tocan estos intereses cómo reaccionan. Pero si le dieron por amenazar a mi mamá, y yo le digo: “vieja, ¿qué te pasa?” Y ella me cuenta que les dijo que con ella no se preocupen que ya vivió 86 años, que vivió demasiado, decía mi madre. Ese candidato a presidente tendría que tener la dignidad de mi vieja, de mi mamá.
Cuando uno es presidente se la tiene que aguantar muchas veces y morderse los labios porque está representando los intereses de todos los argentinos. Claro que duele que le amenacen los hijos, esto y todo lo demás, pero yo creo que la Argentina lo vale todo. Entonces, estar especulando para sacar un voto más o un voto menos con este tipo de cosas es una actitud lamentable, patética, se preocupó por una amenaza y dice esto.
Después algunos dicen que este muchachito que manejaba el camión tiene algunos problemas psíquicos, seguramente, pero este muchachito participó, obviamente, en muchas manifestaciones contra el gobierno de la provincia de Santa Cruz. Ahora fíjense, José Walter Mansilla, le dicen Casimiro, trabajó, fue empleado de SEARCO, desde el 91, hasta el 92; fue empleado de TECSUR, desde el 93, hasta el 25 de noviembre de l993; fue empleado de los Glaciares, desde el 93, hasta el 95; cursó Prefectura y ahí estuvo desde el 11 de septiembre de 2000, hasta el 15 de noviembre de 2000; marinero desde el 20 de octubre de 2006; empleado de La Prensa Austral desde el 20 de noviembre de 2006, hasta el 8 de enero de 2007 y actualmente se desempeñaba en la Empresa de Seguridad Privada Fortaleza y el 21 de septiembre de 2005, la Municipalidad de Río Gallegos le dio el Registro de Conductor, clase C, el más importante. Ahora si alguien está con sus facultades alteradas, pudo trabajar en todos estos lados, le dieron en certificado de conductor, en la municipalidad de Río Gallegos, y pasó todos los exámenes psicofísicos que hay que hacer para poder entrar a trabajar, evidentemente, yo no entiendo cómo es esta historia. Ahora dicen que está mal. Estos son los antecedentes de ese muchacho, dónde trabajó y demás.
La verdad que lo lamento profundamente porque ustedes tienen todos que entender que este tipo de actitudes y este tipo de acciones tendrían que ser visto desde otra forma y desde otro punto de vista, pero las cosas son así cuando uno es Gobierno. Si uno habla de un tema determinado, como los que habló Alberto Fernández, siendo Jefe de Gabinete, dicen que hace campaña sucia. Ahora, si dicen algo contra el Gobierno es que nosotros somos unos delincuentes. Les digo, a los que estamos acá y los que estamos allá, terminemos con ese tema, empecemos a tener objetividad. No pueden ser que algunas plumas de algunos periodistas se conviertan en militantes probando a ver cómo pueden construir oposición política agraviando y descalificando a la gente. Háganlo si quieren, seguramente no les va a acompañar la suerte a sus objetivos.
Ya se los dije el otro día que cuando uno se mueve con cristalinidad no tiene problemas. Pero si me tiran un camión contra mi casa, entonces dicen: ¡Ah, dicen que fue de casualidad! Anduvo 25 cuadras, pasó dos veces por la casa con el objetivo, volvió a la misma casa, y hablan de casualidad. Ahora si le hubiera pasado a cualquier dirigente de la oposición hablan de que falta seguridad, falta esto, lo otro, dicen que es un atentado promovido por el Gobierno. Les digo a ustedes y a los que están acá, terminemos con este tipo de cosas, por favor, terminemos con este lenguaje parcial porque eso lo que trae es problemas. Es decir esa intención de tratar de no ver las cosas con objetividad, gracias a Dios no logro el objetivo final, pero lamentablemente dejó once vehículos en el camino y varios seres humanos muy lastimados, lo cual me da una pena tremenda.
Este señor tiene todo el derecho del mundo a ser opositor, puede decir lo que quiera, pero en la democracia las contiendas se dan en las urnas, y aquellos que instigan a la violencia y los que utilizan institutos del Estado para instigar a la violencia y demás, algún día se darán cuenta del grado de irresponsabilidad que cometen.
Yo sigo predicando el amor, la pasión, no soy yo quien tiene que investigar ni nada por el estilo. Pero si le digo al periodismo argentino, a algunos periodistas y a los medios, con absoluto respeto, que traten de ser ecuánimes. No pueden ser que cuando el Gobierno diga algo sea una campaña sucia, y cuando dicen algo del Gobierno entonces tienen razón, somos cualquier cosa, no puede ser que cuando le pase algo a algún funcionario- como en este caso a mí – dicen que todo fue de casualidad. Ahora se les cae cualquier cosita, una piedrita en el techo y es un gran atentado contra un dirigente de la oposición.
Yo les pido en serio, que seamos serios y les digo con todas mis fuerzas que en la democracia las ideas se defienden en las urnas. Nosotros somos gente que hemos venido a cambiar un montón de cosas y las vamos a seguir cambiando, yo no le tengo miedo a nada, aunque sí tengo, naturalmente, los miedos que tienen todos los cristianos, pero cuando digo que no le tengo miedo a nada es porque sé cuáles son las responsabilidades que he obtenido cuando la gente me dio el mandato de ser presidente de los argentinos.
Me siento con unas ganas bárbaras, me siento con ganas de seguir trabajando con todo, de seguir haciendo desde el lugar que me toca hacerlo, con fuerza, con mucha potencia. Sé que la Argentina se puede seguir cambiando.
Sé que cuando uno habla de las cuestiones neoliberales o de que no quiere la concentración del ingreso o cuando por allí a ciertas empresas demasiado fuertes, que tienen a veces posiciones dominantes, uno se les pone firme, muchas veces hay intereses que se mueven en consonancia. Pero yo he abrazado una causa, he abrazado las ideas que me están llevando adelante; no pude soportar, como todos ustedes, el andar de la dictadura y seguramente este tipo de cosas también, con muchísimas ganas, pero les digo a todos los argentinos que me ayuden, que por favor me acompañen, que nos tiendan la mano porque vamos a seguir cambiando el país, vamos a seguir buscando justicia, distribución del ingreso, memoria, practicabilidad de los derechos humanos, vamos a seguir buscando que se terminen las corporaciones insertas en esta sociedad que tienden a favorecer a unos pocos.
Si ustedes me permiten, en cuanto a los habitantes de mi Provincia y de mi ciudad, a las que amo y quiero mucho, de hecho fui intendente y tres veces gobernador, siempre los voy a amar y querer muchísimo, siempre voy a trabajar por la Provincia como por el país con todas mis fuerzas. Sé que uno soporta con dolor todo este tipo de cosas porque los que hemos nacido allá y nos conocemos de tantos años, sabemos perfectamente que todos pertenecemos a familias de paz, que tenemos una buena convivencia, que sabemos vivir en la diferencia y que las cuestiones electorales se definen en el tiempo de las cuestiones electorales. Esto por un lado.
Por otro lado, les digo con absoluto respeto a mis amigos periodistas –tengo varios- y no le voy a faltar el respeto al periodista Fernández Moores, porque no lo conozco, aunque le digo que tiene una información equivocada, que podría haber preguntado porque uno es de pago chico y esas cosas por ahí acá no se comprenden, pero a uno sí le duelen.
Cuando hoy firmamos esto de La Matanza, lo más importante y central es que los argentinos tengamos buena memoria, que vean de dónde venimos, de dónde salimos y dónde estamos. Sabemos que todavía falta, que hay que trabajar para llegar a octubre para definir la cuestión electoral. Ya va a haber tiempo de definir la cuestión electoral, hay que tener ideas, convencimientos y propuestas superadoras.
Porque yo tengo una certeza: cada vez que miro a los ojos de los argentinos cuando voy a Jujuy, a Mendoza, a Santa Cruz, a Tierra del Fuego, a Chubut, a Lomas de Zamora, a La Matanza, a Lanús, a Quilmes, a San Fernando, a San Isidro, a Vicente López, a Necochea, a San Martín, a Florencio Varela, a cada lugar que voy veo los ojos de la gente y percibo que tienen una gran memoria.
Por eso, como les digo siempre a todos los amigos y personas que conozco, sé que la gente en octubre va a responder en las urnas con buena memoria. Hay que poner muy buena memoria en las urnas porque eso va a permitir el cambio y va a ser un punto de inflexión, va a consolidar este país distinto que estamos construyendo. Y a aquellos que se oponen a nuestras ideas, les digo que no pierdan la calma, que no agredan, que no descalifiquen, que sumen sus responsabilidades, que si quieren gobernar el país que demuestren que son mejores, no insultando, agraviando o descalificando de cualquier manera en una actitud casi histriónica y de histeria total, sino con ideas.
Y si dicen que son tan cristianos y que quieren tanto a Dios, que lo hagan con amor y con pasión, porque eso es el cristianismo, es amor, es pasión, es querer al prójimo, es la práctica de la piedad, es poner la otra mejilla, por lo menos es lo que me enseñaron a mí desde pibe y es lo que practico, es saber corregir los errores y también es saber perdonar.
Estas cuestiones hay que tenerlas muy en claro y hay que seguir trabajando con muchísima fuerza, pero no retrocedamos un paso en la lucha por la verdad. No importa el agravio de hoy, mañana se va a convertir en una cualidad y un calificativo que va a marcar las conductas correctas que hemos llevado al dar cada paso hacia delante y, por supuesto, siempre con la posibilidad de corregir, corregir y corregir. Esto es central, porque nadie acierta en todo y siempre. A la Argentina la amamos y la queremos, la sentimos, sabemos de y luchamos por su pluralidad.
Yo quiero agradecer a toda la gente de las distintas tendencias políticas e ideas que nos están acompañando y que me dicen “vamos hacia delante, vamos hacia la concertación plural, vamos hacia la construcción de una política que profundice el cambio en la Argentina, construyamos las variantes de la transformación en serio”, y los rostros de chicos y de gente grande que veo de una punta a la otra del país, me dan una fuerza bárbara.
Comentábamos con Daniel que a él le pasa lo mismo, también me lo estaba comentando hace un rato Daniel Filmus, otro gran Ministro de Educación, intachable, trabajador, que propuso la Ley de Educación, los 6 puntos del Producto Bruto Interno, que ha trabajado conmigo incansablemente para empezar a remontar la cuesta de un proceso educativo que prácticamente había sido olvidado al servicio de los argentinos. Tengo por él un profundo respeto y creo también en él y le digo “vos, sé como sos, yo sé que la ciudad de Buenos Aires no necesita generar acciones de exposiciones mediáticas, lo que necesita es un conductor que trabaje, que administre, que tenga ideas nuevas, que siga trabajando por la transformación cultural de esta gran ciudad y vos, que amas tanto a la ciudad de Buenos Aires, trabajá con ese sentido, con el que trabajaste toda la vida”. Siempre digo que nunca vi un dirigente con la capacidad de un tractorcito como la que tiene Filmus, todos los días avanza, avanza y avanza y, realmente, lo veo trabajar con unas ganas y una pasión que a uno le da más fuerzas.
También les digo a seguir transformando a la Argentina, a seguir construyendo a la Argentina industrial, a seguir terminando con la indigencia, la pobreza y la desocupación, a seguir llevando las industrias a toda la Argentina, a seguir con todas nuestras fuerzas en la transformación productiva, a seguir construyendo un país para todos, no para algún sector corporativo, sino para todos y para tener entre todos la capacidad de corrección permanente.
Nunca le voy a dejar de agradecer al pueblo argentino la posibilidad que me dio de tener la iniciativa de la conducción del país y con todas mis limitaciones, les puedo asegurar que estoy haciendo todo lo que puedo, día tras día y hora tras hora y me siento feliz. Además, nunca me voy a olvidar del agradecimiento que le tengo que hacer a la gente por el abrazo, la mano solidaria y el que me digan “siga adelante, no baje los brazos, dele para adelante” porque la gente se da cuenta que ponen una traba tras otra y gracias a Dios mucha gente la puede ir superando, mucha gente anónima también, mucha gente que nos está mirando y eso me da la fuerza para ir saltando todos los obstáculos que hay en el camino, siempre sembrando el cariño, siembre sembrando la convivencia, pero también con memoria y con justicia.
Porque para algunos hablar de memoria y de justicia...Por el contrario, cuando hay memoria y cuando hay justicia, hay tranquilidad espiritual, y cuando hay tranquilidad espiritual, se puede construir un país. Por eso, todos los sectores tienen que trabajar para que la justicia se profundice y también se profundice fuertemente la memoria.
Queridos amigos, muchas gracias por poder compartir este momento con ustedes, estoy profundamente feliz de poner en marcha estas obras, seguiremos anunciando, ejecutando y llevando obras adelante de todo tipo de estructuras y siempre trabajando por la Argentina.
A todos les digo que este punto de inflexión que tiene el país estoy seguro que marca que estamos en los últimos pasos del infierno y el 10 de diciembre de este año, por ahí le podemos decir al pueblo que estamos llegando al purgatorio. Y cuando lleguemos al purgatorio, necesariamente este país va a tener que entrar a discutir las bases de la Argentina estratégica, con fuerza, de un nuevo proyecto de salud que le hace falta al país, la consolidación de un proyecto educativo y la Ley de Reforma Educativa y su implementación, la consolidación de la industria nacional, la consolidación de los empresarios nacionales.
Siempre hay que estarles reconocido a los empresarios nacionales, tanto de la producción como de los medios que se quedaron en la Argentina a pesar de todos los problemas económicos y de la crisis de 2001, porque tuvieron fe y confianza en su patria y eso es muy importante; a profundizar realmente la capacitación, a profundizar con mucha fuerza la construcción y la consolidación de nuestros productos primarios con valor agregado para aumentar la calidad de nuestras importaciones y exportaciones, a consolidar el superávit primario y a hacer un país cada vez más previsible, más tranquilo y de ahí a rendir las asignaturas pendientes que tiene el país y entre ellas no la verdad y justicia de los hechos que pasaron hace treinta años, sino a consolidar una justicia que ya empezó con una nueva Corte Suprema, una justicia donde la gente sienta garantías claras y concretas de que sus derechos serán absolutamente respetados. No es sólo una tarea de los jueces, es una tarea de todos los argentinos.
Muchísimas gracias. 
NESTOR KIRCHNER
tif�  s a �ϙ � ' -AR style='font-family:"Book Antiqua"'>Lógicamente habrá que discutir una política seria y profunda de los transportes públicos en la Argentina y su rol; habrá que discutir una política seria también en todo el proceso de construcción de puertos, central y fundamental para el marco de la exportación y la importación que se está generando de bienes de capital para mantener los dos superávit, el comercial y primario que es fundamental. Saber que si necesitábamos de un producto mucho más chico, el 3 por ciento del superávit fiscal primario, tenemos que analizar concretamente cuál es el superávit fiscal primario que necesitamos para cada momento, eso no es algo estático, eso funciona. Tendremos que discutir el día de mañana, con toda claridad qué significa un proceso excedentario o no de reservas y qué se hace con ese proceso excedentario. Cosas concretas, reales que la Argentina está necesitando, entonces los argentinos van a decir que tenemos una dirigencia que está debatiendo el país que viene, no una dirigencia que le está poniendo todo lo que puede al que está gobernando para ver si puede tropezar o caer para decir yo puedo ser gobierno. No, lo interesante, lo importante es el gran debate nacional y para eso hay que formarse.
Así que ustedes están dando un ejemplo claro y concreto, se los digo sinceramente, tomo el guante del proceso de aprendizaje que ustedes nos hacen hacer a nosotros también, y creo que la Argentina hoy está demostrando que los argentinos estamos empezando a encontrar los enlaces, los caminos y las vinculaciones que nos van a permitir construir el país que nosotros nos merecemos.
Estamos en el infierno todavía, algunos quieren decir que salimos del infierno porque tienen otras ideas y proyectos, todavía estamos en el infierno, porque todavía tenemos muchísimos desocupados. A nosotros nos gustaría recuperar empresas con muchísima rentabilidad, que ganen muy bien y que los trabajadores recuperen su participación en el producto nacional como corresponde, entonces allí diremos que del purgatorio vamos hacia otro camino. Espero que en diciembre todos sepamos que ya estamos saliendo del purgatorio y debatamos el país estratégico, y el país estratégico lo tienen que debatir los intelectuales, los estudiantes, los profesionales, los empresarios, los trabajadores. No se puede sin la presencia del trabajo y la producción debatir un país estratégico, no puede debatir un país estratégico una elite aislada solamente de la realidad, la opinión pública también. Esto es fundamental y ese debate en la Argentina se va a dar como se ha dado en otros países.
Muchas gracias, realmente muchísimas gracias por vuestra presencia y sigamos trabajando con toda nuestra fuerza. La casa es de ustedes, siempre estoy dispuesto a corregirme porque quien tiene la responsabilidad de tomar decisiones permanentemente se equivoca permanentemente, sé que me equivoco permanentemente y trato de corregir todos los errores que pueda tener, pero les aseguro que nunca lo hago con mala intención y siempre trato de pensar en el conjunto de la sociedad argentina. Quiero decirles gracias por todo los que ayudan a todos, empresarios y trabajadores, y aprovechar para decirle a toda la gente que nos mira muchas gracias por ayudarme cotidianamente y darme esa fuerza moral para construir la Argentina.
Me quedaron muchas cosas, pero la foto de ayer, como cuando fuimos a inaugurar viviendas a José C. Paz con los gorros amarillos, cuando veo los gorros amarillos uno se emociona, porque el trabajador con el gorro amarillo se acerca y no me dice señor Presidente, me dice “hermano estoy laburando”. Ayer pasaba lo mismo con los trabajadores de Peugeot, no hay cosa más linda que el trabajo, eso trae dignidad a la familia y lógicamente todos queremos estar un poco mejor. No voy a hacer ese discurso de los ’90 o antes, siempre todos queremos ganar un poco más, es natural, porque siempre todos queremos vivir un poco mejor, quien invierte y quien trabaja, lo importante es que sepamos cómo vamos dando los pasos.
Así que muchísimas gracias y gracias por todo.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada