junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la presentación del Plan de Acción de la Agencia Nacional de Desarrollo de Inversiones "Prosperar" (2007)

DISCURSO EN EL ACTO DE PRESENTACIÓN DEL PLAN DE ACCIÓN DE LA AGENCIA NACIONAL DE DESARROLLO DE INVERSIONES “PROSPERAR”
Néstor Kirchner
[6 de Marzo de 2007]

Señor vicepresidente de la Nación, señores Gobernadores; señor Jefe de Gabinete de Ministros y ministros del Poder Ejecutivo Nacional; señores empresarios; miembros del cuerpo diplomático; autoridades nacionales, provinciales, municipales; señoras y señores: en primer lugar, quiero realmente felicitar a la Dra. Beatriz Nofal por el avance que ha hecho en la Agencia de Inversión “Prosperar”.
Quien les habla y la ministra de Economía, que tan bien lo expresara recientemente, tenemos grandes expectativas en la tarea que ella pueda realizar y sabemos que es un elemento fundamental para generar el proceso de reconstrucción y de reconversión, que tiene que llevar a la Argentina adelante, un proceso que tiene distintas visiones, un proceso que tiene distintas caracterizaciones.
Yo la verdad, que he decidido afrontar con mucha crudeza la realidad que tiene que vivir la Argentina. Y además no privarme de decir lo que pienso porque creo que tiene que haber mucha firmeza y muchas convicciones. Y para que la Agencia de Inversiones pueda ir adelante, también tienen que haber muchas convicciones y mucha decisión en la política, que nosotros podamos llevar adelante.
Hoy decía, a la mañana, que la caracterización del voluntarismo mal intencionada expresaba que la Argentina estaba al borde de una crisis por la situación mundial que nos tocaba vivir. Y algunos escribas o aprendices de la economía argentina decían que por la falta de credibilidad de nuestros índices (son creíbles si son negativos, si son buenos, evidentemente, son poco creíbles) estábamos sufriendo la caída de los bonos, que esto y que lo otro.
A pocas horas, hice una viajecito de donde estaba, llegué hasta acá, y miro los índices: baja 8 puntos el Riesgo País, suben 371 los bonos, sube la Bolsa. Es decir, que creo que no hay que moverse tanto en la coyuntura; esa voluntad de que las cosas salgan mal porque salgan mal, los argentinos ya le hemos superado definitivamente. Se está construyendo un país sustentable, se puede estar de acuerdo o no en muchas cosas, lógicamente cada uno tiene un marco de verdad relativa. Es imposible que estemos de acuerdo en todos los temas y nosotros lo aceptamos totalmente porque nos parece lógico que en la verdad relativa podamos discutir visiones, que haya una verdad síntesis que nos vaya conteniendo a todos los argentinos. Pero digo, la verdad relativa para que las cosas nos sigan saliendo mejor.
Cuando estuve con mi amigo Ratazzi, el otro día, dije que de bien irán las cosas en la Argentina que hasta Ratazzi se decidió a traer la inversión de la Fiat, esto es muy importante. Se lo dije a él y lo digo ahora cariñosamente, pero es vital la construcción de este país que tenemos que llevar adelante. Es decir, tenemos que hacerlo con ganas, con alegrías, con fuerza y es evidente que nadie es perfecto, ni nadie acierta todo y nosotros somos un equipo humando de gente, que acertamos y nos equivocamos. Pero de ahí, de pasar del mejor de los mundos a la crisis en 24 horas, en la Argentina eso no tiene que suceder nunca más.
La democracia da las posibilidades de la alternancia, de ir eligiendo distintos tipos de gobierno y cada uno puede elegir el tipo de Gobierno que quiere. Pero lo importante es la construcción del capital, la distribución del ingreso, el mejoramiento de la Argentina, el crecimiento económico de la Argentina, el crecimiento del ingreso per cápita, el crecer en el nivel de rentabilidad empresaria, de inversión y demás, eso es algo que todos los argentinos tenemos que cuidar y no podemos poner en juego por ninguna coyuntura electoral. Las elecciones, hay que saberlas diferenciar, hay que debatir, buscar qué perfil de país, qué matiz se quiere y todo eso me parece perfecto. Pero, por lo menos nosotros, vamos a cuidar responsablemente todo lo logrado.
Leía, en algunos matutinos, decían que se ha alcanzado un récord de reservas, porque estamos en 35.240, todavía no. En el mes de marzo del 2001 hubo 37.136 millones de dólares de reservas así que hay que fijarse bien, por eso yo digo que investiguen, que busquen. Es cierto que es reservas se conformaban con mucha deuda, créditos del Fondo, del Banco Mundial, del BID, para poder mantener el índice de la relación convertibilidad-peso. Pero nosotros no tenemos bajo ningún aspecto ese riesgo, pero Dios quiera que podamos llegar al récord, todavía no hemos llegado, tenemos que superar los 37.136 millones de dólares que obviamente no es la conformación de la estructura de reserva que tenemos ahora.
Estamos con muchas ganas, con mucha potencialidad, vemos que están llegando inversiones de todos los lugares del mundo a la Argentina, y, evidentemente, queremos consolidar la sustentabilidad del país. Estamos muy conformes con nuestra clase empresaria, creemos que están trabajando bien, que están apostando bien, están invirtiendo bien, están modernizando. La inversión de bienes de capital que están es muy importante, basta ver que en el mes de enero el crecimiento de importaciones en bienes de capitales llegó al 41 por ciento del total del crecimiento de las importaciones, esto es un dato muy interesante para tener en cuenta.
Construyamos el país, este es el mensaje nuestro, construyamos la Argentina, potenciemos la estabilidad de este país, y, por supuesto, a nuestros amigos embajadores del Club de París les decimos que transmitan a sus gobiernos que queremos pagar la deuda, pero, obviamente no caer en un proceso vejatorio de tener que hacer un acuerdo con el Fondo, cosa que no estamos dispuestos a hacer bajo ningún aspecto, pero tenemos toda la voluntad de cumplir con nuestras obligaciones. Si bien no somos los responsables de esa deuda adquirida queremos honrar a la Argentina y cumplir con esta obligación, así que esperamos realmente la voluntad de los gobiernos del Club de París para solucionar este tema definitivamente, esto es central, y evitar una cuestión que tienen que entender que a los argentinos, en nuestra relación con el Fondo no nos fue de la mejor forma, hemos superado esta obligación y no podemos aceptar, bajo ningún aspecto, un acuerdo condicionado con el Fondo. Es importante que transmitan a vuestros gobiernos que la Argentina está absolutamente decidida a cancelar esta deuda.
A todos los señores empresarios, tenemos que encontrar, como decía la doctora Nofal con toda claridad, un sistema que nos siga consolidando en la competitividad, tanto la posibilidad de invertir dentro y fuera de Argentina, que es muy importante, y también la capacidad de tener una competitividad en nuestras exportaciones. Es central encontrar un tema que podamos institucionalizar en el futuro, no sólo una política cambiaría correcta, como estamos adelante, que nos da competitividad y demás, sino que también podamos alcanzar sistemas, como tienen otros países, que permiten generar niveles de competitividad a los empresarios nacionales, en un mercado altamente difícil, donde hay políticas activas de los gobiernos. A medida que Argentina va superando al crisis va a poder tener políticas activas y va a poder ayudar a que nuestras exportaciones puedan llegar a los mercados con una actitud promotora por parte del Estado, que puede ayudar a consolidar el avance sobre los mercados que tenemos que hacer.
Fuerza Doctora, ministra mucha fuerza, sigamos con el marco de inversión que tenemos que lograr para todos los argentinos. Tengan ustedes la seguridad de que vamos a seguir administrando con responsabilidad y seriedad, con los superávit gemelos que tenemos, vamos a seguir trabajando fuertemente. Imagínense ustedes si nosotros queríamos un 3 por ciento de superávit primario cuando discutíamos con el Fondo, en los primeros momentos de nuestro gobierno, hoy con el producto Bruto que tenemos, más o menos el 3.6 tuvimos de superávit primario, así que estamos bastante por arriba de las previsiones que habíamos hecho. Pero no quiero leer estos números porque después dicen que uno se autoelogia, yo no quiero hacer eso, pero u8no en la vida hace las cosas convencido, es decir, cuando uno emprende un camino lo emprende con pasión, con convencimiento, con decisión. Aquel que no hace las cosas convencido, ustedes los saben como empresarios que son, difícilmente le va a ir bien en lo que lleva adelante. Yo, como presidente de los argentinos, me levanto con mucha pasión todas las mañanas, trabajo con mucha fuerza, con mucha ganas, y siempre con la fe de que las cosas van a salir bien. No vivo en los altibajos depresivos que viven algunos mercados, sino que fundamentalmente siempre creo que la Argentina puede, que los argentinos podemos, soy francamente optimista, abierto a cualquier capacidad autocrítica pero a defender con pasión los principios que uno pueda tener.
Quiero agradecerles profundamente la presencia en la Casa de Gobierno, el éxito de los empresarios argentinos, el éxito de los trabajadores argentinos, va a ser el éxito de la Argentina toda. La Argentina y los argentinos tenemos que entender que necesitamos empresarios que tengan mucha rentabilidad, que puedan crecer económicamente. No sintamos vergüenza de tener empresarios que les vaya bien y que tengan muchos recursos, este fue otro de los males de la Argentina, cuando a los grupos empresarios les va bien, nace la idea de que tiene que ir un poco peor, que no puede ser que les vaya tan bien, son características culturales que los argentinos definitivamente tenemos que superar porque eso es fundamental para lograr el éxito. Muchísimas gracias, están en vuestra casa, adelante, fuerza, esperamos poder acompañarlos.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada