junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la inauguración de la planta para el tratamiento de líquidos cloacales y agua potable, en Hurlingham (2007)

DISCURSO EN EL ACTO DE INAUGURACIÓN DE LA PLANTA PARA EL TRATAMIENTO DE LÍQUIDOS CLOACALES Y AGUA POTABLE, EN LA LOCALIDAD DE HURLINGHAM, PROVINCIA DE BUENOS AIRES
Néstor Kirchner
[10 de Abril de 2007]

Señor Vicepresidente de la Nación; señor gobernador de la provincia de Buenos Aires; querido intendente de Hurlingham; queridos intendentes de las distintas localidades, de distintas ideas, conceptos y filosofías pero todos enmarcados en la construcción del nuevo país; hermanos y hermanas presentes de las distintas localidades que se encuentran acá: muchas gracias por poder compartir con ustedes este hermoso acto.
Corría el año 1987; a mí me tocaba ser intendente de mi ciudad; acá en ese momento todavía era la intendencia de Morón y había en Morón un gran lío institucional, porque se le había mentido al pueblo de Morón. Entre una empresa que no voy a decir el nombre y un ex intendente que tampoco voy a decir el nombre, porque ustedes se acuerdan, ¿o lo decimos?, el intendente Rousselot, habían estafado la voluntad popular y había un lío tremendo con el tema de las cloacas, fue en el año 1987. Veinte años después, estamos inaugurando esta Planta de Hurlingham que viene a reivindicar a los pueblos de toda la región, Hurlingham, Morón, Ituzaingó, 3 de Febrero, a devolver la fe y la palabra empeñada.
Dijo bien el gobernador Solá; en agosto de 2003 anunciamos las 4 plantas; está acá la primera terminada, 75 millones de pesos de inversión. ¡Claro! para algunos economistas y para algunos comentadores de la realidad, esto significa que se incrementa el gasto público en la Argentina. ¡Claro! ellos tienen agua, cloacas, todos los servicios, tendrían que venir acá a Hurlingham que hasta hoy tenían cero por ciento de cloacas y a partir de esta Planta van a tener 25 que puede llegar a habilitar y tener cerca del 90 por ciento con futuras inversiones que haga el gobierno de la Provincia de Buenos Aires, el gobierno Municipal y el gobierno Nacional.
Esto no es gasto público, esto es inversión pública; esta es la discusión eterna que tenemos con aquellos que han fundido y quebrado el país y nos quieren seguir diciendo o nos quieren seguir marcando que este gasto es gasto improductivo. Dicen que estos son gastos electorales.
Escúchenme, empezamos la obra en agosto de 2003; según ellos no tendríamos que hacer ninguna obra porque todo es gasto electoral. ¿Qué problema tienen con este tema de lo electoral? Los veo tan preocupados. Olvidémonos de la oposición que es natural y tiene razones para estar preocupada, pero fundamentalmente los veo muy preocupados a los comunicadores. ¿Qué problema tienen? Ellos tienen la suerte que nunca van a elecciones; ellos pueden escribir bien, mal, lo que venga, qué importa si con el dueño o el patrón que tienen y si escriben de acuerdo a lo que ellos quieren -la mayoría de ellos no todos por supuesto- no tienen problemas.
Ahora vayan a ver en algún medio si el dueño del medio piensa diferente -tanto que hablan de la libertad de prensa- si el periodista se anima a escribir diferente. ¿Qué problema tienen? Las elecciones van a llegar en octubre y en octubre el pueblo argentino ganará las calles, las alamedas, irá a votar y seguramente va a votar por la profundización del cambio.
¿Por qué esta manía?. Yo no sé si porque vengo de un pueblo chico, si vengo del país federal como vienen todos ustedes que son acá parte de la provincia de Buenos Aires, a algunos los pone tan nerviosos. Han administrado el país durante años, han administrado el país pensando con un concepto totalmente centralista y fue absolutamente doloroso y desastroso lo que nos pasó.
¿Por qué no nos dejan trabajar? ¿Por qué no nos apoyan seriamente para trabajar con un espíritu constructivo? ¿Por qué esta manera de creerse que se es buen periodista si se habla mal, se agravia y se descalifica?
Algunos -por supuesto que son algunos- pero es así como trabajan.
Les digo que sería muy interesante que algún día también todos tengan que responder sobre las cosas que dicen ante el pueblo argentino, porque es muy fácil escribir, imputar, describir, atacar, todas esas cosas que se dicen y después evidentemente cuando se demuestra que todo lo que dicen no es cierto como pasa habitualmente, lo sacan en un cartelito así de chiquitito.
Por eso, estas manos que están libres y limpias, que no tienen compromiso con nada, nada más que con el pueblo.
No me van a presionar mediáticamente. No, porque me voy a abrazar a mi pueblo y junto con mi pueblo vamos a construir la Argentina que nos merecemos.  Esto es lo que tenemos que hacer con toda nuestra fuerza, junto al pueblo Argentino, junto a la clase trabajadora, junto a la clase media, junto a los empresarios nacionales vamos a construir el país que tenemos que hacer. Un país sin hipocresías, un país mirándolo desde donde estamos saliendo, todavía estamos en el infierno queridos hermanos, si nos llevaron a lo que llamo la atención de la exclusión a situaciones límites y todavía no salimos.
Ahora, lógicamente que nace la atención del crecimiento. ¿Y qué problema hay que en una democracia se hable, se discuta, se piense diferente? Pero qué problema hay si en cualquier lugar del mundo sucede y en la Argentina también. Nosotros creemos en la diversidad, en la pluralidad.
Claro que defendemos nuestras ideas. Se enojan cuando dicen: ¿quién va a ser el candidato a presidente que ustedes van a llevar? Y nos empujan, y les decimos como decía recién Felipe, puede ser un pingüino y una pingüina, pero se ponen nerviosos y se enojan. Será así, va a ser así, ese es el candidato o candidata que nosotros vamos a llevar.  Y decimos que Daniel va a ser y es ya el candidato a gobernador por nuestro pensamiento político en la provincia de Buenos Aires.  Dicen no, a Daniel lo van a cambiar; con Daniel nos reímos permanentemente, Daniel es el candidato, el 10 de diciembre va a jurar como gobernador y vamos a estar todos felices con esta realidad clara y concreta.
Queridos hermanos y amigos: llamo a todos los argentinos, llamo a los argentinos a construir un país con calidad, a construir un país con respeto, a construir un país en la diversidad, a saber que nadie es dueño de la verdad absoluta, a terminar con esas definiciones tajantes que tienen algunos que creen que porque lo dicen ellos dicen la verdad; tendrán alguna parte de la verdad y otra no, porque la tolerancia que muchos reclaman, es una tolerancia que se tiene que mover en todos los ámbitos. Es hora que la Argentina se de un baño de humildad, que los argentinos también nos demos un baño de humildad, pero también es hora de que así como la clase dirigente paulatinamente va haciendo los recambios, así como estamos reconstruyendo este país, hay sectores que se tienen que hacer severamente la autocrítica. Yo no voy a decir; sé que me van a criticar, que me van a decir de todo pero a mi me gusta hablar con la verdad con mi pueblo.
Les pido en serio, les pido encarecidamente a muchos sectores de la prensa argentina que se hagan una autocrítica, que nos den un ejemplo que son dignos de autocriticarse y de terminar con esa soberbia de que tienen la verdad. Que miren su historia, que vean que no resisten muchos el archivo, que vean que también tienen la espalda cargada con los errores que se puedan haber cometido, que analicen para atrás las cosas que han dicho, las cosas que han apoyado y cómo les han salido, que analicen todo porque es fundamental para construir una Argentina diferente. Esta tarea de querer cargar las responsabilidades solamente siempre sobre algunos, pero en este caso específico conmigo no tengan problema, soy el Presidente de los argentinos, nunca le voy a escapar a ninguna responsabilidad y quiero seguir trabajando para cambiar el país. Pero también a ustedes, a los que están acá, a los que están en sus casas, les pido que me ayuden, que me den la fuerza que me dan cotidianamente, que me tomen de la mano y nos lleven hacia la victoria del conjunto del pueblo argentino, que me den su cariño, que me den su amor, que me den esa fuerza que me llena y me da esa potencialidad para seguir luchando con todo mi corazón para construir una Argentina distinta, porque sé que abrazado al pueblo argentino, a los trabajadores, a la clase media y a los empresarios, vamos a hacer un país distinto, en pluralidad con todos los sectores que quiere la patria. No importa donde estén encuadrados políticamente, sino construyendo la Argentina que necesitamos, que podamos confluir en una concertación plural que le de la fuerza y la gobernabilidad que el país necesita. Creo firmemente en eso.
Además quiero decirles a todos los argentinos que cuidemos todo lo que hemos logrado, como hemos bajado la pobreza, como hemos bajado la indigencia, como bajamos la desocupación, y escuchen bien, como hoy hicimos esta Planta.
Me han criticado los economistas y algunos periodistas que defendían a la empresa y decían: ¿cómo le hace esto el Presidente a Aguas de Francia? ¿Cómo hace esto de rescindirle el contrato a Aguas Argentinas como se llamaba? ¿Cómo hace esto?
Hicimos esto, porque estaban los argentinos sin agua, sin cloacas, estaban siendo estafados en su voluntad y recuperamos la empresa de Aguas Argentinas junto con los trabajadores, para hacer este tipo de obra y ponerla al servicio del pueblo. Como ahora que el Estado administra estas obras se pueden hacer y cuando las administraba Aguas Argentinas no se podía hacer nada; lo único que pedían era tarifa, tarifa y tarifa, pero obra ninguna.
Ahí está; esta obra la llevó adelante el pueblo argentino con sus trabajadores, con sus empresas para ponerla al servicio del conjunto de la sociedad.
Por eso queridos amigos, con fuerza, con convicción en las ideas, cuando pensemos diferente discutamos en paz y con amor, buscando la síntesis que es la verdad que nos puede contener a todos, pero es fundamental que los argentinos detrás de un gran proyecto nacional, construyendo la alternativa que nosotros necesitamos, con fuerza, con capacidad de transgresión, con decisión, con la voluntad de afrontar el futuro que viene, generemos la alternativa nacional que este país necesita.
Por eso seguimos trabajando, seguimos con fuerza, todavía no llegó el momento de lanzar la campaña electoral del 2007, pero que no se hagan problema, cuando llegue el momento allí vamos a estar y vamos a ir a dar la batalla por el triunfo; no para que sea el triunfo nuestro sino para que sea el triunfo de todos, para que sean varios pasos adelante, para que sigamos recuperando la esperanza, para que sigamos rindiendo las asignaturas pendientes, para que sigamos corrigiendo errores, para que cada vez tengamos más humildad y para que podamos darle un mensaje al país. No solamente es un sector del país el que tiene que aprender a entender la historia y los tiempos, sino que todos tienen que tener una alta capacidad de autocrítica, porque acá en la Argentina para llegar a donde se llegó, muchos se tuvieron que haber equivocado porque seguramente no es culpa de uno solo como pasó en el pasado.
Por eso amigos y amigas: muchas gracias, muchas gracias por compartir este momento, los abrazo fuertemente, este pingüino -como les molesta a algunos soy pingüino-, los abraza con toda la fortaleza. Les puedo asegurar que siento muchas ganas de estar permanentemente con ustedes, seguiremos cambiando el país, seguiremos cambiando con el Intendente, con Solá, con Scioli la provincia de Buenos Aires, seguiremos cambiando con los intendentes de todos los partidos la provincia de Buenos Aires, seguiremos cambiando con los gobernadores de la Argentina el país y seguiremos empujando a la nueva Argentina con los argentinos y argentinas que quieren de una vez por todas que la bandera argentina flamee de una punta a la otra de la patria con el orgullo de ser un país grande, soberano y digno.
Muchísimas gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada