junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la presentación de la Ley Nacional de Educación Técnica (2006)

DISCURSO EN LA PRESENTACIÓN DE LA LEY NACIONAL DE EDUCACIÓN TÉCNICA
Néstor Kirchner
[27 de Julio de 2006]

Señor Vicepresidente de la Nación; señores ministros del Poder Ejecutivo nacional y provincial; autoridades nacionales, provinciales, municipales; señores legisladores; integrantes de la comunidad educativa; representantes gremiales; señoras y señores: estas son las cosas, los hechos que lamentablemente muchas veces no venden, pero sí que trasforman, que cambian, que devuelven la esperanza, que devuelven la autoestima, que devuelven la posibilidad de ser, son los instrumentos que van a cambiar la Argentina, más allá de gobiernos transitorios como son los democráticos, sino que fundamentalmente son políticas de Estado que deben ser implementadas, y que estamos recién comenzando en la tarea de la recuperación de las escuelas técnicas.
Es un sueño de muchos de ustedes que vienen teniendo años, a algunos los conozco, años de entrega, de lucha, de buscar el torno, de buscar la tenaza, de buscar ver cómo enseñarles a los chicos como poder sobrevivir para defenderse ante alguna posibilidad lejana de trabajo en tiempos de ajustes estructurales, no hay que acordarse mucho de eso, pero es bueno tenerlo en la memoria siempre.
Muchas sobrevivieron, nosotros en nuestra provincia hicimos lo imposible, hicimos escuelas técnicas nuevas, en otros lugares no lo pudieron hacer por el sistema de financiamiento educativo, el no cumplimiento ni siquiera de las pautas de la llamada en su momento Ley Federal, que si se hubieran cumplido, por allí las pautas económicas y financieras generaron grandes deudas de la Nación con las provincias que nunca se cumplieron. Evidentemente esto llevó a que las escuelas técnicas paulatinamente perdieran su protagonismo, porque en un determinado momento una determinada dirigencia de este país había pensado nada más que en un país de servicios, esa es la realidad. La industria, el desarrollo con valor agregado de nuestro campo, el desarrollo global de todas las posibilidades productivas que tiene la Argentina habían sido desechadas en el marco de una división del trabajo muy especial y muy típica que se dio durante esa década que nos tocó vivir.
Con el ministro Filmus, con todo el equipo de trabajo empezamos a pensar cómo las podíamos revitalizar rápidamente, nos causaba vergüenza ver el presupuesto que tenían en su momento las escuelas técnicas, 6.700.000 pesos creo que era; en el 2004 hicimos un esfuerzo casi simbólico, pero era el doble, el cien por cien, 12.200.000 o 12.300.000 de pesos; llegamos en el 2005 a 17.000.000 y monedas y pudimos, ya con la implementación del nuevo sistema de financiamiento educativo, que era fundamental, los 6 puntos del Producto Bruto Interno para estructurar el financiamiento de la educación, porque si no hay financiamiento el pensamiento queda sin acción y llegamos a estos 266.000.000 donde hoy entregamos los primeros 83.000.000 de lo presupuestado y recurrimos porque consideramos que era la mejor forma, sabiendo el material humano, la calidad y la capacidad profesional que tenemos en las escuelas técnicas, a que cada escuela técnica vaya determinando cuál es la prioridad que tiene dentro del marco que vive, dentro de la ciudad que está, dentro del ámbito que está para determinar una preparación bien determinada, bien específica y bien de acuerdo con las necesidades de la región que tiene que tener cada chico.
Por eso, más inversión federal que ésta yo creo que no existe. Es tan federal, que es a las propias escuelas, a través de sus cuerpos orgánicos, sus docentes, sus directores los que van a decidir el rumbo de la inversión, cosa que es fundamental para poder lograr que el avance y el crecimiento del país pueda darle cabida global a muchos chicos de una generación que fueron quedando afuera. Porque la exclusión social ha funcionado muy fuerte en esta Argentina y por allí encontramos hoy que hay empresas que reclaman trabajadores con determinados oficios y a veces no están preparados quienes tienen la posibilidad de trabajar con ese oficio y eso es fruto de los ajustes estructurales, de la exclusión social y de estas políticas que nos han tocado soportar.
Así que, nosotros allí creemos que, con financiamiento educativo, con la priorización muy fuerte de la implementación de la inversión y de todo el esquema del funcionamiento de la educación técnica, el crecimiento de la industria, para que ustedes tengan una idea, de junio desestacionalizado, fue del 8,9 y estacionalizado 8,7. Miren a los niveles que está creciendo la industria argentina, las posibilidades que esto está generando y las posibilidades que va a generar en muchísimos jóvenes argentinos de tener la posibilidad de recuperar, la posibilidad de tener la aventura de un trabajo, de recuperar la autoestima en los hogares, en la posibilidad de cada uno, se va a realizando, dice “estoy estudiando, me estoy formando porque sé que me voy a poder realizar”. Hace algún tiempo atrás, esto era casi una quimera, era estudiar sin saber qué posibilidades voy a tener o adónde voy a ir a terminar o dónde voy a estar explotado sin ningún tipo de posibilidades.
Gracias a Dios hay muchísimos argentinos más ocupados en la Argentina, muchísimos. Los niveles de ocupación siguen creciendo, la desocupación sigue bajando, yo creo que vamos a tener noticias importantes en todo este tiempo también en ese rubro y es toda la tarea que en forma conjunta se va realizando.
Entonces, ahora estamos discutiendo una ley en este momento que es fundamental. Ya tenemos el financiamiento educativo, pusimos en funcionamiento un sistema técnico y ahora es la ley de educación, con una participación pluralista, democrática, abierta y donde están discutiendo escuela por escuela, docentes, en todo el país.
Dios quiera que este año la podamos tener implementada. Seguramente no va a ser la ley más perfecta, seguramente los sectores concentrados, a veces, o aquellos sectores extremadamente conservadores no van a querer que haya una ley de educación que sea debatida e implementada con esta masividad que nosotros deseamos; seguramente no va a ser la ley más perfectible, las leyes son perfectibles, tendrá que ir adecuándose con la evolución de los tiempos, no hay leyes que por sí solas sirvan para todos los tiempos y se van adecuando, pero vamos a tener una ley de educación.
Si este año los argentinos tenemos una ley de educación, si este año los argentinos tenemos la posibilidad de seguir consolidando la inclusión social a través de la educación como elemento central y fundamental, si los argentinos seguimos recuperando nuestro país, paulatinamente nos vamos a sentir que estamos recuperando lo que nunca debimos de haber perdido.
Así que, yo me siento feliz de compartir con ustedes estos anuncios, me siento feliz de avanzar decididamente en algo que creía que era una asignatura pendiente muy grande y también, a la hora de que estamos entrando a subir los peldaños y a tratar de salir del infierno, yo creo, señor Ministro, que es justo reconocer que si tenemos educación técnica en la Argentina todavía, es porque padres, docentes y alumnos, aún con tornos viejos, de hace 40 años atrás, los ponían a los chicos a trabajar, yo lo vi, eso me tocó verlo en muchísimos lados, y eso no debe ser olvidado. Porque ese no bajar los brazos, permitió mantener la conciencia latente y que hoy podamos empezar a rendir esta asignatura pendiente.
Muchísimas gracias. 
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada