junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la renunión de Intendentes radicales, justicialistas, vecinalistas y de otras pertenencias partidarias (2006)

DISCURSO EN LA REUNIÓN DE INTENDENTES RADICALES, JUSTICIALISTAS, VECINALISTAS Y DE OTRAS PERTENENCIAS PARTIDARIAS
Néstor Kirchner
[6 de Julio de 2006]

Estaba por irme a un compromiso que tengo ahora, pero no quería dejar de pasar a saludarlos y decirles que están en su casa, esta es la Casa de Gobierno, la casa de todos los argentinos y la mayoría de ustedes, que tienen la representatividad de sus pueblos, que representan a su gente, representan a sectores del interior de la Patria y tienen las mismas ganas que nosotros de construir un país federal, distinto, mucho más justo, mucho más equilibrado.
Todos sufrimos por las cosas que nos han tocado pasar y entre todos estamos tratando de recuperar y reconstruir la Argentina; todos sabemos que no queremos caer en los errores que muchas veces cayó la Argentina y que es fundamental encontrar marcos, espacios que nos permitan construcciones plurales que le den la gobernabilidad a fondo que este país necesita y las transformación que hay que llevar adelante.
Son muchas cosas las que se han logrado, muchísimas, yo veía días pasados el resultado de un mes, todavía no un trimestre pero sí un mes, donde la desocupación en la Argentina está debajo de un dígito; el resultado de las políticas respecto al seguimiento de precios que estamos llevando en la Argentina, el buen resultado que tuvo en junio; que la canasta alimentaria no haya subido; la baja de la pobreza de más de 30 puntos; la baja de la indigencia; el crecimiento que ha tenido la Argentina, esperamos volver a crecer muy bien en este año; el ingreso per cápita; las inversiones; el crecimiento de inversiones en servicios públicos; las inversiones en obra pública que llegan a toda la Argentina. Y nosotros queremos darle un mayor marco de sustentabilidad, de mayor amplitud, de mayor pluralidad y de mucha menos hipocresía. En este país muchos hablan de calidad institucional, muchos tratan de esbozar discursos de cuando a ellos les tocó gobernar y todos nosotros sabemos. Y las distintas fuerzas políticas en la Argentina sabemos lo qué nos pasó y lo qué nos sucedió.
Entonces todos nosotros, muchos que pertenecemos a la misma generación y otros que vienen de generaciones más jóvenes pero que tienen la visión clara de lo que pasa y de lo que sucede en la Argentina, sabemos los desequilibrios funcionales que se han dado en este país. Nos encontramos con que muchas veces nos hablan de hegemonía, de esto y de lo otro, cuando uno camina las calles y trabaja con la gente.
Ahora yo me pregunto, todos aquellos que en algunos medios hablan de hegemonía y son dueños de radios, de televisión y dueños de casi todo – algunos que andan por ahí – y esa acumulación, ese hegemonismo que se da del otro lado, que más que libertad de prensa es dominación de empresa, yo creo que tiene que haber mucha sinceridad en este tema, en todos los temas. Hay que debatir abiertamente en la Argentina, hay que salir a ver la Argentina en la que ustedes están gobernando, hay que ver tantos años de olvido y que este país no se termina en la General Paz, sino que va de una punta a la otra.
Por eso yo les quería agradecer su presencia acá, y como le decía al señor Jefe de Gabinete, al Secretario Legal y Técnico, que logremos coordinar planes de trabajo, que logremos generar inversiones, que le demostremos a la sociedad que a nosotros lo que nos importa es gestionar, y los que están apurados electoralmente, algunos tienen angustia oral y otros tienen angustia electoral. Hay algunos que viven de angustia electoral, así les va después, pero es así. Yo por eso digo que nosotros tenemos que ser responsables y dedicarnos a gobernar, después remediaremos los problemas de aquellos que tienen angustia electoral, pero ahora tenemos que dedicarnos a gobernar con todas nuestras fuerzas y poner todo en encontrar opciones superadoras, queridos amigos.
No tengamos miedo, tengamos coraje, construyamos nuevos conceptos, nuevos espacios que nos permitan representar más a la sociedad argentina, con amplitud, con generosidad, que no nos generen puentes divisorios que son más pertenecientes a las castas, a las viejas dirigencias políticas, que tratan de seguir encerradas en sus propios partidos, como si fueran quintas, sin importarles lo que le pasa a la sociedad. Nosotros tenemos que tener el coraje de saltar todas las tranqueras, zanjas, y construir tomados de la mano, con mucha fuerza, no importa a qué partido pertenezcamos. Pertenecemos a una Argentina que queremos cambiar, y para eso tenemos que encontrar todos los caminos para generar en la pluralidad, en la diversidad, un proceso de gobernabilidad que le dé respuestas a los argentinos, este es el gran desafío que tenemos por delante.
Si muchos años atrás se hubiera podido lograr también una construcción, una concertación plural, se hubieran evitado muchos daños en la Argentina, allá por los años 70, 73, 74; si hubiera habido generosidad en la visión de lo importante que es generar una gran fuerza convocante, en el país algunas cosas seguramente non habrían sucedido. Hoy les puedo asegurar que como presidente de los argentinos estoy decidido a avanzar en este tema, no a pactar, estilo “Pacto de Olivos” o viejos pactos políticos que de nada sirven: no a que tiremos nuestras ideas por la ventana, cada uno con la idea que tiene, con la visión que tiene, desde la pertenencia que tiene pero en la construcción de una pertenencia que nos contenga a todos, porque es elevar la riqueza intelectual que necesita este país para ser gobernado. Por supuesto, con la generosidad institucional de generar un marco de gobernabilidad que en este espacio esté cualificado por la capacidad, la responsabilidad y la formación y no por el acuerdismo, el pacto o, por el solo hecho de pertenecer a tal o cual lugar, generar identidad para representar si no se está en condiciones de representar.
Tenemos un gran desafío, creo que podemos escribir una parte importante de la historia, y a eso, a construir esa historia es que estamos convocando a los argentinos. No lo podemos hacer solos, lo tenemos que hacer desde la actitud clara y concreta, desde la visión de una Argentina absolutamente diferente, desde la visión donde la Argentina del centro y la del interior tengan objetivos comunes.
Por eso espero poder estar visitando muchos de vuestros pueblos, encontrarme con la gente, junto con ustedes, que podamos dar muchas respuestas. Si nos ponemos a gobernar, damos respuestas, solucionamos temas que por años no se arreglaron…, salen algunos periodistas a decir “botín electoral”, no hay que hacer nada acá, la gente se tiene que quedar sin respuesta de su dirigencia porque si no es un botín electoral. Yo me pregunto, ¿se puede tener tan poca seriedad, tan poca formación? Nosotros venimos a gobernar, tenemos que hacer muchas cosas, ¿qué botín electoral? Ellos tienen actos fallidos, piensan así porque están acostumbrados a la Argentina donde se compra y se vende todo, y eso se terminó, nosotros estamos construyendo un nuevo tiempo, ni uno por respeto a sí mismo trataría que una voluntad lo acompañe por una obra que merece un determinado pueblo. Nosotros tratamos de volar alto, esto es fundamental para la Argentina.
Aquellos que en el pasado se dedicaron a comprar conciencias y voluntades van en el camino de estos periodistas, algunos que piensa así, no todos. Después hablan de calidad institucional, lo que tienen que hacer antes de efectuar este tipo de calificaciones es darse cuenta que nuestra responsabilidad es gestionar. A cada lugar de Argentina que he ido fui con los brazos abiertos, no he ido a condicionar nunca a nadie, he ido a trabajar con aquellos que tenían ganas de trabajar; sabiendo que son democráticos, que luchan por los derechos humanos, que luchan por la inclusión social, que luchan contra la injusticia, que luchan por una Argentina diferente. Qué más, con todas esas cosas, estando de acuerdo, tememos un camino para recorrer por un país distinto.
Muchas gracias por estar acá, vamos a seguir gobernando con muchísima fuerza, es tiempo de gobernar, que no nos hagan caer en ninguna tentación, porque ese doble discurso, que acá hay que gobernar el país y todo lo demás pim pum pum, y no duermen muchas veces pensando cómo pueden trabar, impedir. Qué lindo sería que este país se califique con gente que piense y que elabore propuestas superadoras. Pero a veces uno se encuentra con esos trenes fantasmas del pasado que ¡Dios mío! Tanto hemos sufrido los argentinos que gracias a Dios ahora estamos muy alertas, pero bueno, nosotros tenemos que construir el presente y el futuro.
Muchísimas gracias por estar acá, están en su casa, me gustaría quedarme más a conversar, a debatir con ustedes. Yo fui intendente en el año 1987, tarea dura y pesada porque es la gestión directa con la sociedad, se rinden cuentas todos los días, cualquier problema que hay en la comunidad recae sobre el intendente, cuanto más chica es la comunidad más exámenes hay que rendir, a la una o a las dos de la mañana el golpeo de puerta, y uno tiene que estar ahí respondiendo, pero les puedo asegurar que así se aprende. Yo aprendí muchísimo como intendente, me encantó serlo, ustedes lo saben, la pesada responsabilidad, con recursos escasos y rindiendo cuentas todos los días, no es una tarea fácil.
Hoy que podemos mancomunar esfuerzos de intendentes, gobernadores y la Presidencia de la Nación tenemos que tener este diálogo, este vínculo, para que las cosas lleguen, para que superemos la burocracia, y para que demos respuestas como ahora que han tardado años en forma inexplicable. Obras que tendrían que hacerse rápidamente, aunque en muchos casos hemos ido a tratar de hacer la obra y ni siquiera estaba el proyecto, porque estaba el discurso pero nunca se había hecho el proyecto. Es fundamental hacer proyectos, hacer acciones, gobernar, esto es lo que da la pasión institucional de llevar las cosas adelante.
Así que gracias, es su casa, trabajemos juntos, generemos opciones superadoras, tengamos audacia, coraje, capacidad transgresora, que no nos nublen las prácticas políticas del pasado. No tengan dudas que la Argentina llegó donde llegó no solamente por la política, todos los sectores de la sociedad, incluidos los medios en la Argentina, tienen gran responsabilidad. Habría que analizar muy a fondo y nos daríamos cuenta de esto, tarea que creo que también la sociedad en su momento va a tener que hacer, y muchas otras instituciones que tienen responsabilidades muy grandes en los fracasos que se fueron construyendo en la Argentina.
Tratemos con gran amplitud, con gran pluralidad, seguir construyendo éxitos que nos den respuestas a las urgencias que tenemos.
En el día de ayer cuando estábamos en Venezuela y veía la lucha que están dando algunos países, y veo las posibilidades tremendas que tenemos los argentinos, les puedo asegurar que uno se motiva día tras día porque ve que es posible en América Latina construir un perfil absolutamente diferente, y es absolutamente seguro que la Argentina puede ser un país como el que debe ser y que nos merecemos los argentinos.
Muchas gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada