junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la localidad bonaerense de José C. Paz (2006)

DISCURSO EN LA LOCALIDAD DE JOSÉ C. PAZ, PROVINCIA DE BUENOS AIRES, CON LA PRESENCIA DE LA SEÑORA PRESIDENTA DE LA REPÚBLICA DE CHILE, MICHELLE BACHELET
Néstor Kirchner
[22 de Marzo de 2006]

Cuando me sorprendió la querida amiga señora presidenta de Chile Michelle Bachelet diciendo que quería visitar la localidad de José C. Paz, ella pidió venir acá , les puedo asegurar que me causó una profunda alegría, porque quería venir a ver esta experiencia de reconstrucción de la fe, de reconstrucción de la esperanza, de valorización del ser humano, de lucha por la dignidad y de lucha por la justicia que lleva adelante José C. Paz y muchos pueblos de la provincia de Buenos Aires, aquí presentes algunos de ellos y otros que quedan más lejos pero que también llevan la misma lucha, esa lucha por reconstruir el derecho a ser parte de la Patria, ser parte de la Argentina.
Querida Michelle, es la lucha contra la exclusión, es la vuelta a la ciudadanía, es la vuelta a ser contenidos por los colores de esa bandera que ustedes levantan que debe ser la bandera de la Patria y las banderas de todo Latinoamérica para hacer un mundo mucho más justo, más participativo, con muchos más derechos.
Les quiero agradecer profundamente todo el acompañamiento que nos están haciendo y les digo, como les dije el primer día, “no me interesa estar sentado en el sillón de presidente si tengo que bajar la convicciones por las cuales ustedes votaron”.
Quiero estar luchando junto a ustedes. Si la carne está cara, que bajen el precio de la carne junto al pueblo, que el pueblo me ayude para que todos los argentinos tengan acceso; basta de sectores de privilegios.
Sé que hay algún sector por allí, de ese periodismo que vive muy bien, que dice por qué suspendimos las exportaciones. Claro, todos ellos comen, pero cuántos argentinos quieren acceder a un producto como la carne y no pueden, porque lo ponen al precio de exportación a costa de la espalda del pueblo argentino.
Me voy a mantener firme, queremos que entiendan, queremos que comprendan que hay que hacer un país para todos.
Hace pocas horas también vinimos a llevar otra bandera que muchas veces mencionamos; dijimos que el agua es un bien social pero que en la Argentina el servicio de agua era pésimo y solamente ganaban los empresarios que explotaban la empresa y el agua no llega a la mayoría de los hogares del conurbano. Por eso en el día de ayer el Estado Argentino decidió tomar el control de la empresa para hacer las inversiones y para que el agua vuelva a estar en manos de los argentinos, vuelva a ser un bien social y termine de ser un bien para unos pocos.
Claro, seguramente los intereses se mueven y seguramente esos intereses pagan sin lugar a duda a algunos de los que informan, para tratar de cualquier manera de decir, ¡pobre empresa, qué perjudicada que está! Hace 15 años que están en la Argentina, se llevaron cientos de millones de dólares de ganancias y tenemos que rogar que venga una gota de agua. Se terminó, ahora los argentinos vamos a construir el destino como corresponde.
Queremos que vengan muchas inversiones, que vengan muchos capitales privados, muchos capitales extranjeros a trabajar en la Argentina, pero a trabajar por la Patria, por el trabajo, por la inclusión; queremos que ganen y les vaya bien, pero que no nos tomen de tontos.
Queridos hermanos y hermanas: estoy feliz de recibir a la presidenta de Chile y a su comitiva; estoy feliz de recibir a una luchadora, a alguien que pagó con cárcel y sufrió con su familia por defender los principios de la democracia, por defender los principios de la convivencia, la inclusión, a equidad y la justicia.
Hoy los argentinos dentro de pocas horas vamos a recordar 30 años del mayor golpe sangriento que tuvo nuestra historia, el 24 de marzo, y le decimos al mundo que las banderas se vuelven a levantar con la fuerza que tuvo antaño, que no nos pudieron vencer el 24 de marzo, que no nos pudieron derrotar, que no pudieron bajar las convicciones de un país democrático y justo, que no pudieron con el pueblo argentino y que a 30 años ese pueblo argentino dice presente por los que están y por los que no están, por aquellos que dieron su vida peleando por una democracia que nuestro pueblo merecen.
Señor Gobernador, querido Intendente: les agradezco profundamente; cuando veo las viviendas que se levantan, cuando veo el pavimento que se construye, cuando veo los gorros amarillos de los compañeros y compañeras del trabajo, me emociono profundamente, porque eso es lo que a uno lo potencia a hacer un país distinto; sin ustedes sería imposible.
Por eso este 22 de marzo, ante mi amiga, ante la querida presidenta de Chile, les pido, hermanos y hermanas de José C. Paz, de Malvinas, de todos aquellos pueblos cercanos aquí: ayúdenme por favor, ayúdenme a seguir construyendo la otra Argentina, ayúdenme a equivocarme menos, ayúdenme a que podamos hacer un país para todos, ayúdenme a devolverle la felicidad, los sueños y las esperanzas a nuestro pueblo; ayúdenme a seguir haciendo una Argentina distinta; ayúdenme a que podamos ayudar a construir una América Latina para todos.
Muchas gracias José C. Paz, muchas gracias señor Gobernador, muchas gracias señora presidenta de Chile, muchísimas gracias; muchas gracias a todos. Los abrazo fuertemente, los tomo de la mano y sé que por las avenidas de la Patria seguiremos haciendo la Argentina que nos merecemos.
Muchas gracias y gracias por este hermoso día en José C. Paz.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada