junio 21, 2012

Discurso de Nestor Kirchner en la inauguración del IV Salón Internacional del Automóvil (2007)

DISCURSO EN LA INAUGURACIÓN DEL IV SALÓN INTERNACIONAL DEL AUTOMOVIL
Néstor Kirchner
[21 de Junio de 2007]

Señor presidente y directivos de ADEFA y AMC Promociones; señores ministros del Poder Ejecutivo Nacional; autoridades nacionales; señores empresarios; representantes gremiales; señoras, señores; amigos y amigas: la verdad que era nuestro deseo, y gracias a Dios lo estamos cumpliendo, estar presentes aquí en esta presentación, en este salón, como dijeron muy bien quienes me antecedieron en la palabra, que expresa la inserción de Argentina en el mundo, que expresa la evolución concreta que está teniendo el país y la industria.
Queridos amigos los queríamos acompañar en este éxito tan importante que, es un éxito no solamente del sector sino de todos los argentinos.
Una Argentina que orgullosa contempla la recuperación de su industria y entre la recuperación industrial hoy también orgullosa contempla la recuperación de la industria automotriz, donde realmente hemos trabajado con el sector codo a codo, con un objetivo estratégico. No tengo más que decirle a los argentinos que da gusto que cuando se conversa, cuando se va acordando, cuando se van anunciando inversiones y se van cumpliendo, esto va generando una credibilidad y una confianza de ida y vuelta que permite potenciar aún lo que se va construyendo.
Creo que la industria automotriz, que creció aproximadamente 7,3 puntos el año pasado, crece fuertemente este año; realmente apuntala el crecimiento del 6,6 acumulado que llevamos, el 6,3 de año a año que hemos tenido en el último mes de abril y evidentemente nosotros sabemos que la industria automotriz está siendo una columna vertebral en todo este crecimiento.
Le agradecemos la confianza, confianza que es muy importante para el país, un país como el nuestro que viene de una crisis muy profunda, una crisis que evidentemente lo afectó en lo social, en su infraestructura, un país que sufrió un fuerte proceso de desinversión y un país que increíblemente, en vez de crecer, retrocedió en determinado momento, más la pérdida de credibilidad que tuvimos globalmente, porque se pierde credibilidad en el mundo no cuando se discute con intereses de otros lugares defendiendo los intereses de la Argentina -esto hay que aclararlo-, se pierde credibilidad en el mundo cuando no se cumplen los contratos, cuando se toman medidas que rompen todas reglas de juego, cuando no se cumple con las obligaciones, cosa que nuestro Gobierno lo ha hecho permanentemente, discutiendo mucho, defendiendo los intereses de la Argentina pero cumpliendo con todas las obligaciones que la Argentina se fue comprometiendo, y tratando de recomponer y cumplir las obligaciones que otros se habían comprometido y no cumplieron.
Se podrá estar de acuerdo a no pero la Argentina se ha vuelto un país previsible y nosotros en ese punto vamos a consolidar toda nuestra acción; hechos como estos consolidan la previsibilidad.
Imagínense ustedes, yo ayer había dicho que la Argentina había crecido el 8 por ciento en el mes de abril, amén de otros pronósticos menores que había. Yo también me equivoqué, a veces uno se contagia por el ambiente de algunas escuelas y de algunos economistas y dice menos de lo que realmente va a ser; evidentemente yo me contagié en el día de ayer, nadie está ajeno, y gracias a Dios en el mes de abril según el anuncio que va a hacer en el día de hoy el INDEC, ¿no es cierto Ministra?, vamos a crecer cerca del 8,4 en nuestra economía y esto es muy importante porque genera un acumulado de crecimiento del 8,1.
Esto claro, genera problemas; tenemos problemas de provisión eléctrica, de energía como dicen. La Argentina prácticamente creció el 48,7 en los últimos años, nunca en la historia había crecido a estos números y en forma sucesiva como lo está haciendo ahora, con la perspectiva, con la proyección, con las inversiones que estamos haciendo en el sector que son muy fuertes y con factores externos, algunos esquemas de las empresas distribuidoras que nosotros cuestionamos y otros esquemas que escapan a las empresas distribuidoras o transportadoras de gas o productoras a veces, temas como el fuerte frío que tuvo la Argentina, que generó una pérdida de la potencialidad del gas y de las hidroeléctricas. Teníamos mucha agua, ha nevado mucho en la Argentina pero no ha llegado el deshielo para tener el agua necesaria y esto nos está generando algún problema extra que no esperábamos tenerlo pero lo tuvimos, este es el problema que se tiene.
Pero fíjense que en el día de ayer ya se firmó sin objeciones la ampliación de los gasoductos Norte y Sur, años 2006 – 2008, y estamos trabajando fuertemente con la nación boliviana, con el pueblo boliviano, para poder licitar en los próximos 30 días el Gasoducto del Noreste que es muy importante, que le va a aprovisionar a partir del 2009 en la Argentina cerca de 27 millones de metros cúbicos, más las usinas que se van a poner en marcha.
Así que la perspectiva y la proyección da para seguir invirtiendo, para seguir pensando que la Argentina tiene todas las posibilidades de seguir creciendo y que si tiene problemas a veces en infraestructura es porque el país crece a un ritmo que Dios quiera que siga creciendo porque es la tensión del crecimiento, pero evidentemente también sufrimos la desinversión de muchísimo tiempo. En un tiempo había capacidad instalada ociosa, recuerdo haber ido a Peugeot entre otras y bastaba con un turno de trabajo. Hoy con las propias obras que se están haciendo de autovías, autopistas y demás hubo que generar algunos cambios en los proyectos para darle toda la capacidad de movimiento que necesita la firma Peugeot para poder seguir creciendo. Esto es muy importante, nos pone muy bien y así todas las firmas que fuimos recorriendo donde todas las inversiones que dijeron que se iban a llevar adelante se están llevando adelante.
Entonces aprovechando este salón les queremos decir que estamos muy contentos por el superávit primario que anunciaron ayer también de 5.350 millones de pesos. Vamos a seguir trabajando, vamos a seguir aplicando las políticas necesarias para mantener un superávit acorde al crecimiento argentino, superávit primario, superávit comercial, cuentas bien administradas, un dólar competitivo. Y para el 2007 – 2011, el tiempo que viene, hay que garantizar aparte del dólar competitivo definitivamente una política de promoción, de competitividad a nuestra industria, a nuestro campo y a nuestro desarrollo agroindustrial, para que aparte del dólar competitivo nosotros podamos exportar y competir en el mundo con posibilidades de incentivo que generen las políticas del Gobierno Nacional y que tengan sus activos presupuestarios para poder seguir avanzando que es lo que estamos logrando hasta ahora, que es un fuerte crecimiento de las exportaciones, pero todavía están muy lejos de lo que los argentinos necesitamos y lo que los argentinos queremos.
Vamos a seguir trabajando seriamente en una política de acumulación de reservas, que nos dé toda la fortaleza para que la Argentina esté serena, esté tranquila, esté respetada en el mundo y que todos puedan trabajar con absoluta tranquilidad en la Argentina.
Fíjense ustedes como se puede lograr exportar, mejorar el consumo interno y mejorar la distribución del ingreso. Algunos dicen leve mejoramiento de la distribución del ingreso, somos el único país en América Latina que mejora la distribución del ingreso, 39 puntos entre los más ricos y los más pobres en el 2005, 36 en el 2006, 30, un 16,5 por ciento más mejorado en el 2007, es decir que también estamos avanzando en la distribución del ingreso. Se avanza en la distribución del ingreso, en la caída de la pobreza, en la caída de la indigencia, en la caída de la desocupación, aumentan las inversiones, crece el país y lógico, todo esto trae los problemas de la tensión del crecimiento, que son las inversiones que hay que hacer, que el país las tiene que hacer, y el desendeudamiento que tiene la Argentina. Cuando empezamos a gobernar superábamos largamente el 150, el 160 por ciento en la relación deuda producto, hoy estamos en el 64 por ciento en la relación deuda producto. Argentina a fin de año tiene que estar abajo del 60 en la relación deuda producto y todos ustedes que son empresarios dedicados de lleno a la actividad económica, saben que la relación ideal que tendría que tener Argentina entre deuda producto es el 30 por ciento. Pero bueno, estamos partiendo del número que partimos para volvernos un país absolutamente sólido.
Por eso estoy feliz de compartir con ustedes la tarea que hoy llevan adelante, feliz de compartir esta exposición, discúlpenme si me extendí algo más pero me parece que siempre es importante que nos podamos comunicar y transmitirnos estas ideas, porque es la forma de darnos orientabilidad y de quitarle misterio a las cosas, quitarle dramatismo a los temas y buscar las soluciones.
Creo que en la Argentina algún día va a pasar como pasa en otros lugares, en el propio Estados Unidos, donde a los presidentes o a las gestiones las llaman administraciones, más que otros títulos u otros nombres que cuando uno llega a la presidencia cree que le tienen que poner. Nosotros nos conformamos con que la historia nos recuerde que fuimos una administración que administró, con eso creo que habremos dado un paso cualitativo.
Muchísimas gracias.
NESTOR KIRCHNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada