junio 18, 2012

Mensaje de H. Yrigoyen al proyecto de ley de creación de Institutos para la Rehabilitación del delincuente, mediante la educación y el trabajo (1919)

MENSAJE AL PROYECTO DE LEY PARA LA CREACION DE INSTITUTOS PARA LA REHABILITACION DEL DELINCUENTE, MEDIANTE LA EDUCACION Y EL TRABAJO
Hipólito Yrigoyen
[26 de Julio de 1919]

Buenos Aires, 26 de julio de 1919. 
Al Honorable Congreso de la Nación:
El Poder Ejecutivo tiene el honor de someter a la consideración de Vuestra Honorabilidad el adjunto proyecto de ley relativo al establecimiento, organización y régimen de los institutos penales que la Nación requiere para el mejor cumplimiento de los preceptos de la Constitución.
Ha sido elaborado metódicamente, teniendo en cuenta los progresos obtenidos en la materia y procurando encuadrar su fondo y su estructura en la moderna orientación científica del espíritu humano.
Al inaugurar el presente período de sesiones, manifestaba a Vuestra Honorabilidad que el problema carcelario en el país no ha recibido aun la solución anhelada para la función especialísima que están llamados a llenar los establecimientos penales. Para conseguir esas finalidades decía, es indispensable ante todo, disponer de locales apropiados, pues si se exceptúa la Penitenciaría Nacional y el presidio de Ushuaia, los demás carecen en absoluto de los requisitos necesarios para el objeto a que están destinados.
El problema de la delincuencia, cómo fenómeno de la vida social, los múltiples factores que determinan su reiteración, complicándose con otras cuestiones de diversa índole y que son consecuencias de la civilización contemporánea, imponen a los hombres de gobierno y a los poderes públicos el deber ineludible de su estudio en el terreno legal y científico, buscando las soluciones prácticas concordantes e indicadas por la enseñanza de los hechos y que sean susceptibles de aportar evidentes beneficios a la sociedad.
Los adelantos alcanzados por la ciencia criminológica, aconsejan la adopción de nuevos procedimientos que han demostrado experimentalmente que es posible mediante la educación que dignifica y el trabajo metódico y remunerado que ennoblece, obtener la rehabilitación del delincuente, o por lo menos de una gran parte de esos caídos en el error o en el mal, en la lucha por la vida.
Con ese alto designio ha sido preparado este proyecto.
Para prevenir la reiteración del delito e impedir la formación de un ambiente malsano en los centros de población, es indispensable aislar los elementos antisociales que obran como causa constante de perturbación.
Destinados a las colonias o reformatorios en los territorios nacionales esos elementos se irían transformando y mejorando, pues ya es una verdad científica bien comprobada, que el cambio de vida, de ocupaciones y de ambiente ejerce una influencia saludable en el carácter y condiciones del individuo, determinando como consecuencia, numerosos casos de regeneración física y moral.
Este sistema puede traer aparejado otra solución íntimamente vinculada a la economía nacional, y es que de esos talleres, granjas, escuelas de industrias, etc., saldrían a no dudarlo, obreros capacitados con la aptitud y la educación práctica necesarias para incorporarse a la labor del país, trabajar y producir.
El proyecto comprende la creación de varios organismos coordinados, de cuyo funcionamiento armónico, dependerá el éxito de la ley en su aplicación.
Su base consiste en la implantación de institutos modernos, capaces de servir al noble ideal de reforma del penado, orientándole hacia una vida nueva, de orden y de moralidad.
El recluido recibirá educación elemental e industrial, aprenderá un oficio el que no lo tuviera y los perfeccionarán los demás.
Si fuese convertido en ley, al propio tiempo que las reformas al Código Penal, que, están a estudio de Vuestra Honorabilidad, tendríamos dos leyes armónicas y correlativas, cuyas eficiencias se harían sentir de inmediato, con resultados tan saludables que superarían, tal vez, nuestras esperanzas.
H. YRIGOYEN

Fuente: “Ley 12839. Documentos de Hipólito Yrigoyen. Apostolado Cívico – Obra de Gobierno – Defensa ante la Corte”, Talleres Gráficos de la Dirección General de Institutos Penales, Bs. As 1949.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada