julio 09, 2012

Mensaje de H. Yrigoyen al Proyecto de Ley estableciendo un Plan de construcción de edificios para reparticiones públicas (1920)

MENSAJE AL PROYECTO DE LEY ESTABLECIENDO UN PLAN DE CONSTRUCCION DE EDIFICIOS PARA REPARTICIONES PUBLICAS
Hipólito Yrigoyen
[5 de Agosto de 1920]

Buenos Aires, agosto 5 de 1920.
Al Honorable Congreso de la Nación:
Por razones de economía y buena administración el Poder Ejecutivo, se ha preocupado constantemente de aprovechar los edificios fiscales para instalar en ellos diferentes reparticiones nacionales que ocupaban fincas de propiedad privada, por las que se abonaba arrendamientos exageradamente crecidos.
Desde fines de 1916, hasta el presente se ha conseguido instalar en esa forma la casi totalidad de las dependencias del Ministerio de Agricultura, varias reparticiones dependientes de los Ministerios del Interior, Instrucción Pública, Guerra, Marina y Obras Públicas, con lo que se ha conseguido economizar en pago de alquileres una suma superior a cuatrocientos mil pesos anuales.
El Poder Ejecutivo, preocupado de continuar en esa tarea ha hecho estudiar por sus oficinas técnicas las diferentes soluciones que puede darse a este asunto, y ha llegado a formular conclusiones de orden técnico y económico que pueden concretarse en los términos generales siguientes:
La construcción de edificios apropiados para todas las dependencias nacionales tal como lo exigen las necesidades actuales del servicio con márgenes de previsión para el futuro, es un problema muy vasto y complejo que no puede someterse de conjunto en la actualidad, pues exigiría la inversión de grandes capitales pero sí permite soluciones parciales, económicamente ventajosas, que encuadran dentro de términos que el estado actual de las finanzas nacionales autoriza abordar sin mayor dificultad.
En primer lugar dentro de ese plan general, se presenta la necesidad de ubicar en edificios apropiados varias reparticiones importantes que ocupan aun propiedades particulares, por las que se paga crecidos alquileres.
En esas condiciones se encuentran las Direcciones Generales de Arquitectura, Irrigación y Puentes y Caminos, dependientes del Ministerio de Obras Públicas ; la sección ingeniería civil del Ministerio de Marina; el Departamento Nacional de Higiene y el Departamento Nacional de Trabajo del Ministerio del Interior, la Administración de Contribución Territorial y Patentes y numerosas oficinas de los Ministerios de Guerra, Marina e Instrucción Pública que exigen mensualmente un desembolso de veinticinco mil pesos moneda nacional por concepto de alquileres.
Teniendo en cuenta que esas oficinas ocupan, en general, casas inadecuadas, que son ya estrechas en algunos casos, y que en otros, debido al crecimiento natural de los servicios, resultarán también reducidas en breve plazo, y considerando además que los gastos de alquiler que ellas exigen deberán aumentar también como consecuencia lógica de la valorización de la propiedad y de la normalización después de la guerra europea, resulta evidente la conveniencia de arbitrar a la brevedad posible los medios para poder ubicarlas debidamente en locales apropiados, disminuyendo en todo lo posible los gastos por concepto de alquileres.
Es con tal propósito que el Poder Ejecutivo ha hecho preparar un proyecto de edificio destinado a oficinas públicas en el que podrán tener cómoda ubicación todas las anteriormente mencionadas y que ha aprobado por Decreto del 31 de diciembre de 1919.
Se emplazaría esa construcción en el terreno ocupado por la antigua Aduana, con frente a las calles Balcarce, Victoria y Paseo Colón, dejando amplios patios para luz, ventilación y sin contar pasillos y dependencias podrá disponerse en él de catorce mil metros cuadrados de superficie para oficinas en los diez pisos de que estará dotado.
Como dato comparativo, puede citarse que en la actual casa de gobierno se dispone de catorce mil ochocientos metros cuadrados para oficinas.
La construcción de ese edificio, cuyas características responden a los modernos sistemas de construcción demandará un gasto de $ 3.539.659.28 m/n, según presupuesto presentado por la Dirección General de Arquitectura y teniendo en cuenta que deberá desalojarse las oficinas que ocupan actualmente el antiguo edificio durante la construcción del nuevo, alquilar tal vez algunos locales para las que no puedan instalarse provisionalmente en edificios fiscales, y luego trasladarlas nuevamente, como asimismo todas aquellas que deben ocupar el nuevo edificio, se llega a establecer como suma necesaria para todas estas operaciones $ 3.700.000 m/n.
La faz económica de la operación surge evidente de la comparación de los términos enunciados; con un gasto total de $ 3.700.000 puede obtenerse un edificio amplio, moderno y apropiado en que podrán instalarse oficinas públicas que exigen hoy un gasto anual de $ 300.000 m/n., por arrendamiento, gasto que posiblemente en breve término alcanzará a la suma de $ 380.000 m/n., a $ 400.000 m/n al año. La simple consideración de estas cifras basta para excusar todo comentario respecto a la conveniencia de sancionar el adjunto proyecto de ley, que pido a V. Honorabilidad quiera prestarle su aprobación.
H. YRIGOYEN

Fuente: “Ley 12839. Documentos de Hipólito Yrigoyen. Apostolado Cívico – Obra de Gobierno – Defensa ante la Corte”, Talleres Gráficos de la Dirección General de Institutos Penales, Bs. As 1949.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada