abril 09, 2013

Mensaje del Gobernador de Entre Ríos, Sergio D. Urribarri, en la explanada de la Casa de Gobierno (2011)

MENSAJE
DEL
GOBERNADOR DE LA PROVINCIA DE ENTRE RIOS
Sergio Daniel Urribarri
EN LA EXPLANADA DE LA CASA DE GOBIERNO
EL 12 DE DICIEMBRE DE 2011

Hola entrerrianos, hola entrerrianas. Muy buenas noches a todos los que están aquí, pero también a los miles y miles de entrerrianos que nos escuchan o nos ven en sus casas.
Este es un momento histórico e inédito en la provincia de Entre Ríos, porque producto de la reforma de nuestra Constitución provincial, este gobernador es por primera vez quien, haciendo uso y derecho de esa cláusula constitucional, asume con el mayor compromiso de su vida su segundo mandato.
Quiero agradecerles por muchas cosas. Decirles gracias a los entrerrianos por haber creído en este gobierno que impuso desde el primer día, y aún en las circunstancias más adversas, más aciagas, más difíciles; esta propuesta de diálogo, de convivencia, de construcción colectiva, de trabajar todos y cada uno de nosotros en un objetivo común.
Quiero agradecerles también a todos los entrerrianos el haber confiado en este proyecto nacional, popular y democrático que iniciara uno de los hombres más grandes de la historia contemporánea argentina. Fue él quién en su último acto de generosidad política dejó a los argentinos un camino que continúa la Presidenta más valiente, más inteligente y de mayor gestión, que puede hacer en la Argentina que todo aquél que viva en La Quiaca o en el sur pueda disfrutar de lo que este proyecto nacional, popular y transformador a provocado en estos años.
Gracias Néstor Kirchner, gracias Cristina Fernández de Kirchner. No hubiésemos sido nada ninguno de los que estamos aquí. Lo digo con mucha responsabilidad, no hubiésemos sido nada si no hubiese existido esa capacidad transformadora y valiente que tuvieron ellos dos.
Gracias también a los entrerrianos por haber creído que esta hermosa provincia podía y debía ir por más.
Gracias por creer en que teníamos que salir a buscar nuevas oportunidades, que teníamos que ir por más. Y vaya si lo hemos logrado.
Gracias por no tener en cuenta a ciertas viejas referencias políticas que nos ataban al pasado. Hoy tenemos una Entre Ríos de todos, entre todos y para todos, donde no hay imprescindibles. El lema de este gobierno es un desafío de gestión. Esta Entre Ríos entre todos es verdaderamente el principal desafío de quien gobernó estos cuatro años y va a gobernar estos cuatro años que vienen.
Gracias a los miles y miles de jóvenes de manera volcánica en la provincia de Entre Ríos interesándose por todo lo que pasa en su sociedad. No solo lo que pasa en la política, sino que irrumpieron interesándose por todo lo que les pasa a cada uno de los entrerrianos. Esa sangre joven es la garantía de éxito en el futuro de Entre Ríos.
Gracias a todos los entrerrianos que a lo largo y ancho, desde Villa Paranacito o Ibicuy hasta Feliciano, desde Concordia a Paraná; con sus mensajes, sus alientos, con sus abrazos y también con sus lágrimas me han permitido ser mejor gobernador. He aprendido muchísimo de mis querido hermanos entrerrianos y voy a seguir aprendiendo. Voy a seguir poniendo el oído en esos entrerrianos de a pie, que me han ayudado con su buena fe y su buena leche a transformar definitivamente a esta Entre Ríos. 
Gracias a todos aquellos empresarios, trabajadores rurales, hombres y mujeres de toda Entre Ríos, que creyeron cuando predicaba en el desierto hace unos años y decía que esta provincia debía dejar de ser una provincia pastoril para transformarse definitivamente en un gran complejo agroindustrial, que de trabajo decente y valor agregado en origen a la producción primaria de origen vegetal y animal.
Hoy tenemos más de 340 pequeñas y medianas empresas que el dan valor agregado a Entre Ríos y trabajo a nuestra gente. Hoy Entre Ríos pesa fuerte, no solo en el concierto nacional, hoy también tenemos en el mundo mucho y mejor presencia. Recién se lo decía los legisladores, este año vamos a superar los dos mil millones de dólares en exportaciones. Doy un dato, comparando el primer semestre del año 2010 con el primer semestre del año 2011, hemos aumentado un 40,6% las exportaciones de productos entrerrianos en más de 50 países del mundo. Vamos por muchísimo más de la mano de la cooperación de todos los actores que deben y debemos intervenir en este proceso.
Hemos hecho escuelas como nunca. Mas de 700 kilómetros de rutas pavimentadas, sin contar la autovía en la ruta nacional Nº 14 o la recién iniciada en la ruta nacional Nº 18. Construimos 11 nuevos centros de salud. Estamos invirtiendo junto a nuestro gobierno nacional, más de 500 millones de pesos en dos hospitales de altísima tecnología y de última generación aquí en esta cuidad de Paraná y en la ciudad de Gualeguaychú.
Vamos por mucho más. Como digo siempre y los pibes se contagian, nunca menos entrerrianos, hay que ir por más. Hemos hecho mucho y me siento muy orgulloso, pero también digo, como les dije recién a los legisladores, hay muchísimo más que hacer. Entre lo que falta, hay dos premisas ineludibles, por ésta, nuestra generación, nuestra dirigencia política.
Una es que en una generación debemos erradicar la pobreza en general, y en cuatro años debemos terminar con la pobreza extrema en Entre Ríos. Nos va la vida en ello. Cero desnutrición, cero abandono, terminalidad educativa, acompañamiento de los padres. Nos va la vida en esto.
También hay otro desafío tremendo. Soy hijo de una docente rural, que me parió en una escuela de esta Entre Ríos profunda, donde aprendí a gatear para luego aprender a caminar en una estación de ferrocarril, donde mi padre era jefe de estación. A mi entender, tenemos un desafío enorme con la educación entrerriana.
Es por eso que vamos por una educación de calidad e igualdad en Entre Ríos. Tenemos que lograr involucrar a todos, a nuestros directivos, nuestros docentes, a los alumnos, a los padres y todos los integrantes de la comunidad educativa. Tenemos que lograr que nuestros directores sean líderes de las escuelas que conducen y saquen lo mejor de los docentes. Necesitemos definitivamente, que nuestros docentes sean líderes de los alumnos que tienen en sus aulas para saquen lo mejor de esos alumnos, para que así como logramos tener analfabetismo cero, no tengamos más repitencia escolar. Por educación de calidad e igualdad.
Por último, hay un desafío que tiene que ver con nuestro orgullo de entrerrianos, que tiene que ver con este presente de ser una de las provincias más seguras de la Argentina. Aun así hay un flagelo que atenta contra la vida y la seguridad, pero principalmente contra los jóvenes. Es el narcotráfico que desgraciadamente inunda muchos lugares vulnerables de nuestra Entre Ríos. Tolerancia cero para esto, nuestro organismo de seguridad, justicia y los  actores sociales tenemos que comprometernos. Eso significa dar todo.
Entrerrianas, entrerrianos, tengo un sueño, que es el mismo e idéntico al que tenía hace cuatro años cuando asumía en esta misma Casa de Gobierno. Es sueño era transformar Entre Ríos como nunca se había hecho. Prediqué en el desierto, me tocaron dos años donde confluyeron todas las circunstancias adversas, todas las calamidades que pueda encontrar un dirigente político en su carrera. Me tocaron todas juntas, pero gracias a muchos hombres y mujeres, entrerrianos y entrerrianas, entrerrianitos y entrerrianitas de la juventud que me bancaron estoy aquí.
Gracias también a un compañero de ruta como José Cáceres, que no es casualidad que hoy este aquí sentado poniéndome la banda y entregándome el bastón. Esos son los valores que rescato de los seres humanos, los que las buenas y en las malas, se juegan por una idea y un objetivo. Nosotros habíamos identificado objetivos superiores en nuestro partido, pero vaya a saber porqué en la primera vez que las circunstancias de la vida nos pusieron a prueba, unos quedamos del lado del país para muchos y otros del lado del país para pocos. En este lugar, del país para muchos, sigo estando yo y la mayoría de los entrerrianos.
Digo con la mayor convicción y seguridad y quiero comprometer que éste es mi segundo y último mandato. Que nadie, absolutamente nadie se haga los rulos de que pasa por mi cabeza eternizarme en el poder. Sería admitir el principal fracaso, porque yo me propuse cuando entré a esta Casa de Gobierno y les dije a mis cinco hijos, a mi familia, que yo no temía ni temí en ningún momento, aún en los más difíciles, perder el poder. Como dijo un líder que encarcelaron durante más de 30 años: “Cuando uno empieza a temer perder el poder, es porque empieza a dejar de merecerlo”.
Yo quiero seguir mereciendo la conducción por cuatro años, solo por cuatro años en esta hermosa provincia Entre Ríos, de la mano de todos, de los que me votaron y los que no me votaron. Saben también que ya no predico en el desierto, hay más de 400.000 entrerrianos que el día 23 de octubre me dijeron que éste era el camino. Tengo una Cámara de Senadores íntegramente representada por hombres de mi partido, tengo una mayoría absoluta en la Cámara de Diputados, pero entiendo que el poder no da más derecho. Cada una de mis decisiones va a estar amparada por la mayor razonabilidad, prudencia y respeto hacia todos aquellos que no me votaron el 23 de octubre.
Quiero decirles que en este, mi segundo y último mandato, me va la vida. Me van a ver en cada rincón de la provincia. Si estos cuatro años demostré que mi despacho no esta en la Casa de Gobierno, mi despacho está en cada pueblo en cada lugar de la provincia donde diariamente voy a ver las cosas sin que mes las cuenten. Estos cuatro años van a ser igual, van a ser de mayor transformación, de mayor equidad, de mayor tolerancia, de mayor respeto, buscando la unidad de todos. A eso los convoco entrerrianos y entrerrianas, a hacer de Entre Ríos la provincia que soñaron nuestros viejos, que vinieron de distintos lugares del mundo, soñando hacer de este suelo el lugar más importante de Argentina.
Sigamos trabajando, por esos que todavía sufren, por esos que todavía esperan de os que gobernamos una mano extendida. Gracias de corazón. Nos espera mucho trabajo, mucha acción, mucho gobierno, mucho respeto.
Muchas gracias. Los quiero mucho. 
SERGIO DANIEL URIBARRI

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada