abril 09, 2013

Mensaje del Gobernador de Entre Ríos, Sergio D. Urribarri, ante la Asamblea legislativa (2008)

MENSAJE
DEL
GOBERNADOR DE LA PROVINCIA DE ENTRE RIOS
Sergio Daniel Urribarri
EN LA APERTURA DEL 129° PERIODO DE SESIONES ORDINARIAS
EL 1° DE JULIO EE 2008

Señor Vicegobernador de la Provincia, Doctor José Eduardo Lauritto; señor Presidente de la Honorable Cámara de Diputados, Doctor Jorge Pedro Busti; señor Presidente del Superior Tribunal de Justicia, Doctor Daniel Carubia; señores ex Vicegobernadores de la Provincia; señores ministros del Poder Ejecutivo Provincial, señores Secretarios del Poder Ejecutivo; señor Presidente Municipal de Paraná y señores Presidentes Municipales de toda la Provincia; señores Convencionales Constituyentes; señores representantes de las Fuerzas Armadas y de Seguridad, señores representantes gremiales, empresarios, de colegios de profesionales, universidades, invitados especiales, señoras y señores: un gusto estar por primera vez frente a esta Asamblea y sorprendido a la vez porque nunca pensé –como nadie pensó– que el contexto de este 1º de julio sería el que es.

Un contexto conflictivo, omnipresente en la acción y en el pensamiento de los entrerrianos durante más de la mitad de los seis primeros meses de mi gestión a la fecha.
Un conflicto que ha dividido a la opinión pública, a los partidos y a los dirigentes. Conflicto que ha exacerbado los ánimos. Donde ha habido expresiones duras, extremas, agravios y hasta agresiones personales.
Este Gobernador ha suscripto por convicción posiciones del gobierno nacional, en particular las motivaciones referidas a la distribución equitativa del ingreso en este país y la seguridad alimentaria.
Ahora bien, durante todo este conflicto este Gobernador nunca, jamás siguió el camino del agravio.
Nunca jamás le faltó el respeto a nadie.
Nunca jamás dejó de cumplir con su obligación de ser tolerante aún con los intolerantes.
Nunca jamás hizo nada que echara leña al fuego ni suscribió posiciones extremas.
Nunca jamás dejó de cumplir su responsabilidad de contribuir a la paz social.
Y nunca jamás perdió de vista que su principal compromiso, su principal responsabilidad es llevar adelante esta administración.
Y a pesar de este contexto descripto, dialogué en audiencias públicas y también privadas, en reiteradas oportunidades con los representantes del agro.
Señores Legisladores, pueblo de Entre Ríos, por si no lo saben administrar el Estado entrerriano significa, en un marco de ajustado equilibrio, entre otras cosas, pagar el sueldo y la jubilación a casi ciento diez mil personas todos los meses; cumplir con proveedores y contratistas de quienes dependen también otros treinta mil empleos; administrar el Estado significa mantener la fluidez financiera con 72 municipios y casi 200 juntas de gobierno; administrar el Estado entrerriano significa asistir alimentariamente a más de cien mil personas todos los días; atender un sistema educativo de trescientos mil alumnos y veintisiete mil docentes.
Mantener estable ese sistema público ha sido siempre mi mayor desvelo y mi más alta prioridad.
He sido responsable con eso. Porque ese sistema público es lo que me ha confiado la sociedad entrerriana el 18 de marzo. Y por ello, y también por mis convicciones, por eso he estado donde debí estar.
Y muchos no lo entienden: los gobernadores muchas veces no podemos darnos ciertos lujos. Nuestras obligaciones y nuestro deber pueden mucho más. Penden sobre nuestras cabezas responsabilidades enormes que implican a miles y miles de entrerrianos. Y yo he sido consecuente con eso.
Señores legisladores, pueblo de Entre Ríos, respeto todas las actitudes, pero definitivamente la demagogia no es para mí. Más allá de sus posiciones conocidas y de sus convicciones personales, en este conflicto este gobernador ha cumplido cabalmente con su responsabilidad y su obligación.
Tarde o temprano lo comprenderán y espero, de corazón que sepan valorarlo.
Y para el campo le propongo que sigamos trabajando juntos en lo mucho que deberíamos haber trabajado desde bastante antes de las retenciones, y no lo hicimos; y en lo que deberemos trabajar una vez superado el tema de las retenciones, lo que también es un trabajo enorme.
El Estado provincial tiene mucho por ofrecer a los productores, destinado a mejorar perfiles productivos.
Lo central de la situación agropecuaria está en lo nacional, pero hay elementos provinciales que pueden ser determinantes cuando se trata del análisis fino de las diferentes situaciones y de las ventajas específicas diferenciales que la Provincia de Entre Ríos puede lograr en el marco de las políticas nacionales. Y eso tenemos que hacerlo juntos, gobierno, campo y sociedad.
Estamos ampliando la Red de Electrificación Rural en varios Departamentos de la Provincia; estamos mejorando la conexión de caminos secundarios y terciarios para la salida de la producción; se han financiado proyectos de reconversión productiva de pequeños productores; hemos gestionado ante el Banco de la Nación Argentina apoyo crediticio para todas las cadenas de valor de nuestra economía y esas líneas están hoy disponibles y operativas; y anunciamos que en 10 días pondremos la firma a la solución definitiva para los pequeños productores entrerrianos que mantienen hipotecas con el Banco de la Nación Argentina.
Dejará así de pender sobre estos productores una vieja espada de Damocles que afectó su desarrollo y el de sus familias durante más de 15 años.
Hemos logrado que el Gobierno Nacional disponga por pedido nuestro el funcionamiento de una oficina de la ONCAA en la Provincia de Entre Ríos, pero en red con todos los municipios entrerrianos para que se facilite el acceso a las compensaciones que son esenciales para la política de mejorar la rentabilidad de los pequeños y medianos productores y darle fuerza a producciones alternativas a la soja.
Las compensaciones, señores Legisladores, pueblo de Entre Ríos, están en el futuro de la política agropecuaria de éste y de los próximos gobiernos que vengan en la Argentina. Por tanto, los productores pasado este fragor político del conflicto, deben tratar de adaptarse a estas nuevas condiciones administrativas para la producción. Pretendemos que todo esto sea una señal de convivencia y de buena voluntad, aún en el disenso.
Creo que el gran desafío es construir aún en estas condiciones porque se puede hacer. Y debemos hacerlo. Igualmente mis teléfonos, mi despacho, mi gobierno están absolutamente abiertos.
Ruego que repasen toda la acción en materia agropecuaria que está en la cartilla de más de 200 fojas que ustedes tienen en su poder.
La alteración de las condiciones generales de la economía aceleradas por el conflicto está generando reclamos que presionan sobre las finanzas del Estado.
Hemos hecho enormes esfuerzos de recomposición de salarios. Esta gestión, mi gestión aumentó el 50 por ciento el sueldo básico de los docentes en actividad con máxima repercusión porque fue justamente al básico, en los jubilados, más de cinco mil jubiladas docentes. Estamos ofreciendo siempre el máximo, pero siempre de lo que corresponde hacer en una administración responsable.
Es por eso que yo reclamo, a todos, absolutamente a todos, prudencia, razonabilidad, habilidad, comprensión, responsabilidad social y no sólo responsabilidad sectorial.
El Estado provincial no fabrica plata. Todos nos acordamos cuando quiso fabricar y fabricó plata, cómo le fue a toda la economía provincial. Este Gobierno no necesita de huelga para que se entienda la situación de los sectores. A todos los trabajadores les digo: las huelgas y paros estatales son absolutamente innecesarios como mecanismos de llamar la atención al menos, a este Gobernador.
Digo: no hay que eludir los conflictos, pero hay que encararlos con espíritu, si no hay manera de superarlos, no con espíritu beligerante para empantanarnos. Estamos abiertos al diálogo como lo hemos hecho desde el inicio de nuestra gestión. Y digo esto, porque hay algunos dirigentes que aman el conflicto y la pelea. Que lo consideran casi la razón de sus vidas. Personas que ven en el patrón estatal, no un aliado, sino un enemigo al que hay que combatir y que cada tanto lo único que se merece es una tregua.
La sociedad entrerriana, toda la sociedad lucha por abrirse paso hacia el futuro. Y este Gobierno sigue el sentido de toda la sociedad y representa con responsabilidad el interés general de esa sociedad.
Pero a pesar de este impensado contexto al que hacía referencia al inicio están equivocados si algunos piensan, como es lógico que lo piensen, que el Gobierno se ha quedado quieto.
Tienen ustedes en sus manos, como les decía recién, una cartilla de 200 fojas que describe detalladamente cada obra, cada obra continuada, cada obra nueva o acción comenzada y también cada proyecto de próxima ejecución. Allí está acreditada nuestra acción diaria.
Y más allá de las cosas de la política, hemos sido fieles a la continuidad positiva, la idea fuerza que votaron miles y miles de entrerrianos el 18 de marzo. No se ha parado una sola obra. No se ha abandonado un solo trámite. Tal como lo prometimos se está continuando todo, y se están consiguiendo y realizando cosas nuevas. Se está consiguiendo la corriente de financiamiento para inversión pública más importante, más variada y mejor distribuida de toda la historia de la Provincia, que sumada a los proyectos que se desarrollan en los diferentes fondos fiduciarios nacionales y a las obras de infraestructura regional y urbana que encara la CAFESG podemos afirmar que en este período de gobierno se coincidirá –no casualmente por cierto– con el período de mayor inversión pública nacional y provincial en la historia de Entre Ríos.
Para eso, hemos reforzado creando estructuras técnicas del Gobierno, a los efectos de permitir una rápida elaboración de proyectos ejecutivos y ejecuciones de obras en el menor plazo posible. Pido también para ello, la máxima cooperación, como lo han hecho hasta ahora, de los señores Legisladores para que podamos aprobar los instrumentos que enviaremos, y que se requieren para perfeccionar el financiamiento de los programas descriptos.
Y muchas de las cosas que estamos poniendo en marcha estos días no consiguieron financiamiento hace dos meses. Son respuestas a nuestras gestiones desde el inicio del Gobierno.
Recuerdo muy bien el día 5 de diciembre de 2007, lo recuerdo porque es el cumpleaños de uno de mis hijos, tuve la primera entrevista con el Ministro Julio De Vido, de Infraestructura Nacional y allí le presenté el programa de Infraestructura bajo el concepto de Reparación Histórica de Entre Ríos.
Señores Legisladores, pueblo de la Provincia de Entre Ríos, en estos seis meses, no nos detuvimos ni un instante.
Estamos empezando un programa de enorme impacto urbano en la ciudad de Paraná que es la ciudad de los paranaenses, pero también es la ciudad capital de todos los entrerrianos. Y los entrerrianos nos merecemos una capital en serio. Y hay que ayudar a eso, porque esta ciudad –que también ahora es mi ciudad– no resiste una frustración más.
Por eso, a pesar de la situación conflictiva, no nos hemos detenido un instante. Hoy, 1º de julio de 2008 a las 8 de la mañana empezaron los trabajos de la reconstrucción integral de calle Blas Parera. Ya están allí los obreros trabajando y en este segundo semestre, además de Blas Parera comenzamos con la primera etapa de 100 cuadras de un plan integral para 200 cuadras en toda la ciudad de Paraná.
Hoy, 1º de julio de 2008 se está empezando la obra más soñada y pedida por los habitantes de Ibicuy y por toda la producción entrerriana.  Hoy, comenzaron las obras de asfaltado de los 26 kilómetros que unen la Ruta 12 con Ibicuy hasta el puerto con una inversión superior a los 80 millones de pesos. Ya están nuestros obreros entrerrianos trabajando allí.
Hoy, 1º de julio de 2008 dio comienzo la obra de asfaltado de una ruta esencial para la producción en Paraná Campaña como lo es la ruta que une Ruta 12-Las Delicias-María Luisa-Etchevehere. Ya están los obreros trabajando desde hoy de mañana. Hoy, 1º de julio de 2008 comenzó la reconstrucción de la Ruta 22 que une Federal con la Ruta 14, de extraordinaria importancia para la producción, y también allí están nuestros obreros trabajando.  Y seguramente, va a haber muchos obreros trabajando en los próximos meses en obras nuevas, en continuación de obras, en toda la Provincia.
Así, con los mismos visos de realismo, de obras concretas se continuó con la construcción de todas las escuelas nuevas que estaban iniciadas al comienzo de la gestión y se comienza en los próximos meses con la construcción de 33 escuelas nuevas y se construirán 19 más, que ya conseguimos financiamiento, para el año 2009.  Cada una de estas escuelas está íntegramente equipada con mobiliario y elementos de tecnología educativa.
Entre escuelas nuevas en ejecución y a ejecutarse y ampliaciones estamos creando como lo comprometimos en la ciudad de Concepción del Uruguay, cuando se abrió la licitación de la obra de la Escuela Normal, decía, estamos creando y lo debemos hacer antes del 10 de diciembre de 2011, 40 mil nuevas plazas escolares en la provincia en 4 años. La cuenta regresiva ya comenzó. Y, si es verdad que la educación es importante, entonces conseguir banco para sus hijos no debe ser un calvario, y una angustia para los padres entrerrianos
Estamos a días, a horas, de compartir con el ex Gobernador Jorge Busti la inauguración del edificio propio de la Escuela Especial Número 1 para personas ciegas Helen Keller. Un sueño hecho realidad para decenas de familias.
Todas estas acciones principales, más cientos de otras ustedes pueden verlas en la publicación que tienen en sus manos y que les ruego que lean con atención. Y les pido que tengan cierta consideración. Hace casi tres meses que no puedo hablar de las cosas que hago por mi Provincia. Este discurso, en alguna medida, en cierto sentido, es una posibilidad enorme que tengo, de desahogo; y lo quería hacer hoy, y espero que lo sepan interpretar, porque este desahogo, modesta y respetuosamente, creo me lo tengo merecido.
Con la misma certidumbre les digo que en este segundo semestre van a comenzar las primeras obras del plan Banco Interamericano de Desarrollo, que estuvimos gestionando durante casi todo un año en la última gestión del Doctor Jorge Busti, plan por 100 millones de dólares con la pavimentación de la ruta 20 Villaguay-Basavilbaso, una vía de comunicación de gran importancia y la construcción de la Estación Transformadora Paraná, que aumentará la autonomía y seguridad del sistema eléctrico entrerriano. Les ruego que observen el listado de obras de energía que obra en sus manos. Es algo realmente importante, y quiero que las sigan con entusiasmo y también, a los señores Legisladores de la oposición, con control.
Al mismo tiempo estamos trabajando a ritmo forzado para comenzar una obra de importancia fundamental, un ícono: que es el Hospital Bicentenario de Gualeguaychú. Una inversión que ronda los 200 millones de pesos, y queremos comenzarla este año. Pero además, el jueves están todos invitados a este mismo Teatro, al anuncio que haremos junto a la ministra de Salud Pública de la Nación de nuestro Plan de Salud Provincial y también el anuncio de la construcción de un nuevo hospital en la ciudad de Paraná. Una obra extraordinaria que se merecen todos los paranaenses.
También, junto con el nuevo hospital de Paraná comenzará a reconstruirse el Hospital Santa Rosa de Villaguay hasta convertirlo en hospital de referencia regional. Ninguna de estas obras dependen –quiero aclararlo– de la evolución de la crisis, ninguna de estas obras depende del humor social.
Mediante este programa de Reparación Histórica se construirán y reacondicionarán, además, una docena de rutas y caminos provinciales, escuelas, se realizarán obras en cloacas y agua potable, control de inundaciones para más de una veintena de localidades entrerrianas; más de 9 centros comunitarios integralmente equipados y 2.500 viviendas.
En este rubro, viviendas, anunciaremos en las próximas horas la construcción de un número importantísimo adicional, pero que está destinado a una franja que socialmente ha sido desatendida en materia de construcción de viviendas en el país. Estos desarrollos también están detallados y ampliados en la cartilla que tienen a su disposición.
Estamos trabajando ahora en decenas de frentes de obra, retomando obras y avanzando con un elemento que promete un antes y un después en materia de caminos rurales, que todavía es polémico, y entiendo que así lo sea: se trata del riego químico. Es un producto económico que impermeabiliza de manera eficaz el suelo de vastas zonas de la Provincia y lo deja transitable en días de lluvia. Empezaron trabajos experimentales en La Paz, Paraná Campaña y Federal. En 4 años esperamos poder cubrir 1.500 kilómetros. Pero necesitamos hacer muchísimo más. Hace muy pocas horas recibimos con satisfacción la confirmación para el financiamiento adicional en la construcción de 400 kilómetros de ripio, que son adicionales al programa original del Plan de Reparación Histórica.
Señores Legisladores, el programa vial de este Gobierno, lo digo con muchísima prudencia, es el más ambicioso que al menos se haya planteado alguna vez y será posible si seguimos teniendo, como lo tenemos el apoyo y el compromiso del Gobierno nacional como nunca antes había ocurrido y toda la Provincia se beneficiará de ello.
No nos hemos detenido un segundo. Esta misma semana comienza la primera etapa del plan integral de servicio de salud pública que haya tenido alguna vez la Provincia de Entre Ríos. Este programa ha sido diseñado y será tutelado y monitoreado por la Organización Panamericana de la Salud con sus profesionales de altísimo nivel.
Señores legisladores, estamos dejando de a poco de improvisar en materia de salud. Falta muchísimo. Recién estamos empezando. Pero estamos dejando de improvisar, y esto es muy buena noticia.
Cumpliendo una promesa de campaña creamos la Agencia de Ciencia, Tecnología e Innovación. Para tener investigación hay que tener buenos investigadores, para tener buenos investigadores debemos tener buenos profesionales, y para tener buenos profesionales hay que tener buenos estudiantes, y a esos estudiantes es necesario estimularlos, y lo vamos a hacer con becas, para estimular a los buenos alumnos en matemática, física y ciencias duras en los establecimientos universitarios.
Este viernes inauguramos con el Ministro de Ciencia y Tecnología e Innovación de la Nación el primer Polo Tecnológico del nuevo esquema de desarrollo nacional en la materia en nuestra ciudad de Concordia.  Y pronto estaremos anunciando, será los próximos días, el desarrollo de un Polo Tecnológico de similares características en la ciudad capital de la Provincia.
Mañana, a través de la Agencia de Deportes de la Provincia, realizamos el lanzamiento del Programa de Apoyo al Deporte Profesional con la idea de mejorar la representación deportiva de la Provincia en competencias nacionales que encaran instituciones deportivas sin fines de lucro y que resultan de interés social de extraordinaria importancia en nuestras ciudades. Mañana también anunciaremos un sistema provincial de competencia deportivas infantil y adolescente que va a involucrar a unos 20.000 niños y jóvenes de toda la Provincia. Esperamos contar con todo el apoyo de todos los municipios. En el segundo semestre, este semestre, se producirá a partir de agosto, la primera competencia de transición para potenciarla el año que viene. Y ruego a todos los dirigentes deportivos poner lo máximo de sí para transformar al deporte en política de Estado para Entre Ríos para los próximos 10 años.
Estamos generando un cambio tecnológico en el Estado, que nos permitirá en los próximos años avanzar hacia lo que se denomina conceptualmente el gobierno digital. La semana pasada, se empezaron a instalar poderosos servidores que permitirán soportar potencialmente todo el flujo de transacciones administrativas del Gobierno de la Provincia.
Estos cambios son sustanciales, porque la tecnología conecta a la gente con el Estado, mejora servicios, acorta tiempos. Las dificultades de su implantación y la adaptación de las personas mayores a las nuevas tecnologías no pueden bloquear su avance en la gestión estatal. La tecnología es el futuro de la gestión estatal en todas sus áreas. Y especialmente en áreas críticas como salud, seguridad, educación, y todo lo que tenga que ver con grandes bases de datos dispersas en todo el territorio provincial.
Señores legisladores, entre el país de la crisis y el país del futuro hay una etapa intermedia de cambios, de roces, de incertidumbres, de dudas. Pero entre el país del futuro y el país del pasado hay que elegir siempre, cualquiera sea el contexto, el país del futuro, aunque en ese futuro nosotros –los dirigentes de hoy– no figuremos en el cuadro.
Pero para ir hacia donde todos queremos ir hay que cambiar. No se puede seguir haciendo más de lo mismo. ¿Por qué habríamos de esperar resultados distintos si seguimos repitiendo la misma experiencia?
Así, por ejemplo, si queremos una educación diferente hay que dar saltos cualitativos. Y esos cambios tienen además un problema: llevan tiempo y no pueden tocarse con las manos como se toca una pared de ladrillos en una obra nueva. Ahora, ¿de qué vale tener una escuela nueva de ladrillos nuevos, si los expedientes de los alumnos están en papeles? ¿Cómo podemos supervisar la evolución de la educación de nuestros niños si no hay registros informatizados de sus calificaciones?; ¿cómo podemos atenuar desigualdades desde la educación si nuestras escuelas no están en red y por esa red no fluye la capacitación docente, la supervisión, la administración y la comunicación con todos? Y no estamos hablando de tecnología de la NASA, estamos hablando de herramientas accesibles hoy día, relativamente simples y al alcance.
Es mentira que la educación vaya a cambiar si en el lugar donde debe haber una computadora hay una planta mustia. Entendamos, las escuelas no son sólo edificios, son sistemas y estos sistemas son los que entornan el proceso interpersonal entre el maestro y su niño. Lo que tenemos que hacer es poner toda esa tecnología y todo ese esfuerzo al servicio de esa relación. Porque si esa relación docente-alumno prospera, cambia al mundo.
Esa comprensión es el salto cualitativo que hay que dar. No es fácil, para nada es fácil. Hay una brecha tecnológica enorme entre los jóvenes y los adultos y también entre los niños y jóvenes, porque son enormes aún todavía nuestras heridas. Heridas que se cierran no sólo precisamente con asistencialismo, sino justamente con mejor educación, educación de calidad para todos y principalmente para los que menos tienen.
Y admito también que en el sistema educativo los adelantos, los avances, no son solo tecnología de avanzada, informática y demás. Hablé de infraestructura, pero también admitimos que a la par, simultáneamente, hay que avanzar con la calefacción de nuestras escuelas, que no se rompan vidrios y no se repongan. Todas esas cosas tenemos que hacerlas, pero también paralela y simultáneamente, tenemos que avanzar en las herramientas que puedan poner a nuestros gurises entrerrianos a la altura de la mejor educación de otros continentes. Y cuando decimos todos los lugares decimos que la escuela no sólo ocurre sólo en el edificio escolar.
Somos la primera Provincia, nuestra Provincia de Entre Ríos en suscribir el programa FIN-ES de completamiento de la escuela primaria y secundaria para adolescentes y adultos. Allí la escuela se traslada al gremio, al sindicato, al Centro de Integración y a toda otra organización civil que se comprometa a hacerse cargo de esta función pública. Se llama FIN-ES este programa. Todos conocemos, ustedes, señores Legisladores, funcionarios, entrerrianos, todos conocemos a gente que no terminó la escuela, mucha, muchísima. Ahora tienen una segunda oportunidad, una nueva oportunidad. Vayan ustedes y digan a esa gente en sus pueblos que ahora tienen una nueva oportunidad y organicen a su comunidad para que asuma esa responsabilidad a través de las organizaciones civiles. Eso es “lo público”: Gobierno, organizaciones civiles y ciudadanos trabajando juntos.
Insisto, no nos hemos detenido un instante. Apostamos al consenso como construcción política cuando creamos lo que habíamos prometido en la campaña, y es la Mesa de la Educación Entrerriana, una iniciativa para escuchar todas las voces, provengan de donde provengan. Estamos también escuchando todas las voces para formular la nueva ley de Educación para Entre Ríos. Y vamos a escuchar a todos quienes tengan algo que decir y aportar en el próximo Congreso Entrerriano de la Escuela Secundaria que se va a hacer en agosto aquí en Paraná, y por primera vez en la historia.
Dije al asumir que iba a ser un Gobernador en contacto con los temas de la mesa familiar. Y la pobreza en muchos, en miles de nuestros hermanos entrerrianos debe seguir siendo una preocupación de esa mesa familiar. Y en esta materia también estamos en marcha.
Ayer, justamente, participamos con nuestro Intendente de la ciudad de Concordia y otros funcionarios provinciales, en el barrio Mendieta, un barrio tristemente célebre días atrás. Allí comenzamos el programa de abordaje integral de la pobreza. Estado Nacional, a través de tres ministerios, el Gobierno provincial, y la Municipalidad pero también organizaciones civiles que se hicieron presentes, que nos ayudan a coordinar y complementar recursos para poder detectar y rescatar a las familias de la pobreza extrema en donde viven. Vamos casa por casa y volvemos las veces que sea necesario. Es un trabajo extraordinario, un trabajo de hormiga, pero es el único que puede dar resultados. Y lo hacen, quiero destacarlo, porque algunas de ellas están aquí, mujeres del programa promotoras de Salud,  que son ex desocupadas de Concordia, que en la gestión anterior y por un programa de la Comisión Administradora de Fondos de Salto Grande se capacitaron y salieron a rescatar al prójimo. Y como les dije, aquella vez cuando asumí, entendieron que su misión era mucho más importante que su trabajo y que su premio era mucho más importante que su salario. Pero, vamos a ir a todos los lugares de la Provincia. El día jueves, si recuerdo bien, comenzamos aquí en Paraná.
Estamos trabajando también duro en la seguridad pública y en el mejoramiento de la institución policial. Los vamos a invitar en los próximos días a la entrada en servicio del Programa de Emergencias de Seguridad 911 y de otros elementos técnicos de avanzada.
La vinculación entre la fuerza de seguridad y la UADER alumbrará por una decisión tomada hace dos meses atrás una Policía con cuadros superiores de nivel universitario con los consiguientes beneficios para toda la comunidad.
Hemos trabajado duro, también, en la seguridad vial con múltiples operativos y buenos resultados. Y, como nunca antes, se está trabajando integralmente con los municipios en el Consejo Provincial de Seguridad Vial.
También avanzamos en la creación de una Secretaría de Lucha contra las Adicciones, que nos permitan prevenir y también combatir a este flagelo que afecta a muchos de nuestros jóvenes y destruye su futuro. Vamos a declarar el año 2009 como el Año Entrerriano de Lucha contra las Adicciones. Y tenemos un enorme trabajo que hacer en conjunto con la sociedad, los ciudadanos y principalmente con los jóvenes. 
También pusimos los primeros mojones en nuestro programa Articular, una iniciativa de arte popular en la búsqueda de una cultura por la paz. Buscamos interesar a los jóvenes en los lugares más vulnerables, en esos sectores, como decía recién, en que comenzamos el abordaje integral. Allí vamos a buscarlos para ir a través del arte, reencauzando vidas de sentido. Buscamos que los jóvenes a través de la música y del arte se concentren en sus mejores sentimientos tanto individuales como grupales.
Pusimos también los primeros mojones en el desarrollo de Promover, una estructura pública que busca armonizar junto a las organizaciones de la sociedad civil una herramienta de gestión que permita vincular como lo habíamos prometido, capacitación laboral, educación e intermediación laboral en un mismo ámbito para que más entrerrianos puedan apropiar los beneficios del crecimiento en la Argentina.
No nos detuvimos un segundo.
Se construye, por dar ejemplos, la escuela flotante número 70 Crucero General Belgrano, en la zona de las Islas Lechiguanas y la escuela especial número 25 en Médanos, departamento Islas.
Se continúan todas las obras de redes de gas domiciliario para casi todas las ciudades y pueblos de la Provincia.
En el INAUBEPRO llevamos a 14 millones de pesos la inversión para más de 22 mil niños y jóvenes entrerrianos.
En el turismo, la crisis con el campo le pegó durísimo. Pero ni bien se despejó un poco el panorama, lanzamos la semana pasada una campaña promocional a nivel nacional para al menos salvar parte de la temporada de invierno.
Bueno, eso, y todo lo que tienen ustedes en su cuadernillo, son algunas de las cosas que hicimos. Lleva tiempo. A veces no se entiende. A veces no lo hacemos bien, pero es lo que hay que hacer. Como dice el paisano: es para donde hay que rumbear.
Y así, en todos los lugares de la administración que hemos podido, abordamos en estos dificultosos seis meses de gestión, los conflictos o desafíos que teníamos.
En fin, pensamos que si queremos un Estado mejor no lo vamos a lograr haciendo las mismas cosas.
Hay que repensar, tener una actitud distinta, más audaz. Así, siendo más audaces, aunque parezca una contradicción creo que vamos a ser más responsables con la Provincia que le dejemos a nuestros hijos.
Si no hacemos cosas nuevas, si no innovamos en la gestión le estaremos enviando un mensaje tremendo a la sociedad, le estaremos diciendo “estos dirigentes estos gobernadores, estos legisladores, estamos chochos con el Estado”. Yo pregunto aquí, a todos: ¿estamos conformes verdaderamente con el Estado? Este gobernador no lo está del todo y por eso está dispuesto a seguir con algunos cambios, a pesar de la poca visibilidad que tenga en este momento. Porque lo que se ve a veces es el orgullo del gobernante cuando inaugura una obra, pero en verdad, yo digo, el bienestar, el conocimiento, el trabajo, la justicia es el orgullo del ciudadano entrerriano y es para él para quien debemos trabajar.
Y el Poder Ejecutivo, como institución y también el Poder Legislativo como institución le debemos eso a la ciudadanía entrerriana, a todos, a los de hoy, a los jóvenes e incluso y principalmente a los que aún hoy no han nacido. Este es el sentido de toda mi gestión.
Tienen un libro en sus manos que refleja toda la obra de Gobierno, como les decía recién, la que continuamos orgullosamente de la gestión anterior, la nuestra y también las cosas que se están diseñando ahora, pero reconozcamos, repito, que todos los ladrillos del mundo son nada si no sirven para consolidar ciudadanía, trabajo y esperanza de un mañana mejor.
Si reconocemos eso, tenemos la esperanza de salir adelante, pronto y juntos. Si reconocemos esto sabremos qué es lo importante y qué lo accesorio. Y muchas de nuestras pequeñeces, muchas, muchas de nuestras pequeñeces, en buena hora, perderán sentido.
Como decía recién, muchas veces los gobernantes y es lógico que así sea, nos regodeamos porque inauguramos una obra, porque cortamos una cinta, pero si es nuestro trabajo, para eso nos eligieron. Están los fondos públicos para eso, pero lo que tenemos que tener muy en claro es que con eso sólo no alcanza. Si queremos realmente dar un salto cualitativo, importante, porque ahora las condiciones están, antes era imposible. Habíamos partido de una Provincia que estaba en llamas. Estaba en el fondo del precipicio. Hoy estamos en un estado totalmente distinto. Y ese salto que yo digo es Educación de calidad para todos, es producción intensiva y diversificada, es un servicio de salud que proteja a todos los entrerrianos por igual y además, como lo estamos haciendo con muchas de las instituciones de la Provincia el salto también es motivar la acción pública de la sociedad civil, es decir es hacer mucho más público lo estatal.
Como ven, nada de eso puede tocarse. Pero es tan real que nuestro futuro de todos los entrerrianos depende de eso.
Yo enuncio esto sin ningún temor a equivocarme porque seguramente, oficialismo y oposición, la sociedad en su conjunto percibirá, quizás, una lista importante de contradicciones entre lo que digo y lo que ocurre, aún en ésta, en mi propia administración. Pero no tengo el más mínimo miedo. Digo palabras, presento ideas y genero hechos para el futuro, con la esperanza de que sean tomadas por dirigentes de mente más abierta, de corazón sincero que nos supere, que nos vaya superando a nosotros en capacidad, en comprensión, en generosidad y en audacia.
El futuro de todos los entrerrianos está en el extremo de una escalera de 100 peldaños. Yo subiré unos pocos, seguramente en estos cuatro años. Y seguro, muy seguro estoy que no voy a llegar a la cima pero lo estamos haciendo, como podemos, con lo que tenemos, con nuestros errores y con nuestras contradicciones. Pero no tenemos miedo. Y los invitamos a ustedes a que nos acompañen desde el lugar que les corresponda, desde la Legislatura, desde la intendencia, desde las instituciones de la sociedad civil. Ese es nuestro deber. Ese es su deber. Las pasiones, que es lógico que todos las tenemos, y las ideas, que es lógico que todos las defiendan, no deben confundir el objetivo principal. El objetivo es estratégico y es común, es intergeneracional, No usemos ni las ideas ni las pasiones como pretextos para no asumir nuestras propias responsabilidades. Podemos seguramente avanzar, aún en el disenso.
Por eso, señores Legisladores, pueblo de Entre Ríos, creo que más allá de los pensamientos políticos, más allá de los pensamientos de religión, más allá de cualquier condición estamos en un momento incomparable, formidable para alcanzar aquello que alguna vez todos anhelamos, que sea Entre Ríos, ésta, nuestra Provincia una de las mejores provincias del país y también si lo hacemos en este contexto de respeto, de tolerancia, estaremos logrando el lema principal de nuestra gestión, hacer una Entre Ríos mejor y entre todos. Muchísimas gracias.
Dejo inaugurado el 129º Período Legislativo de la Legislatura de Entre Ríos.
SERGIO DANIEL URRIBARRI

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada