enero 16, 2014

Proclama da la Junta a los ciudadanos, el 4 de Marzo de 1811

EPOCA PRIMERA
La Revolución de Mayo y la Independencia
___
Proclama da la Junta a los ciudadanos, el 4 de Marzo de 1811

[15]

Ciudadanos: el sistema de franqueza que la Junta se ha propuesto seguir para con vosotros, no le permite hablaros en términos misteriosos sobre el mal éxito que ha tenido nuestra expedición marítima en las costas del Paraná. Abiertamente os declara, que después de un reñido combate se rindieron nuestros tres buques de guerra a la fuerza superior que les opuso la marina de Montevideo.
La Junta está muy asegurada, que lejos de desmayar con este pequeño azar, vuestro valor irritarlo ha de venir en nuestro auxilio para haceros más dignos de la causa que defendéis. Si un ligero revés de fortuna nos arrojase en el abatimiento, les decía el César a sus soldados, esto sería no conocer sus favores. Lo mismo os decimos a vosotros. No dudamos que fieros y orgullosos nuestros enemigos con este menguado triunfo, se atrevan a tocar a nuestros pechos para ver si hay en ellos cobardía. ¡Miserables! ¿Quién les ha dicho que nuestra virtud es de tan pocos quilates? ¿Hay más trabajos y más peligros? Adquiriremos más gloria. ¡Cobardía! ¿Saben bien lo que pronuncian del pueblo más pundonoroso de la tierra? Mengua fuera sin ejemplo, que después de haber admirado al mundo entero con nuestros heroicos esfuerzos, cayéramos ahora de ánimo por la pérdida de tres pequeños buques, que jamás han entrado en el cálculo de nuestras fuerzas. Nueve meses de triunfos nada deben a unos frágiles vasos que tuvimos abandonados en total inacción: con ellos riada hicimos: sin ellos llegaremos a coronarnos, habiendo tenido la gloria de quitar eso más al enemigo. Nuestras tropas están en marcha llenas de ese candor y energía que conduce a las victorias: cada día es señalado con la deserción, con las partidas que huyen del campo enemigo: y toda la Banda Oriental acusa nuestra tardanza por el deseo de unirse a nuestra causa común. No está lejos el momento en que se vea a cubierto de nuestras diestras vengadoras. ¿Qué recursos le quedarán entonces a la orgullosa Montevideo y a su despreciable jefe? Ciudadanos: nuestra es la victoria si sabemos poner en la conclusión de esta empresa aquel entusiasmo sublime con que la empezamos. Tenernos nosotros otra grande ventaja sobre nuestros enemigos: esta es la de pelear por la patria y por la libertad, entretanto que sus soldados solo se arman a favor de un pequeño número de tiranos. Persuadidos que los más cobardes son los más expuestos en los combates, atacadlos con valor y la victoria será nuestra.
Buenos Aires, Marzo 4 de 1811. — CORNELIO DE SAAVEDRA — MIGUEL DE AZCUÉNGA — DOMINGO MATHEU — JUAN LARREA — DR. GREGORIO FUNES — JUAN FRANCISCO TARRAGONA — DR. JOSÉ GARCIA, DE COSSIO — JOSÉ ANTONIO OLMOS — FRANCISCO DE GURRUCHAGA — DR. MANUEL FELIPE DE MOLINA — MANUEL IGNACIO MOLINA — DR. JUAN IGNACIO DE GORRITI — MARCELINO POBLET — JOSÉ IGNACIO MARADONA — DR. JOSÉ JULIAN PEREZ, Secretario interino —DR. JUAN JOSÉ PASSO, Secretario.

Fuente: Neptalí Carranza, Oratoria Argentina, T° I, pág. 38 y sgte., Sesé y Larrañaga, Editores – 1905. Ortografía modernizada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada