enero 16, 2014

Proclama de la Junta a los porteños, en Febrero de 1811

EPOCA PRIMERA
La Revolución de Mayo y la Independencia
___
Proclama de la Junta a los porteños, en Febrero de 1811

[14]

Porteños: el Consejo que se dice Supremo de España Indias, ha nombrado Virrey de esta capital a D. Xavier de Elio. Este militar de tanta importancia, que poco ha nos dijo: «la patria me llama, voy a salvarla o perecer en ella», prefiere hoy el honor de mandarnos a la salud de esa misma patria, a quien abandona en el momento del mayor peligro: él renuncia la gloria de ser su restaurador, por la satisfacción de desplegar contra vosotros el odio irreconciliable que os profesa.
Vuestros laureles le hieren; no puede soportar su orgullo las glorias que adquiristeis en la guerra con vuestro esfuerzo; tentará todos los medios de oscurecerlas imputándoos crímenes capaces de conduciros al cadalso; sus intenciones son conocidas: borrar con vuestra sangre las profundas impresiones de su afrenta, que dejó grabadas en tantos parajes como acciones militares intentó en nuestro suelo, es a lo que aspira: muerte y desolación son los sentimientos que abriga su pecho; no aventuramos nuestros juicios, que ya nos dio testimonios de esta verdad, cuando dijo: «cortar la cabeza y ahorcar a todos los hijos de este país». Este es un hecho.
Siguiendo los ímpetus de su fogosidad indiscreta, creemos que tendrá el atrevimiento de intentar atacarnos: él no pudo aceptar este destino sino con el ánimo resuelto de tomar posesión a viva fuerza, para vengar como Virrey la justa repulsa que sufrió como sub-inspector.
Aunque inepto para llevar al fin cualesquiera empresa, es un temerario para arrostrarla: acordaos que a. la llegada del Virrey Cisneros decía: que con mil hombres puestos en el bajo de los Olivos, tenía bastante para arrastrar esta gran capital, que acababa de imponer y desbaratar un ejército respetable dirigido por excelentes oficiales.
Porteños: Ved en este hecho el desprecio con que os mira, disponeos a castigar ese infatuado orgullo, y que aprenda a su costa a terneros y respetaros: aprenda el corrompido gobierno de la Regencia que a gobernar pueblos libres no se destinan caníbales: tiemblen con la idea de nuestro enojo; redúzcase todo este suelo inmenso a un puñado de cenizas, antes que sufrir el despotismo de los antiguos mandatarios o verdugos. — Buenos Aires, Febrero de 1811. — CORNELIO DE SAAVEDRA-- MIGUEL DE AZCUÉNAGA — DOMINGO MATHEU — JUAN LARREA — DR. GREGORIO FUNES — JUAN FRANCISCO TARRAGONA — DR. JOSÉ GARCIA DE COSSIO — JOSÉ ANTONIO OLMOS — FRANCISCO GURRUCHAGA — DR. MANUEL FELIPE DE MOLINA — MANUEL IGNACIO MOLINA — DR. JUAN IGNACIO DE GORRITI — DR. JOSÉ JULIAN PEREZ — MARCELINO POBLET — JOSÉ IGNACIO MARADONA — DR. JUAN JOSÉ PASO, Secretario — HIPÓLITO VIEYTES, Secretario.

Fuente: Neptalí Carranza, Oratoria Argentina, T° I, pág. 37 y sgte., Sesé y Larrañaga, Editores – 1905. Ortografía modernizada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada