abril 15, 2014

Mensaje del Gobernador de Jujuy, Eduardo Fellner, en la apertura del período de sesiones ordinarias (2006)

MENSAJE
DEL
GOBERNADOR DE LA PROVINCIA DE JUJUY 
Eduardo Fellner 
EN LA APERTURA DEL 145° PERIODO DE SESIONES ORDINARIAS
EL 4° DE ABRIL DE 2006

Señor Vicegobernador de la Provincia, señores legisladores, invitados especiales, Pueblo de Jujuy:
En cumplimiento de la disposición Constitucional vengo nuevamente ante este Cuerpo Legislativo, a brindar el informe anual sobre el estado general de la Administración en el inicio de un nuevo período de sesiones ordinarias.
Decía un año atrás en este mismo recinto, que tenía la impresión de asistir a este trascendente acto de una manera que comenzaba a ser habitual, en el marco de una Provincia que después de mucho tiempo emprendía el camino del progreso y de sus propias realizaciones; de una Provincia que dejaba para un capítulo de la historia los graves desencuentros y la inestabilidad de los años 90; de una Provincia que empezaba a recuperar su autoestima y a creer en el trabajo y el esfuerzo personal como el único instrumento apto para el crecimiento individual y social.
Hoy aquella impresión se ha transformado en propio convencimiento; sin olvidarnos de lo que nos pasó, aún manteniendo una atenta vigilancia para no repetir errores del pasado, siento que debemos entre todos, cada uno en el marco de sus responsabilidades y facultades, consolidar los avances logrados y aceptar con toda decisión el desafío de devolver a Jujuy y a los jujeños el lugar que nunca debimos perder.
Decía también un año atrás, que no existía ninguna posibilidad de llevar adelante una buena gestión si no mediaba desde el propio Gobierno un adecuado control, equilibrio, previsibilidad y sustentabilidad en la utilización de los fondos públicos.
Hemos sometido todo nuestro accionar en la materia a la Ley de Responsabilidad Fiscal, lo que va permitiendo la fijación de una verdadera “cultura” en las distintas esferas estatales en torno a la administración del gasto público que redunda, no sólo en una gestión prolija y seria, sino también en la recuperación de la “confianza” ciudadana en las Instituciones y en su Gobierno. Es también esta sujeción a la normativa de la responsabilidad fiscal, lo que va permitiendo año a año la posibilidad de acceso a los programas de asistencia financiera que se instrumentan con el Ministerio de Economía y Producción de la Nación. Mediante estas acciones la Provincia obtiene recursos destinados a los vencimientos de los servicios de la deuda pública, que por primera vez están siendo atendidos con regularidad y previsibilidad, generando después de largo tiempo, alternativas para poder acceder nuevamente a líneas y programas de crédito de organismos nacionales e internacionales, con destino a la inversión.
Hoy la casi totalidad de la deuda pública de Jujuy, como la de muchas otras Provincias, está prácticamente concentrada en manos del Gobierno Nacional a través del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial. Es justamente este fondo el que genera los desembolsos necesarios y acordados cada año en los programas de asistencia financiera, para afrontar los vencimientos de la deuda y su reprogramación; la Provincia va cancelando con sus propios recursos parte de los intereses generados.
En los últimos meses una decisión política del Presidente Kirchner, hizo posible una modificación legal que mejorará sensiblemente el perfil de los endeudamientos provinciales ante el Fondo Fiduciario mencionado; ha eliminado a partir de diciembre del 2005 la actualización de los servicios o intereses por medio del CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia), medido en función de la inflación y ha decidido aplicar directamente a los préstamos una tasa del 6% anual.
Los Gobiernos Provinciales incluidos en los programas de asistencia financiera y que somos deudores del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial, reconocemos que estos programas nos han permitido superar viejos problemas de financiamiento y distorsiones graves que nos obligaban a recurrir al endeudamiento privado, muchas veces hasta para pagar sueldos, como sucedió hasta hace no muchos años. Agradecemos también la reciente resolución del Gobierno Nacional de eliminar la actualización de las deudas por la inflación, pero vamos a seguir gestionando ante el Presidente de la República y confiamos que en algún momento se tomará una decisión que transforme definitivamente nuestras deudas, de manera tal que permita a las provincias comprometidas una mayor disponibilidad de sus recursos, mediante un desendeudamiento progresivo que vaya dejando margen para la inversión y promoción que tanto necesitamos para el crecimiento.
Sé que tal vez alguno pensará que estoy soñando, que jamás lograremos una decisión o que nunca Jujuy dejará de ser un Estado pobre y endeudado; yo he dejado de lado el escepticismo y creo que podemos mejorar nuestra posición. Cómo no confiar si hemos sido capaces de renegociar la deuda externa de la Argentina contra todos los pronósticos y los aprietes de los más grandes financistas del mundo; cómo no confiar si después de años y años de sometimiento y dependencia, nuestro Presidente nos demostró que no estábamos obligados a convivir con el Fondo Monetario Internacional sus programas y recetas de postergación.
Durante el año 2005, Jujuy recibió transferencias automáticas de recursos coparticipables por un monto total superior a los 950 millones de pesos, logró aumentar los ingresos por recaudación propia en forma sostenida y recibió también mayores fondos en concepto de transferencias corrientes del Gobierno Nacional. Por su parte, los ingresos de capital son los que mostraron mayor dinamismo durante el ejercicio pasado, con una tendencia alcista que entendemos continuará durante todo este año, particularmente relacionada con planes de viviendas e inversión en obras públicas.
Este incremento de fondos, además de significar un importante mejoramiento de la economía local con efecto directo sobre el consumo de bienes y servicios, genera como es lógico una “mayor puja distributiva” y exige a su vez mayor cuidado en el manejo de los recursos, para no caer en el exceso o la imprevisibilidad.
Conocemos todos que el gasto en personal es el rubro más sensible de todas las cuentas públicas provinciales y que absorbe históricamente más de la mitad del gasto primario provincial, ya que posee una permanente y natural dinámica ascendente. Durante los años 2003 y parte del 2004, con mucho esfuerzo contuvimos estos gastos, aplicando políticas de corrección tendientes a atender principalmente a los salarios más bajos de la Administración.
La combinación de la aceleración de la inflación y la mayor disponibilidad de recursos durante el año pasado, generó la posibilidad de avanzar en una recomposición salarial mucho más razonable y justa. Además de haberse otorgado incrementos generales remunerativos y bonificables y sueldos mínimos de bolsillo para todos los agentes públicos, se tomaron decisiones que van corrigiendo situaciones anómalas en el sector profesional y en particular a los profesionales del arte de curar en determinadas situaciones de revista.
También con el acompañamiento de esta Legislatura, abordamos soluciones, aunque sean parciales, a reclamos pendientes de jueces, magistrados, funcionarios y empleados del Poder Judicial y de distintos organismos con regímenes especiales como Tribunal de Cuentas, Agua de los Andes, Vialidad, Policía, Servicio Penitenciario, Banco de Acción Social y otros. Sabemos que resta aún dar respuesta a distorsiones que son consecuencia de las emergencias vividas y que se han convertido en prioritarias, como por ejemplo la situación de Directores y Subdirectores de Hospitales y áreas de salud y de funcionarios de toda la administración, para ello continuaremos trabajando y, desde ya, pido el acompañamiento de los señores diputados.
El gasto total en personal en el año 2005, superó en definitiva los 635 millones de pesos y representó un incremento del 32% respecto al año 2004. Si tenemos en cuenta que muchos de los incrementos salariales fueron otorgados en distintas épocas del año, debiéndose prever en el presente ejercicio el impacto de su anualización y la incidencia que en la materia ya tiene la Ley de Financiamiento Educativo, fácil es prever la estricta prudencia con la que deberemos movernos en este tema tan sensible para los trabajadores, los sindicatos, el Estado y en definitiva la comunidad toda.
Junto con las transferencias a Municipios que llegó prácticamente a los 160 millones de pesos, es destacable la potenciación que durante el año transcurrido ha tenido el gasto en obra pública, con un incremento interanual del 104%. Reconociendo que la mayor inversión se obtuvo a partir del financiamiento nacional, particularmente en materia de programas de viviendas, escuelas e infraestructura vial, cabe también mencionar que no es menor el esfuerzo que ha realizado la Provincia en gastos dirigidos de manera complementaria a la obra pública.
Conforme resulta del Proyecto de Presupuesto General de Gastos y Cálculo de Recursos para el ejercicio 2006, ya en consideración de esta Legislatura, prevemos para este año una inversión en obra pública y de infraestructura mayor aún que la del 2005. Creemos sinceramente que este mayor gasto en obras del Estado, no sólo significa una dinamización y crecimiento coyuntural de la economía local, sino un mejoramiento de toda la infraestructura, que optimiza la actividad productiva y de servicios del sector privado, reduciendo costos que se convierten en mayor eficiencia y competitividad. No cejaremos en todos los esfuerzos de gestión que sean necesarios, ante el Gobierno Nacional como ante organismos internacionales para seguir obteniendo fuentes de financiamiento a fin de redoblar nuestra apuesta hacia la inversión en obras públicas.
En el marco de las Leyes 5427 y 5435, esta última llamada de Fortalecimiento y Saneamiento Municipal (PROFOSAM), hemos podido llevar adelante acciones que permitieron el pago y cancelación de deudas judiciales, salariales y con proveedores y contratistas, que agobiaban a muchos Municipios. El mecanismo posibilitó no sólo un respiro a las finanzas municipales, sino que también generó una disminución en términos reales de la deuda, en virtud de descuentos logrados de los acreedores ante la inmediata cancelación de los créditos; la ejecución de este programa superó los 22 millones de pesos durante el ejercicio.
En términos de la relación fiscal Provincia – Municipios comienza ahora otro desafío. Como dije, con buenos resultados se encaró el relevamiento y control de las deudas municipales y se generó el financiamiento necesario para su atención; debemos encarar ahora la segunda parte del programa para el fortalecimiento de la gestión. Estamos instrumentado un aporte financiero del Fondo, destinado a equipamiento, provisión de sistemas y mejoras en la administración de los circuitos administrativos y de información. Debemos debatir también con los intendentes, comisionados, concejales y, por supuesto, con esta Legislatura, alternativas financieras para situaciones extremas como la que se presentó con el transporte urbano de pasajeros en San Salvador de Jujuy, lo que mereció la sanción de la Ley N° 5503.
Estos programas y acciones de saneamiento y mejoramiento de gestión, implementados y a implementar con los municipios, unidos a la experiencia municipal de una mayor participación y responsabilidad en la ejecución de planes de obras públicas que se vienen ejecutando y seguirán durante este año, sientan las bases adecuadas para la discusión de un nuevo régimen de coparticipación municipal de aplicación progresiva, aún a riesgo de no avanzar en el debate de un nuevo régimen de distribución de recursos entre la Nación y la Provincia.
Hacía mención al convencimiento de mi Gobierno que una de las grandes apuestas para el desarrollo y el crecimiento de Jujuy debe centrarse hoy en la inversión en infraestructura estratégica y eficiente, pensada hacia el futuro.
Sin duda alguna el hecho más relevante y trascendente del año 2005 en esta materia, fue la conclusión definitiva de la pavimentación total del Corredor vial hacia Chile por el Paso de Jama, cuya inauguración se concretó con la presencia de los Presidentes Néstor Kirchner y Ricardo Lagos, gobernadores, intendentes de las regiones trasandinas, legisladores nacionales, miembros de los gabinetes de ambos Gobiernos, autoridades locales, representantes empresariales y de sectores económicos, periodistas y una mayoritaria participación del Pueblo de Jujuy.
A riesgo de ser reiterativo, vale la pena repasar que la obra representa la mayor inversión vial en la historia de la Provincia, con una extensión total de 268 kms., y obras complementarias como la denominada “multitrocha”, que circunvala el radio céntrico de la ciudad capital, colectoras en Palpalá y zonas de Jujuy, variantes en Purmamarca, la Cuesta de Lipán y Arroyo del Medio.
Hoy muchos hemos comenzado a tomar conciencia de lo que el Paso de Jama significa para la región y para Jujuy, ya se vislumbra la potencialidad que entraña su utilización, pero entiendo que el desafío aún está por delante.
Jama es una puerta de salida de toda la región tropicana hacia el mundo y una puerta de entrada del mundo hacia nuestros territorios; es el único corredor pavimentado hacia Chile al norte de Mendoza, y con las obras viales que se ejecutan en diferentes provincias como Formosa, Chaco y Corrientes, pronto se consolidará el verdadero corredor bioceánico Atlántico – Pacífico. Jujuy es el eje de ese sistema que sirve y servirá para llevar y traer miles de toneladas de carga, intercambio cultural, de tecnología e información, turismo e integración; para ello nos estamos preparando.
En poco tiempo se concluirá en la localidad de Jama la construcción de núcleos habitacionales apropiados para albergues de todo el personal que cumple o deberá cumplir funciones en la frontera; trabajamos en la dotación de servicios de agua, cloacas, electricidad y gas natural. Luego de su adjudicación ha comenzado ya la ejecución del “complejo fronterizo” con un presupuesto cercano a los 5 millones de pesos, cofinanciados entre Nación y Provincia, lo que significará dotar a los servicios de frontera de una moderna y amplia edificación. Con mucho agrado hemos recibido anuncios y hemos realizado gestiones para facilitar la instalación de algunos emprendimientos privados que complementarán los servicios oficiales en el lugar; particularmente quiero destacar la instalación de una importante dependencia del Automóvil Club Argentino y del Banco Macro Bansud. Completan una sustancial mejora en esta zona, la instalación de centros de interpretación turística, alojamiento y gastronomía, emergencias médicas y seguridad, que se ubican en la localidad de Susques.
Además de ello y teniendo en cuenta la confluencia de rutas, accesos y medios, se han efectuado estudios para emplazamientos de factores de desarrollo logístico del corredor en otras zonas de la Provincia. Así, por ejemplo, se ha celebrado un convenio entre la Secretaría de Integración Regional, la Municipalidad de Palpalá y la Dirección Nacional de Aduanas, para la habilitación de una Zona Aduanera Primaria (Puerto Seco Palpalá) cuya construcción ya se ha iniciado a la vera de la Ruta N° 66. (Aplausos).
Creo sin embargo que todas estas acciones deben complementarse con campañas más agresivas, metódicas y permanentes de promoción de las posibilidades y bondades del corredor vial.
La tarea que debe desarrollarse no sólo en nuestro país, sino también en los países vecinos y en aquellos a los que les pueda interesar esta nueva vía de comunicación vial, requerirá de un notable esfuerzo del Gobierno local y Nacional y de los sectores privados. Igualmente entendemos que esa tarea será mucho más fructífera y redituable si es encarada en forma conjunta con la República de Chile.
Debemos hacer conocer y ofrecer el corredor vial, su infraestructura y servicios, pero también la potencialidad de los grandes puertos y servicios que ofrecen la Primera y Segunda Región de Chile, tanto Tarapacá como Antofagasta. Media ya un compromiso de las autoridades regionales y de sectores privados, y hemos realizado incluso una primera experiencia de promoción en forma conjunta con la empresa privada que administra el Megapuerto de Mejillones. En una reciente entrevista que tuvimos los gobernadores argentinos con la señora Presidenta de Chile Dra. Michelle Bachelet tuve oportunidad de plantearle esta necesidad, de lo que tomó debida nota.
Esperamos por estos días la aprobación por parte de la Dirección Nacional de Vialidad del proceso de licitación, adjudicación e incremento del financiamiento para la ejecución de la obra denominada “Readecuación Acceso Sur a San Salvador de Jujuy por Ruta Provincial N° 1”.
El año anterior anuncié ante esta Legislatura que estudiábamos este proyecto como una “ampliación” del corredor vial por Jama. Sin embargo, el mismo se pudo concretar gracias a una decisión presidencial, mediante un convenio con el Ministerio de Planificación Federal e Infraestructura y Vialidad de la Nación, que comprometió un financiamiento cercano a los 50 millones de pesos para este emprendimiento trascendental para Jujuy. Si todo sale como está previsto, en el curso de este mismo mes se iniciará la obra, que básicamente prevé un nuevo distribuidor en la intersección de la Ruta Provincial N° 1 con la Ruta Nacional N° 9, el acceso a la Avenida Corrientes, y la repavimentación, ampliación y mejoramiento del acceso por Avenida General Savio, entre ese distribuidor y el Puente Tucumán; nuevos distribuidores y pasos sobre nivel a la altura de calle Riobamba, permitiendo una nueva conexión entre los barrios San Pedrito y Coronel Arias y una readecuación en las intersecciones que se presentan a la altura del Estadio 23 de Agosto. Esta obra no sólo realzará la belleza de la Capital de nuestra Provincia, sino que dará respuesta a un claro requerimiento de mayor agilidad y seguridad a un tránsito cada vez mayor, hoy casi caótico. Ello no hubiera sido posible de no haber mediado el decidido apoyo de esta Legislatura, del Municipio y su Concejo Deliberante, de los legisladores nacionales de Jujuy, de los Colegios Profesionales y Cámaras de la Construcción. A todos ellos, a Vialidad de la Provincia y al distrito Jujuy de Vialidad de la Nación nuestro agradecimiento.
Formando parte de la misma idea central de poder dotar a esta zona de la Provincia de un moderno y más adecuado sistema de comunicación vial, impulsamos por medio de la Dirección Provincial de Vialidad durante el año pasado, el proyecto de construir un nuevo puente sobre el Río Grande que permita unir la zona norte de la ciudad, a la altura del RIM 20 con la vieja Ruta N° 57 en el Barrio Los Perales. Las gestiones pudieron concretarse exitosamente mediante la aprobación de un crédito del Fondo Fiduciario de Infraestructura Regional, autorizado por esta Legislatura, y un proceso licitatorio a punto de concluir. Pretendemos dar inicio de ejecución a esta obra entre este mes o el próximo mes de mayo; la misma contará con una inversión superior a los 20 millones de pesos y un plazo de ejecución de 18 meses. (Aplausos).
En los últimos años la Provincia viene implementando una estrategia de colaboración y complementación recíproca con la Nación en materia de infraestructura vial y debo decir que esto va dando buenos resultados. Además de la conclusión de proyectos vinculados a mejoramientos, ensanchamientos y autopistas sobre rutas nacionales y provinciales en todo nuestro territorio provincial, muchos de ellos ya incorporados a programas del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para las que gestionamos o buscamos financiamiento, podemos observar concreciones importantes. Cabe mencionar, en este año y en este ejercicio; la repavimentación de la Ruta N° 66 en el tramo Aeropuerto – El Cuarteadero y Aeropuerto – Los Lapachos hasta el empalme con la Ruta Nacional N° 34; la repavimentación de la Ruta N° 9 en el tramo Puente Paraguay – Yala; la pavimentación de la Ruta Provincial N° 4 tramo Puente Guerrero – Termas de Reyes; la finalización de la construcción del puente sobre Río Aguas Negras en la Ruta N° 83 que comunica Ledesma con Valle Grande; la repavimentación de la Ruta N° 8 en el perilago del Dique Los Alisos; avance en la construcción de los accesos a las Localidades de El Carmen, Yuto y otras. Esperamos también que este año, y después de tantas gestiones, se licite y en los próximos meses se comience la construcción de un nuevo puente sobre el Río San Lorenzo en la Ruta Nacional N° 34, en tal sentido media ya un compromiso de Vialidad de la Nación. (Aplausos).
4° T Mariana
Si bien es claro que en los últimos años hemos avanzado y seguimos avanzando en la generación de infraestructura estratégica esencial en materia vial, lamentablemente no podemos decir lo mismo en materia ferroviaria y particularmente de nuestro ferrocarril central. Reconocemos que se han dado pasos importantes por parte del Gobierno Nacional en destrabar las complicaciones legales y políticas que han sometido al Ferrocarril Belgrano Cargas a una subprestación inadmisible, sin embargo advertimos que aún no ha quedado en claro el plan o programa de inversiones ni las prioridades que tienen previstas los nuevos adjudicatarios privados, su participación distributiva, la comprometida participación de los gobiernos provinciales y ahora los terceros interesados que han aparecido en estos tiempos. La incidencia del Ferrocarril Belgrano en cualquier esquema que se piense para el crecimiento, desarrollo e integración de las provincias del NOA, es tal que hace indispensable que aunemos todos los esfuerzos para lograr una salida consensuada y definitiva. En este sentido quiero comprometer todo el apoyo de mi Gobierno a las gestiones y acciones que desarrollan los legisladores nacionales por Jujuy, en forma coordinada con los representantes de Provincias vecinas. 
Sí, en cambio, hemos podido adelantar nuestra tarea en el Programa denominado Corredor Ferroviario de Los Libertadores, que comprende el estudio y proyecto integral de una nueva traza ferroviaria entre San Salvador de Jujuy y La Quiaca, con su nodo ferro-vial-aéreo, playa de transferencia de cargas en Perico y demás obras complementarias. Como es de conocimiento de esta Legislatura, el programa se lleva adelante mediante un convenio de financiamiento con la Corporación Andina de Fomento (CAF), la Secretaría de Política Económica del Ministerio de Economía de la Nación y la Secretaría de Integración Regional por nuestra Provincia. Durante el año pasado se abrió el proceso licitatorio y se presentaron como oferentes 4 empresas de origen extranjero, calificando sólo 2 de ellas y hoy se estudian las ofertas económicas. Independientemente que el proceso de adjudicación, aprobación y en definitiva la tarea encomendada llevará aún algún tiempo, lo cierto es que existe decisión e interés, no sólo del Gobierno Nacional sino también de organismos internacionales de crédito, en que el Ferrocarril Jujuy – La Quiaca sea una realidad y se transforme en una vía fundamental en la integración del norte argentino con Bolivia y el norte chileno. (Aplausos).
La excelente vinculación que hemos logrado con la Corporación Andina de Fomento, no sólo ha permitido avanzar en este programa y otros de similar importancia, como el de “ordenamiento territorial” de Quebrada y Puna o el de “integración vial”, todos con financiamiento del Estado Nacional, sino que también ha ayudado a la Provincia a instalar temas fundamentales para los procesos de integración en la región. En ese orden resulta relevante informar a esta Legislatura, que después de tantos estudios, idas, dificultades e “idas y venidas”, hemos logrado un financiamiento genuino a través de un subsidio de la Secretaría de Energía de la Nación para construir el Gasoducto Puna, que unirá, a la vera de la Ruta Nacional N° 9, el paraje Miraflores con la ciudad de La Quiaca, beneficiando también a la ciudad de Abra Pampa y en el futuro a las localidades intermedias.
La decisión del Gobierno Nacional fue tomada en el marco de una política de integración con la República de Bolivia, razón por la cual el gasoducto se construirá con una cañería de 6 pulgadas, lo que genera la posibilidad de llevar gas natural a las localidades de Villazón, Tupiza y otras que lo puedan demandar en territorio boliviano. La obra tendrá un presupuesto oficial de alrededor de los 18 millones de pesos y podrá ser licitada aproximadamente en 90 días. Si no media ningún imprevisto, a fines del presente año o en los primeros meses de 2007, podremos hacer llegar el gas natural a La Quiaca con el lógico beneficio que ello traerá a sus habitantes. (Aplausos) Además el gas natural permitirá la reconversión del sistema de generación de energía, potenciando la capacidad de suministro y la disminución de los subsidios que hoy pagamos todos los usuarios de la Provincia.
Quiero informar, también, que luego del anuncio efectuado el mismo día de su asunción por el nuevo Presidente de Bolivia don Evo Morales, en el sentido que entre otras obras, su gobierno priorizaría la pavimentación de la ruta que une las localidades bolivianas de Cotagaita – Villazón, el Ministerio de Planificación Federal y Obras Públicas de nuestro país, ha avanzado en conversaciones, para acompañar el desafío de ese proyecto. Personalmente estoy convencido de que esto es por demás importante para Jujuy, ya que su ejecución permitirá unir por rutas totalmente pavimentadas a nuestra Provincia con Potosí, Oruro, la Paz y Tarija, potenciando así las posibilidades productivas, de comercio y un circuito turístico andino de altísimo valor sobre todo para los turistas europeos.
Muchas provincias venimos sufriendo ya desde hace demasiado tiempo las vicisitudes de un sistema de transporte aerocomercial insuficiente, caro y prácticamente en manos de una sola empresa. Como he sostenido en otros mensajes, Jujuy tiene además la “desventaja” comparativa de que su aeroestación se encuentra “desintegrada” del sistema nacional de aeropuertos concesionados a pesar de haber sido uno de los más avanzados y seguros del país; necesita hoy de inversiones importantes en su estructura para su mantenimiento y modernización. Durante el año pasado legisladores nacionales por Jujuy, y en el marco de la renegociación contractual que lleva adelante el Gobierno Nacional con la concesionaria Aeropuertos 2000, solicitaron a esta última una manifestación de “voluntad” de administrar el aeropuerto Dr. Horacio Guzmán y de realizar una serie de inversiones adicionales al plan original en materia de tecnología, servicios al pasajero y emergencias aeroportuarias, destinadas fundamentalmente al Hospital Arturo Zabala, habiendo obtenido una respuesta positiva.
Estas gestiones y las negociaciones llevadas a cabo por el Gobierno de la Provincia, han generado que la concesionaria presente ya un nuevo plan de inversiones ante el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA) y en los próximos días estaríamos en condiciones de firmar un preacuerdo a los efectos de concretar la transferencia, de lo que lógicamente se dará información a los señores legisladores. De esta forma es que nuevamente solicito a esta Legislatura el tratamiento del tema, por estas consideraciones y las expuestas en el proyecto de ley que fue remitido oportunamente.
Poco tiempo después de haber asumido la Presidencia de la Nación, el Dr. Kirchner definió una agresiva política de construcción de viviendas como una herramienta apta para dinamizar rápidamente la economía, revitalizar las empresas constructoras del país, generar ocupación para muchísima mano de obra paralizada y dar respuesta social a miles y miles de familias sin techo propio.
Desde el lanzamiento y comienzo de ejecución, en el año 2004, del primer programa que se llamó Solidaridad y que estuvo destinado solamente para las provincias del NOA y NEA a hoy, se ha recorrido un largo y fructífero camino. Superando muchas veces “sobre la marcha” dificultades de organización, ejecución y financiamiento, lo cierto es que con el esfuerzo de muchas áreas del Gobierno, entidades intermedias, cooperativas, Municipios, empresas constructoras y colegios profesionales involucrados en el tema, Jujuy pudo ejecutar y ejecuta en estos años todas las alternativas de programas habitacionales, me refiero al Programa Solidaridad, Emergencia Habitacional, Federal 1, Federal 2, PRO.ME.BA. y Mejor Vivir.
Sin contar con las 3500 soluciones que se construyen o se iniciarán en forma inmediata por el Programa Mejor Vivir, que ejecutado por Municipios o empresas constructoras está permitiendo a propietarios de viviendas humildes acceder a mejoramientos y ampliaciones consistentes en habitaciones, cocina y baño; desde el año 2004 por los distintos programas se han terminado ya en la Provincia 2.454 viviendas... (Aplausos)...; se están construyendo 5.776 y están listas para iniciarse o para ser licitadas en el marco del Programa Federal 2 o Emergencia otras 9.400 viviendas más. De este total el mayor porcentaje de ejecución correspondió al año 2005 y esperamos superarlo durante el 2006.
La millonaria inversión que en materia habitacional el Gobierno Nacional dispuso en Jujuy, ha tenido su lógico correlato en erogaciones que tuvieron que disponerse con recursos provinciales. A la adquisición de importantes extensiones de tierra en distintos puntos de la Provincia, para lo cual ha colaborado fuertemente esta Legislatura por intermedio de su comisión competente, debemos agregar una inversión importantísima en infraestructura de servicios, particularmente agua potable, cloacas y energía eléctrica. Recientemente hemos logrado de la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Viviendas de la Nación un importante apoyo financiero para esta infraestructura.
La conclusión de un banco de proyectos ejecutivos en materia de saneamiento y agua potable, a los que hacía referencia en mi anterior mensaje a esta Legislatura ha hecho posible, en una gestión fuertemente acompañada por los legisladores nacionales de Jujuy, la inclusión en el Presupuesto Nacional de este año de obras de envergadura en distintos puntos de la Provincia, que servirán no sólo para atender las necesidades de la coyuntura, sino también el incremento de la demanda a futuro. Sin perjuicio de ello, la empresa Agua de los Andes ha venido y viene atendiendo las necesidades más urgentes y el incremento de suministro, con inversiones y gastos que no tienen muchas veces posibilidades de un directo recupero; ello se logra en función de la recaudación de la tarifa hoy vigente.
Y si bien es cierto que como dije, estamos dando la posibilidad de una casa propia a miles de familias jujeñas con un gran esfuerzo de gestión y de inversión también de recursos provinciales, es cierto que debemos continuar por este camino. Las nuevas viviendas han generado importantes concentraciones y van produciendo en muchas de nuestras ciudades una ampliación de los ejidos urbanos, y consecuentemente hace falta ampliar los servicios esenciales de agua potable, cloacas y luz ya mencionados; aparece también una creciente necesidad de contar con escuelas, infraestructura para el desarrollo social, servicios de salud y de seguridad. Asimismo es notoria la deficiencia que se va produciendo en servicios de competencia municipal, como recolección de residuos, mantenimiento de calles, transporte, espacios verdes y otros que se cumplen con esfuerzo.
En otras palabras estoy diciendo que no sólo habrá que aprovechar los programas nacionales de viviendas para ir paliando el viejo déficit que tenemos, sino que habrá que hacer grandes esfuerzos suplementarios, sobre todo en la organización y planificación, porque solamente con la “casa” no alcanza; si así lo creyéramos estaríamos condenando a muchas familias jujeñas a vivir con servicios deficientes, aislados o en definitiva sin la dignidad que pretendemos dar y que la gente se merece. (Aplausos).
En este orden también debe destacarse la política seguida durante el año anterior en torno a la erradicación de asentamientos de familias expuestas a riesgos o en alto grado de hacinamiento. Con la actuación de un equipo interdisciplinario, y en la mayoría de las ocasiones con participación de organismos municipales, hemos logrado en este período dar solución entregando lotes en propiedad aproximadamente a 1.000 familias, que se incorporan a la trama urbana. Creo sinceramente que esta tarea costosa y de mucho esfuerzo, no sólo para los funcionarios provinciales sino también para los legisladores involucrados en el tema y para las autoridades municipales, trae y traerá enormes beneficios sociales y dignidad a muchas familias; por ello en el 2006 prevemos regularizar 1.000 familias más.
Anunciaba ya el año pasado que Jujuy necesitaba no sólo mejorar sus redes de comunicación, sean éstas viales, ferroviarias o energéticas y su generación, sino que era momento también de ponerse a trabajar seriamente en la realidad hídrica de nuestra Provincia, en el mejoramiento de las redes de riego que permitan un aprovechamiento más integral y sustentable del agua para la producción, en sistemas de defensas contra la gran voracidad de nuestros ríos y redes de drenaje que permitan ampliar zonas productivas. Para el cumplimiento de estas metas hemos firmado convenios con organismos nacionales e internacionales y somos plenamente conscientes que en la improvisación es poco lo que se puede avanzar, porque son necesarios estudios integrales de toda la problemática. (Aplausos).
La fuerte apuesta a la infraestructura para el desarrollo humano y productivo constituye sin duda una estrategia para la corrección de la pobreza; sin embargo con esto solo no alcanza.
Las equivocaciones del pasado inmediato, las recetas económicas que muchas veces desde afuera se impusieron y la conducción errática de principios de esta década, generaron como todos sabemos un insoportable incremento de los niveles de pobreza en toda la Argentina. Los cambios en las políticas económicas y de relación con el mundo, los programas de inversión y contención social, a más de un cúmulo de acciones continuas en los últimos 2 ó 3 años han permitido un crecimiento inusitado de nuestra economía, la generación de empleo y riqueza y una consecuente disminución de la pobreza.
Sin embargo el crecimiento no ha sido ni es proporcional al mejoramiento de los índices de la pobreza. Hay mucho aún por hacer y lograr. Nosotros seguimos pensando que la única forma es a través de la producción y el empleo.
Nuestras tradicionales actividades productivas han mejorado sensiblemente en los últimos años y particularmente durante el 2005. El sector azucarero experimentó un crecimiento del 10%, logrando sostener el precio interno competitivo y logrando colocar sus excedentes en el extranjero a precios mucho más elevados.
La producción tabacalera, como hace tiempo no ocurría, logró acordar el precio y los volúmenes de compra con los acopiadores al inicio de esta cosecha y se ha notado una mejoría en la calidad de producción respecto de los últimos 7 años. Sin embargo, hemos enfrentado y seguramente enfrentaremos en los próximos meses, muchas dificultades en el ordenamiento de la actividad en función de nuevos esquemas normativos, algunos de ellos ya están en el Congreso de la Nación, políticas de salud en materia “antitabaquismo”, competencia en los mercados y otros que requerirán del sinceramiento de todos los actores, racionalidad y sobre todo inteligencia para detectar el mejor futuro para la actividad tabacalera.
Producciones no tradicionales en la Provincia han seguido creciendo y desarrollándose amparadas en la estabilidad fiscal, el tipo de cambio vigente y la integración geográfica y política, que mejoran las ecuaciones económicas de distintos sectores, provocando mayor credibilidad con consecuentes inversiones y generación de empleo. En esta situación se puede mencionar claramente la ganadería, que luego de la normatización que existe en la Provincia, ha sido capaz de generar nuevas figuras productivas, como el engorde a corral,
sustentado en estrategias de uso intensivo de tecnología. Esta actividad merece más acompañamiento para las inversiones, con reglas claras para una competencia más leal y seguridad jurídica.
Desde el Gobierno insistimos en promocionar y apoyar actividades productivas, que a nuestro entender pueden generar alternativas claras para el crecimiento. En esta línea hemos implementado con mucho éxito los mecanismos que a partir de la Ley Provincial N° 5304 se obtienen del régimen nacional para la “Recuperación de la Ganadería Ovina” (Ley 25.422). En la actualidad pusimos en marcha 133 proyectos que permitieron la construcción de más de 270 km. de alambrados en la Puna, construcción y mejoramiento de aguadas, implantación de pasturas y adquisición de maquinarias. Con asociaciones cooperativas y la CODEPO se implementó un sistema de pre-financiación para la adquisición de fibra y lana, que permitió mejorar sensiblemente el precio que recibe el productor.
Cosa similar pretendemos hacer con las posibilidades que genera la producción de la cabra. Aún cuando cuantitativamente esta actividad en nuestra Provincia no tiene mayor significación, buscamos apoyar a actores privados de la actividad, incentivando cambios genéticos y control sanitario para acrecentar la producción de leche para la elaboración de subproductos, muy requeridos en el mercado.
Jujuy, es la Provincia que mayor cantidad de camélidos tiene en la Argentina y creemos sinceramente que la cría de llamas puede generar las mejores oportunidades para el desarrollo ganadero sustentable de nuestra Puna. Durante el año 2005 con el acompañamiento del Consejo Federal de Inversiones y el esfuerzo de la Municipalidad, se realizó con mucho éxito la Segunda Feria Andina de la Llama en Abra Pampa. El evento, además de generar una mayor concientización acerca de las posibilidades que brinda la llama y de su difusión en medios de comunicación nacional, es más que útil para apreciar la notoria mejoría genética que se está logrando. Los propios criadores revalorizan la actividad y van descubriendo la potencialidad de su carne, de su fibra, de los subproductos destinados a la gastronomía o a la confección de prendas de alta calidad. Son muchos los productores que se capacitan hoy en manejos adecuados para el rodeo, la esquila, la selección de fibras y en la clasificación de reproductores. En la actualidad existe ya un intercambio y un incipiente mercado de reproductores que en el corto plazo producirá una sustancial mejora de los rodeos.
Creemos que la aprobación por parte de esta Legislatura de las Leyes N° 5488 y 5489, de adhesión a los Programas de Servicios Agropecuarios Provinciales (PROSAP) y de Desarrollo Rural del Noroeste Argentino (PRODERNOA), serán herramientas importantísimas para afianzar a ciertos sectores productivos e incorporar otros nuevos al circuito económico. Con estos programas y los proyectos ya desarrollados fortaleceremos la infraestructura de riego y se realizarán inversiones para laboratorios, desarrollo de agroindustrias medianas o pequeñas, lavaderos de fibras y lanas, empaque y acopio de frutas y hortalizas y promoveremos el financiamiento especial para incorporar producciones incipientes o pequeñas que están hoy marginadas del sistema, asistiéndolos con capital de trabajo en la búsqueda de una mayor calidad y en el conocimiento de los mercados.
El sector minero, en un proceso de adaptación a los modelos mas avanzados del mundo en el respeto al medio ambiente, mayor tecnología e inclusión social, viene recuperando fuertemente su rol de actividad señera en Jujuy.
Luego de la reconversión en sus sistemas productivos, realizada en los últimos años, la empresa que explota la Mina El Aguilar ha realizado durante el 2005 una millonaria inversión de trabajo en exploración con resultados positivos. Para el presente año se prevé una inversión cercana a los 15 millones de dólares en desarrollo, más exploración y nuevos equipamientos en el propio establecimiento minero y en la planta fabril de Palpalá. Se estima un incremento de casi el 50% de la producción actual, con lo que Jujuy recuperará el rol prioritario de concentrados de plomo y zinc en el País. (Aplausos).
En agosto del año pasado se reinició la actividad de explotación en el yacimiento minero de Pirquitas, que como todos sabemos estuvo inactivo durante muchos años sin que dieran resultado algunos intentos realizados para su reactivación. La actual concesionaria ha presentado a la autoridad competente un plan que compromete una inversión importante en su primera fase, estimándose llegar a un desarrollo de explotación a cielo abierto en el año 2007 con importantísima generación de empleo.
Igualmente destacable ha sido el crecimiento de la producción de boratos en Jujuy, que hoy se exportan a países como Brasil, España, Portugal, Corea, Indonesia y Tailandia. El desarrollo de la actividad y la detección de reservorios de este mineral no asociado a salares, genera interés en muchos empresarios y hace indispensable que desde el Estado generemos, por un lado apoyo a los emprendimientos y por otro lado tomemos las precauciones necesarias para que no se produzcan situaciones que perjudiquen el ambiente o los grupos sociales arraigados en la zona.
Por fin, debo mencionar y agradecer el trabajo que desde nuestro Organismo Provincial, conjuntamente con la Secretaría de Minería de la Nación, el Consejo Federal de Inversiones y el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, se viene realizando para desarrollar programas de asistencia técnica y financiera para la pequeña minería o “minería social”. A través del lavado artesanal de oro, el desarrollo de piedras lajas y de piedra toba, muchas familias de nuestra puna, entre ellas más de 200 comunidades originarias, se están incorporando de a poco a los circuitos productivos generándose posibilidades de trabajo genuino y sustentable. Seguiremos con mayor ahínco por este camino.
Durante el año pasado y los primeros meses del presente, Jujuy ha incrementado su presencia en reuniones y foros provinciales de productores del petróleo y gas y hemos recabado información, que no es fácil de obtener, de la situación de las áreas hidrocarburíferas en nuestro territorio. Basados en la actual Legislación Nacional respecto de la propiedad de los yacimientos y los derechos de la Provincia, con el apoyo técnico de la Secretaría de Energía de la Nación, pretendemos avanzar en la posibilidad de concesionar nosotros mismos áreas de exploración, comprometiendo a empresas que ya han manifestado su interés. Este es un tema fundamental en el que sin duda necesitaremos un acompañamiento permanente de esta Legislatura.
El año 2005 se marcó una nueva consolidación del turismo como una de las actividades económicas con mayor futuro en la región y en nuestra Provincia. Los relevamientos realizados dan cuenta que durante el año transcurrido el número de turistas que pernoctaron en la Provincia ascendió a 356 mil, con una ocupación hotelera promedio anual cercana al 60%, sin contabilizar los excursionistas, que son aquellos que visitan pero no duermen en la provincia; se estima que la actividad en su conjunto generó un ingreso de fondos superior a los 75 millones de pesos.
Muchos son los factores que contribuyeron al crecimiento del turismo, entre ellos seguramente se cuenta la mayor infraestructura y capacidad que está brindando la hotelería, que de 124 establecimientos en el 2004 creció a 163 establecimientos en el 2005; asimismo se aumentó en un 22 % la cantidad de plazas disponibles; la mayor inversión y el esfuerzo realizado por el sector público en la promoción de las posibilidades turísticas y culturales, el acierto en estas acciones; la mayor participación del sector privado en la difusión, publicidad y eventos que se realizan tanto en nuestro país como en el extranjero; y sin lugar a dudas debe haber incidido la mayor capacidad de consumo a nivel nacional, unido a las favorables condiciones que se dan para el turismo extranjero.
Durante el año se trabajó fuertemente en capacitación, inserción y coordinación de efectores; se participó y posicionó a la Provincia en distintos foros nacionales e internacionales, y logramos hace muy pocos días para Jujuy la Presidencia del Consejo Federal de Turismo, que es un órgano principal en la fijación de políticas nacionales para la actividad. En adelante continuaremos con una tarea más intensa de promoción, corregiremos las acciones que no han dado los resultados esperados, y nos esforzaremos más en las que hemos logrado comprobar por medio de encuestas y sondeos que son positivas, como la difusión en medios de comunicación nacionales y la consolidación de la imagen “Viva Jujuy”.
En el transcurso del año anterior y en forma conjunta con el Consejo Federal de Inversiones se editaron dos libros en los que se destacan las posibilidades turísticas y las actividades económicas de nuestra provincia. Dejo a disposición de cada uno de los legisladores ejemplares de esas ediciones.
Esperamos en este año poner en ejecución el Plan de Desarrollo Turístico Sustentable, que ha movilizado mediante cursos y talleres a enorme cantidad de efectores e interesados en todas las zonas de la Provincia, y también poner en ejecución la Ley de Fomento a la Inversión cuya reglamentación ha sido concluida luego de ser consensuada entre las distintas áreas involucradas.
Decía del compromiso cada vez más fuerte de determinados sectores sociales con la defensa y la promoción de nuestro patrimonio paisajístico y cultural. Esto se advierte en muchísimos aspectos, y lógicamente merecen especial atención y apoyo del Gobierno, como también su difusión.
Quiero mencionar especialmente en este sentido la colaboración prestada por Colegios Profesionales y especialistas en tareas de restauración de capillas, de rescate y protección de sitios arqueológicos y otras acciones llevadas a cabo por la Secretaría de Turismo en el área de la Cultura. Recientemente concluyó un Concurso Nacional de Ideas para el ordenamiento del espacio público del Centro Histórico de San Salvador de Jujuy, impulsado y organizado por ambas Cámaras de la Construcción y el Colegio de Arquitectos; esto a mi entender es una palpable muestra de compromiso y seguramente ayuda a recuperar nuestra autoestima como jujeños. (Aplausos).
La posibilidad de desarrollar en Jujuy políticas a mediano y largo plazo y fundamentalmente el diseño de un Plan Federal de Salud, no impuesto por ninguna voluntad, sino como resultado de la valoración de las distintas realidades, de la discusión y del consenso, hacen evidente el mejoramiento generalizado de los indicadores que informan el estado de salud de nuestra población.
El año 2005 ha sido un año en el que claramente hemos fortalecido la estrategia de la Atención Primaria de la Salud, acentuando nuestras acciones en la prevención de la enfermedad y potenciando los Centros de Atención Primaria como facilitación de acceso al sistema y de protección del mismo.
El esfuerzo técnico y financiero conjunto de Nación y Provincia permitió que en el último año se incorporaran al sistema 11 nuevos Centros de APS en distintas áreas programáticas de nuestro territorio, que además se complementan con los Centros de Integración Comunitaria (CICS) ya inaugurados y los que se encuentran en ejecución en la Capital y en distintas localidades del Interior.
La amplia red provincial de centros de salud, ejes de la atención primaria, han recibido asignación de personal capacitado, equipamiento básico y muchos cuentan hoy con equipos informáticos. En estos días se distribuirán 30 nuevos equipos de radiocomunicaciones, y por medio del Plan Nacer y los Programas Remediar, Salud Sexual y Reproductiva y Recuperación Nutricional Integral, cuentan con los medios indispensables para su adecuado funcionamiento.
Reconocemos las deficiencias y requerimientos aún existentes, por ello renovamos nuestro compromiso de reforzar la tarea que se cumple con gran esfuerzo de nuestra gente de la salud. El dato que revela la importancia de los Centros de Atención es que hoy receptan, a través de estos el 40% del total de las consultas ambulatorias del sistema provincial de salud.
Decía de la importancia de los indicadores para medir la eficiencia de un sistema. El fuerte compromiso de ese sistema para con “la madre y el niño” y la implementación de programas de Salud Perinatal (embarazo, parto, puerperio y recién nacido), de Salud Sexual y Procreación Responsable, de Prevención de Cáncer de Cuello de Útero y de Mama, de Salud de la Niñez y de Salud Nutricional, ha permitido que el Área Materno Infantil de la Provincia pueda exhibir las tasas históricas más bajas de mortalidad materna y mortalidad infantil en la provincia. (Aplausos). De acuerdo a los cuadros de información que dejo a disposición de los señores legisladores, se detecta también que durante el año 2005 y en relación al 2004, hubo una reducción de las prácticas abortivas en mujeres de edad fértil, según registros de nuestros establecimientos del sector público. Sin embargo, dichos registros siguen indicando la necesidad de un compromiso muy fuerte de la sociedad en su conjunto para continuar por el camino de preservar la vida y la salud de nuestras mujeres.
Similar situación se detecta en los índices de desnutrición infantil en nuestra Provincia, lo que habla del eficiente trabajo de los equipos humanos interdisciplinarios involucrados en el tema y de los programas de las distintas áreas que el Estado ha implementado para combatirla. De todas maneras tan graves son las consecuencias y secuelas de la desnutrición en nuestros niños y jóvenes, que siempre deberemos estar alerta y continuar apoyando todas las acciones que con esfuerzo, realizan en materia alimentaria y de nutrición los municipios, las escuelas, la Iglesia y cientos de organizaciones de la sociedad civil. (Aplausos).
En materia hospitalaria podemos decir que durante el año 2005 se priorizó como objetivo la “optimización de la gestión”. Así por ejemplo con el Instituto Provincial de la Administración Pública, se logró capacitar a más de un 10% de la planta de personal en competencias de calidad de servicios, administración de recursos, formulación de proyectos de mejoras y otros; se lanzó un programa de costos de redes de salud y cursos de mejoramiento de gestión. En el presente año se seguirá con ese rumbo, que tiene como objetivo brindar mas posibilidades y capacitación al personal como una forma de autosuperación y mejoramiento integral de los servicios que prestan nuestros hospitales. Igualmente ha sido muy importante el avance realizado en materia de regularización de las plantas de personal de los hospitales y centros de salud, y las soluciones que se fueron dando a numerosos temas de su organización, particularmente la regularización de interinatos, reemplazos, cobertura de vacantes y jefaturas con los reconocimientos salariales en los que participó esta Legislatura.
Una vez detectada por intermedio de la Secretaría de Política Económica de la Nación la posibilidad de que la Provincia accediera a una línea de crédito especial del Reino de España, se decidió desde el gobierno de la provincia, priorizar el “viejo sueño” de un nuevo Hospital de Niños para Jujuy. (Aplausos) Mientras se realizaban los contactos y gestiones por ese crédito en Buenos Aires, equipos técnicos de las Secretarías de Salud y de Infraestructura y funcionarios del Hospital de Niños, lograron actualizar en tiempo “record” un proyecto que fue aprobado por las autoridades competentes con un presupuesto oficial de 15 millones de euros.
En el mes de agosto de 2005 se convocó a licitación pública internacional y en el mes de diciembre se adjudicó el proyecto a una empresa de origen español Obrascón Huarte Lain, con la que días después se firmó el contrato comercial. El trámite cuenta con todas las aprobaciones del Gobierno Nacional y sigue los pasos establecidos en el convenio marco con el Reino de España; fue aprobado en instancias técnicas y cuenta con la conformidad del Consejo del Fondo de Ayuda para el Desarrollo de América Latina, que lo tratará formalmente el 7 del corriente mes. Tenemos adelantadas gestiones con el Ministerio de Planificación Federal e Infraestructura de la Nación para recibir un anticipo de fondos para iniciar la obra una vez concluidos los trámites pendientes en España.
Esta Legislatura en forma unánime, y sin ninguna dilación, acompañó el proyecto del nuevo Hospital de Niños, autorizando por ley la toma del crédito y el endeudamiento de la Provincia, lo que posibilitó en su momento avanzar en el proceso licitatorio. Sin embargo informo, que en el mes de enero de este año una decisión política del Presidente de la Nación permitió que se instrumentara y firmara un convenio con el Ministerio de Planificación Federal e Infraestructura, por el que el Gobierno Nacional se hace cargo de la toma y repago del crédito español para la construcción de nuestro hospital. (Aplausos). En otras palabras, la Provincia llevará adelante la obra con la supervisión del Gobierno Nacional que es en definitiva el que pagará su costo.
Sin perjuicio de un informe detallado que dejo a disposición de los señores legisladores, destaco que la remodelación y ampliación del Hospital de Niños significará ampliar su actual superficie en más de 3 veces, pasar de 5 a 18 mil metros cuadrados de edificación, ampliar de 120 a 210 las camas de internación, y lo más importante es que se lo dotará de equipamiento y tecnología de última generación. Áreas técnicas del Ministerio de Bienestar Social ya están evaluando los requerimientos que serán necesarios para el funcionamiento de un centro hospitalario de esta naturaleza e iremos tomando a partir de este año las medidas que fueren necesarias fundamentalmente en la selección y la capacitación de personal.
Quiero informar, también, que hace pocos días, más precisamente el 23 de marzo, el Ministerio de Salud de la Nación dictó una resolución transfiriendo a la Provincia de Jujuy la suma de 1,6 millones de pesos, con destino a la construcción del Hospital de Susques. Este proyecto estaba demorado en su ejecución y se había perdido su financiamiento por el PROMIN, debido al incumplimiento de una empresa de otra provincia. En forma inmediata procederemos a una nueva adjudicación, en la intención de iniciar lo más pronto posible esta obra, que beneficiará a la gente de la zona y que servirá de sostén importante al tránsito internacional por Jama.
Siempre sostuvimos que el Instituto de Seguros de Jujuy no era útil a la mayoría de sus beneficiarios, que muchos se veían impedidos de acceder a sus servicios, por lo que era necesario un nuevo modelo prestacional, que es el que iniciamos a fines del 2004.
Con este nuevo modelo, se pudieron cancelar las deudas con los prestadores, se cumplieron estrictamente los compromisos asumidos, aumentó el porcentaje de cobertura de las prestaciones a cargo del Instituto de un 50% a un 85 %, se redujo el pago que en concepto de coseguro hacían los afiliados, y se eliminaron el plus y el cobro de adicionales que durante 20 años marginaron de la posibilidad de uso de la Obra Social a los sectores de menores ingresos de la Administración Pública. Esto se vio reflejado en un aumento de la tasa de uso de la Obra Social en un 26 % respecto del año anterior.
Hoy el Instituto de Seguros pasó de ser una institución endeudada, con permanente desfinanciamiento, con deudas a los prestadores y frecuentes cortes de servicios, a ser una Obra Social dinámica, dotada de nuevas tecnologías de supervisión y auditoria en las prestaciones médicas, que ha prestado servicios en forma ininterrumpida durante los últimos 18 meses y que se encuentra al día en el pago de sus obligaciones contractuales.
En el transcurso del año 2005 se suscribieron convenios que permiten hoy a los afiliados acceder a los más importantes centros de atención de patologías complejas, como la Fundación Favaloro, el Hospital Italiano y el Hospital Garraham, entre otros, y cuyo costo de atención médica, de traslado, estadía y alojamiento, es generalmente soportado en su totalidad por esta Obra Social.
También se logró, por primera vez con las provincias del NOA, la unificación y actualización del tratamiento de los pacientes diabéticos, los que en la actualidad tienen una cobertura del 100 % a cargo del Instituto de Seguros.
Por último debo mencionar la refuncionalización de su Casa Central y sus delegaciones. 
Decía el Presidente de la Nación en su último mensaje al Congreso Nacional que “el cambio de signo de los indicadores sociales se logrará con la creación de empleos dignos, con salarios justos, que permitan a los trabajadores acceder a la seguridad social. Que el trabajo decente es la principal fuente de creación de riquezas, el vehículo a través del cual hombres y mujeres sostienen a sus familias y una herramienta básica para el progreso social. El trabajo decente –decía- asegura movilidad social, cohesión de las comunidades y el desarrollo a largo plazo”. No podemos menos que compartir ese pensamiento; por ello, también pretendemos encaminar nuestras políticas sociales hacia la sustentabilidad y al propio desarrollo de nuestra gente, sin descuidar la coyuntura y la asistencia necesaria para los grupos sociales más vulnerables; pretendemos avanzar en la promoción de la superación personal y en la superación familiar.
Es cierto que durante el año 2005 se han afianzado los programas y acciones de seguridad alimentaria, mediante la entrega de bolsones, aportes a comedores infantiles, comedores comunitarios y de ancianos, copas de leche y asistencia directa a grupos especiales en la emergencia; también es cierto que hay una mayor inver 
La tarea, ardua sin dudas para todos los jujeños, resulta hoy facilitada por un Gobierno Nacional que ha priorizado estos conceptos entre sus políticas y que adesión económica por parte de la Nación y de la Provincia para el financiamiento de estos programas. Sin embargo, yo quiero referirme a lo que se ha avanzado en otros aspectos que hacen, como dije, a la promoción social pensando en el futuro.
El Plan Nacional de Desarrollo y Economía Social “Manos a la Obra” está permitiendo la incorporación de muchas familias afectadas por la desocupación o subocupación al sistema de la economía social, mediante apoyo técnico y financiero para emprendimientos productivos de distintas características. Hoy existen muchos proyectos productivos en ejecución y muchísimos más en trámite de formulación o a la espera de una recepción de su financiamiento; fue importante la decisión tomada durante el año pasado, para que el proceso de evaluación de los proyectos y su viabilidad técnica se realice directamente en la Provincia, evitando de tal modo las demoras que generaba la aprobación Nacional. El desafío es que cada vez se involucren más entidades de asesoramiento y de formulación de propuestas; se seguirá brindando enseñanza y capacitación a Municipios, Comisiones Municipales y organizaciones intermedias de la sociedad civil para utilizar este programa sobre el que tenemos grandes expectativas.
Completando estas acciones reforzaremos los programas de financiamiento y capacitación que se llevan adelante con el Fondo para el Desarrollo Socioproductivo (FONCAP) en forma coordinada con el Consejo de la Microempresa y otros organismos. El Programa Incluir está dando también resultados alentadores y genera en miles de jóvenes el deseo de participar en la búsqueda de una capacitación u oficio que permita una salida laboral digna.
Por su especificidad merece mencionarse una inversión de más de 2,5 millones de pesos, efectuada por el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, cuya titularidad ejerce un ex funcionario de nuestro Gobierno Provincial. Esos fondos permitieron la construcción de alambrados, adquisición de tractores y herramientas para el agro y la mejora de sistemas de riego en beneficio de comunidades originarias de Jujuy.
Por último quiero destacar el trabajo conjunto que desde distintas áreas del Gobierno se viene realizando con las cooperativas de desocupados que se han constituido sobre la base de los Planes Jefas y Jefes de Hogar, que hoy reúnen a más de 4000 personas en la construcción de viviendas, cordón cuneta, veredas, pavimento articulado o en el armado de defensas en ríos y arroyos.
En la construcción de una sociedad más justa y equitativa, sin excluidos ni marginados, de una sociedad que pretenda dar igualdad de oportunidades, la educación se transforma en el eje de las políticas de Estado. Debemos trabajar por una escuela que asuma concientemente los valores sociales, el derecho a la escolarización de calidad, que recupere la cultura del esfuerzo y resignifique el conocimiento como la herramienta indispensable para la transformación social.
Por ello, el Gobierno de la Provincia viene sosteniendo como objetivo fundamental recuperar en el ámbito educativo los principios de inclusión, permanencia, rendimiento y promoción de los niños, jóvenes y adultos.
La tarea, ardua sin dudas para todos los jujeños, resulta hoy facilitada por un Gobierno Nacional que ha priorizado estos conceptos entre sus políticas y que además las consensúa en el ámbito del Consejo Federal de Educación, donde no solamente llevamos la impronta de nuestros funcionarios y equipos técnicos, sino también el pensamiento de nuestros docentes, padres y alumnos.
Se han incrementado las medidas y acciones tendientes a la facilitación del acceso al sistema, a la retención, al reingreso y a la promoción. Durante el año se incrementó sensiblemente el número de becas, fundamentalmente destinadas a alumnos del tercer ciclo de educación básica y nivel polimodal y medio; la inversión en este sentido alcanzó casi los 6 millones de pesos. Se desarrollaron proyectos de iniciativas pedagógicas, se entregaron guardapolvos, kits escolares y se proveyó de más de 50 mil libros de textos para alumnos de todos los niveles, privilegiando en ello siempre a los establecimientos y alumnos mas necesitados; la distribución de computadoras e impresoras, el reacondicionamiento y la construcción de salas superó todas las expectativas. Sabemos, sin embargo, que en estos temas toda inversión es siempre insuficiente, por ello en el corriente ciclo lectivo estas acciones se incrementarán de manera significativa.
En materia de infraestructura de escuelas, utilizando el Programa Nacional 700 Escuelas, Jujuy es la Provincia que mayor grado de ejecución ha logrado, lo que le permitió acceder a mayores cupos que los originariamente acordados. Además de los establecimientos inaugurados en el 2005, los que fueron construidos con fondos nacionales y también provinciales; hoy han sido entregados, y se inaugurarán en los próximos días, como parte de este programa nacional referido, la Escuela Normal de Abra Pampa, la Escuela Normal de Tilcara y la nueva Escuela Barrio ADEP en el Alto Comedero. (Aplausos)
En plena ejecución, algunas muy prontas a terminarse, se encuentran la Escuela Dorrego en el Barrio CGT de Libertador General San Martín, la Escuela de Educación Técnica Maestro Luna en la ciudad de Perico y el Bachillerato Paso de Jama en San Salvador de Jujuy. Con presupuestos oficiales, todos superiores a los 500 mil pesos, se construyen 6 salas de jardín en distintas escuelas de la capital e interior; también se prevé para el segundo semestre la entrega de la segunda etapa de la Escuela Legado Belgraniano en el Barrio de Campo Verde.
Se encuentran adjudicadas o preadjudicadas y consecuentemente como obras pronto a iniciarse, 9 establecimientos más; entre ellos, y por constituir claros reclamos de nuestra comunidad, menciono una escuela nueva en Barrio Sargento Cabral de esta ciudad, Escuela N° 238 en Palma Sola, escuela Laprida en Vinalito, Bachillerato Quevedo Cornejo en Monterrico y otras localizadas en San Salvador de Jujuy, San Pedro y Perico. Por otra parte informo que hay 20 establecimientos más que ya han sido licitados y que se encuentran en estado de “evaluación” para su adjudicación. En idéntica situación se encuentra un establecimiento que sin lugar a dudas dará alegría a muchísima gente y que constituye un reconocimiento, tardío seguramente, al esfuerzo de los equipos docentes que allí trabajan y a toda su comunidad educativa, se trata de un edificio nuevo para la Escuela Diferencial Hellen Keller de nuestra ciudad. (Aplausos)
Sintetizando, el Programa Nacional de 700 escuelas permitirá a la Provincia de Jujuy la construcción de un total de 35 nuevos establecimientos y 12 módulos de jardines, con una inversión total superior a los 71 millones de pesos.
En una decisión política, que seguramente compartimos y acompañamos, al igual que mayoritariamente esta Legislatura, durante el año anterior el Congreso Nacional sancionó la Ley 26.058 de Educación Técnico Profesional. Esta fuerte apuesta hacia la recuperación de la formación técnica profesional de nuestros jóvenes crea un Fondo Nacional con mecanismos de financiamiento propio, que generará la repotenciación de las escuelas técnicas, para que alcancen mayores niveles de calidad, eficiencia y efectividad en carreras de nivel medio vinculadas a la industria, la producción agropecuaria, la construcción, la informática y las telecomunicaciones.
El convencimiento y compromiso de las instituciones educativas del área, hizo posible que durante el mes de enero de este año, la Provincia de Jujuy haya podido elevar al Instituto Nacional de Educación Técnica su “Plan de Mejoras Jurisdiccionales” en un todo de acuerdo a las líneas de acción previstas en la ley, comprendiendo a las escuelas técnicas y Centros de formación profesional. El plan implica en esta primera etapa un compromiso de inversión ya avalado por casi 8 millones de pesos; la concreción de esta escuela y esta inversión se realiza esta semana en Buenos Aires. Gestionamos también ante los organismos competentes becas-estímulo para jóvenes en situación de riesgo social a fin de fortalecer su permanencia, completa-miento y egreso de nuestras escuelas técnicas. ¡Apostamos a las escuelas técnicas!
Finalmente, merece especial consideración la recientemente sancionada Ley de Financiamiento Educativo, expresión de otra fundamental decisión política de priorizar la educación como herramienta básica del crecimiento social. Esta ley como cuestión central dispone un aumento en la inversión en educación, ciencia y tecnología, tanto del Estado Nacional como de todas las Provincias, vinculada dicha inversión al crecimiento del Producto Interno Bruto de la Argentina, para que se llegue al 6% de ese indicador en un plazo de cuatro años a partir de este 2006. La decisión implica ni más ni menos que la Argentina será el País de América Latina que mayor porcentaje de recursos invertirá en educación con índices similares a muy pocos países del mundo. (Aplausos).
El mecanismo de la ley y sus adhesiones provinciales ya han entrado en vigencia y de hecho va a significar que este año casi se “duplique” el presupuesto destinado a la educación. Por lo demás, revirtiendo una ya histórica situación, el Estado Nacional aportará al sistema un porcentaje mucho mayor que el actual llegando a índices cercanos al 40% del total.
Figuran entre los objetivos generales del programa una mejora en la eficiencia del uso de los recursos, con la meta de garantizar la igualdad de oportunidades de todos los niños y jóvenes de nuestro país, debiéndose garantizar la inclusión del 100% de los niños de 5 años en el nivel inicial, la escolaridad obligatoria y la extensión de las jornadas para los sectores mas desfavorecidos. Se prevé también la erradicación del analfabetismo, la mejora de la calidad del sistema y de las condiciones laborales y salariales de los docentes; el fortalecimiento de la educación técnica, la formación profesional y la jerarquización de la investigación científico-tecnológica.
La trascendencia de este cambio, aún no advertido por muchos, requerirá de un esfuerzo muy grande de toda la comunidad educativa y de la sociedad toda. No podemos perder la oportunidad de discutir y debatir con profundidad, sincerando cuestiones fundamentales de nuestro sistema que francamente no nos animábamos a abordar por temor a “romper las reglas de juego” perjudicando a nuestros chicos.
Es el momento de comenzar a fijar, con toda racionalidad la normativa y pautas de acción que posibiliten llegar a la educación que queremos y nos merecemos.
La seguridad jurídica: la seguridad pública parece ser una cuestión definitivamente instalada en los temas de la ciudadanía de toda la Argentina. Jujuy no es ajena a esta realidad y personalmente creo que ello de por sí es bueno; de esa forma comenzamos a tomar conciencia, que más allá de la clara e indiscutible responsabilidad del Estado de bregar por la “seguridad” de todos, este objetivo se logra si la sociedad en su conjunto se involucra de una manera u otra.
Desde el Gobierno de la Provincia y luego de un saneamiento interno, que hace algunos años entendimos debía realizarse en nuestras fuerzas de seguridad, hemos confiado y seguimos confiando en que su conducción directa debe estar en manos de sus propios hombres; ello, sin perjuicio de las políticas generales que se deciden desde el Poder Ejecutivo. Nuestra Policía y nuestro Servicio Penitenciario, se encuentran insertos en la sociedad a la que pertenecen y van dando las respuestas institucionales que de ellas se esperan.
El Instituto de Seguridad Pública cumple en este sentido un importante rol en la formación de los nuevos cuadros que se incorporan a las fuerzas y las va dotando del personal que necesitan. Pretendemos de acuerdo a la generación de vacantes, por los ascensos concedidos en el 2005 y a los nuevos cargos previstos presupuestariamente, reforzar la dotación y poner en funcionamiento una nueva Unidad Regional en Alto Comedero, una nueva Comisaría en Perico e inaugurar la reclamada Comisaría del Menor. Junto con más personal, permanentemente se refuerza y actualiza el equipamiento de las fuerzas, como ocurrió en todo el 2005 y son nuestras pretensiones que se mejoren en la medida de lo necesario y posible durante los años 2006 y 2007.
Habida cuenta de su actualidad e importancia, quiero hacer una referencia especial en este informe respecto de la emergencia hídrica que afectó y afecta a muchas localidades de nuestra Provincia.
La situación que comenzó presentándose el día 09 de febrero en la ciudad de Libertador General San Martín por la crecida y desborde del Río San Lorenzo, se extendió luego a otras ciudades y localidades como Perico, San Pedro de Jujuy, Palpalá, San Salvador de Jujuy, Yuto, Fraile Pintado y en menor medida se produjeron inconvenientes en lugares como Palma Sola, Vinalito, Quebrada y otros. Desde el mismo 9 de febrero, se puso en operatividad el Decreto N° 6492 del 2003 que constituye un Comité Provincial de Emergencias, fijando coordinaciones, responsabilidades y mecanismos administrativos de excepción para afrontar supuestos de esas características.
Con la preocupación de esta misma Legislatura, lo que personalmente me consta por la participación de muchos Diputados tratando de ayudar en la emergencia, con la colaboración de Intendentes, Concejales, Ejército Argentino y Gendarmería Nacional, empresas y fuerzas vivas de las distintas comunidades, en todos los casos rápidamente se ejecutaron trabajos de obras públicas, auxilio a los damnificados, atención a las familias evacuadas con asistencia directa, control sanitario y social. Sin perjuicio de la mayor información que se pueda requerir, dejo a disposición de los señores diputados carpetas conteniendo detalles de las obras encaradas en la emergencia, sus costos, la forma de contratación, la participación de los consejos locales de emergencia, compras de elementos y otros datos vinculados al tema.
Por lo demás y utilizando el marco de la ley nacional que impulsada por nuestros legisladores nacionales declaró la emergencia hídrica en la Provincia, estamos tramitando ante la Subsecretaría de Recursos Hídricos, dependiente de la Secretaría de Obras Públicas de la Nación, la aprobación y financiamiento de una serie de proyectos para buscar soluciones de fondo a problemas de vieja data que retoman actualidad cada tantos años, justamente cuando se presenta un régimen de lluvias inusual como el de este período. Entre esos proyectos, por su envergadura y costos, se destacan los destinados a un nuevo sistema de defensas en el Río San Lorenzo, sistematización del Arroyo Las Martas en todo su trayecto en el Departamento Dr. Manuel Belgrano y Palpalá, canalización del Arroyo Del Bajo, también en Palpalá, y entubamiento del “Canal de la Muerte” en San Pedro; sin que la lista quede agotada en éstos. Después de varias reuniones en Buenos Aires, funcionarios técnicos de la Subsecretaría ya visitaron nuestra Provincia y en los próximos días se firmarán los convenios respectivos. Hago notar, que no sólo se tratará de la ejecución y financiamiento de las obras, sino que se realizará un estudio por especialistas, fundamentalmente en las cuencas, para avanzar sobre las causas que provocan las incontrolables crecidas y el desbordamiento de los ríos y arroyos.
Debo mencionar también que hemos logrado de la Subsecretaría de Viviendas de la Nación, 300 unidades habitacionales de emergencia, destinadas a familias que han perdido sus viviendas o que no pueden volver al lugar en que habitaban como consecuencia de las últimas inundaciones. Algunos de estos núcleos, que se reparten entre los Municipios de Libertador General San Martín, Perico, San Salvador de Jujuy y San Pedro ya empezaron a ser ejecutadas con anticipos del Instituto de Viviendas. (Aplausos).
Por último, una breve referencia al Departamento Valle Grande. Como es sabido se han presentado también muchos inconvenientes con localidades del mismo, en razón de los cortes del camino que las une con Ledesma, tornándose prácticamente imposible la circulación vehicular. Únicamente hemos podido asistir a los habitantes utilizando caballos, mulas y vehículos por trechos y se han realizado, cuando las condiciones meteorológicas lo permitieron, vuelos en helicópteros de Gendarmería, que son de pequeño porte. Desde el fin de semana pasado, se encuentran a disposición de la Provincia dos helicópteros del Ejército Argentino que se utilizarán para ir solucionando los problemas en cuanto la meteorología lo permita.
Seguramente, señores diputados, con demasiada esperanza y tal vez con olvidos, creo que con lo hasta aquí expuesto he cumplido con mi deber constitucional de informar sobre el estado general de la Administración.
En los últimos días, he meditado mucho acerca de la conveniencia de referirme en este trascendente acto institucional a la reforma política y la consecuente reforma constitucional. Repasando mensajes anteriores a esta Legislatura, advertí que todos los años expresé conceptos, ideas o anhelos referidos a ambos temas, y llegué a la conclusión que sería casi hasta una hipocresía eludir la cuestión precisamente en estas circunstancias.
Muchas cosas han cambiado en este país en los últimos tiempos y también muchas cosas han cambiado en Jujuy. Aquel proyecto de Ley que en el año 2002 remití a la consideración de esta Cámara pidiendo se declarara la necesidad de reforma parcial de nuestra Constitución ha quedado, a la luz de estos cambios, obviamente desactualizado.
A la estabilidad política e institucional que entre todos supimos recuperar dejando atrás un ominoso pasado, hemos sabido agregar previsibilidad en el manejo de los asuntos públicos. Pese a los escarceos propios y hasta rutinarios y algún hecho puntual que sucedió hace muy poco con un integrante de esta Cámara, y que es un hecho aislado que repudiamos todos, creo sinceramente que gozamos hoy de una convivencia política que permite el diálogo por sobre todas las cosas y particularmente sobre las cuestiones de fondo y las políticas de Estado. Todos los sectores sociales van encontrando la forma de hacer escuchar sus necesidades y reclamos sin recurrir a la violencia o intolerancia de otros tiempos.
Se vienen generando en Jujuy inversiones que marcan récord en infraestructura básica para el desarrollo económico, la mejor calidad de vida y la dignidad humana; se van abriendo caminos importantísimos en la vinculación regional e internacional por impulso del sector público y privado que permiten vislumbrar un futuro más próspero para la región. Los jujeños hemos logrado recuperar espacios en el concierto nacional y nos sentimos capaces de ser protagonistas por nosotros mismos.
Privilegiando el diálogo, como siempre lo hice, buscando el consenso con todas mis fuerzas, y avanzando aún con el disenso que ayuda a construir, busquemos definir juntos, como tantas otras veces lo hicimos, cuáles son los temas que merecen incluirse en el debate social y la consideración pública con el objeto de reformar nuestra Constitución.
Debatamos la educación que queremos,... (aplausos)... sin tener que copiar o seguir otros modelos; establezcamos reglas para un uso racional de nuestros recursos naturales; la reivindicación histórica para con nuestros pueblos y comunidades originarias; la protección del patrimonio cultural y la biodiversidad; el derecho de la familia jujeña a un terreno o a una vivienda propia; establezcamos nuevos mecanismos para la selección, designación, juzgamiento y remoción de nuestros jueces y magistrados; establezcamos un régimen municipal que represente la necesidad de los pueblos.
Discutamos las reelecciones y limitaciones de los mandatos en los cargos públicos y acordemos tantos otros temas que seguramente habrán de surgir del aporte de los distintos sectores. 
Sin temores ni prejuicios, sino con la convicción que es una oportunidad para adaptar, con decisiones fuertes, valientes pero meditadas, nuestras normas jurídicas fundamentales a los actuales principios y realidades que patentizan un nuevo país y una nueva provincia.
Que el Señor nos marque el camino correcto. 
Muchísimas gracias
EDUARDO FELLNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada