abril 15, 2014

Mensaje del Gobernador de Jujuy, Eduardo Fellner, en la apertura del período de sesiones ordinarias (2005)

MENSAJE
DEL
GOBERNADOR DE LA PROVINCIA DE JUJUY 
Eduardo Fellner 
EN LA APERTURA DEL 144° PERIODO DE SESIONES ORDINARIAS
EL 7° DE ABRIL DE 2005

Señores legisladores, invitados especiales, Pueblo de Jujuy.
Tal como lo marca nuestra Constitución Provincial, concurro nuevamente ante esta Legislatura en el inicio de sus Sesiones Ordinarias a brindar informe sobre el estado general de la Administración Provincial, sobre las gestiones y acciones desarrolladas en el año transcurrido y a dejar expuestos los lineamientos generales de la tarea a desarrollar en el siguiente.
Al hacerlo, señores legisladores, pareciera que por primera vez desde que detento la responsabilidad del Gobierno de Jujuy, puedo abocarme junto a ustedes a reflexionar en función de lo hecho y de lo por hacer en una Provincia que quiere empezar a ser normal.
En una Provincia donde la gente vaya recuperando su sentido de pertenencia y su autoestima, en una Provincia donde su inestabilidad institucional parece ser parte de su pasado, en una Provincia donde la mayoría de los ciudadanos ha vuelto a creer en el trabajo y en el esfuerzo personal como el único instrumento adecuado para el crecimiento y bienestar individual y colectivo.
Hoy los desafíos no son los mismos que ayer. Hoy la recurrente inestabilidad política e institucional, la falta de representatividad y el caos social permanente, el irresponsable manejo de los recursos públicos disponibles y la consecuente falta de previsibilidad financiera del Estado, el lamentable “pedigüeñar” en despachos de funcionarios nacionales para salvar la coyuntura, los interminables pleitos por la coparticipación federal, los pedidos de “refuerzos” para atender las más elementales necesidades sociales y hasta los “coletazos” de las crisis nacionales, no constituyen más el eje de la agenda de los jujeños. Esto no significa de manera alguna que todos los problemas estén superados; simplemente estoy diciendo que, sin desatender estas cuestiones, hoy tenemos la oportunidad de accionar en programas de gobierno y en muchos casos en programas de Estado, para perfilar las posibilidades de un futuro mucho más cierto, mucho más previsible y sin dudas mejor para todos los jujeños.
Tenemos, señores legisladores, sobrada experiencia sobre los errores del pasado para no volver a cometerlos. Sabemos perfectamente lo que nos costó y nos cuesta a todos los jujeños el facilismo, la imprevisibilidad y el cortoplacismo instalado en la Casa de Gobierno.
Por ello, quiero referirme en primer lugar en este mensaje a lo que todos juntos hemos logrado en el manejo de las finanzas públicas.
No hay ninguna posibilidad de una buena gestión de gobierno si no hay control, equilibrio, previsibilidad y sustentabilidad en la utilización de los fondos públicos. La austeridad, razonabilidad y eficacia en la ejecución del gasto del Estado han sido en los últimos ejercicios y seguirán siendo hasta el final de mi mandato un objetivo central de la gestión.
Llevando a la práctica estos elementales principios de una buena administración, hemos asegurado los recursos para una disminución progresiva y cada vez mayor de la deuda flotante de la Tesorería Provincial, con una reducción considerable de los plazos de pago de los compromisos, se ha avanzado significativamente en la reprogramación de la deuda pública, hemos prácticamente cancelado la importante deuda previsional con nuestros jubilados y pensionados, el pago de los sueldos de la Administración está al día y se han cancelado un sinnúmero de expedientes de deuda salarial.
Por primera vez en muchos años, en el año 2.004 hemos cerrado el ejercicio fiscal con el superávit necesario para afrontar parte de los servicios de la deuda programada para el corriente año. Esto justamente es lo que nos permitió, y como primera Provincia del país, suscribir nuevamente el Programa de Financiamiento Ordenado 2.005, cuyo convenio fue ratificado ya por esta Legislatura mediante la sanción de la Ley N° 5.452.
Saben de todas formas, señores legisladores, que la crisis no está ni remotamente superada; la deuda pública de la Provincia es demasiado grande. Seguiremos necesitando de superávit y de asistencia financiera extraordinaria para ir afrontando los vencimientos de la reprogramación. Cualquier decisión imprudente, cualquier gasto que supere las reales posibilidades económicas del Estado, puede llevarnos violentamente a caer en el cercano pasado del desfinanciamiento y la imprevisibilidad con el consecuente costo para todos los jujeños. Como dije, lo logrado es éxito de todos y entre todos debemos cuidarlo.
Es en ese sentido que quiero agradecer en esta instancia el acompañamiento de la Legislatura en la sanción de la Ley de Responsabilidad Fiscal, que más allá de las diferencias políticas que pudieron presentarse, consagró legislativamente un elemental principio que seguramente todos compartimos: el gasto público sólo puede incrementarse si existen los recursos necesarios y los mismos son sustentables en el tiempo. Esa sanción legislativa que permitió a Jujuy ser la primera en adherir a la normativa nacional, colocándonos a la vanguardia de las demás provincias, en la intencionalidad de adoptar reglas macrofiscales homogéneas que aseguren una administración ordenada, seria y transparente de los recursos públicos, no sólo trajo inmediatas consecuencias en el tratamiento del Programa de Financiamiento Ordenado, sino también el reconocimiento de sectores públicos y privados de un cambio profundo en la seriedad y responsabilidad de la dirigencia jujeña.
Iguales principios enmarcan el Proyecto de Presupuesto General para el corriente Ejercicio 2.005 que se encuentra en tratamiento de esta Legislatura. El incremento nominal del gasto público para este año es el que autoriza exactamente la Ley de Responsabilidad Fiscal, pero nos hemos esforzado en la mejora de la composición cualitativa del gasto; en otras palabras, intentamos dirigir el mayor gasto a servicios, obras y acciones que generen beneficios para la sociedad en su conjunto. Se advierte así una propuesta de incremento con respecto al 2.004 en las partidas correspondientes a trabajos públicos, más inversión en la promoción de actividades productivas y sólo se prevé un aumento de personal en la planta de las áreas de Salud y Educación. Con respecto a Seguridad, se ha otorgado un cupo de 400 vacantes para cubrir con egresados del Instituto de Seguridad Pública, compensando de alguna forma las disminuciones relativas sufridas en estos últimos tiempos, que dicho sea de paso han sido “disimuladas” por las fuerzas de seguridad recargando sus servicios y se tiene previsto además buscar los recursos necesarios para un nuevo impulso del ya importante equipamiento logrado durante el año anterior.
Decía que ha sido importante la decisión de esta Legislatura de incorporar a la Administración Provincial en el régimen de Responsabilidad Fiscal. Creo sin embargo, que tan o más importante ha sido la decisión de incorporar también la posibilidad de adhesión a ese régimen de todos los municipios jujeños. Como ustedes y las comunidades de cada lugar saben, la casi totalidad de las municipalidades han enfrentado y enfrentan serias dificultades por falta de financiamiento, estancamiento de la funcionalidad por el elevado endeudamiento de sus respectivas tesorerías y los innumerables procesos judiciales que las afectan. La evolución de las cuentas públicas de los municipios demuestra un claro proceso de desinversión; el gasto público ha sido reorientado en los últimos años hacia las erogaciones corrientes, especialmente del componente personal en perjuicio de las erogaciones de capital e inversión pública.
Si bien hemos tenido en todo momento desde la Administración Central el criterio firme y permanente de ayudar a los municipios a mantener regularmente el pago de los sueldos de sus empleados, a lograr el funcionamiento de los servicios esenciales e incluso por medio de convenios a la realización de algunas obras públicas en sus jurisdicciones, es evidente que los problemas financieros y la desinversión a lo largo del tiempo han generado un importante deterioro de su infraestructura y equipamiento con directa incidencia en la sociedad en su conjunto.
Creemos que con el marco legislativo referenciado y el otorgado por la Ley 5435 de Fortalecimiento y Saneamiento Municipal, hemos avanzado fuertemente, no sólo en la posibilidad de ayudar financieramente a las comunas, sino que tenemos en nuestras manos, Provincia y Municipios, la herramienta adecuada para el resurgimiento institucional de la organización comunal. La reestructuración de la deuda pública municipal a partir de la creación del Fondo Fiduciario, el saneamiento de las finanzas, la reforma y fortalecimiento del estado municipal permitirán recuperar el rol de promoción de bienestar social por medio de la prestación de los servicios esenciales a su cargo y el impulso, entre otras, de actividades económicas y sociales. (Aplausos en la barra).
No puedo obviar en esta instancia una referencia a los salarios de la Administración Pública Provincial que, como se sabe, representan un importante porcentaje del gasto total anual del Estado. Los trabajadores estatales, como los de la actividad privada, sufrieron sin duda el impacto de las crisis económicas y su traducción es clara: “pérdida del poder adquisitivo”.
En este sentido, desde febrero del año anterior y progresivamente hasta la fecha, el haber de bolsillo de los empleados públicos provinciales se incrementó en $ 190 y en $ 210 para aquellos con sueldos menores a los $ 600. Para el sector profesional el incremento fue de $ 195 sin considerar que en esta cifra las recategorizaciones que dispuso la Legislatura por Ley 5.404 y de $ 240 para el sector docente primario. Igual cifra se aumentó a los docentes medios con 30 hs. de cátedra semanales y a los docentes terciarios con 24 hs. de cátedra semanales. Adicionalmente, debe considerarse el reconocimiento y pago de la bonificación por antigüedad que se encuentra al día, cuando en otras provincias lleva hasta 10 años de atraso, y también el incremento de un 100% de la asignación familiar por hijo a todos los empleados públicos y al personal de la salud, además se les reconoció los adicionales por permanencia en guardia y jefaturas. Estas medidas representaron en la ejecución presupuestaria de la partida personal del año 2.004, en relación con el año 2.003, un incremento del orden del 47%.
Conozco y hasta podría decir que comparto muchas de las reivindicaciones salariales que plantean los trabajadores de los distintos sectores del Estado; hemos puesto y seguiremos poniendo toda nuestra voluntad en mejorar su situación, siempre y cuando no exista el riesgo de comprometer la estabilidad y previsibilidad financiera y económica de la Provincia. Saben ustedes lo que nos ha costado llegar a esta instancia, de todo lo que se ha trabajado no sólo para superar las crisis de afuera y de adentro sino para empezar a transformarnos -como decía- en una Provincia normal que merece y quiere un despegue de crecimiento. (Aplausos en la barra).
Es evidente que Jujuy ha experimentado durante el año 2004 y lo transcurrido del presente, una generalizada mejora en el crecimiento de su actividad económica general y las perspectivas que se avizoran son francamente positivas. A una más que importante inversión pública, que impacta directamente en el circuito económico de la Provincia, se debe agregar el mejoramiento sensible experimentado en áreas de la agricultura, agroindustria, hotelería, gastronomía y otras vinculadas al turismo.
Sin embargo, frente a estos alentadores datos de la economía local, no puedo obviar otros que generan altísima preocupación en el Gobierno y que me llevan a pedir un compromiso de acompañamiento no solo de esta Legislatura, sino de toda la comunidad jujeña. Algunos días atrás, más allá de la intencionalidad que pudo haber tenido o no algún medio de comunicación nacional, y la posibilidad de que existiera también algún error en las tareas de relevamiento que se llevaron a cabo en nuestra provincia; no dejaron de impactar fuertemente las cifras de desocupación que aún se observan en los centros urbanos de Palpalá y San Salvador de Jujuy. He solicitado un seguimiento exhaustivo de estos indicadores e información permanente para definir acciones que tiendan a revertir esta situación; sin perjuicio de ello ya hay datos que permiten un abordaje del tema.
En el sistema elaborado por el INDEC, los parámetros utilizados para medir la desocupación se hacen en base a la expectativa de conseguir trabajo por parte de personas activas o en condiciones de trabajar, es decir, personas que quieren trabajar, buscan trabajo y no lo consiguen. A mayor expectativa y confianza en conseguirlo, más gente busca empleo, porque cree que es la forma de mejorar su situación individual o familiar. Esa expectativa incide directamente en los índices de desocupación. Entre los desocupados de Jujuy, según la medición del INDEC, la mayoría son personas menores de 30 años que buscan su primer trabajo, prioritariamente mujeres, generalmente sin oficio o profesión conocida y con baja capacitación.
Se trata entonces, señores legisladores, no sólo de generar las condiciones adecuadas que permitan una mayor oferta laboral en la Provincia, sino de “capacitar” a miles de jóvenes jujeños.
Recientemente, en cabeza la Dirección Provincial de Trabajo, hemos creado un Registro de Desocupados por el que pretendemos desde el Gobierno conocer con exactitud quienes son las personas que buscan y no encuentran empleo, sus datos filiatorios, su nacionalidad, su oficio o capacitación y generaremos complementariamente una bolsa de trabajo.
Sin perjuicio de ello, se ha iniciado ya en la Provincia el Programa Nacional Incluir, que auspiciado por el Ministerio de Desarrollo Social y Políticas Sociales de la Nación, permitirá por intermedio del Ministerio de Bienestar Social y en una primera etapa, capacitar en oficios y en proyectos productivos a 3.075 jóvenes del Dpto. Manuel Bel-grano; se seguirá inmediatamente con Palpalá y demás departamentos del interior. (Aplausos en la barra).
La Secretaría de Turismo y Cultura, lleva adelante varios programas de capacitación en materia de hotelería, gastronomía y servicios mediante convenios con la Secretaría de Turismo de la Nación, con el Consejo Federal de Inversiones, con el Gremio de hoteleros y gastronómicos, con la Federación Empresaria de Hoteleros y Gastronómicos y con la empresa Gas Atacama que vienen dando un resultado muy bueno.
Aún así, y buscando un mayor abarcamiento, quiero informar a los señores legisladores que hemos tomado la decisión de utilizar gran parte de los créditos presupuestarios que corresponden a programas de la “Educación No Formal” en horas de capacitación laboral, reorientando la oferta educativa y actuando como complementación en la formación de jóvenes con aptitud para una salida laboral seria.
Decía que en esto debemos contar con el apoyo de toda la comunidad. De hecho ya hay muchísimas iniciativas y acciones de entidades intermedias de la sociedad que están en esta tarea, particularmente hay gremios de la actividad privada que tienen cursos y escuelas de capacitación relacionadas con su actividad, y varias propuestas en estudio realizadas por agrupaciones de desocupados. Debemos formular un compromiso entre todos en estos temas, pues se trata no sólo de un problema de coyuntura, sino del verdadero futuro de nuestra sociedad, una sociedad que debe contar con una fuerza laboral apta para incorporarse en el exigente mercado actual.
Y si esta política con respecto a la capacitación y formación profesional es prioritaria, también lo ha sido y es, la generación directa de puestos de trabajo y de fomento y consolidación de pequeñas actividades productivas en las más diversas áreas.
La inédita inversión en obras públicas durante el año pasado y el récord histórico que pretendemos para este año, ha traído y traerá a la Provincia y sus habitantes grandes beneficios. Sólo los planes de viviendas Solidaridad, Emergencia Habitacional y los recientemente lanzados Programa Federal de Construcción de Viviendas y Mejor Vivir, han posibilitado ya la ocupación efectiva de más de 4.000 personas organizadas en Cooperativas, aproximadamente 1.500 personas contratadas por pequeños municipios y la incorporación de entre 2.500 a 3.000 trabajadores en las empresas constructoras locales que ejecutan y ejecutarán obras ya contratadas.
Desde el Ministerio de la Producción y con la colaboración de Municipios, Universidad y organizaciones intermedias, se han fomentado y apoyado con asistencia técnica, cursos, talleres y promoción, actividades productivas diversas entre las que me permito destacar la utilización de carne y fibras de camélidos y ovinos, minería asociativa, cunicultura y chinchillas. Son actividades que pueden parecer pequeñas pero que exigen y merecen la atención y apoyo de todos, pues son herramientas más que aptas para el desarrollo de economías sustentables, generadoras de riqueza y de trabajo para muchos.
Debemos reforzar las acciones que le competen y dotar de medios al Consejo Provincial de la Microempresa, cuyos programas otrora fueran apoyados financieramente y operativamente por el Banco de Acción Social. Sin perjuicio de ello, aprovecho la oportunidad para dejar en este momento mi pensamiento sobre esta institución, que fue creada con objetivos como el “apoyo a toda actividad que posibilite una redistribución de riqueza hacia sectores menos favorecidos o para favorecer el equipamiento y adquisición de elementos de trabajo para el trabajador individual”, así dice la Ley de su creación. Hace ya mucho tiempo que el Banco ha cesado en cualquier operatoria de fomento, sólo $ 267.000 anuales se destinan a fines sociales, el 79% de sus recursos se destina al pago del personal y tiene una deuda en valores históricos superior a los $ 8 millones. Dejo a disposición de los señores legisladores información complementaria sobre este particular y también la decisión de encarar junto a ustedes una profunda transformación del Banco de Acción Social en este período legislativo.
A través del Plan Nacional de Desarrollo y Economía Social “Manos a la Obra”, que instrumenta la Secretaría de Desarrollo Social, se han puesto en funcionamiento durante el año 2.004 en distintas regiones de la Provincia, proyectos que tienen a más de 1.400 personas como potenciales beneficiarios. Entre esos proyectos, que durante el año 2.005 se prevé incorporarán más beneficiarios, se han desarrollado perfiles vinculados a la agroganadería, artesanías, manufacturas industriales, de servicios, turismo y comercio. La asistencia técnica brindada a emprendedores, posibilitó que 453 proyectos productivos en las más variadas ramas obtengan financiamiento para el corriente año.
Sin embargo, como tantas otras veces lo he manifestado ante ustedes y lo sabemos, es el crecimiento y desarrollo de la actividad privada toda en su conjunto la que nos puede garantizar la posibilidad de mejorar nuestras vidas y la de nuestros hijos, la que nos puede garantizar el futuro que como sociedad nos merecemos. La historia reciente de la Argentina nos demuestra claramente que el crecimiento económico real, sustentable, justo y solidario sólo se puede conseguir con producción y trabajo. (Aplausos en la barra).
El rol del Estado en este sentido, ha quedado también perfectamente fijado; se trata de generar las bases y condiciones necesarias para la inversión, para el desarrollo de nuevas y más aptas tecnologías que mejoren la competitividad, para acrecentar la producción y sus posibilidades de comercialización.
La Provincia de Jujuy tiene un marco normativo que ha brindado y brinda fuertes ventajas para el desarrollo económico y la inversión. Durante años, no sólo hemos mantenido una total estabilidad fiscal, sino que además hemos avanzado en la eliminación de impuestos distorsivos en el convencimiento de que afectaban la competitividad de nuestra producción industrial. Hemos sancionado la legislación que creímos oportuna y conveniente para el desarrollo de actividades que necesitaban ser promovidas y fomentadas; sin embargo, debemos tener en cuenta los constantes procesos de reconversión productiva a encarar, para aggiornar nuestra legislación y promover actividades que generan valor agregado a los productos primarios, de acuerdo a los requerimientos del mercado.
Con gran acompañamiento de ciertos sectores de la actividad privada y por la iniciativa de emprendedores, Jujuy ha logrado, con el apoyo del Gobierno, durante el año 2004, triplicar la demanda de fondos destinados a innovación tecnológica con respecto al año 2.003. La Agencia nacional de Promoción Científica ha reconocido este esfuerzo y se encuentra financiando o subsidiando numerosos proyectos de la más diversa temática que -sin duda- ayudarán a una mayor tecnificación y competitividad de la producción jujeña.
Decía el año anterior en mi mensaje, que Jujuy había perdido en las últimas décadas un protagonismo positivo en los foros regionales y nacionales de discusión y decisión, que era importante volver a recuperar una ubicación en esos escenarios y de ser posible también, lograr presencia en países vecinos y ante los organismos internacionales.
La tarea desarrollada durante el año transcurrido en ese sentido, creo que ha sido más que positiva. La participación del Poder Ejecutivo, de integrantes de esta Legislatura, particularmente a través del Parlamento del NOA, de cámaras y entidades empresarias y gremiales, de la Universidad Nacional de Jujuy y de fundaciones y asociaciones civiles en encuentros regionales, nacionales e internacionales, va generando la imagen de una Provincia que funciona distinto, de una provincia que no sólo debe ser tenida en cuenta por su problemática y sus necesidades sino también por sus aspiraciones, por sus proyectos y por su gran potencialidad. (Aplausos en la barra).
Aún a riesgo de olvidar encuentros, reuniones y eventos en los que participaron y hasta organizaron representaciones de la Provincia de Jujuy, debo destacar la intervención por primera vez de distintos sectores en la Reunión del Comité de Frontera Argentina-Bolivia, en la que se abordaron temas vinculados a migraciones, aduana, comercio e infraestructura. La participación en la reunión del Comité de Integración NOA-Norte Grande Chileno; en el Encuentro Internacional del Zicosur Asia-Pacífico realizado en Tarija, cuyo eje fueron las ofertas productivas de la región; el Corredor Bioceánico y la integración energética; en las rondas de negocios Argentina-Bolivia realizadas en Ta-rija, Salta y Jujuy y en el Primer Encuentro de la Cancillería en el interior que se realizó en nuestra ciudad con la presencia del Canciller Bielsa e importantes funcionarios nacionales. Destaco que de ese encuentro ya se generó un resultado de que los Municipios de Jujuy tengan acceso directo a nuestras representaciones diplomáticas en todo el mundo a través de una página web hoy gratuita. (Aplausos en la barra). Sabemos que los resultados de ese esfuerzo de participación no se notan “de la noche a la mañana”, pero créanme, pronto llegará el tiempo en que podremos cosechar el fruto de esta semilla que hoy estamos sembrando con mucho esfuerzo.
Especial importancia revisten -a mi entender- las posibilidades que se abren al haber incrementado desde la Provincia la relación de integración con la República de Bolivia, cosa que pudo hacerse a partir de la decisión política del Presidente Kirchner, de la designación de un jujeño en la Embajada Argentina en Bolivia y de la actitud de apertura de las actuales máximas autoridades nacionales de aquel país. Las negociaciones en materia de integración energética y más concretamente los convenios para la compra de gas boliviano para consumo interno en la Argentina, generaron la oportunidad de incluir en esa tratativa cuestiones estratégicas para Jujuy.
En el “Protocolo Adicional” que suscribieron los Presidentes Kirchner y Mesa en octubre de 2004 en Sucre, se incorporó la Cláusula 10 que en su parte pertinente textualmente expresa: “El Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Argentina, a través de la Secretaría de Energía y el Ministerio de Minería e Hidrocarburos de Bolivia establecerán a partir de un Acuerdo interjurisdiccional un programa de cooperación técnica en materia de expansión de redes de distribución e instalación de conexiones domiciliarias de gas en Bolivia, la conversión a gas natural comprimido del parque automotor boliviano, así como la extensión del gasoducto ya existente en territorio argentino con la finalidad de abastecer con gas natural a las localidades de Miraflores, Abra Pampa y La Quiaca en la Provincia de Jujuy y a las localidades bolivianas de Villazón, Tupiza, Suipacha, Nazareno, Mora, Mojo y otras del Departamento Potosí”.
Dependencias técnicas del Estado Provincial y empresas privadas han avanzado sobre proyectos posibles a presentar y el 01 de diciembre del año 2004 la Secretaría de Energía de la Nación “delegó” en la Provincia de Jujuy las facultades para la “instrumentación” del acuerdo con la República de Bolivia. Esta decisión fue comunicada a ambos Ministerios de Relaciones Exteriores y estamos a la espera de la sanción definitiva de la Ley de Hidrocarburos en el hermano país, para avanzar en esas tratativas. Nos parece de suma trascendencia esa participación, porque además de los beneficios conocidos de la posibilidad de construir el gasoducto “Puna” hacia nuestro norte con las ventajas e incidencias que ello tendrá no sólo en la calidad de vida y en la economía de la Puna Jujeña, se abren otras posibilidades de negocios para empresas argentinas y particularmente a las vinculadas a Jujuy.
Debo mencionar también que en cada oportunidad que hemos tenido de reunirnos con autoridades de Bolivia, y hasta con el propio Presidente Carlos Mesa, hemos planteado la necesidad e importancia de avanzar en el mejoramiento y pavimentación de la ruta que une las ciudades bolivianas de Villazón y Cotagaita y hemos realizado gestiones con el Banco de Inversión y Comercio Exterior de la República Argentina, a los efectos de abrir un financiamiento especial. Bolivia está desarrollando un ambicioso proyecto vial que ha permitido hace unos meses inaugurar un importante camino pavimentado que una Tarija con Bermejo en la Provincia de Salta y está construyendo una ruta similar entre Tarija y Potosí. De lograrse la pavimentación del tramo que nos interesa, se podrá acceder desde La Quiaca hasta Potosí y desde allí por rutas muy buenas a la ciudad de La Paz y Tarija con toda la importancia que ello tendría para el transporte comercial y turístico, con salida incluso al Pacífico vía Jama.
La Corporación Andina de Fomento (CAF) es una entidad crediticia integrada por los Países Andinos y capitalizada por los aportes de todas las naciones que lo componen. Argentina recién suscribió su adhesión durante el año 2.002 y los primeros proyectos que nuestro país presentó para su financiamiento estuvieron vinculados al programa “Corredores Viales de Integración”. En ese marco, Jujuy estableció vinculaciones directas que permitieron el primer aporte no reintegrable en el País para un programa de desarrollo turístico en la Provincia denominado “Turismo Sustentable en Comunidades Rurales Andinas”, abarcando localidades de Jujuy, de Salta y del Sur de Bolivia y su primer proyecto se está ejecutando por intermedio de la Fundación Pro Yungas. A más de este programa, la Corporación Andina de Fomento ha otorgado otro aporte no reintegrable para financiar la formulación de un plan de desarrollo turístico integral, con cofinanciamiento del Consejo Federal de Inversiones que está hoy en plena ejecución.
Además de lo mencionado, y en virtud del crédito otorgado por la Corporación Andina de Fomento a la República Argentina para el Programa Corredores Viales de Integración, la Provincia de Jujuy firmó ya un convenio con la Secretaría de Política Económica de la Nación para la implementación de los estudios vinculados a los programas de ordenamiento territorial, integración vial y corredor ferroviario, con un financiamiento no reintegrable. El proceso de licitación internacional para los estudios está avanzado, faltando sólo la aprobación de los pliegos licitatorios por parte del organismo de crédito, que es el que supervisará la adjudicación, contratación, efectuará los pagos que correspondan y receptará los trabajos. La Provincia de Jujuy, que incorporará técnicos y especialistas locales en la ejecución de los trabajos, podrá contar en aproximadamente 18 meses a partir de la contratación, con todos los estudios y documentación para gestionar la financiación de las obras vinculadas. (Aplausos en la barra). El primer programa comprende el ordenamiento territorial en Quebrada y Puna, prevención de desertificación y contaminación ambiental, manejo de cuencas y fortalecimiento de actividades productivas en toda la región; el programa de ordenamiento vial contempla la relocalización de la Ruta Nacional 40 y la formulación del corredor minero para Jujuy y el Sur de Bolivia, con la viabilidad de aporte también de cargas al Paso de Jama. Por fin, el programa corredor ferroviario contempla el estudio integral de la traza Jujuy-La Quiaca, estación de transferencia de cargas, puerto seco, complejo fronterizo La Quiaca-Villazón y puente ferrovial entre los dos países.
Soy, señores legisladores, plenamente consciente de que estos anuncios generan en la gente expectativas que superan los tiempos que demanda la gestión y la efectiva ejecución de los proyectos. Tengo sin embargo la obligación de comunicarlos porque ya están iniciados y requieren del acompañamiento de todos, sin mezquindades y sin banderías políticas, como tantas otras veces lo hicimos. Se trata de cuestiones que superan el interés de un gobierno, transformándose en cuestiones de Estado. Nosotros iniciamos el camino en el entendimiento de que esto hace al futuro de nuestra Provincia, otros deberán continuarlo, concluirlo y si Dios nos ayuda, también aprovecharlo. (Aplausos en la barra).
A mediados del año pasado, juntamente con representantes de la empresa Ledesma y de la Cooperativa de Tabacaleros de Jujuy, participamos de la misión institucional y comercial a la República Popular China, que encabezó el señor Presidente Néstor Kirchner. Como se ha conocido ampliamente por los medios de difusión, de esa misión surgieron serias probabilidades de que el sector tabacalero de la Provincia pueda encarar, en forma asociada con empresas chinas, emprendimientos comerciales vinculados a la fabricación de cigarrillos para el mercado interno y externo y la elaboración de hebras de tabaco jujeño con destino a la exportación. Por su parte, en esa misma misión, se firmaron los protocolos que permiten la introducción de mandarinas de nuestro país y se iniciaron las conversaciones tendientes a permitir la introducción de frutas, entre ellas naranjas, pomelos, higos y paltas que hoy estamos exportando desde Jujuy a otros lugares del mundo. (Aplausos en la barra).
Aún cuando es casi una obviedad, entiendo que corresponde recalcar una vez más que en gran medida el desigual desarrollo económico y productivo de nuestro País se debe, entre otras cosas, a la falta de políticas de incentivos fiscales adecuados para la inversión y fundamentalmente a un histórico retraso en obras de infraestructura que compensen las claras asimetrías regionales. Durante años, los gobiernos provinciales, los legisladores nacionales, las legislaturas locales, intendencias, medios de comunicación y muchísimos efectores de la sociedad civil del NOA y del NEA, insistimos en la tarea de instalar en los grandes centros de discusión y de toma de decisión nacional, la necesidad de reconstruir una Nación mas integrada, mas igualitaria y justa, una Nación en la que ningún argentino se sienta excluido o marginado por pertenecer y habitar en una Provincia lejana; una Nación en definitiva, donde el habitante de La Quiaca tenga iguales oportunidades que un habitante de la Provincia de Buenos Aires o de Tierra del Fuego.
Pareciera hoy que ese esfuerzo va dando sus resultados.
Con obras ejecutadas y en ejecución, con proyectos ejecutivos presentados ante distintos organismos, con la contratación de consultorías, utilizando al máximo los recursos nacionales afectados, haciendo uso de los créditos presupuestarios, con fondos provinciales y buscando nuevas fuentes de financiamiento, creemos ir dotando a Jujuy de una infraestructura estratégica y eficiente para el desarrollo y que además, responde a la demanda real en procura del crecimiento económico y el alivio de la pobreza.
En ese sentido resalta, en primer lugar, el visible avance que va teniendo en su ejecución el Corredor Bioceánico por el Paso de Jama. La obra principal de pavimentación está al día de hoy a tan solo 30 kms. del propio límite fronterizo, a 30 kms. de unirse con la cinta asfáltica que llega desde Antofagasta en Chile y será definitivamente habilitada en el presente año. El corredor se transformará rápidamente en el eje de la comunicación Atlántico-Pacífico para el Sur de Brasil, Paraguay, Norte Grande Argentino, Sur de Bolivia y Norte Chileno, con todo lo que ello significará para la Provincia de Jujuy. (Aplausos en la barra).
Hace unos pocos días, se ha llamado a licitación pública para la construcción del Complejo Fronterizo Integrado del Paso de Jama, con un presupuesto oficial de casi $ 4.500.000 y un plazo de ejecución de 18 meses. En el mismo Paso de Jama se están construyendo dos bloques edilicios destinados a albergues del personal de Gendarmería, Migraciones y Aduanas; la energía eléctrica en el lugar se proveerá por usinas, que se generarán a partir del gas natural provisto desde el Gasoducto Norandino y en el presupuesto de este año existen partidas para el suministro de agua potable e instalación de cloacas. Se están realizando gestiones para que en el lugar se establezcan servicios para automotores, bancarios y turísticos.
Tratando de ir dando respuestas a los requerimientos que a partir de la habilitación de Jama se producirán, informo también que se prevé la llegada de la línea de 33 kilovatios a la localidad de Susques y que saliendo de Abra Pampa ya beneficia a comunidades intermedias de Casabindo, Santa Ana, Tusaquillas, Sauzalito, Alfarcito, Abralaite, Rinconadillas y Tres Pozos. Hace poco tiempo se ha habilitado ya el Centro de Información Turística en la misma localidad de Susques y en breve se iniciarán las obras de un hospital de segundo nivel de complejidad, para reemplazar la actual estructura sanitaria de la población de Susques.
Como un adicional a la obra del Corredor Vial, pronto se concluirá con la “multitrocha”, que desde el acceso al Alto Comedero y hasta el puente Paraguay, mejorará sensiblemente la distribución y circulación automotor sobre la Ruta Nacional 9 y en el radio de nuestra ciudad, otorgando mas celeridad y sobre todo seguridad. Aprovecho esta mención para agradecer el rápido acompañamiento de esta Legislatura y de los Legisladores Nacionales por Jujuy para poder impulsar las gestiones que realizamos para que esta obra se realizara rápidamente ante autoridades nacionales. (Aplausos en la barra).
Quiero anunciar también que estamos concluyendo un nuevo proyecto técnico como complementario del Corredor del Paso de Jama que hemos denominado acceso sur a San Salvador de Jujuy. El proyecto contempla el mejoramiento del distribuidor sobre Ruta Nacional 9 y Ruta Provincial. 1, acceso a la Avenida Corrientes y repavimentación, mejoramiento de la Ruta Provincial 1 entre el distribuidor y el Puente Tucumán, con trabajos complementarios en las intersecciones de las calles Riobamba y a la altura del Estadio 23 de Agosto y conexiones. Se trata de una optimización del proyecto básico, que tiende a satisfacer el aumento de tránsito local, comercial y turístico, que seguramente traerá el Corredor, tratando de “asimilar” los accesos a nuestra ciudad capital con la calidad de las obras viales que se inician en el Aeropuerto “Dr. Horacio Guzmán”. La idea que fue avanzada con el municipio Capitalino, es que este se involucre en las definiciones finales del proyecto, particularmente en lo relativo a desagües, dársenas, accesos peatonales y parquización, que luego quedarán a su cargo. Hemos interesado ya a las autoridades nacionales sobre este proyecto y seguramente volveremos a necesitar del acompañamiento de esta Legislatura, del Concejo Deliberante capitalino y de los legisladores nacionales para asegurar y agilizar la concreción de este proyecto en forma muy rápida. 
También nuestra Vialidad Provincial y con una gran ayuda de Vialidad de la Nación, ha elaborado proyectos vinculados a autopistas y ensanchamientos de rutas nacionales y provinciales, que nos conectan con la Provincia de Salta por el sur y al norte por la zona del ramal. Estos proyectos forman parte de un paquete de obras que la Provincia de Jujuy ha incorporado en el programa de financiamiento elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo y el Gobierno de la Nación Argentina para obras de infraestructura de integración en el Norte Grande. Con el visto bueno de distintos estamentos nacionales esos proyectos se encuentran a estudio técnico del BID; en estos meses vamos a incrementar fuertemente nuestras gestiones ante ese organismo internacional de crédito para conseguir la aprobación. Destaco ante los señores. Legisladores que todas las obras que se puedan encarar por el referido programa son financiadas por el BID y el repago de los créditos será a cargo del Estado Nacional Argentino no de la provincia de Jujuy.
En ese mismo programa del BID, con el aval de todas las Provincias del Norte Grande, se ha concluido toda la documentación técnica para que el Ministerio de Planificación Federal, Infraestructura y Servicios de la Nación, convoque a licitación pública para el tendido de la Línea de Alta Tensión de 500 kilovatios desde la central de El Bracho en la Pcia. de Tucumán y la estación de transformación y distribución San Juancito en nuestra Provincia. (Aplausos en la barra). Consideramos a esta obra como de máxima importancia estratégica para la región y fundamentalmente para Jujuy, ya que permitirá disponer de energía eléctrica ante la creciente demanda y la expansión del consumo, con alta disponibilidad adicional sobre todo para el sector industrial; mas cantidad y calidad con disminución de costos. A su vez, es mas que considerable la ventaja adicional que implica para las alternativas de inversión, disponer de una línea de tales características en nuestro territorio y los grandes gasoductos que la atraviesan.
También importante será la habilitación, durante este año, de la línea de alta tensión en el tramo Güemes – Las Maderas; esta línea, que está siendo ejecutada mediante un Fondo Fiduciario concretado por el Banco de la Nación Argentina con garantía del FEDEI, permitirá incorporar a la producción energética de Jujuy al Sistema Interconectado Nacional, Jujuy va a vender energía producida en Las Maderas, mejorando notablemente -además- el suministro energético, habida cuenta de la estabilidad que brindará al sistema. Se estima que esta línea beneficiará en un 25% a la Provincia de Salta y en un 75% a la Provincia de Jujuy, solucionará viejos problemas en la zona de los Pericos, Palpalá y Capital. (Aplausos en la barra).
Pero así como objetivamente puedo sostener que en materia de infraestructura y comunicación vial y energética los saldos de lo realizado son más que positivos, se advierte un trabajo sostenido, aunque a mediano y largo plazo; en el tema ferroviario, debo reconocer que no hemos logrado avance en las estrategias que nos habíamos fijado en torno a incrementar y mejorar la vinculación aérea de nuestra Provincia con el resto del país y la región.
No nos equivocamos cuando sostenemos que Jujuy, o por lo menos el NOA, debe contar con una vinculación aérea mas rápida y frecuente, no sólo con Buenos Aires y otros centros neurálgicos de la Argentina, sino también en sentido este – oeste, con destinos incluso fuera de nuestras fronteras nacionales.
Los países de la región han definido como estratégicos y prioritarios para el desarrollo a los corredores viales y ferroviarios de integración y lo han hecho con tal decisión que no sólo aportan financiamientos propios de los gobiernos centrales, sino que han comprometido y logrado el apoyo de organismos multilaterales de créditos. Sin embargo, no puede pensarse que con ello alcance. Todos entienden y aceptan la necesidad de avanzar con el mismo ímpetu en materia de comunicación aérea; pese a ello, poco se ha logrado. Nadie puede dudar por ejemplo, de la urgente necesidad que en nuestra zona tendremos, en cuanto empiecen a funcionar a pleno los corredores, de comunicarnos vía aérea con la II Región de Chile, con Paraguay, con el NEA, el Sur de Brasil o la Capital de Bolivia; pero así y todo nada se ha podido implementar, los intereses de las grandes empresas son todavía otros. Debemos seguir insistiendo en esto y en todos los foros y oportunidades que se nos presenten.
De inmediato debemos abordar sin embargo, la situación de nuestro aeropuerto Dr. Horacio Guzmán. Debemos reconocer que el mismo no se encuentra hoy en las mejores condiciones de operabilidad y que necesita ser actualizado con tecnología de última generación o por lo menos más moderna; las inversiones necesarias para ello son muy costosas y no es posible ningún financiamiento nacional por un impedimento legal. A esto debe adicionarse la consideración objetiva de que en los últimos años, Jujuy tuvo una notable disminución de vuelos y que fueron estériles los esfuerzos realizados por legisladores nacionales, gobierno y empresas particulares en la intención de revertir esta situación. Como contrapartida, vemos cómo han aumentado las frecuencias hacia aeropuertos concesionados, que han recibido inversiones en servicios de pasajeros y tecnología avanzada.
En otras palabras, nuestro aeropuerto necesita fuertes inversiones y también ser considerado en la redistribución del tráfico aéreo nacional e internacional. Teniendo en cuenta por lo demás, que el Gobierno Nacional se encuentra hoy rediscutiendo los términos de la concesión con la empresa operadora del sistema aeroportuario nacional, es decir la firma Aeropuerto 2000 pareciera oportuno que esta Legislatura evalúe la transferencia del Aeropuerto Dr. Horacio Guzmán al sistema nacional concesionado. A tal efecto, informo a los señores legisladores que en el día de hoy he remitido el respectivo proyecto de ley con abundante documentación técnica de la Fuerza Aérea Argentina, del Organismo Regulador, ORSNA y otros organismos competentes.
En materia de agua potable y saneamiento, como una cuestión básica de infraestructura, debo decir que amén de las complicaciones que hemos debido afrontar y aún afrontamos frente a un importante crecimiento de la demanda, particularmente por la incidencia de la política de radicación de nuevos asentamientos y las exigencias que resultan del agresivo incremento de las obras de viviendas, se ha podido encarar viejos e importantes desafíos. Entre ellos se destacan la refuncionalización de la Planta Potabilizadora El Carmen, las ampliaciones de los sistemas de provisión de agua en Fraile Pintado, La Quiaca y Bárcena, la cisterna de 1000 m3. en San Pedro de Jujuy, el acueducto Alto Reyes – Alto Padilla, red cloacal en Barrio CGT de Libertador Gral. San Martín, cisterna en Barrio Los Perales y otras. Mediante un correcto seguimiento técnico y contratando a profesionales del medio, la empresa Agua de los Andes ha podido configurar un banco de proyectos importante que contempla obras e inversiones para muchos años por delante; se trata ahora de buscar los financiamientos, algunos contemplados en el Presupuesto Nacional y a los que muchas veces -debemos reconocerlo- no se llegaba justamente por falta de proyectos. Quedan a disposición de esta Legislatura las carpetas respectivas.
Como decía, agresivas han sido las políticas que hemos podido desarrollar en materia de asentamientos y viviendas durante el año transcurrido. En ambas cuestiones tiene mucho que ver esta Legislatura, no sólo por la sanción de las Leyes 5.307 y 5.397 que dieron el marco para la expropiación y compra directa de tierras en distintas localidades, sino por la preocupación permanente y el acompañamiento que siempre se puso de manifiesto por parte de los legisladores que integran la comisión respectiva.
Sabemos que aún resta mucho por hacer, pero sinceramente creo que con las mas de 1800 familias que se radicaron durante este año sobre terrenos del Estado en distintas localidades de nuestra Provincia, con la entrega de títulos de tenencia y propiedad de lotes fiscales, vamos avanzando seriamente en dignificar a muchísimas familias jujeñas que subsistían en condiciones de extrema inhabitabilidad o gran hacinamiento. Esas familias hoy habitan en terrenos que empiezan a considerar como propios, en lugares mucho mas seguros y aptos; la gran mayoría cuenta con servicios básicos y va nuestro compromiso de esforzarnos para que todos cuenten con ellos lo mas pronto posible. (Aplausos en la barra).
Aunque algunos dudaban, muchos creímos en los distintos programas de viviendas sociales que se lanzaron desde la Nación, y hoy con orgullo podemos decir que Jujuy es una de las Provincias que más ha avanzado en este tema.
La confianza y el esfuerzo de muchos jujeños que se organizaron en cooperativas, el trabajo de las organizaciones de desocupados, de los Municipios, de la Prelatura de Humahuaca, de colegios profesionales, de Consejos Consultivos, de algunas empresas de servicios y de estamentos y reparticiones de los Ministerios de Gobierno, de Bienestar Social y Producción e Infraestructura, permitieron que tan sólo en un año, utilizando el Programa de Emergencia Habitacional, se construyeran casi 1000 viviendas individuales, hoy ocupadas por 1000 familias jujeñas que no contaban con casa propia. (Aplausos en la barra). Por este sistema de cooperativas se han iniciado o están a punto de iniciarse 1.200 unidades más.
Por el programa denominado Solidaridad Habitacional, empresas constructoras jujeñas y algunos municipios del interior en menor medida, se están construyendo mas de 2000 viviendas, algunas ya están terminadas y próximas a ser entregadas. Los grupos habitacionales más grandes de este programa, entre 40 y 80 unidades, se han contratado -como dije- con empresas locales. Pero es importante también destacar que en la forma en que se diseñó este programa, permitió que en Jujuy tomemos la decisión política de otorgar a la totalidad de las Comisiones Municipales y a algunas Municipalidades la construcción por “administración” de pequeños grupos de entre 5 y 10 unidades. De esta manera se logró impulsar la gestión comunal, generar puestos de trabajo y movimiento económico adicional en pequeñas comunidades y lo mas importante tal vez, se pudo dar la posibilidad de un techo digno a familias jujeñas en lugares que jamás fueron alcanzados por algún plan habitacional. (Aplausos en la barra).
Por fin, cabe destacar en este tema que hace muy pocos días, se suscribieron contratos con empresas constructoras para la ejecución de 1.500 viviendas más por el Programa Federal y 1.290 del Programa Mejor Vivir. La continuidad de estos dos nuevos programas hasta su finalización permitirá llevar solución a un total de 6.500 familias más.
Queda entonces, señores legisladores, en materia de radicación y regularización de asentamientos y en la generación de mejoramiento y construcción de viviendas, el desafío de saber ejecutar bien y rápidamente los fondos comprometidos en los convenios marco firmados con la Nación, que dicho sea de paso superan los $ 100 millones, y optimizar también el uso de los recursos presupuestados por la Provincia para la adquisición de terrenos y obras de infraestructura básica. Junto a ustedes, por intermedio de la Comisión respectiva y con la ayuda de Colegios Profesionales que ya han manifestado su voluntad de intervenir, nos queda diseñar, con el mayor criterio posible, una planificación más adecuada de la distribución de los planes y programas en todo el territorio provincial, por la gran incidencia que esa decisión tendrá en nuestro futuro.
Día a día el turismo se va consolidando como una de las principales actividades económicas de Jujuy. El crecimiento anual en el período 2003/2004 de la llegada de turistas a nuestra Provincia se sitúa en alrededor de un 15%, pero proporcionalmente se ha incrementado en mucho la presencia de turistas extranjeros, particularmente europeos, y también se ha incrementado el tiempo de permanencia en Jujuy, en un promecio de aumento de 2 a 3 días por turista, con lo que el movimiento económico ha recibido por la calidad de los turistas y porque el tiempo es mayor, una incidencia económica mucho más grande que el 15% al que me referí. Sensiblemente aumentó en el último año la oferta de alojamientos turísticos con emprendimientos hoteleros y gastronómicos de calidad y se prevé que en este año se incorporarán a la oferta una más que importante cantidad de plazas; así y todo, sabemos que se necesita más y mejor infraestructura. A las buenas perspectivas habrá que agregarle más esfuerzo de promoción, apoyo y una buena utilización de las leyes que esta Legislatura ha sancionado.
Con el compromiso de muchos sectores de la actividad privada, Consejo Federal de Inversiones y Municipios, la Secretaría de Turismo ha desarrollado durante el año anterior, y estos primeros meses del 2.005, muchas acciones en materia de capacitación de personal vinculado a la actividad, difusión masiva y promoción. A mas de la participación en ferias y show room nacionales e internacionales, la renovación, ampliación y mejoramiento de folletería en dos idiomas, la creación del sitio web de la Secretaría de Turismo, la imposición de la nueva imagen institucional “Viva Jujuy” y la presencia en los grandes centros de concentración urbana como Buenos Aires, Córdoba y la Costa Atlántica, quiero destacar la promoción que de Jujuy se realiza en vinculación con el deporte.
Desde el año anterior, la Secretaría de Turismo y Cultura ha celebrado convenios con deportistas individuales e instituciones deportivas que participan en pruebas, torneos o campeonatos de nivel nacional o internacional, que tienen gran difusión y que generan importante concurrencia de espectadores. Con estos convenios se ha encontrado una forma de apoyar, aunque sea parcialmente desde el punto de vista económico, esa participación deportiva a cambio de una muy buena promoción de Jujuy. Agradezco sinceramente a los deportistas e instituciones por su comprensión y ayuda. (Aplausos en la barra).
Para concluir este tema, quiero manifestar que han quedado ya habilitados dos centros de información turística perfectamente equipados en Humahuaca y en Susques y es nuestra pretensión habilitar durante este año varias más. La reciente remodelación de la Casa de la Provincia de Jujuy en la ciudad de Buenos Aires y la redistribución de sus dependencias permitirá una mas apropiada y jerarquizada utilización de la misma, no sólo en el sector público del turismo sino también en el sector privado, al que convoco nuevamente desde ya.
Alguna vez sostuve que con la inscripción de la Quebrada de Humahuaca como Patrimonio Paisajístico Cultural de la Humanidad se coronaba una etapa de mucho trabajo y esfuerzo, pero también que allí empezaba otra etapa que iba a requerir de mas trabajo y más esfuerzo, porque se trataba no solo de la conservación de ese patrimonio, sino de su utilización como una herramienta que nos permita transformar la vida de los habitantes de nuestro norte. Es cierto que muchas cosas han cambiado y en general para bien en nuestra Quebrada, pero también es cierto que tenemos que concientizarnos mejor de su valor y del proceso para su adecuada gestión. No es fácil compatibilizar criterios para el manejo de un paisaje cultural vivo, con gente de los mas variados criterios, integrada en la zona y con posiciones antagónicas sobre un mismo tema. Sin embargo, no caben dudas de que debe buscarse el mayor consenso posible en todas las cuestiones y que ese consenso debe surgir de los mismos quebradeños, con toda la asistencia técnica y científica que sea necesaria, tanto de Jujuy, como nacional o internacional, pero la decisión final debe ser siempre tomada por la gente. (Aplausos en la barra).
Hemos realizado talleres, asesoramiento y discusiones sobre esto durante todo el año, buscando la interrelación entre las Comisiones de Sitios, las autoridades y las organizaciones de la sociedad civil; en el curso del presente año se volverá a realizar un taller multidisciplinario con participación de especialistas propuestos por la UNESCO. Hemos decidido también la conformación de un equipo técnico local, dedicado exclusivamente al Patrimonio y estudiamos una administración descentralizada para el mismo. (Aplausos en la barra).
Sostenía en otra parte de este mensaje, el ineludible compromiso que tenemos con una gran cantidad de jóvenes jujeños que no tienen hoy una adecuada contención social, que no tienen capacitación, oficio o profesión que les permita incorporarse adecuadamente en el cada vez mas difícil y competitivo mercado laboral. Decía también, que como jujeños pretendemos todos tener igualdad de oportunidades frente a la vida con todos los argentinos. La tarea comienza -claro está- por la educación.
El Estado debe trabajar por una escuela que asuma concientemente los valores sociales, el derecho efectivo a la escolarización básica definida en cantidad y calidad, que recupere la cultura del esfuerzo y resignifique el conocimiento como herramienta indispensable para la transformación social.
El sistema educativo provincial atiende a 177.000 estudiantes entre los 3 y 17 años, 22.280 docentes se desempeñan en la Educación Formal. Las distintas ofertas implementadas para la Educación de Jóvenes y Adultos registran una matrícula de 28.500 estudiantes y se desempeñan en esa área 1.800 docentes; finalmente en el Nivel Superior No Universitario cursan carreras 12.880 alumnos atendidos por mas de 1.600 docentes. Estos números y otros con los que no pretendo cansar, hablan de la complejidad del sistema y permiten también determinar acciones o políticas a adoptar para ampliar aún mas el acceso a la educación, por lo menos en los tramos de la escolaridad obligatoria, y para guiar mas adecuadamente la oferta, que debe orientarse a desarrollar competencias profesionales, mejorando la empleabilidad e inserción en el mundo laboral. (Aplausos en la barra).
En este sentido, cabe señalar que durante el año 2004 se concretaron muchas acciones tendientes a favorecer la retención de alumnos en las escuelas y a la promoción de los mismos. Entre esas acciones, que se seguirán ejecutando en este nuevo año escolar y que además incrementaremos, se destacan la provisión de servicios y refuerzos alimentarios para casi 90.000 alumnos, la entrega de útiles y textos escolares para 60.000 alumnos, equipamiento informático, financiamiento de proyectos de retención escolar y redes institucionales para todos los niveles y escuelas técnicas, agrotécnicas, de alternancia y capacitación de docentes, utilizando los diversos programas. Importante ha sido también la gestión de becas nacionales, particularmente para los alumnos del tercer ciclo de educación básica y nivel polimodal y medio que llegaron a más de 8.500, ese cupo se va a ampliar en este año a 14.000 alumnos. (Aplausos en la barra). Además, también se otorgaron y se otorgarán becas para alumnos de comunidades aborígenes que cursen el nivel medio.
La misma preocupación llevó a que el año pasado se haya logrado, mediante un convenio con el Ministerio de Trabajo de la Nación, generar oportunidades para alcanzar la “terminalidad” primaria y media para más de 2.700 jóvenes y adultos beneficiarios de planes sociales para desocupados. Como ya había anticipado, este año se abren ofertas educativas articuladas con itinerarios de capacitación laboral, dando también así respuesta a demandas de organizaciones de desocupados, intermedias y sindicales.
En materia de mejoramiento de la “gestión escolar”, puedo informar que a través de la Red Federal de Capacitación Docente, más de 4.000 educadores de los distintos niveles recibieron los cursos de capacitación.
Los Institutos de Formación Docente iniciaron su proceso de democratización mediante la elección de gobiernos colegiados con participación de los claustros docentes, no docentes y alumnos; se conformaron los Consejos Directivos de los IFD y se obtuvieron dictámenes para la acreditación plena de todos.
Se ha logrado también en el período transcurrido, un importante avance en el mejoramiento y habilitación de la nueva infraestructura escolar. Con recursos propios de la Provincia se pudieron habilitar durante el año pasado la Escuela 440 de La Quia-ca, el colegio “San Isidro Labrador” en Monterrico, el colegio de Fraile Pintado, una nueva escuela primaria en Calilegua, la Escuela de Comercio “José Ingenieros” en San Pedro de Jujuy, la Escuela Polivalente de Artes, la Escuela 441 en el Alto Comedero y la Escuela Belgraniana en su 1ra. etapa, estimándose la finalización de la 2da. etapa para el mes de octubre del presente año. (Aplausos en la barra).
Este año lectivo se inició también con la inauguración de una nueva escuela, la Escuela “Provincia de Misiones” en la localidad de La Esperanza.
Tres nuevos establecimientos se están ejecutando por el Programa Nacional de Escuelas y ya se encuentran licitados 5 establecimientos más en distintos lugares como Tilcara, Perico, barrio Los Huaicos en San Salvador de Jujuy, Palma Sola y Vinalito. En proceso de construcción se encuentran 12 salas de nivel inicial.
En el presupuesto de este año, tenemos prevista la construcción de establecimientos en Caimancito, la Escuela Provincial de Artes en San Salvador de Jujuy, la Escuela Primaria del Alto Comedero y el Colegio Secundario “Exodo Jujeño” también en la Capital.
Atendiendo a otra de las deudas en Educación, se avanzó en la democratización de las instituciones educativas con la implementación del Sistema del Consejo Escolar de Convivencia en escuelas del tercer ciclo, nivel medio y polimodal, con el Programa Los Padres van a la Escuela y con la participación de los jóvenes en los Centros de Actividades Juveniles, que se incrementaron para este ejercicio en un 100%. Estas y otras acciones que se emprendieron, generaron condiciones favorables para producir cambios en las escuelas. No obstante, muchas de las cuestiones nodales aún persisten y requieren abordajes complejos y acciones sustentables.
Decía el gran médico, doctor Ramón Carrillo que “la medicina no sólo debe curar enfermos sino enseñar al pueblo a vivir, a vivir en salud y a tratar que la vida se prolongue y sea digna de ser vivida”. Ese concepto, que ha marcado una línea de pensamiento clara entre los profesionales de nuestro medio a través de los años, ha permitido el diseño de líneas de acción de nuestra gestión, que se enmarcan en una íntima relación entre las políticas sanitarias y las políticas sociales. Por lógica, este lineamiento que estuvo en nuestro pensamiento desde hace tiempo, muchas veces no pudo tener su concreción total en acciones por múltiples factores, fundamentalmente falta de recursos suficientes y de políticas federales concatenadas, hoy abordadas por el Plan Federal de Salud y otros programas que son trascendentes.
En ese orden, siendo la Atención Primaria de la Salud la puerta de entrada del sistema, se potenció fuertemente su accionar durante el año, lo que permitió ampliar la cobertura del programa, llegándose al 60% de la población total de la Provincia. Diecinueve centros de salud han sido o están siendo remodelados y ampliados en su estructura, y a través del Postgrado de Medicina Social y Comunitaria se están capacitando a 83 profesionales y se incorporaron 25 profesionales más. Destaco que durante el año se lograron entregar mas de 6.000 botiquines del Plan Remediar a 144 Puestos de Salud en toda la provincia, con lo que se pudo atender una amplísima franja poblacional.
Por intermedio de la Dirección de Sanidad, y con la colaboración de Municipios, se trabajó en el control de enfermedades trasmisibles como dengue, paludismo, rabia y otras, con buenos resultados.
Avances presenta también la Provincia en el área Materno Infantil, donde se advierte la baja de las tasas de mortalidad infantil, situándonos en la media nacional. Se controlaron y asistieron en este año con programas sanitarios y nutricionales a más de 9.000 embarazadas y 52.000 niños... (Aplausos en la barra) ...y ello ha dado como resultado una disminución de 2 puntos en los índices de desnutrición infantil que azotaban a nuestra provincia. Esto se completa con la buena aceptación que han tenido las acciones de concientización, motivación e implementación de la “lactancia materna”; los Hospitales “Páterson”, “Nuestra Señora del Carmen”, “Salvador Maza” y “San Roque” han sido distinguidos por UNICEF por haber alcanzado estándares internacionales en este tema.
Estas acciones decía, no tendrían sentido, ni el mejoramiento podría haberse logrado, sino por una adecuada interrelación con programas y planes sociales y también educativos. De nada vale la atención a madres embarazadas y niños pequeños de grupos sociales expuestos, si no se atendiera simultáneamente al grupo familiar donde están contenidos. Así es que desde la Secretaría de Desarrollo Social se pretende centrar acciones, como por ejemplo con el Programa de Seguridad Alimentaria, que permite no sólo la asistencia a familias que acrediten ciertos requisitos, sino también a los denominados “grupos focalizados”, que justamente facilita la detección de aquellas necesidades puntuales y un seguimiento adecuado en materia social, de contención, de cumplimiento de escolaridad y agenda sanitaria; algo similar sucede -y pretendemos que siga sucediendo- con las copas de leche, comedores infantiles y comedores comunitarios. (Aplausos en la barra).
En otros términos, la coyuntura está siendo dejada cada vez más de lado y se centra la acción en una problemática mucho más integral; se buscan respuestas más ordenadas y sustentables a la necesidad como una forma de contribuir más adecuadamente, no a paliar una deficiencia, sino a promover el desarrollo de la persona, su fami - lia y su contexto comunitario.
En el período 2.004 se registraron 1.895.000 consultas en los distintos servicios de salud de la Provincia, lo que significa un incremento de más del 5% con respecto al año 2.003, y similares índices resultan de considerar los egresos hospitalarios; estos números demuestran la clara necesidad de seguir avanzando en una consolidación de “redes y gestión hospitalarias”. Se trata de establecer un sistema que favorezca la utilización adecuada y eficiente de los recursos en función de la infraestructura existente y en ejecución, su nivel de complejidad, localización geográfica y demanda. Se trata de que los usuarios, independientemente del prestador al que consulten, accedan a una Red de Salud predeterminada y no a servicios aislados. La determinación de toda esta logística no ha sido ni es fácil, pero se ha ido consensuando desde la Secretaría y Dirección de Salud gracias a la predisposición de los efectores y a la coordinación del SAME 107. En referencia a este sistema de emergencias, debo mencionar también que se ha reforzado fuertemente su operatividad con ambulancias y equipamientos, posee hoy el SAME 107 seis equipos móviles de terapia intensiva, y día a día se incrementan sus prestaciones o asistencias, entre las que se incluyen también los traslados aéreos en avión sanitario. (Aplausos en la barra).
La interacción entre áreas de gobierno y la participación de organizaciones de la sociedad civil, ha sido también el método utilizado para abordar una problemática que durante el año anterior provocó alta preocupación en muchos sectores sociales y en el propio Gobierno. En efecto, fácilmente se detectó en los últimos tiempos un incremento de conductas violentas, de autoagresión y suicidas, particularmente en una franja social que comprende a los jóvenes de entre 16 y 30 años de edad. Si bien en esta problemática, que no es propia ni exclusiva de nuestra provincia y se ha generalizado en el país, tenemos comparativamente ventajas y mejores posibilidades de abordamiento que en otros lugares o regiones.
Con el importante aporte que brindaron especialistas del Obispado de Jujuy, del Movimiento Familiar Cristiano y organizaciones civiles, el Poder Ejecutivo creó la Red Provincial de Prevención y Asistencia para el suicida y aprobó un cronograma de importantes acciones a desarrollar. Habida cuenta de la multiplicidad de factores concurrentes y de las diferentes causales que pueden derivar en las conductas de autoagresión, tales como el alcoholismo, la drogadicción, la carencia de autoestima, problemas psíquicos, ausencia de contención familiar y social entre otros, se involucró en esta red a las Secretarías de Derechos Humanos, Prevención de la Drogadicción, Salud Pública, Desarrollo Social, Deportes y Educación, coordinando las acciones que a cada una de estas Secretarías les competen. (Aplausos en la barra). Se realizan así, y en forma conjunta con otras acciones directas, talleres de concientización, capacitación de docentes y líderes escolares, reuniones informativas, actividades deportivas diversas y organización de eventos escolares e intercolegiales, que convocan a miles de niños y jóvenes, con la utilización de lemas vinculados a la problemática, y lógicamente redes de información y atención asistencial. Importantísima será en este tema la participación de los Municipios, muchos de los cuales ya han suscripto convenios de colaboración recíproca con la Secretaría de Prevención a la Drogadicción y la Secretaría de Deportes, dependerá de esta actitud y de la amplitud que tengamos para comprometer a otras organizaciones intermedias que ya actúan en el tema los resultados que veremos.
Con respecto al Instituto de Seguros de Jujuy, debo mencionar que en el último cuatrimestre del año anterior se concretó un nuevo modelo prestacional, con el objetivo de lograr un mayor acceso de beneficiarios a las prestaciones de salud. El modelo significó un aumento de cobertura a cargo de la obra social, que pasó del 50% al 85 % de los gastos en servicios asistenciales, clínicas y sanatorios; asimismo se amplió la cobertura al 100% de los medicamentos y otros insumos médicos durante todo el tiempo de la internación. El nuevo modelo implicó también la eliminación de todo pago de adicional o aranceles diferenciales para los afiliados. Quedaron redefinidos nuevos esquemas de auditoria médica y administrativa en beneficio de los afiliados.
Nuestra Obra Social logró también durante el año anterior poner en funcionamiento un programa que consideramos realmente importante vinculado a maternidad e infancia, que otorga cobertura del 100% a la atención médica ambulatoria, estudios e internación a la mujer embarazada desde el tercer mes de gestación y hasta un mes después del parto y también otorga cobertura del 100 % para el recién nacido hasta el primer año de edad. Igualmente destaco el convenio celebrado con el sector farmacéutico de la Provincia, que permitió llevar la cobertura en todos los medicamentos ambulatorios al 50% de su valor y llegar a cubrir el 100% en los planes especiales, comprendiéndose allí y entre otros, los medicamentos oncológicos, insuficiencias renales, hemofílicos, HIV y trasplantados.
En todo este proceso de reestructuración que se inicia y pretendemos seguir, señalo que se fue regularizando nuevamente el pago de deudas atrasadas con prestadores y se puso en funcionamiento el Fondo Solidario para el Financiamiento del Coseguro en la Secretaría de Desarrollo Social.
Pocas veces a lo largo de estos años he utilizado este espacio institucional para referirme a cuestiones propias de los otros Poderes del Estado. Creo sin embargo en esta oportunidad, que la problemática que afecta a nuestro Poder Judicial merece y reclama ser abordada en esta instancia; ello porque entiendo que su solución es responsabilidad de todos y porque además se trata de cuestiones que vienen siendo abordadas con esta Legislatura y con el Superior Tribunal de Justicia.
Pese a los esfuerzos que indudablemente vienen realizando autoridades, magistrados, funcionarios y hasta los propios empleados, se advierte que el Poder Judicial se ha visto en los últimos tiempos superado en sus propias posibilidades para dar respuestas adecuadas y oportunas a un requerimiento cada vez más importante de la comunidad jujeña, sobre todo en determinados fueros y competencias.
Varios son los factores que a mi entender contribuyen a la conformación de esta problemática que hoy enfrenta el Poder Judicial.
Por un lado, y aunque pueda parecer un tema menor, creo que debemos considerar las cuestiones edilicias o la planta física con las que el Poder cuenta para el cumplimiento de sus funciones. Desde tiempo atrás el edificio central de Tribunales, construido en el año 1.964, sufrió una sobrecarga permanente de nuevas oficinas, equipamiento y personas, como una consecuencia directa del crecimiento demográfico y del aumento de la litigiosidad en el medio. En los últimos años el Superior Tribunal de Justicia debió recurrir a la habilitación de otros inmuebles, alquilados o de propiedad del Estado, donde funcionan entre otros las Salas del Tribunal de Familia, Juzgado de Menores, Tribunal Contencioso Administrativo, parte del Fuero Penal y oficinas de Contaduría. Esta dispersión, que de por sí genera problemas tanto para la propia Administración Judicial como para los litigantes y la comunidad, no logró solucionar tampoco la gran concentración que existe en el edificio central.
Fue por ello, que el año pasado y previo asesoramiento técnico especializado, se tomó la decisión de efectuar remodelaciones y acondicionar el edificio del ex Correo Argentino, ubicado en calle Independencia y Lamadrid de nuestra ciudad Capital, donde se trasladaron y funcionan desde el mes de febrero del corriente año los Juzgados Civiles y la Cámara de Apelaciones del mismo fuero.
En el presente Ejercicio hemos previsto en el presupuesto provincial, y pretendemos ejecutar, una serie de trabajos que han sido recomendados por especialistas en la estructura del edificio central para darle mejor funcionalidad y reforzar su seguridad. Aún así, hemos tomado la decisión de avanzar en la formulación de un anteproyecto de un nuevo complejo edilicio con destino al funcionamiento del Poder Judicial; ello implicará la búsqueda de asesoramiento técnico adecuado, de un predio apto para lo que se proyecte y en definitiva, del financiamiento para el mismo. Se trata claro está, de dar los primeros pasos de un desafío a largo plazo que tendrá, lógicamente, la oportuna y debida participación de este Poder Legislativo.
Por otro lado, pareciera que va llegando la oportunidad de abordar, también en forma conjunta, una seria evaluación de los órganos jurisdiccionales que hoy funcionan en la estructura de nuestro Poder Judicial, para determinar la conveniencia o no de una reelaboración de juzgados o tribunales, de acuerdo a la competencia que hoy tienen asignada y en función de las necesidades que demanda la comunidad del servicio de justicia. Igualmente debemos abocarnos a la temática de los recursos que anualmente se destinan al funcionamiento del Poder Judicial como una forma de permitir un crecimiento más en orden a los requerimientos.
Tal vez haya sido demasiado exhaustivo en este mensaje, pido disculpas si me excedí o si hay demasiado optimismo en su contenido. Tengo mucha esperanza en que las cosas van a salir bien y mantengo vivo un entusiasmo que quiero transmitir a todos. Agradezco una vez más a todos los que me acompañan y me acompañaron en la gestión, a los que aún desde la oposición o el disenso hacen su aporte de buena fe; tengan la seguridad de que hasta el último día de mi mandato seguiré dispuesto al diálogo y al entendimiento por sobre todas las cosas.
Que Dios nos siga acompañando en la tarea. 
EDUARDO FELLNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada